COOKIE EN SARTÉN

COOKIE EN SARTÉN

COOKIE EN SARTÉN

Si te gustan las cookies no puedes perderte esta maxi cookie que se hace fácilmente en la sartén y sin manchar casi nada.

Ya verás como queda crujiente por fuera y muy tierna por dentro. Desde luego que es una verdadera tentación y os aseguro que no durará en tu casa más de dos días si es que llega.

Si te gustan las galletas tampoco puedes perderte las galletas de anacardos y las galletas de chocolate y cacahuetes fritos

Ingredientes:

  • 60 g de mantequilla
  • 50 g de azúcar moreno
  • 25 g de azúcar normal
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • Una pizca de sal
  • 150 g de harina de repostería
  • 10 g de levadura de repostería Royal
  • 75 g de pepitas de chocolate

Preparación:

Precalienta el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Derrite la mantequilla en la sartén a fuego medio. Añade el azúcar moreno y el azúcar blanco. Remueve con unas varillas de silicona y retira del fuego. Deja enfriar esta mezcla durante unos 15 minutos.

Mientras tanto aprovecha y bate un huevo, añade el aroma de vainilla, la sal, la harina tamizada y la levadura. Añade todos estos ingredientes a la sartén y mezcla con una espátula de silicona.

Añade a la masa la mitad de las pepitas de chocolate y remueve. Después reparte la otra mitad de pepitas por encima.

Mete la sartén en el horno y hornea durante 25 a 30 minutos o hasta que veas qué queda dorada.

Sácala del horno con cuidado de no quemarte con el mango de la sartén, déjala que temple y ya puedes servirla.

Puedes acompañarla de una bola de helado de vainilla, chocolate o fresa. También puedes cambiar el sabor de la galleta si usas las perlas de chocolate de otros sabores o incluso también puedes añadirle algunos frutos secos si te gustan.

MOUSSE DE FRESA Y CHOCOLATE

MOUSSE DE FRESA Y CHOCOLATE

MOUSSE DE FRESA Y CHOCOLATE

Si estás pensando en hacer una tarta para una celebración no puedes perderte esta mousse de fresa y chocolate, no solamente por lo bonita que queda, sino por el suave sabor que se obtiene. Fíjate si me ha gustado que ya estoy pensando en versionarla en un tamaño más pequeño, pero de momento vamos a por esta receta.

Para hacer la receta he usado un molde silicona de 23 cms y te sale una tarta para 8 – 10 raciones generosas.

ingredientes para la base de galleta:

  • 100 g de galletas
  • 70 g de mantequilla derretida

ingredientes para la capa de chocolate:

  • 200 g de cobertura de chocolate con leche
  • 320 ml de nata líquida muy fría (mínimo 35% de grasa)
  • 60 ml de leche
  • 7 g de gelatina en polvo
  • Una pizca de sal

INGREDIENTES PARA LA CAPA DE FRESAS:

  • 300 g de fresas
  • 250 ml de nata líquida muy fría (mínimo 35% de grasa)
  • 75 g de azúcar
  • 50 g de agua fría
  • 7 g de gelatina en polvo
  • Una pizca de sal

ELABORACIÓN de la base de galletas:

Vamos a empezar por la capa de galletas, para ello tritura las galletas y mézclalas con la mantequilla derretida hasta obtener una pasta. Pon el resultado en la base de tu tarta (si no quieres que se te quede muy enganchada a la base, un truco que uso es forrarla con papel film o ponerle una circunferencia de papel de horno). Ayúdate de una cuchara para igualar toda la base y mete en la nevera.

elaboración de la mousse de chocolate:

Seguimos con la capa de mousse de chocolate, así que lo primero es poner la gelatina a hidratar con los 60 ml de leche.

Mientras introduce en el microondas un bol con la nata y el chocolate con leche. A máxima potencia en intervalos de 15 segundos; cuando empiece a ablandarse el chocolate, vamos removiendo con suavidad hasta que esté totalmente derretido y reserva.

Pon el bol donde tenías hidratando la gelatina en el microondas a calentar hasta que casi hierva. Después añádelo al bol donde tienes el chocolate junto con una pizca de sal. Remueve bien la mezcla y con un termómetro de cocina mira la temperatura, no ha de superar los 30ºC, si está por encima de esta temperatura, ves removiendo o cambiando de bol hasta enfriar.

Monta la nata hasta que veas que se marcan los surcos de las varillas (recuerda que para que te monte bien la nata ha de estar muy fría, puedes meterla un rato en el congelador si es necesario).

Ahora con movimientos envolventes mezcla la nata con el chocolate que tienes en el bol, hasta que quede totalmente homogénea la mezcla.

Vierte el resultado sobre la base de galleta y vuelve a meter la tarta en la nevera a enfriar. Lo has de dejar por lo menos dos horas para que se solidifique.

elaboración de la mousse de fresa:

Hidrata la gelatina en agua fría.

Limpia y lava las fresas y ponlas en un cazo junto con el azúcar a calentar. Cuando llegue a ebullición deja un par de minutos, retira y tritura con ayuda de una túrmix.  Cuela el resultado para retirar las pepitas.

Pon el puré de fresas en un cazo y añade la gelatina junto con una pizca de sal. Remueve hasta disolver y deja templar.

Monta la nata y vuelve a repetir la operación anterior. Añádela al puré de fresas cuando éste llegue a una temperatura inferior de 30ºC. Hazlo con movimientos envolventes. Vierte esta mezcla sobre la capa de chocolate y deja cuajar toda la tarta.

Una vez cuajada puedes decorarla a tu gusto, con frutas o con chocolate derretido.

Si te ha gustado esta tarta no te pierdas la tarta de lima

LAS MEJORES TARTAS PARA EL DÍA DE LA MADRE

LAS MEJORES TARTAS PARA EL DÍA DE LA MADRE

LAS MEJORES TARTAS PARA EL DÍA DE LA MADRE

Este artículo de las mejores tartas para el día de la madre, espero que os pueda ayudar para celebrar y compartir con ella una de las tartas que más me han gustado de mi web.

La clásica y auténtica frase de “madre no hay más que una”, me lleva a pensar que a veces no valoramos la suerte que tenemos en tenerlas con nosotros y no es que me quiera poner nostálgica, pero ¿porqué no dedicarles un poco de nuestro tiempo a este día tan especial y hacerle una tarta que la haga sonreír?

En la web tengo muchas tartas pero obviamente no os voy a poner todas, solamente las que considero que más os van a hacer triunfar.

tarta de queso con caramelo salado

Esta tarta de queso con caramelo salado es de un tamaño de 20 cms, es ideal si no sois muchos en casa y no es nada complicada de hacer.

La decoración puedes variarla poniéndole los toppings que más te gusten, dándole color y volumen a tu gusto o al de tu madre.

TARTA DE QUESO CON CARAMELO SALADO

pastel de colibrí

Esta tarta que viene del sur de Estados Unidos, tiene una textura extraordinaria debido a la jugosidad que le da la piña, además de ese toque de plátano que le va tan bien.

Es una tarta que además de bonita te va a parecer diferente y deliciosa. Puedes finalizar la decoración como más te guste, yo le he puesto encima una rosa de chocolate pero también puedes ponerle unos bombones blancos o el topping que sepas que a ella le puede gustar.PASTEL DE COLIBRI O HUMMINGBIRD

galette de fresas maceradas

Aprovechemos que estamos en temporada de fresas y hagamos esta deliciosa receta que viene de Francia.

Es ideal para aquellos que no se quieren complicar mucho en la cocina y quieren hacer una tarta rápida, ya que la masa podemos comprarla refrigerada.

Puedes acompañarla de un helado del sabor que sepas que le gusta a tu madre  y servir fría o caliente.GALETTE CON FRESAS MACERADAS

mousse de piña con frutos rojos

Porque no preparar una tarta fresquita ahora que parece que ya tenemos días soleados y que apetece para después de una comida.

Lo bueno de esta tarta es que puedes prepararla con antelación y dejarla en el congelador hasta el día que se la lleves.

Es una tarta que además de bonita, tiene un contraste de sabores que no vas a olvidar.MOUSSE DE PIÑA CON FRUTOS ROJOS

tarta de queso manchego

Si tu madre es fan de las tartas de queso, para mí esta es la mejor de las tartas de queso que he probado hasta ahora.

El sabor que le da el queso manchego y la textura es extraordinaria, sobretodo tener en cuenta el tiempo del horno si queréis que quede así de líquida al corte, sino siempre podéis dejarla un poco más.

Además es una tarta ideal si tenéis en la familia alguien con celiaquía, ya que no contiene gluten.TARTA DE QUESO MANCHEGO

tarta corazón de terciopelo

Esta tarta está hecha con todo corazón, es una preciosidad y queda muy llamativa.

Solo tiene una dificultad, has de conseguir que el efecto terciopelo te quede perfecto para que la tarta te quede así de bonita.

Para hacer este efecto solo has de comprar un spray que puedes encontrar en tiendas especializadas o en amazon.CORAZÓN DE TERCIOPELO PARA SAN VALENTÍN

carrot cake

Otra tarta clásica americana y que siempre triunfa por su sabor y esponjosidad es esta carrot cake.

La zanahoria le da un toque de humedad a la tarta que os va a encantar y si la acompañas de esa crema de queso (que es opcional), ya te va a quedar una tarta de diez.CARROT CAKE

red velvet

Otra de las tartas que también quedan muy vistosas es la Red Velvet.

Te permite poder hacer múltiples decoraciones jugando con los frutos del bosque, añadiendo una crema de queso o una nata montada. Siempre piensa lo que a ella le va a gustar y añádelo a la tarta.

RED VELVET

tarta de manzana con natillas

Si tu madre es fan de las manzanas no puede faltar en este ranking una de las mejores tartas.

Es realmente fácil de elaborar, estoy segura que le va a encantar y le va a sorprender su sabor, ya que además del toque de manzana, las natillas le dan mucha suavidad y jugosidad.

TARTA DE MANZANA CON NATILLAS

tarta sacher

Y para finalizar no podía faltar una de las mejores tartas chocolate, la famosa tarta Sacher.

Con ese sabor a chocolate intenso y mermelada, os a transportar a Viena, a sus cafeterías y sus preciosas calles.

Si tu madre es fan del chocolate no dudes en hacerla.

TARTA SACHER

 

Tarta de San Jordi

TARTA DE SANT JORDI

TARTA DE SANT JORDI

Prepara esta deliciosa tarta de Sant Jordi para este día tan señalado, no sólo queda bonita sino que además queda deliciosa. Lo característico de esta tarta es la forma que le damos por capas con los colores de la bandera catalana.

Para la elaboración de la base de la tarta vamos a usar la receta del clásico bizcocho de yogur con alguna variante

ingredientes para la tarta:

  • 4 huevos
  • 1 yogur griego
  • 2 medidas del envase de yogur de azúcar
  • 1 medida del envase de yogur de aceite
  • 4 medidas del envase de yogur de la harina
  • 1 bolsa de levadura
  • Colorante alimentario en gel amarillo y rojo

ingredientes para el relleno y la cobertura

  • Mermelada de fresa o frambuesa sin pepitas
  • 300 ml de nata con el 35% de m.g.
  • 300 gr de chocolate negro

elaboración de la ganache:

Primero prepararemos la ganache ya que ha de enfriar totalmente para que se pueda montar.

Pon a calentar en un cazo la nata y antes de que comience a hervir saca del fuego y añade el chocolate troceado. Mezcla bien hasta que el chocolate quede totalmente desecho. Deja enfriar la mezcla en la nevera tapada con papel film a piel.

elaboración de la masa:

Para empezar bate los huevos junto con el azúcar hasta que doblen su volumen. Añade el aceite y seguidamente el yogur griego.

Tamiza la harina y la levadura y añádela a la masa con movimientos envolventes.

Ahora pesa la masa y divide el peso que te de entre dos. Pon cada masa en dos boles diferentes y añade en cada uno el colorante amarillo y el rojo y mezcla bien hasta que te quede un color intenso.

Vuelve a pesar las masas y divide cada una de ellas en tres.

Precalienta el horno a 180ºC y pon cada masa de color en unos moldes de 20 cms que los habrás engrasado previamente.

Hornea durante 15 minutos y después saca del horno, pincha para ver si están bien cocidas y deja enfriar en una rejilla hasta que estén totalmente frías.

montaje de la tarta:

La ganache ya estará fría, bátela con unas varillas eléctricas o con un robot de cocina hasta que monten y te quede una crema esponjosa. Ponla en una manga pastelera y reserva.

Ahora monta la tarta poniendo una capa amarilla y pinta por encima con mermelada de frambuesas o fresas (puedes ponerla en el microondas para que te cueste menos extenderla). A continuación pon una capa de la ganache encima y extiende sobre la capa de mermelada hasta cubrir totalmente. A continuación pon una masa de color roja y vuelve a repetir la operación, así hasta agotar todas las masas.

Finalmente acaba con una capa gruesa de ganache y decora con ayuda de una boquilla rizada.

GALLETAS DE ANACARDOS

GALLETAS DE ANACARDOS

GALLETAS DE ANACARDOS

No podéis perderos esta receta de galletas de anacardos si sois fans de las galletas y de este fruto seco, porque os aseguro que quedan deliciosas. Podéis hacerlas tanto para merendar como para el desayuno ya que son una buena opción para darnos energía.

Se considera al anacardo como un fruto seco, pero en realidad es la semilla del árbol. El germen se encuentra en el interior de una nuez que forma parte del fruto junto al pseudofruto.

Para hacer la receta puedes comprar la crema de anacardos o hacerla tú misma. Si optas por hacerla porque no encuentras en tu supermercado la crema, es simplemente poner 120 gr de anacardos en un procesador de alimentos y moler durante un par de minutos, después deja reposar un minuto y vuelve a repetir hasta que te quede una textura similar a la crema o mantequilla.

ingredientes:

  • 120 gr de crema de anacardos
  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr de azúcar moreno
  •  Un huevo
  • 250 gr de harina de repostería
  • Una cucharadita de vainilla en pasta
  • 10 gr de levadura en polvo
  • Anacardos

ELABORACIÓN:

Para empezar mezcla la mantequilla que tendrás que tenerla a temperatura ambiente con la crema de anacardos, el azúcar y la vainilla hasta conseguir una mezcla cremosa.
Añade el huevo ligeramente batido y mezcla bien.
A continuación tamiza la levadura y la harina y añádelas también a la mezcla anterior.
Precalienta el horno a 180ºC.
Cubre una bandeja de horno con papel sulfurizado.
Forma bolitas con la masa de unos 25 gr, para que te queden todas iguales pésalas. Ponlas en la bandeja del horno con cierta separación. Aplana ligeramente con la mano y pon un par de anacardos encima.
Hornea durante 15 minutos, después saca del horno y deja enfriar encima de una rejilla hasta que queden frías.
Si te han gustado estas galletas no te pierdas las galletas de chocolate y cacahuetes fritos
BATIDO DE FRESA Y PLÁTANO

BATIDO DE FRESA Y PLÁTANO

BATIDO DE FRESA Y PLÁTANO

Hoy voy a preparar una receta muy sencilla con este batido de fresa y plátano, pero que queda súper deliciosa y además muy saludable.

Hacer batidos no tiene ningún misterio, simplemente es mezclar tus ingredientes favoritos y darle algo de textura. Ahora parece que están muy de moda los batidos saludables y detox, así que no hay mejor manera que hacerlo en casa. Por supuesto puedes cambiar los ingredientes a lo que tengas en casa o según tus gustos y darle tu propio toque personal.

Con esta receta te saldrán unas 6 – 8 raciones y te durará unos días en la nevera, pero recuerda que cuanto más tiempo pase, más propiedades va perdiendo.

Si es verano puedes utilizar fruta congelada también y así te dará una textura muy agradable.

Verás que no utilizo nada de azúcar porque la fruta ya tiene su propio dulzor, pero si quieres añadirle o ponerle miel, sirope de agave u otro endulzante es a tu gusto. Lo mismo que la leche, yo le he puesto una leche de vaca, pero puedes usar leche vegetal o sin lactosa para los intolerantes.

Este batido puedes usarlo como desayuno o merienda y si le das el toque final con nata como verás en la foto puedes ponerlo hasta de postre.

ingredientes:

  • 500 ml de leche fría
  • 1 Plátano grande
  • 250 gr de fresones
  • 1 yogur griego sin azúcar
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Si lo deseas 250 gr de nata de montar con el 35% de m.g. en este caso si que le puedes añadir a la nata 1 cucharada sopera de azúcar.

elaboración:

Para empezar lava y corta las fresas por la mitad. Pela el plátano y córtalo a rodajas.

Añade a la batidora la leche, el plátano, los fresones, el yogur y el extracto de vainilla. Tritura hasta que te quede una crema homogénea. Guarda en el frigorífico hasta el momento de servir.

Si quieres monta la nata, ha de estar muy fría por lo que tenla en la nevera y antes de empezar la receta métela en el congelador. Bate con unas varillas eléctricas y cuando veas que empieza a espesar, añade el azúcar. Sigue batiendo hasta montarla totalmente, después ponla en una manga pastelera con boquilla rizada.

En el momento de servir pon el batido, encima la nata y decora con fruta fresca y alguna ramita de menta.

BLONDIE CON CHOCOLATE BLANCO

BLONDIE CON CHOCOLATE BLANCO

BLONDIE CON CHOCOLATE BLANCO

Hoy os voy a enseñar a preparar este fácil blondie con chocolate blanco, pero os aviso que es adictivo ya que su sabor es espectacular.

La diferencia entre blondie y el brownie es que el blondie no lleva cacao o chocolate pero sí vainilla, es como si fuera un brownie rubio. En esta receta yo le he puesto pepitas de chocolate blanco pero puedes usar también de chocolate negro.

ingredientes:

  • 150 gr de mantequilla fundida
  • 80 ml de aceite de girasol
  • 150 gr de azúcar moreno
  • 2 huevos medianos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 300 gr  de harina de repostería
  • 5 gr de levadura química
  • ½ cucharadita de sal
  • 100 gr de chocolate blanco en pepitas
  • 100 gr de nueces troceadas

elaboración:

Para empezar bate los huevos con el azúcar hasta que doblen el volumen, puedes hacerlo con un robot de cocina o con unas varillas eléctricas.

Mientras funde la mantequilla en el microondas y deja templar un poco.

Añade el aceite, el extracto de vainilla y la mantequilla a los huevos y sigue batiendo.

Tamiza la harina y añádelo a la mezcla de los huevos, después añade la levadura y la 1/2 cucharadita de sal.

Una vez que estén todos los ingredientes bien mezclados, añade las pepitas de chocolate blanco y las nueces troceadas y mezcla manualmente. Reserva alguna para la decoración de arriba.

Precalienta el horno a 180ºC.

Engrasa el molde con un spray antiadherente o con mantequilla derretida. Añade la masa al molde y termina de decorar con las nueces reservadas y las pepitas de chocolate.

Hornea durante 30 minutos a 180ºC.

Una vez horneado, deja enfriar dentro del molde y después córtalo en cuadrados para servir.

Cuando lo cortes verás que la masa queda como húmeda, no pienses que esta sin hacer, es que el blondie ha de quedar con esa textura, pero si no te gusta siempre puedes hornearlo unos minutos más.

CREPS CASERAS CON FRESAS

CREPS CASERAS CON FRESAS

CREPS CASERAS CON FRESAS

Hoy he desayunado estas creps caseras con fresas y me he preguntado ¿cómo que no las hago más a menudo ? y lo más importante ¿cómo que no os he compartido antes la receta? Con lo fáciles que son de hacer y lo bien que quedan… en fin que me he puesto delante del ordenador y he dicho de hoy no pasa.

Esta vez las he rellenado con yogur, fresas, chocolate y muesli, pero puedes rellenarlas como te guste más o con lo que tengas en casa. Puedes hacerlas saladas con sobrasada, queso, jamón… o dulces con crema de chocolate, mermelada, nata, crema.. dan tanto juego que puedes comerlas en cualquier momento del día.

ingredientes:

  • 2 Huevos tamaño L
  • 110 gr de harina de repostería
  • 240 ml de leche  (puedes usar de tipo vegetal si lo deseas)
  • 5 gr de azúcar (puedes sustituirlo por miel o agave)
  • Extracto de vainilla
  • Una pizca de sal
  • Mantequilla o aceite de girasol
  • Para el relleno: yogur de fresa, fresas, arándanos, virutas de chocolate, muesli, nueces…

elaboración:

Para empezar bate los huevos en un bol. Añade a los huevos la leche, la vainilla, el azúcar y la sal. Bate de nuevo. Para batir puedes hacerlo con un robot de cocina o con unas varillas (no es necesario que sean eléctricas) pero lo importante es que te quede una masa homogénea y sin grumos.

Tamiza la harina e incorpórala a los huevos, bate hasta que no te quede nada de grumos. Si ves que te cuestan disolverlos pasa la masa por un colador con los agujeros pequeños, así te ayudará a disolverlos.

Tapa y dejar reposar como mínimo 30 minutos en la nevera.

A continuación engrasa una sartén o una crepera con mantequilla o con aceite de girasol. Si usas mantequilla deja que se derretida y extiende bien por toda la superficie de la sartén. Deja que se caliente bien.

Saca la masa de la nevera y ponla en una jarra, si no tienes puedes usar un cucharón. Echa una porción de la masa en el centro de la sartén, gira rápidamente para que la masa se extienda por toda la superficie. Procura tener el fuego a poca temperatura para que no se te quemen, deja cocinar un par de minutos y dale la vuelta.

Deja dorar por el otro lado y retira a un plato.

Repite la operación hasta agotar la masa y una vez que las tengas todas tapa con un trapo de cocina o con film transparente.

Rellena a tu gusto y a disfrutarlas.

Si te ha gustado este desayuno no puedes perderte los pancakes.

TARTA TATIN DE MANZANA

TARTA TATIN DE MANZANA

TARTA TATIN DE MANZANA

La tarta tatin de manzana es un clásico de la repostería Francesa,  es una variante de la tarta de manzana en la que las manzanas han sido caramelizadas en mantequilla y azúcar antes de incorporar la masa. Su peculiaridad es que se trata de una tarta al revés, es decir, para su elaboración las manzanas se ponen debajo y la masa encima.

Según cuentan la Tarte Tatin fue creada por accidente en el ‘Hotel Tatin’ en Lamotte-Beuvron en 1889 por las hermanas Tatin. Existen muchas historias acerca de su origen, pero la historia más aceptada menciona que un despiste de Stéphanie Tatin hizo que se cocinaran más de la cuenta las manzanas, y para no desperdiciarlas le pusieron la pasta encima y la hornearon, y después le dieron vuelta con cuidado, dando lugar a esta variante tan conocida en la cocina francesa.

Puedes elaborar esta tarta con otras frutas aplicando el mismo método, yo elaboré la tarta tatin con cerezas  una versión más sencilla pero igual de deliciosa.

Con esta receta te saldrán dos tartas.

ingredientes para las tartas:

  • 150 gr de mantequilla
  • 90 gr de azúcar glass
  • 300 gr de harina de repostería
  • 1 huevo y 1 yema
  • Sal

ingredientes para el caramelo:

  • 40 ml de agua
  • 200 gr de azúcar
  • 20 gr de mantequilla
  • unas gotas de limón

ingredientes para las manzanas:

  • 9 manzanas reineta
  • 1/2 limón
  • 30 gr de mantequilla
  • 150 gr de azúcar
  • 30 gr de agua

elaboración de la masa:

Para empezar preparamos la masa, para ello arena la mantequilla con la harina, la sal y el azúcar. Arenar es ir pellizcando la mantequilla y mezclando con los ingredientes secos, hasta conseguir una especie de arena.

Añade el huevo y la yema, mezcla bien hasta que te quede una masa que no se enganche a las manos. Haz una bola, envuelve en papel film y deja reposar en la nevera 20 minutos.

elaboración del caramelo:

Mientras prepara el caramelo, (usa solo los ingredientes que te pongo en el apartado de caramelo) para ello mezcla el agua y el azúcar en frío, calienta y sin remover haz un caramelo rubio (que no se llegue a quemar) . Retira del fuego y añade la mantequilla, mezcla para homogenizar. Ten cuidado en este paso porque el caramelo quema mucho, procura no tocarlo o la quemadura puede ser importante. Pon el caramelo en los moldes donde vayas a poner la tarta y reserva.

Saca la masa de la nevera, estira entre deos hojas de papel sulfurizado, tomando como medida la base de tu molde. Vuelve a meter en la nevera otros 20 minutos.

preparación de las manzanas:

Pela las manzanas, retira el corazón y corta a cuartos o sextos en función del tamaño de la tarta. No importa si se oxidan mientras preparamos el caramelo que necesitamos para las manzanas.

Pon agua, azúcar y zumo de limón en otro cazo y deja que se haga caramelo, añade la mantequilla con cuidado.

Saltea las manzanas en varias tandas, no las hagas mucho ya que se acabaran de hacer en el horno, solo es para que se caramelicen.

MONTAJE DE LA TARTA:

Coloca en el molde las manzanas apretadas, ponlas con un poco de gracia para que al desmoldar después queden bonitas. Hornea a 160º C durante 20 minutos.

Saca del horno finalizado el tiempo y deja enfriar un poco, empuja suave con una cuchara las manzanas hacia dentro, de forma que queden separadas 1 mm del borde del molde y queden apretadas.

Saca la masa de la nevera y córtala del tamaño de tu molde cubriendo totalmente las manzanas, si te sobra masa también puedes doblarla hacia fuera pero que te quede la base de la tarta lisa.

Tapa las manzanas con la masa y hornea durante 15 minutos a 180ºC.

Saca la tarta del horno y deja enfriar, desmolda en frío siempre, sino te puedes quemar con el caramelo.

Para desmoldar ayúdate de un soplete o con el calor de la vitrocerámica, le das la vuelta a la tarta y sirve tibio o frío.

BIZCOCHO DE NARANJAS SANGUINAS

BIZCOCHO DE NARANJAS SANGUINAS

BIZCOCHO DE NARANJAS SANGUINAS

Este bizcocho de naranjas sanguinas queda muy esponjoso y jugoso, el toque de estas naranjas tan especiales le viene muy bien.

Las naranjas sanguinas o rojas son una mutación de la naranja común, que se produce de forma natural. Para ello se han de dar las condiciones metereológicas adecuadas, como el cambio radical de temperatura entre el día y la noche.

Su temporada es de diciembre a mayo y se pueden consumir igual que las naranjas comunes.
Aunque no es difícil encontrarlas en el mercado, es cierto que su comercialización no está tan extendida como la de la naranja común, imagino que porque no todo el mundo conoce estas naranjas. 

Para la elaboración de este bizcocho he usado Margarina Roda, elaborada a partir de aceites 100% vegetales, agua, leche e ingredientes completamente naturales, además de que su producción es elaborada mediante procesos sostenibles.

Esta margarina nos aporta variedad de vitaminas esenciales para la preservación de nuestro organismo y el cuidado de nuestro bienestar, como las vitaminas A y D.

ingredientes para el bizcochO:

  • 4 huevos tamaño XL
  • 180  gr de margarina Roda Vegetal
  • 150 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla 
  • 70 gr de zumo de naranja sanguina
  • La ralladura de la piel de la naranja
  • 200 gr de harina
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • ½ cucharadita de sal

ingredientes para el glaseado:

  • El zumo de 1 naranja sanguina
  • Azúcar glass

elaboración:

Para empezar tamiza la harina, la levadura química y el bicarbonato.

En un robot de cocina o unas varillas eléctricas bate la margarina Roda Vegetal y el azúcar durante 3 minutos a velocidad media.

Añade a la mezcla anterior las yemas de huevo de una en una, cuando se vaya integrando añades la otra.

Incorpora la esencia de vainilla, la ralladura de naranja y el zumo de naranja, sigue mezclando. En este punto puede que parezca que se corta la margarina pero no te preocupes que se vuelve a ligar.

Añade la harina, la sal, el bicarbonato y la levadura hasta que te quede toda la masa homogénea.

Precalienta el horno a 180ºC.

Ahora monta las claras a punto de nieve, sabrás que están en su punto cuando le des la vuelta al bol y no se muevan. Ves añadiendo con una espátula las claras al bizcocho con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba.

Pon la masa en un molde de silicona, piensa que ha de crecer por lo que no lo llenes hasta arriba, con 3/4 partes es suficiente.

Hornea el bizcocho durante 50 minutos, cuando lleve 30 minutos en el horno sí ves que se dora en exceso tápalo con papel de aluminio. Finalizado el tiempo pincha con una brocheta en el centro para comprobar que el bizcocho esta bien horneado, sino déjalo unos minutos más.

Ahora prepara el glaseado, para ello extrae el zumo de una naranja sanguina y mezcla con el azúcar glass hasta que te quede un líquido un poco espeso.

Cuando saques el bizcocho del horno deja enfriar dentro del molde unos 10 minutos, después ponlo encima de una rejilla hasta enfriar completamente.

Antes de servir pon por encima el glaseado y unas rodajas de naranja para decorar.

 

BACI DEI DAMA

BACI DEI DAMA

BACI DEI DAMA

Estas pequeñas galletas Baci dei dama o en castellano “Besos de dama” son unas galletas crujientes originarias de Piamonte, Italia.

Su diminuto tamaño invitan a comerlas en cualquier momento del día, ya que son una verdadera tentación y ojo que son adictivas.

ingredientes:

  • 150 gr. harina de repostería
  • 150 gr. harina de avellanas o de almendras
  • una pizca de sal
  • 150 gr. mantequilla
  • 150 gr. azúcar
  • crema de cacao para el relleno

elaboración:

Para empezar pon la mantequilla en un bol y mezcla con la harina de repostería, la harina de avellanas, la sal y el azúcar. Has de conseguir una masa compacta y homogénea.

Envuelve la masa en film transparente y mete en la nevera durante 1 hora para que endurezca.

Pasado el tiempo del enfriado, coge una báscula de pesar y ves cortando la masa en trocitos de 8 gramos.

Bolea la masa hasta obtener unas pelotitas pequeñas, verás que te salen un montón. Ves poniéndolas en un plato y a la nevera para que la masa no se venga abajo, sobretodo si las haces en verano.

Una vez que tengas todas las bolitas, enciende el horno a 140ºC.

En la bandeja de horno pon papel sulfurizado y encima ves colocando las bolitas, dejando espacio entre ellas y chafando muy poquito la galleta para que queden un poco planas por debajo.

Hornea durante 30 minutos, pero controlando la temperatura de nuestro horno que no se quemen. No subas la temperatura en ningún momento porque sino se te chafaran y no quedará esta forma tan característica de estas galletas. Sabrás que están en su punto cuando veas que la base se dora.

Una vez horneadas, (yo tuve que hacer dos tandas de galletas), deja enfriar totalmente.

Pon la crema de chocolate en una manga pastelera, busca las parejas de galletas que se parezcan más entre sí y rellena con la crema. Une la con la otra galleta y ya las tendrás listas.

Si te han gustado estas galletas no puedes perderte las GALLETAS PETIT ÉCOLIER.

BIZCOCHO CON FRUTOS SECOS

BIZCOCHO CON FRUTOS SECOS

BIZCOCHO CON FRUTOS SECOS

Hoy os enseño a elaborar un muy tierno y jugoso de bizcocho con frutos secos y leche condensada. Una opción fantástica para tener en tus desayunos o meriendas, ya veis que esponjosa queda, solo hay que mirar la textura que tiene.

Este bizcocho es para unas 6 – 8 personas y prepararlo te va a llevar solo unos 5 minutos.

ingredientes:

  • 4 huevos tamaño L
  • 80 g  de leche condensada
  • 100 ml de aceite de girasol o de oliva suave
  • 100 ml de agua
  • 260 g de harina
  • 12 g de levadura en polvo
  • La ralladura de medio limón
  • 100 g de frutos secos variados

elaboración:

Para empezar en un bol pon los huevos y bate con unas varillas eléctricas hasta que los huevos crezcan.

Añade a los huevos la leche condensada, el aceite de girasol y el agua. Vuelve a batir hasta que los ingredientes queden integrados.

Tamiza la harina y la levadura. Añádelas a la mezcla de huevos sin dejar de batir, deja que se integren todos los ingredientes.

Ralla la piel de medio limón, intenta no llegar a la parte blanca que amarga. Añade a la mesa la piel de limón y la mitad de los frutos secos.

Precalienta el horno a 180ºC.

En un molde de siliciona o si no tienes en un molde de horno (en este caso has de engrasar el molde con mantequilla derretida), añade la mezcla hasta llenar las 3/4 partes del molde. Ten en cuenta que la masa va a crecer así que no te interesa llenarlo hasta arriba o cuando crezca se te va a salir del molde.

Una vez que tengas toda la masa en el molde, añade el resto de frutos secos por encima.

Hornea durante 40 – 45 minutos.

Saca del horno y deja reposar sin sacar del molde durante 10 minutos, después desmolda y deja enfriar sobre unas rejillas.

Ya tienes tu bizcocho de frutos secos listo para degustar.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas el bizcocho de yogur

SORBETE DE CAVA CON PIÑA

SORBETE DE CAVA CON PIÑA

SORBETE DE CAVA CON PIÑA

Hoy traigo una receta diferente con este sorbete de cava con piña, ya que no suelo publicar bebidas, pero creo que también os pueden interesar, así que posiblemente os comparta algunas más.

Creo que hay dos momentos ideales para preparar este sorbete, en las fiestas Navideñas o para la Verbena de San Juan, aunque realmente se puede preparar para cualquier celebración. Yo he aprovechado el cava y la piña que me ha sobrado de las fiestas navideñas.

Para preparar esta receta puedes usar piña natural o piña envasada en su zumo natural, no te recomiendo que uses piña en almibar ya que es más dulce y la receta ya tiene leche condensada que le da el dulzor justo.

Con esta receta te saldrán unas 5 copas como la que ves en la foto.

ingredientes:

  • 400 gr de piña
  • 250 ml de cava
  • 80 gr de leche condensada

elaboración:

Para empezar corta la piña natural y retira toda su cáscara. Córtala en trocitos y congélala.

En un robot de cocina o en un vaso de la túrmix, pon todos los ingredientes y tritura hasta conseguir una textura homogénea y sin trozos.

Pruébala y rectifica si fuera necesario.

Para decorar las copas con ese escarchado puedes preparar un almíbar poniendo en el cazo con agua y azúcar al fuego y déjalo que reduzca hasta que espese. Después sumerge la copa en ese almíbar y finalmente introduce en un recipiente con azúcar, de esta manera se queda el azúcar totalmente pegado.

Sirve la mezcla dentro de la copa con cuidado de que no toque la parte del azúcar escarchado y se te estropee la decoración.

Ya puedes servir el sorbete de cava con piña.

Si esta receta la preparas para la verbena de San Juan puedes preparar una de sus famosas cocas como esta coca brioche con crema de chocolate

Tarta de leche merengada

TARTA DE LECHE MERENGADA

TARTA DE LECHE MERENGADA

Esta tarta de leche merengada te va a sorprender por lo fácil que es de preparar y lo deliciosa que queda. La leche merengada generalmente la solía beber en verano pero ahora que ya la preparo en casa, quise prepararla en tarta para presentarla de otra manera.

Si quieres hacerlo en batido no te pierdas la receta aquí.

ingredientes:

  • 250 g de galletas de canela
  • 90 g de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 250 g de nata para montar muy fría, mínimo 35% de materia grasa
  • 5 láminas de gelatina
  • 200 g de leche entera
  • Piel de 1 limón
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 4 claras de huevo

ELABORACIÓN:

Para empezar prepara la base de la tarta, para ello tritura las galletas con ayuda de un robot de cocina hasta que parezca tierra. Derrite en el microondas la mantequilla y mezcla con las galletas hasta obtener una masa arenosa.

En un molde para tartas que sea fácil de desmoldar pon en la base la masa de las galletas y  extiende bien por toda la superficie e iguala ayudándote con el dorso de una cuchara. Después guárdala en la nevera para que enfríe y endurezca.

Mientras prepara el relleno de leche merengada, para ello hierve la leche con la piel de limón y la rama de canela. Cuando comience a hervir retira del fuego y deja tapado el cazo para que infusione durante 10 minutos.

Pon las láminas de gelatina a hidratar en agua fría durante 5 minutos. Después añádelas a la leche y remueve hasta que se deshagan.

Monta la nata y reserva en la nevera.

Monta las claras a punto de nieve y añádelas al recipiente con la leche y gelatina. Hazlo poco a poco, mezclando con movimientos envolventes para no perder el aire incorporado con el batido. A continuación añade la nata montada de la misma manera, con movimientos envolventes.

Vierte en el molde sobre la base de galletas la mezcla de la leche y deja que enfríe en la nevera mínimo seis horas, yo la dejé toda la noche.

Al día siguiente decora con canela y sirve fría.

VASITOS DE FRESAS Y MASCARPONE

VASITOS DE FRESAS Y MASCARPONE

VASITOS DE FRESAS Y MASCARPONE

Estos vasitos de fresas y mascarpone son ideales para preparar cualquier día de la semana, ya que su preparación es súper sencilla y no te llevará mucho tiempo prepararlos.

Puedes elaborar este postre también con otro tipo de frutas que encuentres en el mercado o los que estén de temporada.

ingredientes:

  • 300 g de Fresas
  • 3 mandarinas
  • 15 ml de Vinagre balsámico
  • 10 g de Azúcar moreno
  • 200 ml nata líquida con el 35% de m.g. bien fría
  • 250 gr queso mascarpone
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 30 g de azúcar glass
  • Pistachos

elaboración:

Para empezar lava bien las fresas y después quítales el pédiculo y el sépalo (la parte verde). Después trocea las fresas en cubos pequeños y ponlas en una fuente.

Haz un zumo con las tres mandarinas y añádelas a las fresas, junto con el vinagre balsámico y un poco de azúcar moreno.

Deja reposar  la mezcla durante 1 hora en la nevera.

Mientras monta la nata batiéndola con una batidora de varillas hasta que quede bien firme, para que te monte bien ha de estar bien fría, puedes meterla en el congelador una media hora si hiciera falta.

Una vez montada, mezcla la nata con el mascarpone batido, el azúcar glass y la vainilla. Intenta mezclar con cuidado para que la nata no se baje, consiguiendo una crema homogénea, sin grumos.

Pon la mezcla en una manga pastelera y guarda en la nevera hasta que pase la hora de reposo de las fresas.

Prepara las copas alternando las capas con la mezcla de nata y mascarpone y con las fresas y un poco de su líquido de su maceración. Repetir la operación hasta llenar las copas por completo.

Finalmente decorar con unos pistachos picados y dejar enfriar en la nevera hasta el momento de servir.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas el tiramisú de fresas.