CANNELÉS DE BURDEOS

CANNELÉS DE BURDEOS

CANNELÉS DE BURDEOS

Estos pastelitos franceses llamados Cannelés de Burdeos son un auténtico capricho y además es una receta muy fácil de elaborar. Su aspecto cilíndrico con bordes estriados es lo que le da su nombre ya que proviene del idioma gascón canelat, que quiere decir canalón.

Los canelés datan de principios del siglo XVI, cuando las monjas anunciadas de Burdeos los crearon con ingredientes sobrantes que recuperaban: la harina, el azúcar, la vainilla y el ron en los buques que atracaban en el puerto de la ciudad, y las yemas de huevo en las bodegas de la región. Estas utilizaban las claras para clarificar el vino y solían donarles las yemas sobrantes. Las monjas repartían los canelés entre los pobres o los vendían. La receta fue rescatada y popularizada en 1830 por unos pasteleros bordeleses que la convirtieron en una especialidad de la ciudad.

Su exterior debe ser caramelizado y no crujiente mientras que su interior suave y gomoso. Generalmente se hornean en moldes de cobre, pero como yo tengo uno de silicona es el que he usado.

Si te ha gustado este delicioso postre francés no puedes perderte otro de los postres que he preparado para Renfe_snfc que son los vasitos de Cremé Brûleé.

INGREDIENTES:

  • 500 ml de leche
  • 50 ml de ron negro
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 25 gr de mantequilla + 15 gr para untar los moldes
  • 140 gr de harina de repostería
  • 1 huevo y dos yemas de huevo
  • 230 gr de azúcar blanco

ELABORACIÓN:

  • Poner a calentar un cazo con la leche, el ron, la esencia de vainilla y la mantequilla. Dejar hervir, tapar el cazo y reservar durante 20 minutos.
  • Mientras en un bol batir las yemas, el huevo y el azúcar hasta integrar los  ingredientes.
  • Tamizar la harina e integrar poco a poco con las yemas y el azúcar.
  • Añadir la mezcla de la leche del cazo con los ingredientes del bol. Quedará una mezcla suave, lisa y algo líquida. Tapar con papel film y dejar reposar en la nevera durante 24 horas.
  • Precalentar el horno a 230º.
  • Engrasar nuestro molde para cannelés con mantequilla derretida o con spray antiadherente.
  • Rellenar los moldes con nuestra masa y hornear 5 minutos.
  • Pasados los 5 minutos, bajar el horno a 180º y hornear durante 1 hora.
  • Sacar del horno, dejar enfriar en los moldes completamente, desmoldar y servir.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *