FOCACCIA DE CHOCOLATE Y NARANJA

FOCACCIA DE CHOCOLATE Y NARANJA

FOCACCIA DE CHOCOLATE Y NARANJA

Esta focaccia de chocolate y naranja es una versión dulce de una receta clásica italiana. Es ideal para la merienda o los desayunos. Si buscas la versión salada puedes preparar la focaccia de tomate y pesto.

ingredientes:

  • 30 g de azúcar blanco
  • 5 g de sal
  • 300 g de harina de fuerza
  • 25 g de aceite de oliva
  • 25 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 120 gr de zumo de naranja y su ralladura
  • 15 gr de levadura fresca
  • 100 gr de pepitas de chocolate

elaboración:

En un vaso mezclar el agua con la levadura de pan, dejarlo activar durante 10 minutos. Mientras rallar la piel de la naranja, después partirla por la mitad y extraer el zumo.

Pasados esos 10 minutos, en un bol añadir la harina de fuerza, la mezcla de agua y levadura, la sal, el azúcar, la mantequilla, el zumo de naranja y su ralladura, la mitad de las pepitas de chocolate y el aceite de oliva. Mezclar bien todos los ingredientes hasta que quede todo bien integrado.

Una vez finalizado el tiempo, pincelar con un poco de aceite de girasol la superficie de trabajo y poner encima la masa. Amasar un minuto manualmente y dejar reposar durante 15 minutos en un recipiente tapado.

Pasado este tiempo de reposo, engrasar con aceite un molde rectangular o una fuente apta para horno. Colocar la masa dentro y adaptarla en el molde con los dedos estirándola.

Pintar la masa con aceite de oliva, cubrir con azúcar y el resto de las pepitas de chocolate. Dejar reposar dentro del horno apagado durante 90 minutos para que fermente y aumente de tamaño.

Pasado este tiempo, sacar la masa y hundir las yemas de los dedos por la superficie. Precalienta el horno a 200ºC.

Hornea durante 20 minutos o hasta que veas qué se dora. Dejar enfriar sobre una rejilla y servir.

DORAYAKIS CON CREMA DE CHOCOLATE

DORAYAKIS CON CREMA DE CHOCOLATE

DORAYAKIS CON CREMA DE CHOCOLATE

Con estos dorayakis con crema de chocolate vamos a viajar a Japón. Este delicioso postre japonés lo puso de moda Doraemon en su serie de dibujos animados. Generalmente este postre lo encontrarás con un relleno dulce de judías rojas, pero he de confesar que a mí no me gusta mucho, así he preferido hacerlo con una crema de cacao y avellana casera .

La receta es muy sencilla de preparar, verás que te quedarán como unas tortitas esponjosas y muy ligeras y con un color tostado o dorado muy particular.

ingredientes:

  • 3 huevos tamaño M
  • 100 gr de azúcar
  • 15 gr de miel
  • 1 cucharadita de vino dulce
  • 80 ml de agua
  • 8 gr de levadura
  • 200 g de harina de repostería
  • Crema de cacao y avellana casera

ELABORACIÓN:

Para empezar pon los huevos en un bol y bátelos junto con el azúcar hasta doblar su volumen, puedes hacerlo con unas varillas manuales o con un robot de cocina.

A continuación añade la miel, el vino dulce y el agua y mezcla.

Tamiza la harina de repostería y la levadura sobre la mezcla de huevos y mezcla con ayuda de una espátula con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba para evitar que los huevos se bajen.

Pon la mezcla en una jarra, tapa con papel film y conserva en la nevera durante 30 minutos.

Pon a calentar una plancha o una sartén, engrasa con un poquito de mantequilla. Vierte dos cucharadas superas de masa, para que te queden perfectas pon una cucharada y enseguida pon otra en el centro de la anterior, así se extenderá la masa de forma redonda.

Cuando empiece a salir burbujas, dale la vuelta con la ayuda de una espátula de silicona. Haz lo mismo con el resto de la masa hasta acabarla totalmente.

Pon una capa de crema de chocolate encima de uno de los dorayakis y pon otro dorayaki encima, haciendo una especie de sándwich.

CANNELÉS DE BURDEOS

CANNELÉS DE BURDEOS

CANNELÉS DE BURDEOS

Estos pastelitos franceses llamados Cannelés de Burdeos son un auténtico capricho y además es una receta muy fácil de elaborar. Su aspecto cilíndrico con bordes estriados es lo que le da su nombre ya que proviene del idioma gascón canelat, que quiere decir canalón.

Los canelés datan de principios del siglo XVI, cuando las monjas anunciadas de Burdeos los crearon con ingredientes sobrantes que recuperaban: la harina, el azúcar, la vainilla y el ron en los buques que atracaban en el puerto de la ciudad, y las yemas de huevo en las bodegas de la región. Estas utilizaban las claras para clarificar el vino y solían donarles las yemas sobrantes. Las monjas repartían los canelés entre los pobres o los vendían. La receta fue rescatada y popularizada en 1830 por unos pasteleros bordeleses que la convirtieron en una especialidad de la ciudad.

Su exterior debe ser caramelizado y no crujiente mientras que su interior suave y gomoso. Generalmente se hornean en moldes de cobre, pero como yo tengo uno de silicona es el que he usado.

Si te ha gustado este delicioso postre francés no puedes perderte otro de los postres que he preparado para Renfe_snfc que son los vasitos de Cremé Brûleé.

INGREDIENTES:

  • 500 ml de leche
  • 50 ml de ron negro
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 25 gr de mantequilla + 15 gr para untar los moldes
  • 140 gr de harina de repostería
  • 1 huevo y dos yemas de huevo
  • 230 gr de azúcar blanco

ELABORACIÓN:

  • Poner a calentar un cazo con la leche, el ron, la esencia de vainilla y la mantequilla. Dejar hervir, tapar el cazo y reservar durante 20 minutos.
  • Mientras en un bol batir las yemas, el huevo y el azúcar hasta integrar los  ingredientes.
  • Tamizar la harina e integrar poco a poco con las yemas y el azúcar.
  • Añadir la mezcla de la leche del cazo con los ingredientes del bol. Quedará una mezcla suave, lisa y algo líquida. Tapar con papel film y dejar reposar en la nevera durante 24 horas.
  • Precalentar el horno a 230º.
  • Engrasar nuestro molde para cannelés con mantequilla derretida o con spray antiadherente.
  • Rellenar los moldes con nuestra masa y hornear 5 minutos.
  • Pasados los 5 minutos, bajar el horno a 180º y hornear durante 1 hora.
  • Sacar del horno, dejar enfriar en los moldes completamente, desmoldar y servir.
VASITOS DE CRÉME BRÛLEÉ

VASITOS DE CRÉME BRÛLEÉ

VASITOS DE CRÉME BRÛLEÉ

Hoy os traigo un postre delicioso con estos vasitos de Créme Brûleé. #CuandoVolvamosaViajar pienso retomar mis viejas costumbres, soñar con nuevos destinos y perderme por bellas ciudades. Cuando volvamos a viajar volveré a comer aquellos platos que tanto me entusiasman y que hacen que sonría nada más pensar en ellos.
Quiero volver a viajar cómodamente con @renfe_sncf y comerme Nimes a bocados, saborear la ciudad de Lyon, embelesarme con la arquitectura de Nimes o simplemente sentarme a los pies de la Torre Eiffel mientras me como una cajita de macarons. Quiero no preocuparme de nada, dejarme llevar a mi destino desconocido y recuperar este año perdido.
Hace un año, justo una semana antes de la pandemia, viajé con @renfe_sncf a Montpellier y uno de los mejores recuerdos que tengo, es una deliciosa Cremè Brûleé que me tomé de postre en uno de sus magníficos restaurantes.
Hoy quiero que viajes conmigo, transportarte a ese momento mágico que viví y que pruebes mi receta de este espectacular postre francés, ¿te animas a prepararlo? Pues toma nota de los ingredientes:

INGREDIENTES:

  • 200 gr de leche
  • 100 gr de yemas de huevo
  • 75 gr de azúcar
  • 250 gr de nata con el 35% de m.g.
  • 1 ramita de canela en rama
  • azúcar moreno para quemar

ELABORACIÓN:

  • Para empezar hervir la leche y la nata en un cazo junto con la ramita de canela. Cuando comience a hervir, tapar y dejar infusionar durante treinta minutos.
  • Precalentar el horno a 110º.
  • En un bol batir las yemas con el azúcar, e incorporar con ayuda de un colador la mezcla de leche y nata.
  • Rellenar los vasitos aptos para horno, tapar con papel de aluminio, ponerlos en una bandeja con agua y hornear durante una hora y media.
  • Una vez horneados dejar enfriar sobre la encimera y después dejar enfriar totalmente en la nevera.
  • Espolvorear por la superficie de la crema el azúcar moreno y requemar con un soplete de cocina.
  • Antes de presentar se puede decorar con alguna forma de azúcar, hojas de menta o fruta fresca.
BIZCOCHO DE GOFIO Y LIMA

BIZCOCHO DE GOFIO Y LIMA

BIZCOCHO DE GOFIO Y LIMA

Pues sí, habéis leído bien, hoy os enseño a preparar un delicioso bizcocho de gofio y lima. Los que no conocéis lo que es el gofio os diré que es un producto típico de las Canarias y que os recomiendo consumir, no sólo por lo delicioso que es, sino que nos aporta muchas propiedades nutritivas y beneficiosas que no podemos pasar por alto.

El gofio es una variedad de harina de millo o de maíz tostado de forma artesanal, su color variará en función del tiempo de tostado.

Como propiedades a nivel nutricional tiene un elevado contenido de vitaminas del grupo B, concretamente B1, B2 y B3, además de otras vitaminas como la C y la D. Además es muy rico en minerales como el fósforo, hierro, calcio, zinc.. también cabe destacar su alto contenido de Omega 6, rico en grasas insaturadas y con un contenido calórico bajo.

¿Te he convencido ya? Pues ya puedes buscar este producto porque te va a sorprender su sabor y además pienso hacer muchas recetas que os iré compartiendo.

Si buscas más recetas canarias no te pierdas la tortilla canaria con almogrote o tortilla canaria con almogrote

ingredientes:

  • 250 gr de claras de huevo
  • 1 lima
  • 100 gr de gofio
  • 45 gr de almendra molida
  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr de azúcar
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 pizca de sal

elaboración:

Para empezar en un robot de cocina pon la mantequilla junto con el azúcar y bate hasta que quede una crema lisa y brillante.

Agrega el zumo de la lima  (no tires la cáscara), seguidamente añade el gofio, la almendra molida, la canela y la levadura química.

Cuando lo tengas todo bien mezclado, resérvalo en un bol.

A continuación monta las claras junto con la pizca de sal, a punto de nieve. Cuando esten bien montadas, ralla por encima la cáscara de la lima.

Añade cucharadas de las claras a la masa anterior reservada en el bol e integra con movimientos suaves y ascendentes, para evitar que las claras se bajen mucho.

Precaliente el horno a 180º.

Pon la masa en un molde previamente engrasado e introduce en el horno durante 30 -35 minutos dependiendo del horno. Pincha con un palillo para ver si sale seco, sino dejar hornear unos minutos más.

Deja enfriar y finalmente puedes espolvorear un poco de azúcar glass para decorar la tarta.

consejos:

  • Aprovecha para hacer este bizcocho cuando tengas un exceso de claras como por ejemplo cuándo has preparado una crema pastelera.
  • También puedes hacerla con el huevo entero para ello puedes ponerle 4 huevos.
  • Reinventa tu propia receta y dale un toque diferente cambiando la lima por naranja o limón.
  • También puedes añadirle unas perlas de chocolate para darle un toque crujiente.

 

TARTA DE QUESO CON CARAMELO SALADO

TARTA DE QUESO CON CARAMELO SALADO

TARTA DE QUESO CON CARAMELO SALADO

Ya sabéis que me chiflan las cheesecakes y esta tarta de queso con caramelo salado no podía faltar en mi recetario. La idea la llevaba en la cabeza desde hace tiempo, tal vez porque he visto muchas tartas similares pero con otro tipo de salseados, por lo que si el caramelo no te va mucho puedes sustituirlo por otra salsa que te guste más como toffee, chocolate….

Has de tener en cuenta una cosa antes de hornearla y es que si te gustan las tartas que cuando la partes queda el centro líquido (estilo a la de Fismuler) has de hornearla el tiempo que te pongo en la receta. Si quieres que te quede más entera déjala un poco más en el horno y cúbrela con papel de aluminio cuando veas que se te empieza a dorar demasiado,

También ten en cuenta que esta tarta es para 4-6 personas, dependiendo de lo que os guste la tarta de queso, conozco quién se la comería entera, pero como era la primera vez que la preparaba no quería hacerla muy grande para mi sola, por eso he usado un molde de 18 cms. Si quieres hacer una tarta más grande puedes coger las cantidades de mi receta de la tarta de queso.

ingredientes para la tarta:

  • 100 gr de galletas (puedes usar tipo maría, campurriana…)
  • 30 gr de mantequilla
  • 500 gr de queso tipo Philadelphia
  • 40 gr de harina de repostería
  • 100 gr de azúcar
  • 4 huevos tamaño L
  • 200 ml de nata

ingredientes para el caramelo:

  • 75 gr de azúcar
  • 30 gr de mantequilla
  • 100 ml de nata
  • 1 cucharada de agua
  • 1 pizca de sal

elaboración:

Para empezar prepara la tarta ya que necesita enfriarse y un tiempo de reposo. Tritura las galletas hasta que queden como si fuera arena, mientras pon la mantequilla en el microondas y derrite totalmente. Mezcla la tierra de galletas y la mantequilla hasta conseguir una masa. Engrasa el molde en el que vayas a hornear la tarta y en la base de tu molde pon la mezcla de galletas, de forma homogénea, para que quede del mismo nivel puedes ayudarte de una cuchara y reserva en la nevera.

Precalienta el horno a 180º

Tamiza la harina. Mezcla el queso con el azúcar, los huevos, la nata y la harina tamizada, ayúdate de un robot de cocina si quieres hacerlo más rápido. Has de conseguir una mezcla brillante y homogénea.

Vierte dentro del molde la mezcla anterior y hornea durante 50 minutos a 180º, si ves que finalizado el tiempo no se ha dorado por encima, sube un poco la temperatura, no más de 200º y dórala un par de minutos más. Deja enfriar en el horno unos minutos con la puerta abierta, después sácala y deja enfriar encima de la encimera, para finalmente dejarla en la nevera si quieres comerla fría, si la quieres comer caliente ya puedes empezar a preparar la salsa.

elaboración de la salsa de carameLo.

Pon en un cazo con el fuego medio el azúcar y la cucharada de sal y sin tocarlo deja que se vaya disolviendo el azúcar hasta que comience a coger un color dorado. Verás que salen burbujitas y como se va cambiando a un tono dorado y luego marrón, no lo remuevas ni lo toques, deja que solo se vaya convirtiendo en líquido.

Mientras corta la mantequilla a tacos pequeños, si la tienes fría métela un poquito en el microondas, solo para quitarle el frío no para que se derrita.

Una vez tenga el azúcar el color dorado, sácalo del fuego y añade con cuidado la mantequilla. Y ves moviendo el cazo sin meter ninguna cuchara ni nada para remover, solo ves haciendo movimientos circulares con ayuda del asa hasta que se funda totalmente la mantequilla.

Calienta la nata en el microondas y añádela muy caliente al caramelo con la mantequilla y pon el cazo de nuevo al fuego, bajando la potencia.

Añade el toque de sal que a ti te guste. Ahora cuando comience a hervir todo, sí que puedes meter una espátula y remover, dejar hervir hasta conseguir la textura deseada. Ten en cuenta que cuando enfríe se espesará.

Una vez espesa ya puedes ponerla en un tarro de cristal y dejarla enfriar. En la nevera te aguantará 2 meses.

montaje:

Desmolda la tarta que ya estará fría y ponla en el plato del emplatado. Añade por encima el caramelo, si ves que está muy denso puedes meterlo en el microondas unos segundos. Deja que caigan algunos chorretes por la tarta.

Finaliza decorando con galletas saladas y chocolates a tu gusto.

PASTEL DE COLIBRI O HUMMINGBIRD

PASTEL DE COLIBRI O HUMMINGBIRD

PASTEL DE COLIBRI O HUMMINGBIRD

Este pastel de colibri o Hummingbird es una tarta típica de la gastronomía del sur de los Estados Unidos, aunque originaria de la gastronomía jamaicana. Si la carrot cake  te puede parecer deliciosa, no puedes perderte esta tarta que estoy segura que no la vas a olvidar.

Para hacer este pastel lo que hago es aprovechar los plátanos maduros que ya cogen ese color oscuro y que en casa ya nadie quiere, entonces lo que hago es congelarlos dentro de una bolsa y cuando puedo hago la tarta.

Te recomiendo también que hagas la tarta con piña en lata, no natural, te quedará más dulce y no tendrás que usar tanto azúcar, aprovecha las latas que te vienen con la cesta de navidad y que tienes olvidadas en el fondo de tu despensa.

Esta tarta yo la hago de 4 capas, puedes hornearla toda a la vez en un molde de 20 – 23 cms y después cortarla en tantas partes como quieras el bizcocho, o yo lo que hago es pesar la masa total y dividirla en 4, después horneo los cuatro bizcochos por separado en cuatro moldes iguales, yo he usado el de Wilton, pero te puede servir el que quieras, que no me pagan por hacerles publicidad.

ingredientes para la tarta:

  • 360 gr de harina de repostería
  • 4 huevos
  • 200 gr de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 225 gr de piña en lata
  • 150 gr de nueces
  • 2 plátanos maduros
  • 250 ml de aceite girasol
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • una cucharita de extracto de vainilla

ingredientes para la cobertura:

  • 300 gr de queso de untar
  • 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de leche
  • 200 gr de azúcar glass
  • Para decorar: frutos secos picados y coco rallado

elaboración:

Para empezar vamos a preparar la tarta, para ello tritura los plátanos y la piña. Pica también las nueces y reserva.

En un robot de cocina o manualmente, bate los huevos junto con el azúcar hasta blanquear, añade el aceite sin dejar de batir. Mientras tamiza la harina, el bicarbonato y la canela y añádelos a la masa junto con el extracto de vainilla y la sal.

Finalmente incorpora la piña, el plátano y las nueces picadas.

Vierte la masa en cuatro moldes, puedes ayudarte pesando la masa para que todos sean iguales, hornea durante 30 minutos.

Una vez horneados, deja enfriar 10 minutos dentro del molde y finalmente acaba de enfriar encima de una rejilla.

Una vez que el bizcocho esté completamente frío vamos a preparar la cobertura.

Para prepararla solo has de batir la mantequilla con el azúcar glass hasta que esté bien integrado y finalmente añadir el queso crema. Bate hasta conseguir una crema sedosa y brillante.

Pon la crema en una manga pastelera y pon el primer bizcocho sobre una base giratoria o un plato que te sea fácil de manejar, pon una capa de la crema encima del bizcocho e iguala. Añade encima otro bizcocho y repite la operación hasta acabar con los cuatro bizcochos.

Ahora recubre toda la tarta con la crema y ayúdate de una espátula para que te quede la crema lo más igualada posible por todos los lados. Si quieres hacerle la forma de espiral como yo puedes ayudarte de un palillo, poniéndolo en el centro y girando poco a poco el plato.

Finalmente decora con unos frutos secos picados y coco rallado.

MONA DE PASCUA TRADICIONAL

MONA DE PASCUA TRADICIONAL

MONA DE PASCUA TRADICIONAL

La mona de pascua tradicional ha ido derivando con el tiempo a las tartas que conocemos actualmente o las figuras de chocolate que regalan en semana santa el padrino a su ahijado. Como tartas hay muchas he querido conservar la esencia de la verdadera mona de pascua.

La receta que os enseño es la básica y a partir de aquí tú puedes rellenarla o decorarla a tu gusto.

Hay que tener en cuenta que se ha de elaborar un fermento el día anterior.

Si quieres ponerle la decoración de un huevo pintado, solo has de cocerlo con agua, un chorrito de vinagre y el colorante alimentario que desees. Dejar cocer 10 minutos y después dejar secar fuera del agua.

Con esta receta salen dos masas, puedes hacer una y congelar la otra masa o hacer las dos, regalar una a tu ahijado y la otra para ti.

ingredientes:

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 25 gr de levadura fresca
  • 60 ml de agua
  • 4 huevos + 1 huevo para decorar
  • 150 gr de azúcar blanco
  • 80 gr de aceite de oliva
  • La ralladura de una naranja
  • 15 ml de agua de azahar
  • Una pizca de sal
  • Almendras filateadas para decorar

elaboración:

La noche anterior preparar el fermento, para ello disolver el agua con la mitad de la levadura, poner en un bol y añadir 100 gr de harina. Mezclar bien y guardarlo tapado en la nevera.

Al día siguiente sacar el fermento de la nevera y dejar que se atempere.

Mezclar en un bol el resto de harina, el resto de levadura desmenuzada, el fermento que preparamos el día anterior, la sal, 3 huevos y una yema (reservar la clara). Amasar con un robot de cocina o a mano hasta integrar bien todos los ingredientes.

Añadir el azúcar, el aceite, el agua de azahar y la ralladura de naranja. Amasar de nuevo hasta que quede todo integrado hasta conseguir una masa elástica. Si vemos que se pega en las manos se puede añadir algo de harina pero sin pasarnos para que la miga quede esponjosa.

Hacer una bola con la masa, enharinar un bol y poner dentro la bola de masa. Tapar con un paño de algodón y dejar levar durante 1 hora en un lugar cálido hasta que doble su volumen.

Mientras cocer en agua el huevo para decorar, si se quiere teñir el huevo, añadir un chorrito de vinagre y el colorante alimentario y dejar que se cueza durante 10 minutos

Una vez doblado su volumen, cortar la masa en dos, dar la forma de bola, hacer un agujero en el medio y con movimientos circulares ir agrandándolo. Poner en el centro el huevo, tapar de nuevo y dejar doblar su volumen de nuevo, dependiendo de la temperatura de tu casa puede estar en una hora o igual necesita algo más. Puedes ponerlo en el horno tapado con un trapo de algodón a 50ºC.

Pincelar toda la masa con la clara de huevo batida, que habíamos reservado.

Mezclar en un platito un puñado de azúcar y unas gotas de azahar, echarlo por encima de la masa junto con las almendras filateadas

Hornear a 180º durante 25 minutos, si es necesario tapar con papel de aluminio para que no se queme la parte superior. Dejar enfriar y servir.

TARTA DE YOGUR Y MANZANAS

TARTA DE YOGUR Y MANZANA

TARTA DE YOGUR Y MANZANA

Hoy os traigo una receta de mi infancia, una tarta que hacía mi madre habitualmente en verano y que con los años había quedado en el olvido, la tarta de yogur y manzana. Es una tarta de las más sencillas de elaborar y que queda con un sabor muy suave y fresco.

Para esta tarta he usado yogur griego por su cremosidad pero también puedes usar un yogur natural o uno que sea específico de manzana para potenciar su sabor. En este caso es una tarta sin gluten ya que lleva maicena, pero también puedes sustituirlo por la misma cantidad de harina.

Esta tarta se suele tomar fría por lo que es ideal hacerla en verano o después de una comida copiosa.

ingredientes:

  • 3 manzanas rojas
  • 3 yogures griegos
  • 5 huevos
  • la ralladura de un limón
  • 100 gr de azúcar blanco
  • 75 gr de maicena
  • 1 cucharadita de canela
  • Mermelada de albaricoque o melocotón
  • 1 cereza en almibar

elaboracióN.

Para empezar bate con las varillas los huevos y el azúcar blanco hasta blanquear los huevos y que doblen su volumen.

Sin dejar de batir, añade los yogures griegos.

Tamiza la maicena y la canela. Ralla la piel del limón con cuidado de no llegar a la parte blanca del fruto, ya que no nos interesa. Pela y ralla también una de las manzanas.

Añade la maicena y la canela al robot junto con la piel del limón. Bate hasta que se integren todos los ingredientes. A continuación añade la manzana rallada y mezcla con el resto de la masa.

Precalienta el horno a 180º.

Mientras pela las dos manzanas restantes y con ayuda de una mandolina corta láminas finas. Engrasa un molde apto para hornos, añade la masa en su interior y pon las láminas de manzana encima para decorar la tarta.

Introduce en el horno la tarta y hornea durante 50 minutos. Deja enfriar la tarta con el molde, después pinta con mermelada de albaricoque o melocotón (para que te quede la mermelada más líquida y sea más fácil pintar puedes introducirla en el microondas).

Finalmente ponle una cereza en almibar en el centro para decorar. Deja enfriar totalmente en la nevera y una vez fría ya puedes servirla.

Si te ha gustado esta receta, puedes encontrar más recetas con manzanas: Bizcocho de manzanas y tarta de queso con manzana.

MAGDALENAS DE MANZANA CON SÉSAMO Y AMAPOLA

MAGDALENAS DE MANZANA CON SÉSAMO Y AMAPOLA

MAGDALENAS DE MANZANA CON SÉSAMO Y AMAPOLA

Estas magdalenas de manzana con sésamo y amapola me tienen robado el corazón y es que desde que las hice la primera vez no hay semana que no las prepare. La idea original salió de otras magdalenas que preparé con manzana y crema pastelera pero esta vez no tenía tanto tiempo para hacer la crema pastelera y pensé en darles ese toque de sésamo y amapola en el exterior y darle jugosidad con la manzana en su interior.

Ya os he avisado en otras ocasiones que es importante que la masa esté fría y el horno muy caliente para conseguir que las magdalenas hagan algo de copete. Tener en cuenta que al tener el relleno de manzana que hace que la masa pese más le cuesta un poquito, así que toda ayuda será buena para conseguir unas magdalenas perfectas.

ingredientes:

  • 3 huevos tamaño L
  • 180 gr de azúcar blanco
  • 70 ml de nata
  • 190 ml de aceite de oliva suave
  • 260 gr de harina de repostería
  • 10 gr de levadura seca
  • 1 cucharadita de canela
  • una pizca de sal
  • 2 manzanas rojas
  • Sésamo
  • Semillas de amapola

elaboración:

Para empezar bate los huevos con el azúcar hasta que los huevos blanqueen, eso quiere decir que crezcan y se vuelvan de color más claro.

A continuación añade la nata sin parar de batir el robot, una vez integrada la nata, añade el aceite y bate también hasta que quede integrado.

Tamiza la harina, la levadura seca y la canela. Añade estos ingredientes a la mezcla del huevo con movimientos envolventes y por tandas, así evitarás que la masa se baje.

Pela las manzanas y rállalas, añádelas a la masa anterior.

Pon la masa en un par de mangas pasteleras y déjala reposar en la nevera, yo lo hago toda la noche pero con dos horas tienes suficiente.

Precalienta el horno a 230º.  Llena las cápsulas de las magdalenas hasta tres tercios de éstas y finalmente decora con las semillas de sésamo y amapola.

Introduce en el horno, las has de poner a la altura de la mitad hacia abajo (así evitarás que se te quemen por arriba y no te crezcan), baja el horno a 210º y hornea durante 15 minutos, si ves que tu horno es más potente y se te doran en exceso por arriba, puedes cubrir con papel de plata.

BAKLAVA

BAKLAVA

BAKLAVA – pastel TURCO

El baklava o baklawa es un pastel de origen turco que se prepara en Oriente Medio, elaborado a base de una pasta de frutos secos como los pistachos y las nueces entre otros y distribuido sobre una masa filo enmantequillada y bañada en miel.  Generalmente es un postre muy goloso y dulce pero yo he ajustado las cantidades a mi gusto, pero si os gusta más dulce podéis añadirle más miel.

ingredientes:

  • 100 gr de nueces
  • 100 gr de pistachos
  • 20 hojas de pasta filo
  • 200 gr de mantequilla derretida
  • 100 gr de almendras
  • 100 gr de de avellanas
  • 2 cucharaditas de canela
  • 100 gr de azúcar glass
  • 200 gr de miel líquida
  • 200 ml de agua
  • 150 gr de azúcar blanco

elaboración:

Para empezar pica los frutos secos, ponlos en un bol y añade el azúcar en polvo.

Derrite 100 gr de mantequilla, mezcla con los frutos secos y una cucharadita de canela.

Precalienta el horno a 180º c. Prepara un molde rectangular o cuadrado y corta las hojas de pasta filo según las dimensiones de tu molde.

Derrite los otros 100 gr de mantequilla, engrasa tu molde con mantequilla.

Pon una lámina de pasta filo en el fondo del molde y con ayuda de un pincel pinta la lamina con mantequilla, pega una segunda lámina de pasta filo y vuelve a pintar con mantequilla. Has de repetir la operación hasta poner cuatro láminas.

Reparte un cuarto del relleno de frutos secos sobre las láminas de pasta filo y a continuación vuelve a colocar otras 4 láminas de pasta filo untadas con mantequilla. Repite poniendo otro cuarto del relleno y repite otra vez la operación hasta acabar con todas las láminas de pasta filo.

Con ayuda de un cuchillo afilado y puntiagudo, corta en rombos atravesando todas las capas de la baklava.

Hornea a 180º C durante 25 minutos.

En un cazo pon la miel junto con el agua, el azúcar y la otra cucharadita de canela. Deja que hierva y se haga ligeramente densa.

Cuando el baklava esté listo, sácalo del horno y riega por encima con el almibar que quede bien impregnado.

Finalmente decorar con algunos pistachos triturados por encima.

Si te ha gustado esta receta de Oriente Medio no te pierdas como elaborar las samosas de carne y verduras 

 

CORAZÓN DE TERCIOPELO PARA SAN VALENTÍN

CORAZÓN DE TERCIOPELO PARA SAN VALENTÍN

CORAZÓN DE TERCIOPELO PARA SAN VALENTÍN

Este corazón de terciopelo para San Valentín es ideal para prepararlo el día de los enamorados o en cualquier momento del año que quieras tener un detalle con alguien muy especial como tu pareja, una amistad, tus padres o tus hijos.

La receta es súper fácil de preparar y no te llevará mucho tiempo, pero has de tener en cuenta que necesitará un tiempo de reposo para que la gelatina haga su efecto.

Lo importante es que tengas un molde con forma de corazón para que sea más fácil de hacer.

Si buscas más ideas de postres de San Valentin no te pierdas los cupcakes de chocolate o la panna cotta de chocolate blanco con corazón

ingredientes para la base:

  • 2 huevos
  • 50 gr de harina de repostería
  • 50 gr de azúcar blanco

ingredientes para la tarta:

  • 400 ml de nata
  • 100 ml de leche
  • 30 gr de azúcar
  • 3 hojas de gelatina
  • 180 gr de chocolate con leche para repostería
  • Spray efecto terciopelo rojo

elaboración para la base:

Lo primero que has de hacer es el bizcocho, para ello toma la forma del molde por la parte más amplia para que sobresalga de la tarta y quede más llamativo, y dibújalo en el papel de horno.

Separa las claras de los huevos y bate las claras con ayuda de unas varillas, cuando empiecen a montar agrega 25 gr del azúcar para ayudar que monte el merengue, si ves que pasados unos minutos no te monta o le cuesta, te doy un truco, añade unas gotitas de limón o de vinagre de manzana, ya verás que bien te montarán ahora. Una vez tengas el merengue reserva.

Bate las yemas con los otros 25 gr de azúcar.

Mezcla en un bol con movimientos envolventes el merengue y las yemas batidas. Recuerda hacerlo con movimientos suaves para que las claras no se bajen.

Precalienta el horno a 180º C y mientras agrega la harina tamizada con movimientos envolventes en la mezcla anterior, hasta obtener una masa homogénea.

Sobre la bandeja del horno pon el papel de horno con nuestro dibujo en forma de corazón y encima pon otra hoja de horno, así evitarás que el color de la pintura manche nuestra masa.

Extiende la masa en el interior del dibujo con una espátula, hasta que quede un grosor de 1 cm aproximadamente, también puedes ponerlo en una manga pastelera si te es más fácil.

Hornea a 180ºC durante unos 12 minutos. Después deja enfriar completamente y reserva tapada.

elaboración de la tarta:

Primero pon a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.

Pon en un cazo la nata, la leche y el chocolate con leche troceado, a fuego medio hasta que se derrita el chocolate.

Saca el cazo del fuego, escurre la gelatina ya hidratada y añádela a la mezcla anterior hasta que se disuelvan todas las hojas.

Rellena el molde con forma de corazón y reserva en la nevera por lo menos cinco horas hasta qué se solidifique, yo lo dejo hasta el día siguiente.

montaje y decoración:

Una vez que tenemos la tarta solidificada, vamos a hacer un pequeño truco, forra todos los bordes del bizcocho con papel film de la medida que llegue hasta el principio de la tarta de corazón, lo tendrás que hacer a trocitos para que después te sea más fácil sacarlos sin que se rompa la tarta.

Pon la base de bizcocho encima del molde y con cuidado le das la vuelta para que la tarta quede encima del bizcocho, procura que quede centrado.

Ahora has de ponerlo sobre la base o el plato donde vayas a servir la tarta, ya que así evitarás que la pintura que pondremos en el siguiente paso se te rompa.

Con un spray de terciopelo rojo (yo lo compré en Gadgets Cuina) pinta la tarta de forma homogénea, con cierta distancia para no saturarlo y deja secar.

Mientras puedes decorarlo con algunos sprinkles, yo use perlitas y corazones blancos. Finalmente retira el papel film con cuidado de no desmontar la tarta y ya tienes tu tarta lista para San Valentin.

 

 

ROSCÓN DE REYES DE CHOCOLATE Y RON

ROSCÓN DE REYES DE CHOCOLATE Y RON

ROSCÓN DE REYES DE CHOCOLATE Y RON

Este año he preparado este roscón de reyes de chocolate y ron y os aseguro que ha gustado muchísimo. He querido dar ese toque a ron pero sin que se note en exceso por hacerlo diferente pero si tenéis niños pequeños podéis suprimir este ingrediente.

Generalmente el roscón de reyes lo suelo preparar en dos días porque así dejo reposar el prefermento  toda la noche, pero si no tienes tiempo y lo empiezas a hacer a primera hora de la mañana y con ayuda de un poco de calor como la calefacción de casa, también te queda muy bien.

INGREDIENTES PARA EL PREFERMENTO:

  • 85 gr de Leche
  • 25 gr levadura fresca
  • 100 gr harina de fuerza

INGREDIENTES PARA EL ROSCÓN:

  • 340 gr de harina de fuerza
  • 12 gr de ron
  • 2 huevos + 3 claras
  • 15 gr de chocolate en polvo
  • 5 gr de sal
  • 80 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 7 gr de vainilla
  • 40 gr de leche
  • El prefermento

INGREDIENTES PARA LA CREMA PASTELERA DE chocolatte:

  • 670 gr de leche
  • 25 gr de ron
  • 25 gr de chocolate en polvo
  • 3 yemas de huevos
  • 150 gr de azúcar
  • 25 gr de mantequilla
  • 60 gr de harina

ELABORACIÓN DEL PREFERMENTO:

Primero hemos de elaborar el prefermento, para ello lo haremos el día anterior y lo dejaremos reposar toda la noche. Mezcla en un bol la leche leche tibia, añade la levadura desmenuzada y la harina. Mezcla todo bien con ayuda de una espátula y deja reposar tapando con film transparente hasta el día siguiente.

ELABORACIÓN DE LA CREMA pastelera de chocolate:

En un cazo pon la leche a calentar junto con el ron, el chocolate en polvo y el azúcar. Una vez que comience a humear sin que llegue a hervir, añade las yemas de huevos y no dejes de remover. Tamiza la harina y añádela también, deja que espese y retira del fuego.

Finalmente fuera del fuego añade la mantequilla y remueve hasta que quede bien integrada. Deja enfriar la crema en una fuente y cubre con film transparente. El film ha de tocar la crema evitando que el aire entre dentro ya que nos formaría una capa.

ELABORACIÓN DEL ROSCÓN:

Monta las tres claras de huevo hasta obtener un merengue y reserva.

En el robot de cocina con el accesorio de gancho mezcla el prefermento, la harina, el ron, el chocolate en polvo, la sal, la vainilla, los dos huevos y la leche. Has de obtener una masa elástica.

Incorpora la mantequilla en pequeños dados y mezcla de nuevo, verás que se vuelve una masa bastante pegajosa. Si lo estás haciendo a mano, verás que te cuesta trabajar la masa, humedécete las manos con aceite para que no se te pegue la masa, así como la zona de trabajo.

Tapa la masa con un trapo la masa y déjala reposar durante 30 minutos.

Pasado el tiempo, amasa de nuevo y deja reposar otros 30 minutos.

Engrasa un aro de emplatar con spray antiadherente o con mantequilla. Pon la masa alrededor del aro de emplatar en forma de rosco y de forma uniforme. No te olvides de poner por debajo de la masa, el haba y el rey, envuélvelos en papel de plata.

Mete en el horno a temperatura de 40º, tapado con un trapo y deja que crezca durante una hora. Pasado ese tiempo verás que tu roscón ha crecido el doble, ahora pincela con huevo batido y decora. Yo le he puesto almendra laminada y en grano, azúcar perlado y peta crispys de chocolate.

Hornea a 180º durante 25 minutos y cuando lleve unos 15 minutos, tapa con papel de aluminio para que no se queme.  Cuando finalice de hornearse, dejar enfriar sobre una rejilla, corta en horizontal y rellena con la crema pastelera de chocolate. Y ahora a disfrutar y a presumir en familia de este rico roscón.

Si buscas otro postre navideño no te pierdas mi Panettone con pepitas de chocolate

MOUSSE DE PIÑA CON FRUTOS ROJOS

MOUSSE DE PIÑA CON FRUTOS ROJOS

MOUSSE DE PIÑA CON FRUTOS ROJOS

Esta mousse de piña con frutos rojos es una tarta muy fácil de preparar con el contraste del dulzor de la piña y la acidez de los frutos del bosque. La espiral la puedes hacer a mano pero yo he usado el molde de silicona Tourbillon 100.

Te aconsejo que hagas la tarta con un día de antelación para poder congelarla y desmoldarla más fácilmente, sobretodo si haces la espiral con el tourbillon ya que es un poco complicada de desmoldar si no está congelada.

ingredientes:

  • 280 gr de queso de untar
  • 280 ml de nata para montar
  • 120 ml de leche
  • 100 gr de azúcar
  • 200 ml agua
  • 1 sobre de gelatina de piña
  • Frutos rojos
  • 1 hoja de gelatina
  • 50 gr de chocolate blanco
  • la ralladura de una lima
  • Hojas de menta

elaboración de la espiral:

Para empezar pon la hoja de gelatina a hidratar en agua fría. Tritura los frutos rojos (reserva algunos para decorar) y cuela para quitar todas las pepitas.  Pon el zumo de frutos rojos a calentar en un cazo y en el microondas derrite el chocolate blanco, añádelo al zumo y también la hoja de gelatina escurrida. Mezcla todo bien para qué se integre y pon el resultado en el molde turbillón, si no tienes este molde, ponlo en una manga pastelera y deja enfriar, después corta la punta de la manga y haz una espiral. Si tienes el molde, mételo en el congelador.

elaboración de la tarta:

En un bol bate el queso fresco de untar, la nata, el azúcar y la leche, reserva en la nevera.

Mientras en un cazo pon el agua y sin que llegue a hervir añade el sobre de gelatina, con ayuda de una cuchara remueve bien hasta que quede la gelatina totalmente disuelta. Retira del fuego y deja enfriar un poco.

Añade la gelatina a la mezcla de queso, una vez que haya perdido temperatura y mezcla. Vierte el resultado en un molde de 20 cms y deja enfriar en la nevera mínimo 6 horas. Si es un molde entero que no es fácil de desmoldar, puedes meterlo en el congelador.

A la hora de servir poner encima la espiral, rallar la piel de una lima por encima y decorar con los frutos rojos y la menta.

Si te ha gustado esta tarta y quieres hacer una similiar no te pierdas la tarta de limón

CHEESECAKE COOKIES

CHEESECAKE COOKIES

CHEESECAKE COOKIES

Estas deliciosas cheesecake cookies son una verdadera tentación, quedan súper esponjosas y con un sabor que te va a encantar.

La receta original es del libro de las mejores recetas de Reposterito busca esposo de Casto Roldán, un libro lleno de recetas dulces y tentadoras donde predomina el chocolate. Yo he modificado un poco su receta, reduciendo la cantidad de azúcar y algún ingrediente más, así que si quieres una versión más dulce no puedes perderte el libro de Casto, te aseguro que te entrarán unas ganas de entrar a la cocina y ponerte manos a la obra.

ingredientes:

  • 500 gr de harina de repostería
  • 4 gr de bicarbonato
  • una pizca de sal
  • 125 gr de mantequilla
  • 150 gr de azúcar blanco
  • 280 gr de queso de untar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 huevo tamaño L
  • 100 gr de chocolate blanco
  • frambuesas congeladas

elaboración:

Para empezar tamiza la harina y el bicarbonato. Pon en un bol la mantequilla y el azúcar y bate con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que obtengas una crema suave. Añade el queso junto con la vainilla y cuando esté integrado, añade el huevo.

A continuación añade la harina, el bicarbonato, la sal y bate hasta conseguir una masa homogénea. Envuelve la masa en papel film y deja reposar en la nevera durante media hora.

Con ayuda de una báscula ves pesando la masa en montoncitos de 30 gr, así te saldrán todas las galletas iguales. Boléalas para que te queden como pelotas de pin pon.

Precalienta el horno a 180º y pon una hoja de papel sulfurizado en la bandeja del horno. Sobre el papel ves poniendo las bolitas de masa, separándolas entre ellas ya que crecerán, cháfalas un poquito por arriba y hornea durante 15 minutos.

Deja enfriar sobre una rejilla, mientras derrite el chocolate blanco en el microondas, hazlo cada treinta segundos para evitar que se te queme el chocolate. Pon el chocolate en una manga pastelera.

Saca las frambuesas del congelador y golpéalas suavemente para que se desprendan trocitos de la frambuesa.

Dibuja las galletas con el chocolate y añade los trocitos de frambuesa por encima. Ya tienes tus galletas listas para servir.

Si te han gustado estas galletas no te pierdas las cookies de chocolate blanco y pistachos