PASTELITOS DE BELÉM

PASTELITOS DE BELÉM

PASTELITOS DE BELÉM

Hace unos veinte años que visité Portugal y tuve la oportunidad de probar estos pastelitos de Belém, aún recuerdo su sabor y textura. Jamás me imaginé en aquel momento que acabaría haciendo esta receta y aunque he tardado un tiempo en hacerla, estoy contenta con el resultado.

Esta receta tan secretamente guardada por las monjas del convento lisboeta de los Jerónimos del barrio de Belém, por fin vio la luz gracias a la pastelería Casa Pastéis de Belém, hoy en día podemos hacerla en casa aunque no sea la auténtica.

Os dejo la receta para seis pastelitos de Belém, pero si queréis más solo has de doblar el volumen de los ingredientes.

Ingredientes:

  • 250 ml de nata con 35% de m.g.
  • 100 gr azúcar blanco
  • 3 yemas de huevo
  • la piel de medio limón
  • 1 ramita de canela
  • 25 gr de maizena
  • 5 cucharadas de leche
  • 1 plancha de hojaldre

Elaboración:

Para empezar elaborando estos pastelitos de Belém, bate las yemas de huevo junto con una cucharada sopera de leche. Reserva.

En un cazo pon la nata a fuego medio, añade el azúcar, la canela y la cáscara de limón. Deja hasta que la nata comience a hervir. En ese momento retira del fuego y tapa un par de minutos para que acabe de infusionar.

Disuelve en un vaso la maizena con el resto de la leche, mueve hasta que quede totalmente integrada.

Pasados los minutos de infusión, retira la piel de limón y la ramita de canela. Añade la leche con la maizena y con unas varillas remueve bien hasta que no quede ningún grumo, verás que la textura de la crema cambia y se vuelve más espesa.

Añade la mezcla de las yemas y deja a fuego lento, sin para de remover hasta que acabe de espesar, no ha de hervir en ningún momento.

Deja enfriar la crema, mientras prepararemos el hojaldre.

Enrolla la plancha de hojaldre por el lado más largo, corta la plancha en trozos de unos tres dedos de grosor. En un molde de magdalenas, pon los rollitos de masa, cubriendo las paredes y tapando el fondo. Si apretas un poco la masa, llegará a todos los rincones.

Precalienta el horno a 180º con calor arriba y abajo.

Rellena cada cuenco con la crema e introduce en el horno durante 25 minutos. Finalmente pon el grill y deja que se tuesten por encima unos minutos más, pero vigila que no se te quemen. Este paso también puedes hacerlo con un soplete de cocina.

Deja reposar fuera del horno hasta que se enfríen completamente.

CONSEJOS:

  • Para finalizar puedes decorarlos con azúcar glass, canela o dejarlos al natural como yo los hice.
  • Acompaña de un buen café, té o chocolate y a merendar!!!

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *