VASITOS DE FRESAS Y MASCARPONE

VASITOS DE FRESAS Y MASCARPONE

VASITOS DE FRESAS Y MASCARPONE

Estos vasitos de fresas y mascarpone son ideales para preparar cualquier día de la semana, ya que su preparación es súper sencilla y no te llevará mucho tiempo prepararlos.

Puedes elaborar este postre también con otro tipo de frutas que encuentres en el mercado o los que estén de temporada.

ingredientes:

  • 300 g de Fresas
  • 3 mandarinas
  • 15 ml de Vinagre balsámico
  • 10 g de Azúcar moreno
  • 200 ml nata líquida con el 35% de m.g. bien fría
  • 250 gr queso mascarpone
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 30 g de azúcar glass
  • Pistachos

elaboración:

Para empezar lava bien las fresas y después quítales el pédiculo y el sépalo (la parte verde). Después trocea las fresas en cubos pequeños y ponlas en una fuente.

Haz un zumo con las tres mandarinas y añádelas a las fresas, junto con el vinagre balsámico y un poco de azúcar moreno.

Deja reposar  la mezcla durante 1 hora en la nevera.

Mientras monta la nata batiéndola con una batidora de varillas hasta que quede bien firme, para que te monte bien ha de estar bien fría, puedes meterla en el congelador una media hora si hiciera falta.

Una vez montada, mezcla la nata con el mascarpone batido, el azúcar glass y la vainilla. Intenta mezclar con cuidado para que la nata no se baje, consiguiendo una crema homogénea, sin grumos.

Pon la mezcla en una manga pastelera y guarda en la nevera hasta que pase la hora de reposo de las fresas.

Prepara las copas alternando las capas con la mezcla de nata y mascarpone y con las fresas y un poco de su líquido de su maceración. Repetir la operación hasta llenar las copas por completo.

Finalmente decorar con unos pistachos picados y dejar enfriar en la nevera hasta el momento de servir.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas el tiramisú de fresas.

TARTA DE MANZANA CON MASA FILO

TARTA DE MANZANA CON MASA FILO

TARTA DE MANZANA CON MASA FILO

Hoy vamos a preparar una tarta de manzana con masa filo, realmente es una receta muy fácil de preparar.

La masa filo o pasta filo se usa en la gastronomía de Oriente Medio, el Magreb, Turquía, Armenia y los Balcanes y se caracteriza porque son hojas muy delgadas, casi translúcidas que quedan muy crujientes. Se usa a menudo en capas superpuestas que recuerdan a un hojaldre, aunque su elaboración es muy distinta como podrás ver en esta receta.

ingredientes:

  • 3 hojas de masa filo
  • 3 manzanas grandes
  • 5 huevos
  • 60 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 40 gr de azúcar moreno

elaboración:

Separa las yemas de las claras y reserva las claras para otra elaboración ( puedes preparar con ellas un bizcocho de claras).

Pon un cazo ancho con agua a calentar y pon otro cazo dentro para hacer un baño María. En éste último pondrás 20 gr de azúcar moreno y las seis yemas batidas. Mantén en el fuego sin dejar de remover hasta que la mezcla espese, tarda un poco en espesar, así que ten un poco de paciencia y no dejes de batir para evitar que los huevos se cuajen. Una vez que quede espesa retira del fuego y reserva.

Precalienta el horno a 180ºC.

Por otro lado derrite 20 gr de mantequilla. Pinta las láminas de masa filo con la mantequilla derretida y superpónlas sobre un molde horno redondo. Meter al horno durante unos 10 minutos o hasta que la masa filo adquiera un tono dorado intensa. Retira y reserva.

Pela y corta las manzanas en gajos.

Pon una sartén al fuego con el resto de mantequilla y azúcar moreno. Añade las manzanas y mantén a fuego suave hasta que las manzanas se caramelicen.

Vierte la crema de los huevos sobre el molde forrado con masa fijo y coloca las láminas de manzana por encima.

Extrae con cuidado el molde para evitar que se rompan las hojas de masa filo y comprueba que la masa por debajo ha quedado bien cocida, sino introduce de nuevo la tarta en el horno con calor solo abajo durante 10 minutos a 180ºC cubriendo la parte superior con papel de aluminio.

Puedes pintar la masa filo con un poco de mantequilla derretida para que te quede más brillante y puedes acompañar la tarta con un helado de vainilla.

TIRAMISÚ DECONSTRUIDO

TIRAMISÚ DECONSTRUIDO

TIRAMISÚ DECONSTRUIDO

Hoy os enseño a preparar un tiramisú deconstruido, un postre súper original que os va a hacer triunfar con vuestros invitados y vas a poder sacar tu parte más creativa.

Este tiramisú deconstruido tienes diversas elaboraciones por lo que te recomiendo que lo hagas con algo de tiempo, pero realmente es muy fácil de preparar. Lo único que has de tener en cuenta es que entre los ingredientes hay algunos que son un poco especiales como el agar-agar, las cargas del sifón o el alginato, pero se pueden encontrar todos por internet.

ingredientes para el espagueti de café:

  • 150 ml de café
  • 5 ml de ron
  • 2 gr de agar-agar en polvo
  • 1 cucharadita de azúcar

materiales para el espagueti:

  • una jeringa
  • un tubo de pvc

elaboración del espagueti:

Prepara el café, añade el azúcar y el ron. Deja enfriar totalmente el café. Una vez frío disuelve en el café el agar-agar. Lleva al fuego a cocinar, espera que rompa el hervor removiendo y retira del fuego.

Prepara un recipiente con agua fría, llena la jeringa de la mezcla de café y a continuación llena el tubo de pvc, poniendo la terminación del tubo dentro del recipiente con agua fría. Presiona la jeringa hasta que salga el espagueti gelificado por la punta del tubo.

Reserva en un recipiente a parte para evitar que se rompan, hasta finalizar el líquido.

ingredientes para las esferificaciones:

  • 150 ml de agua
  • 5 g de Alginato de sodio
  • 100 g de queso mascarpone
  • 1 huevo
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharada de azúcar

materiales:

  • Cuchara perforada

elaboración:

Para empezar separa las yemas de la clara y reserva la clara. Pon las yema de huevo en un bol y bate con el azúcar, han de blanquear. Agrega el mascarpone y mezcla hasta obtener una crema sin grumos. Reserva en la nevera y mientras enfría monta las clara junto con una pizca de sal.

Una vez montadas, las has de incorporar a la crema mascarpone, con ayuda de una espátula y con movimientos envolventes. Este paso es importante para que no se baje la crema, siempre de abajo hacia arriba y así hasta que queden integradas las dos elaboraciones.

Pon la mezcla en una manga pastelera con boquilla ancha y reserva en la nevera.

Prepara el baño para la esferificación inversa, para ello mezclamos el agua con el alginato con una batidora o eléctrica y lo batimos durante 2 minutos. Quedará una mezcla gelatinosa. Deja reposar la mezcla en la nevera una media hora.

Preparamos dos boles anchos, en uno pondremos agua limpia y en el otro pondremos la mezcla anterior de alginato.

Ves añadiendo con la manga pastelera bolitas de la crema del tiramisú en la mezcla de alginato y con ayuda de la cuchara perforada vamos recubriendo cada esfera con la mezcla de alginato. Dejamos actuar unos segundos y retiramos una esfera y la ponemos en el bol de agua limpia, y así sucesivamente hasta hacer todas las esferas que necesitemos.

ingredientes para la esponja de chocolate:

  • 160 g claras
  • 90 g cobertura de chocolate negra 64% cacao
  • 60 g azúcar lustre
  • 0,5 g sal fina
  • 10 g cacao en polvo
  • 30 g harina floja
  • 35 g aceite de girasol
  • 25 g mantequilla

materiales:

  • Sifón
  • 2 Cargas de sifón
  • Vasos de plástico

elaboración:

Batir las claras, el chocolate derretido, el azúcar glas, la sal, el cacao, la harina, el aceite y la mantequilla fundida.  Colar la mezcla, ponerla dentro del sifón de litro con las dos cargas y agitar enérgicamente.

Hacer tres pequeños cortes en la parte inferior de los vasos. Rellenar cada vaso con un tercio de la masa del sifón ya que después la masa crecerá. Cocer en el microondas a 800W durante 40 segundos.

Da la vuelta a los vasos, deja que se enfríen y deja la masa en los vasitos hasta que vayas a servirlos, para evitar que se sequen. Justo antes de servir, suelta el bizcocho del borde de los vasos con ayuda de un cuchillo y corta a trozos.

montaje del plato:

Derrite un poco de chocolate negro y ponlo en el fondo del plato, decora con el espagueti de café, las esferas de tiramisú y el bizcocho de chocolate. Finalmente acaba la decoración con cacao en polvo o un carquiñoli rallado. Sirve frío tu tiramisú deconstuido.

TARTA PASIEGA CON PIÑA

TARTA PASIEGA CON PIÑA

TARTA PASIEGA CON PIÑA DEL MONTE

Esta tarta pasiega con piña Del Monte es una tarta tradicional que hacemos en casa siempre que nos juntamos toda la familia y que queremos un postre fresquito y ligero después de una gran comida. Sobretodo la solemos hacer para las fiestas navideñas, que después del festín parece que apetece algo fresquito, ligero y saludable.

Para hacer esta receta he usado la piña Del Monte, una piña con el dulzor natural de sus plantaciones, sin aditivos y súper saludable. La encontrarás en lata, ya cortada y totalmente natural, mucho más práctica y cómoda ya que siempre puedes tenerla en tu despensa sin que se caduque.

