GALLETAS CON ALMENDRA Y CANELA

GALLETAS CON ALMENDRA Y CANELA

GALLETAS CON ALMENDRA Y CANELA

¡Me apetecían unas galletas con almendra y canela!.

En casa no siempre tengo pasteles o bizcochos, también me gusta hacer galletas aunque reconozco que no es lo que más cocino y mira que son rápidas de hacer y fáciles.

Después de elaborar estas deliciosas galletas con almendra y canela, que me dejaron en casa un aroma a canela espectacular, creo que se ha convertido en una receta que ha venido para quedarse durante un largo periodo.

Ingredientes para la masa:

  • 180 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr de azúcar glass
  • 300 gr de harina de repostería
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de canela en polvo

Ingredientes para el rebozado:

  • 100 gr de almendras troceadas
  • 2 cucharaditas de canela
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 huevo pequeño porque solo es para pintar la masa

Elaboración:

Para elaborar estas galletas con almendra y canela, batimos en un bol la mantequilla a temperatura ambiente junto con el huevo, la canela y el azúcar glass. Una vez que todo este integrado, tamizar la harina y mezclar hasta obtener una masa lisa.

Forma un cilindro como el de la foto y envuélvelo en papel film. Guárdalo en el congelador unos 30 minutos.

GALLETAS CON ALMENDRA Y CANELA

Mientras en un bol mezcla la canela, el azúcar y las almendras.

En un plato hondo bate el huevo, saca la masa del congelador y pincela por todos los lados con el huevo batido.

Reboza con la mezcla de canela, azúcar y almendras.

Vuelve a envolverlo en papel film y otros 30 minutos al congelador.

Precalienta el horno a 180º.

Saca la masa del congelador y córtala en rodajas de un dedo de grosor.

Cubre una bandeja de horno con papel sulfurizado, dispón las galletas de manera separada para que no se peguen entre ellas.

Hornea durante 15-20 minutos aproximadamente, has de ver que quedan doradas. Ya sabes que cada horno es un mundo, así que vigila el horno y sube o baja el tiempo de horneado en función de su potencia.

Consejos

Déjalas enfriar sobre una rejilla y mientras prepárate un buen café o un té, porque te aseguro que no podrás esperar a que se enfríen del todo.

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *