BERLINAS RELLENAS DE NUTELLA

BERLINAS RELLENAS DE NUTELLA

BERLINAS RELLENAS DE NUTELLA

Qué ganas tenía de hacer esta receta de berlinas rellenas de nutella pero es que se me acumulan las recetas que quiero preparar y la tenía hace tiempo con ganas de hacer.

He probado varias versiones y esta ha sido la mejor que he encontrado, aunque he variado algún ingrediente que para mí le aporta mayor sabor.

Seguro que os va a gustar tanto como a mí y ahora me voy corriendo a explicaros como se hacen.

ingredientes para las berlinas rellenas de nutella:

  • 500 g de harina de fuerza
  • 15 g levadura química tipo Royal
  • 1 huevo L
  • 80 g azúcar blanco
  • 250 ml leche entera
  • 5 g sal
  • 50 g mantequilla pomada sin sal
  • Ron cubano
  • Aceite abundante de girasol para freír
  • Nutella para el relleno
  • Azúcar glass

elaboración:

Para empezar bate el huevo junto con el azúcar hasta que blanquee el huevo. Añade la leche y el ron, sigue batiendo. Tamiza la harina, la levadura y la sal y añádela a la mezcla. Ahora poco a poco añade la mantequilla pomada hasta que se quede totalmente integrada.

Verás que la masa queda enganchosa pero no te preocupes que la masa irá cambiando con el reposo. Ves amasando poco a poco, verás que va cambiando la masa, ves poniendo harina en la encimera y en tus manos para que puedas trabajarla bien. Hay que amasarla bastante hasta que consigas una masa lisa y homogénea.

En un bol pon un chorrito de aceite, extiéndelo bien y pon la masa dentro, deja reposar la masa tapada con un trapo. Deja que crezca hasta que doble su volumen, aproximadamente una hora o más.

Pasado ese tiempo, vuelca de nuevo la masa sobre la mesa de trabajo previamente enharinado. Desinfla la masa el puño y estírala con ayuda de un rodillo, déjala con un grosor de 2 cms. Si ves que se engancha el rodillo, puedes enharinarlo o engrasarlo con aceite.

Con un cortador o aro metálico ves cortando la masa, te pueden salir aproximadamente unos 20, dependiendo del tamaño que uses.

Deja los discos sobre un papel de horno y tapa de nuevo. Deja que crezca la masa durante una hora.

Pasado ese tiempo en una cacerola pon abundante aceite a calentar. Han de flotar las berlinas, eso tenlo en cuenta. Para no perder la forma no manipules la masa, recorta el papel alrededor de la masa y cuando el aceite esté caliente pon la masa dentro con el papel y retira el papel. Cuando veas que se dora por un lado, dale la vuelta. Después retira y pon sobre un papel absorbente.

Así hasta agotar la masa, deja enfriar un poco. Introduce la nutella en una manga pastelera con boquilla especial para rellenos o si tienes una jeringuilla grande también puedes usarla. Rellena por la parte delantera y trasera para que así tenga bastante relleno, pero hazlo poco a poco fijándote que no se reviente la masa.

Espolvorea por encima azúcar glass y deja enfriar totalmente. Ya tienes las berlinas listas para degustar y disfrutar de ellas.

Si te ha gustado esta receta, puedes hacer los donuts caseros que también queda espectaculares.

 

GALLETAS PETIT ÉCOLIER

GALLETAS PETIT ÉCOLIER

GALLETAS PETIT ÉCOLIER

Estas bonitas galletas petit écolier solía comprarlas en el supermercado y puedes encontrarlas de muchas marcas, pero que mejor que hacerlas tú en casa, porque realmente son súper fáciles de preparar. Lo único que necesitas es un molde para hacer los dibujos con el chocolate y puedes hacer desde dibujos infantiles hasta los típicos de San Valentin, incluso para regalar en Navidades.

La receta es súper sencilla, solo necesitas una galleta de mantequilla y chocolate, así que vamos allá con la receta.

INGREDIENTES:

  • 300 gr de harina
  • 100 gr de almendras molidas
  • 100 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de levadura
  • 1 cucharada de café de canela
  • 100 gr de chocolate negro, blanco y con leche para fundir

ELABORACIÓN:

Para empezar mezcla todos los ingredientes (menos el chocolate) en un bol y amasa todo el conjunto.

Dejar reposar la masa mínimo una hora en el frigorífico, envuelta en papel de film.

Precalienta el horno a 180º y pon papel sulfurizado en la bandeja de horno.

Extiende la masa con ayuda de un rodillo hasta que quede el grosor adecuado de la galleta y corta la masa con un cortador de galletas.

Hornea durante 10 minutos y deja que se enfríen sobre una rejilla.

Mientras derrite el chocolate por sabores, recuerda que solo has de calentarlo 30 segundos y después remover, sino se te quemará.

En el molde que tengas para decorar las galletas pon el chocolate y ponlo en el congelador para que se cristalice rápido.

Desmolda con cuidado y si ves que se te deshace al manipularlo, una vez desmoldado vuelve a ponerlo en la nevera o en el congelador. Intenta no meter mucho los dedos para que no queden marcas en el chocolate.

Con un poco del chocolate derretido pon sobre la galleta cuatro puntos y pega la chocolatina encima.

Ya las tienes listas para degustar o regalar!!

Si te ha gustado esta receta de galletas con chocolate también puedes hacer las clásicas cookies de chocolate que quedan geniales.

 

LOS MEJORES DONUTS CASEROS

LOS MEJORES DONUTS CASEROS

LOS MEJORES DONUTS CASEROS

Hoy te traigo los mejores donuts caseros que he preparado hasta ahora y eso que lo he intentado en muchas ocasiones. Muy similares a los originales donuts pero más saludables, quedan esponjosos y tiernos, duran días si es que puedes evitar no comértelos todos el mismo día.

La receta es muy sencilla, solo has de tener en cuenta que necesita unos reposos, uno de ellos largos, así que te recomiendo que los hagas de un día para otro.

ingredientes:

  • 250 gr de harina de fuerza
  • 30 gr de azúcar blanco
  • 5 gr de sal
  • 10 gr de levadura fresca
  • 2 huevos tamaño L
  • 75 ml de leche
  • 65 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de Ron
  • Ralladura de una naranja y medio limón
  • 200 gr de azúcar glass
  • 5 cucharadas soperas de agua

elaboración:

Para empezar en un robot de cocina o si no tienes manualmente mezcla la harina tamizada, la sal, los huevos, el ron y la leche. Amasa todo el conjunto hasta que todo esté integrado, en ese punto añade la levadura esmigada, las ralladuras de los cítricos y la mantequilla ves integrándola poco a poco. Verás que es una masa muy enganchosa, si lo haces a mano puedes ir mojándote las manos con aceite de oliva.

Deja reposar la masa media hora y después vuelve a amasar. Repite la operación otra vez y finaliza voleando la masa y dejándola en la nevera durante 8 horas tapada con un trapo o papel film, sobretodo que no le de el aire para que no se forme costra. Puedes dejarla hasta el día siguiente si quieres, pero siempre en la nevera.

Una vez que tengas la masa levada, pon harina en la zona de trabajo y estira la masa con ayuda de un rodillo. Con un cortador de galletas o con ayuda de un par de vasos de diferentes medidas corta la circunferencia del donut y la de su interior. Ves poniendo los donuts sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado. Con los restos de la masa, puedes volver a amasar y seguir haciendo donuts, así hasta agotar la masa.

Pon una sartén con aceite de girasol o aceite de oliva suave y una bandeja con papel absorbente. Para que no se te deformen los donuts a la hora de ponerlos en la sartén, corta el papel sulfurizado donde están depositados y con ese mismo papel, ponlos en la sartén a freír, con cuidado de no quemarte, retira el papel. Dales la vuelta cuando estén dorados y finalmente deposítalos sobre la bandeja con papel absorbente.

Una vez que tengas todos fritos, prepara la glasa. Para ello pon el azúcar glass junto con el azúcar en un cazo al fuego, remueve hasta que te quede la densidad deseada. Baña el donut en esa glasa, yo únicamente le he puesto por la parte de arriba, pero si te gusta puedes bañarlos enteros.

Deja que acaben de enfriar sobre una rejilla y ya puedes disfrutar de ellos.

Si te ha gustado esta receta clásica y quieres hacer otra de las meriendas de toda la vida, no puedes perderte como hacer bollicaos caseros .

los mejores donuts caseros
los mejores donuts caseros
galette de fresas

GALETTE CON FRESAS MACERADAS

galette CON fresas MACERADAS

Es época de fresas y esta galette con fresas maceradas es una interpretación de la receta que  preparó mi amiga @cocina_tu_imaginación en el directo que hicimos desde Instagram. Yo preparé el tiramisú de fresas mientras la galette de Montse se horneaba y es que el denominador común de nuestras recetas es el producto de temporada, las fresas.

Hay que aprovechar que están ahora en su punto óptimo y que podemos encontrar en el mercado unas fresas de primera.

Las galettes son una especialidad gastronómica de la región francesa de Bretaña. Es una variante de las clásicas crêpes. Hoy en día las galettes las puedes encontrar con todo tipo de frutas y también con verduras o ingredientes salados.

ingredientes para las fresas maceradas:

  • 400 gr de fresas maceradas
  • 4 cucharadas de miel
  • 1 rama de canela
  • pimienta molida
  • 4 cucharas de azúcar
  • 50 ml de agua

ingredientes para la galette:

  • 1 masa brisa elaborada
  • Las fresas maceradas
  • 3 cucharadas de almendra en polvo
  • 1 huevo batido
  • Almendra laminada para decorar
  • Helado
  • Hojas de menta

elaboración:

Para empezar vamos a macerar las fresas, para ello pon a hervir el agua junto con la ramita de canela y la miel. Retira del fuego y deja enfriar.

Lava las fresas y retira la parte verde, corta en trocitos y ponlas en un bol. Añade a las fresas el azúcar y una pizca de pimienta molida.  Añade la mezcla del agua a las fresas, mezcla todo el conjunto y déjalo reposar una hora.

Cuela las fresas y precalienta el horno a 200º. Pon tres cucharadas soperas de almendras laminadas en agua.

Estira la masa brisa y añade unas cucharadas de almendra molida sobre la masa dejando un margen para luego poder doblar la masa hacia dentro, con unos 5 cms es suficente por cada lado.

Encima de la almendra poner las fresas maceradas. Dobla la masa hacia el centro de la galette tal y como ves en la foto, puedes ir haciendo pliegues para que te quede mejor.

Bate un huevo y pincela todo el borde de la galette, espolvorea un par de cucharadas de azúcar y añade las almendras laminadas escurridas.

Hornea la galette unos 25-30 minutos cuando veas que te queda dorada.  Deja enfriar y pon en el centro una bola del helado que más te guste, yo le he puesto una bola de queso de cabra y unas hojas de menta.

CUPCAKES DE CARROT CAKE

CUPCAKES DE CARROT CAKE

CUPCAKES DE CARROT CAKE

Estos cupcakes de carrot cake es una versión del clásico pastel de zanahoria, tan llamativo y que tanto éxito tiene en las redes sociales. Una clásica tarta americana que lleva años triunfando ya que a pesar de tener zanahoria no sabe a ésta, pero le aporta una humedad que le va genial a la textura de la masa y las nueces.

La receta es muy sencilla, además no necesitamos qué leve mucho la masa ya que le vamos a poner por encima frosting. Por cierto hablando del frosting, en este caso he decidido hacer uno sin mantequilla y el resultado me ha encantado.

Si te gusta este tipo de elaboraciones, no puedes perderte la tarta de carrot cake con café

ingredientes:

  • 250 gr de zanahorias
  • 150 g de harina
  • 2 huevos tamaño L
  • 100 g de azúcar moreno
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 50 g de nueces
  • 5 gr de levadura en polvo
  • Una cucharadita de canela
  • Una pizca de sal

ingredientes para el frosting:

  • 150 gr de queso mascarpone
  • 150 gr de queso philadelphia
  • 35 gr de azúcar glass
  • Esencia de vainilla

elaboración:

Para empezar pela y pica la zanahoria, ha de quedar a trozos muy pequeños, puedes también rallarla si te es más sencillo.

A continuación bate los huevos junto con el azúcar hasta que se vuelvan blanquecinos. Añade el aceite de girasol, si no tienes de girasol puedes ponerle un aceite de oliva suave. Sigue batiendo hasta que todo queda integrado y añade la zanahoria, sigue batiendo.

Tamiza la harina, la levadura, la sal y la canela. Añade estos ingredientes a la masa y continúa batiendo hasta que quede todo integrado. Por último añade las nueces picadas a la masa. Pon toda la masa en una manga pastelera y guarda en la nevera mientras hacemos el frosting.

elaboración del frosting:

Con unas barillas eléctricas mezcla el mascarpone con el queso fresco y añade el azúcar, deja que todo se integre y añade la esencia de vainilla, con una cucharada tienes suficiente porque sino te quedará muy líquida la mezcla, si ves que es así, puedes añadirle un poco más de queso fresco para compensar.

Pon el frosting en una manga pastelera con una boquilla rizada y reserva en la nevera.

montaje de las cupcakes de carrot cake:

Precalienta el horno a 180º.

En una bandeja para magdalenas pon las cápsulas de magdalenas. Rellena con la masa de los cupcakes hasta 3/4 partes, piensa que crecerán un poco en el horno y si pones demasiada masa se desbordará.

Hornea durante 12-15 minutos dependiendo de tu horno. Sácalas del horno y deja enfriar encima de una rejilla.

Cuando ya estén frías decora con el frosting, espolvorea por un lado un poco de canela y decora con toppings.

cupcakes de carrot cake
cupcakes de carrot cake

 

PASTEL TURCO CON NARANJA

PASTEL TURCO CON NARANJA

pastel turco con naranja

No puedes perderte esta maravilla de pastel turco con naranja, una verdadera tentación de tarta. El pastel turco es muy similar a la tarta de queso, pero lo diferencia a que se hace con yogurt. Su textura es muy esponjosa y su sabor es más delicado. Yo le he puesto naranja pero puedes ponerle la fruta que a ti te guste porque la forma de hacerlo es la misma.

Esta receta la he podido hacer con mi nueva Kitchenaid, un robot que me facilita mucho todas las elaboraciones. Puedes ver otra de las recetas que he preparado con el robot, unos vasitos de mascarpone y arándanos que quedan espectaculares.

ingredientes:

  • 300 gr de yogurt griego
  • 3 huevos tamaño L
  • 60 gr de harina de repostería
  • El zumo de un limón y su ralladura
  • 2 cucharadas de miel
  • 5 gr de levadura en polvo
  • Azúcar para montar las claras + la que usaremos para montar la cobertura
  • 40 g de agua
  • 2 naranjas
  • Fresas

elaboracióN:

Para empezar precalienta el horno a 160º
Los huevos han de estar a temperatura ambiente, separa las claras de las yemas. Pon en un robot de cocina las claras y deja que comiencen a espumar. En ese momento añade 5 gr de azúcar y sube la velocidad del robot, deja que vayan montando, la prueba de que el merengue está perfecto, es ponerlo boca abajo y si no caen es que están en su punto.
Bate las yemas de los huevos junto con la miel, a continuación añade la harina y la levadura tamizada. Vuelve a batir hasta que la harina quede bien integrada. Sin dejar de batir ves añadiendo el yogurt poco a poco que se vaya mezclando con la masa, verás que se vuelve más esponjosa.
Añade el zumo de limón y la ralladura del mismo. Una vez que está todo bien mezclado, vamos a ir incorporando a esta masa el merengue que tenemos montado, poco a poco y con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, de esta manera evitaremos que se bajen las claras.
Pon la masa en un molde desmoldable, si es de acero lo has de engrasar previamente, si es de silicona desmoldable se sale con mucha facilidad, no es necesario engrasar.
Lo introducimos en el horno durante 40 minutos a 170-180º.
Después de hornear deja enfriar en el frigorífico durante 6 horas.
Una vez fría la tarta, desmolda y prepara la cobertura. Para ello pon a hervir 40 gr de agua y 80 gr de azúcar y deja que vaya reduciendo, ha de quedar una especie de jarabe. Aprovecha para exprimir la naranja. Añade el zumo al jarabe y deja que reduzca hasta que quede un almíbar.
Corta la otra naranja a rodajas y corta también algunas fresas.
Ponle sobre la tarta una capa del almíbar, encima las rodajas de naranja y finaliza dándole un toque con las fresas. Acaba poniendo el resto del almíbar por encima de la fruta.
Ya tienes la tarta lista para servir y disfrutar.
Pastel turco con naranja y kitchenaid
Pastel turco con naranja y kitchenaid

 

Vasitos de mascarpone y arándanos

VASITOS DE MASCARPONE Y ARÁNDANOS

VASITOS DE MASCARPONE Y ARÁNDANOS

Estos vasitos de mascarpone y arándanos es un postre ideal para preparar cualquier día de la semana, o si tienes invitados. Es un postre muy parecido al tiramisú pero sin ponerle alcohol ni tampoco café, así que si tienes peques, es ideal prepararlo. Además ¿sabes qué es lo mejor de este postre? Lo cremoso que queda, es realmente un gusto para el paladar, sedoso, suave y aterciopelado.

Desde que tengo mi Kitchenaid estos postres los elaboro en un momento y es que lo bueno de este robot es como te montan las claras, un truco para saber cuando están bien montadas, si le das la vuelta al vaso y no cae el merengue es que está en su punto óptimo.

Si queréis ver todos los robots y nuevos modelos de Kitchenaid te dejo aquí el enlace: https://www.kitchenaid.es/

Y ahora vamos a por la receta que estoy segura que te va a encantar.

ingredientes para la mermelada de arándanos:

  • 100 gr de arándanos
  • El zumo de medio limón
  • 50 gr de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de maicena

ingredientes para los vasitos:

  • 250 gr de mascarpone
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Trozos de bizcocho o galletas
  • La mermelada de arándanos anterior
  • Menta y arándanos para decorar

elaboración para los vasitos de mascarpone y arándanos:

Para empezar vamos a preparar la mermelada, para ello pon en un cazo los arándanos, el zumo del medio limón y el azúcar moreno, deja que reduzca y con un tenedor chafa algunos arándanos. Cuando comience a reducir la salsa, añade la media cucharadita de maicena, integra bien, que no te queden grumos de la maicena y deja que espese. Reserva.

Desmenuza los bizcochos, si no tienes puedes ponerle galletas trituradas, unas 15 galletas, en este último caso, derrite mantequilla e integra con la galleta hasta que te quede una pasta, no te pongo la cantidad exacta de mantequilla porque dependerá de la galleta que uses requerirá más o menos mantequilla, derrite primero 25 gramos y mira si necesitas luego más.

Pon la mezcla en el fondo de los vasitos y guarda en la nevera.

Separa las yemas de las claras y monta las claras con las dos cucharadas de azúcar. Agrega el mascarpone poco a poco sin dejar de batir, añade una yema y cuando este totalmente integrada, añade la otra. Pon la mezcla en un manga pastelera.

Saca los vasitos de la nevera y pon una capa de la crema mascarpone encima del bizcocho hsta la mitad aproximadamente del vasito, a continuación añade una capa de mermelada de arándanos. Continúa con el mascarpone una generosa capa hasta arriba de los vasitos, dejando un poco para acabar poniendo otra capa de mermelada de arándanos.

Finaliza la decoración con unas hojas de menta y arándanos. Deja enfriar en la nevera como mínimo dos horas, puedes prepararlo de un día para otro también.

Si te ha gustan los postres en vasitos no te pierdas los vasitos de carrot cake.

vasitos de mascarpone y arándanos kitchenaid
vasitos de mascarpone y arándanos kitchenaid

 

BICA BLANCA DE LAZA

BICA BLANCA DE LAZA

BICA BLANCA DE LAZA

La bica blanca de laza es un postre típico de Galicia, principalmente de la provincia de Orense, de elaboración artesanal, similar a un bizcocho, equilibrado en huevo y azúcar. Con ligero sabor a canela.

Su origen es incierto, aunque se cree de su existencia en el siglo XIX, elaborándose en las casas para su consumo en festividades. La bica originaria de la comarca de Terra de Trives es dulce, de textura abizcochada y con una corteza superior tostada.

ingredientes:

  • 9 claras de huevo a temperatura ambiente
  • 400 gr de azúcar
  • 1 pizca de sal y unas gotas de vinagre de arroz
  • 400 gr de harina
  • 200 ml de nata para montar 35% M.G.
  • 1 cucharada de queso philadelphia
  • Azúcar blanco
  • Canela en polvo

elaboración:

La elaboración de este bizcocho no puede ser más sencillo. Para empezar comienza batiendo con unas varillas eléctricas las claras con una pizca de sal y unas gotas de vinagre de arroz, de esta manera ya verás que te subirán muy bien y se montan más rapidamente. Cuando empiecen a espumar las claras, puedes añadir poco a poco el azúcar y deja que se vaya integrando todo el conjunto hasta que te queden las claras a punto de nieve.

Tamiza la harina encima del merengue poco a poco, ves integrándola con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, hasta que la tengas totalmente integrada.

A continuación monta la nata, para ayudarte a montar puedes ponerle una cucharada de queso philadelphia, es muy importante que la nata este muy fría para que te monte bien, si no has tenido tiempo de ponerla en la nevera, métela unos minutos en el congelador y junto con el queso, ya verás como te monta sin problemas.

Integra la nata montada con las claras y la harina, lo mismo con movimientos envolventes.

Precalienta el horno a 180º.

En el molde que vayas a hornearla, pon spray antiadherente, si no tienes puedes ponerle papel sulfurizado en cruz para que puedas desmoldarla bien. Añade la masa a tu molde y alisa la superficie, por encima pon una ración generosa de azúcar blanco y canela en polvo.

Hornea durante 45 minutos, comprueba finalizado ese tiempo que el bizcocho esta bien cocido pinchando con un palillo, ha de salir limpio.

Una vez finalizada la cocción, deja enfriar fuera del horno y ya la tienes lista para probar, es ideal para la merienda o el desayuno, acompañada de un buen café o un chocolate caliente.

Si te ha gustado este bizcocho con claras, no te pierdas el bizcocho de claras de huevo queda espectacular también.

MAGDALENAS DE MANZANA Y CREMA

MAGDALENAS DE MANZANA Y CREMA

MAGDALENAS DE MANZANA Y CREMA

Estas magdalenas de manzana y crema os aseguro que quedan espectaculares, jugosas y tiernas por dentro. Además que puedes versionarlas de muchas maneras, así que te animo a que las prepares con la fruta que más te guste.

Primero vamos a elaborar la crema pastelera para que enfríe y las magdalenas las haremos también el día de antes para dejar que la masa repose 24 horas en la nevera.

ingredientes Para la crema:

  • 250ml leche
  • 1 ramita de canela
  • La piel de medio limón
  • 60gr azúcar
  • 20gr maicena
  • 2 yemas de huevo

INGREDIENTES Para las magdalenas:

  • 2 huevos L
  • 175gr de azúcar
  • 60 ml de leche
  • 190 gr de aceite de oliva arbequina
  • 210 gr de harina
  • 5gr de levadura Royal
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de postres de extracto de vainilla
  • 1 manzana
  • Azúcar para espolvorear
  • Mermelada de melocotón

Elaboración DE LA CrEMA PASTELERA:

Para empezar pon la leche  (menos un vaso) a calentar en un cazo con la piel de limón y la ramita de canela. Deja que llegue a ebullición y después retira del fuego. Tapa el cazo y deja que infusione.

En un bol, bote las yemas con el azúcar y reserva. Ahora en el vaso con leche reservado pon la maicena y disuelve bien. Añade esta mezcla a las yemas y mezcla todo y ahora pon otra vez el cazo en con la leche en el fuego y añade toda la mezcla de los huevos.

Bate con unas varillas hasta que la crema espese, en ese momento retira del fuego y si quieres puedes añadirle un poco de mantequilla en este punto (es opcional). Guarda la crema en un tupper y pon film transparente que toque la crema para evitar que se forme una costra. Deja enfriar fuera de la nevera y después ya puedes guardarla para el día siguiente.

elaboración De las magdalenas:

Para empezar blanquea los huevos con el azúcar, te han de quedar muy espumosos. Incorpora la leche, el aceite y el extracto de vainilla y vuelve a mezclar todo.

Tamiza la harina junto con la sal y la levadura y añádelas a los huevos. Bate todo el conjunto hasta que quede todo integrado. Pon la masa en una manga pastelera y cierra bien. Resérvala en la nevera hasta el día siguiente.

montaje de las MAGDALENAS DE MANZANA Y CREMA:

Precalienta el horno a 210º. Saca la masa y la crema pastelera de la nevera. Pon las cápsulas en una bandeja de horno y llena hasta la mitad de la capacidad de la masa de magdalenas. Después con ayuda de una cucharita, rellena el centro con la crema pastelera y a continuación vuelve a cubrir con la masa de magdalenas.

Pela una manzana y descorazónala. Corta la manzana por la mitad y después en cuartos, puedes cortar láminas con ayuda de una mandolina. Decorra la parte superior de las magdalenas con tres láminas de manzana, por encima espolvorea un poco de azúcar y si quieres un pelín de canela.

Baja el horno a 180º y hornea durante 15-20 minutos que tú veas que están doradas. Saca del horno y deja enfriar sobre una rejilla.

Pon a calentar en el microondas un poco de mermelada de melocotón y con ayuda de un pincel de silicona pinta las magdalenas por encima.

Ya tendrás tus magdalenas de manzana y crema listas.

Si quieres ver más recetas de magdalenas no te pierdas las magdalenas de oreo y las magdalenas de chocolate

 

CREMA DE CACAO Y AVELLANAS CASERA

CREMA DE CACAO Y AVELLANAS CASERA

CREMA DE CACAO Y AVELLANAS CASERA

Esta crema de cacao y avellanas casera queda espectacularmente rica y además es muy sencilla de preparar. Lo más importante en esta receta es que tengas un bun procesador o trituradora porque la avellana ha de quedar muy picada, como si fuera harina.

Nunca me había planteado hacerla en casa, la verdad, es un producto barato y que sueles encontrar en el supermercado. Pero desde que estamos en la situación de confinamiento por el COVID-19, he visto que en los supermercados faltan algunos productos y me he tenido que poner las pilas con algunas recetas.

Esta crema de cacao la preparé para hacer la corona de Mona de Pasqua, pensando en que podíais no encontrar la clásica crema de cacao que solemos ir a buscar al super. La verdad es que me ha dejado sorprendida lo fácil que es elaborarla y desde luego mucho más saludable que la procesada.

Así que me ha convencido tanto que pienso hacer mucha crema de cacao y avellanas casera para mis recetas.

ingredientes:

  • 100 gr de avellanas tostadas sin piel
  • 50 gr de aceite de coco (si no tienes puedes usar un aceite de oliva suave)
  • 30 gr de cacao en polvo
  • 40 gr de azúcar moreno (si no tienes puedes usar azúcar blanco)
  • 100 ml de leche (la que suelas usar, también puedes ponerle leche vegetal)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (es opcional)

elaboración:

Para empezar lo que has de hacer es quitarle la piel a las avellanas que no le aportan nada. Después pon las avellanas en un robot de cocina potente con cuchilla de picar. Pícalas hasta que te quede una especie de harina de avellanas, cuanto más picadas mejor textura te quedará después.

A continuación añade el resto de ingredientes a la avellana picada, el aceite de coco lo puedes calentar un poco en el microondas si está muy sólido y mezcla hasta que todos los ingredientes quedan integrados.

Pon la crema de cacao en unos tarros de cristal con tapa y deja refrigerar en la nevera durante dos horas mínimo.

Ya tienes tu crema de cacao y avellanas lista para cualquier merienda, desayuno o tarta.