Generalmente esta tarta la hacemos sin base de bizcocho para que quede más ligera, pero para la receta de hoy, he decidido darle ese toque para redondear más el postre.

ingredientes:

  • 1 lata de piña Del Monte
  • Caramelo líquido
  • 400 mililitros de nata con 35% m.g.
  • 30 gramos de azúcar
  • 1 sobre de gelatina de piña
  • 250 ml de agua
  • Sobaos pasiegos
  • Menta y grosellas para decorar

elaboración:

Para empezar en un molde de silicona vierte el caramelo líquido para cubrir todo el fondo (puedes usar un molde rectangular o redondo). Añade unas rodajas de piña hasta cubrir la base de la tarta.

Preparar la gelatina, para ello pon a hervir 250 ml de agua y añade la gelatina, remueve bien hasta que quede integrada.

Añade la nata, el azúcar, 4 rodajas de piña troceadas y el agua de la lata de la piña. Vuelve a poner en el fuego, remueve y retira antes de que comience a hervir.

Con cuidado pon esta mezcla dentro del molde, ten en cuenta que has de dejar espacio para los sobaos pasiegos, así que no lo llenes hasta arriba si quieres acabarlos con este bizcocho.

A continuación ponle los sobaos de tal manera que te quede totalmente cubierto, para ello tendrás que ir cortando algunos en trozos más pequeños para cubrir los huecos.

Después tapa con papel film y guarda en la nevera unas 4 horas.

Finalmente desmolda sobre una bandeja y acaba decorando con unas grosellas y unas hojitas de menta.

TARTA BOURDALOUE

TARTA BOURDALOUE

TARTA BOURDALOUE

La tarta Bourdaloue es una tarta francesa creada alrededor de 1850 por la pastelería Fasquelle ubicada en la rue Bourdaloue, de hay viene su nombre.

Se compone de grandes trozos de pera encima de una crema de almendras deliciosa. Sobre esta tarta tengo la versión rápida y fácil en la receta de tarta de peras y almendras. Pero si quieres hacer la auténtica versión con la masa no te pierdas esta receta.

ingredientes para la masa:

  • 400 gr harina de repostería
  • 80 gr de azúcar
  • 8 gr de sal
  • 160 gr de mantequilla fría
  • 2 huevos

ingredientes para la gelatina:

  • 500 ml de agua
  • 4 hojas de gelatina

ingredientes para las peras en almíbar:

  • 4 peras conference
  • 400 ml de agua
  • 200 gr de azúcar
  • 1 ramita de vainilla
  • 1 ramita de canela

ingredientes para la crema de almendra:

  • 160 gr mantequilla a temperatura ambiente
  • 90 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 225 gr de almendra en polvo
  • 10 ml de ron añejo
  • 1 rama de vainilla
  • Pizca de sal

elaboración:

Para empezar prepara la masa para ello mezcla los ingredientes secos de los ingredientes de la masa, la harina, azúcar y sal. Arena con la mantequilla, pellizcando la harina e integrándola con todo, puedes hacerlo también con un robot de cocina.

Liga la masa con el huevo sin trabajar en exceso, envuélvela con papel film y deja reposar en la nevera.

Prepara la gelatina, para ello pon las hojas de gelatina en agua con hielo durante unos minutos. Pon el agua a calentar y añade el azúcar. Reduce el almíbar, añade la gelatina escurrida y deja cocer unos segundos. Reserva.

Prepara las peras, para ello pela, parte por la mitad y saca el corazón de la fruta. Juntar el agua con el azúcar, la canela y la vainilla, cuando comience a hervir, introduce las peras y deja cocer durante 15-20 minutos.

Saca la masa de la nevera, pon una lámina de papel de horno encima de la mesa de trabajo, pon la masa encima y otra lámina de papel encima de la masa. Extiende con un rodillo la masa tanto como el tamaño del molde donde vayas a hornearlo. Una vez estirada la masa, adáptala al molde y guarda de nuevo en la nevera.

Prepara la crema de almendra, para ello bate fuertemente la mantequilla con el azúcar y la sal. Añade los huevos de uno en uno a medida que se integre con la mantequilla. Añade el ron y las semillas de la vainilla.  Incorpora la almendra en polvo y guarda en una manga pastelera.

Hornea la masa poniendo peso encima para que no crezca, durante 10 minutos a 180ºC.

Una vez horneada, saca del horno, deja enfriar y rellena con la crema de almendras. Coloca las peras encima a tu gusto y vuelve a hornear a 180º C durante 15 minutos.

Finalmente desmolda, pinta con gelatina y si quieres puedes espolvorear azúcar glass.

 

CORONA DE HOJALDRE CON CREMA Y MERENGUE

CORONA DE HOJALDRE CON CREMA Y MERENGUE

CORONA DE HOJALDRE CON CREMA Y MERENGUE

Hoy vamos a preparar una deliciosa corona de hojaldre con crema y merengue. Con una bonita presentación puedes darle tu toque navideño, o también puedes hacerla para una ocasión especial solamente cambiando la decoración final.

La elaboración de esta corona es bien sencilla, ya que en este caso el hojaldre lo compraremos ya elaborado, por lo que no tiene ninguna dificultad.

ingredientes para la corona:

  • 2 láminas de hojaldre redondas
  • Azúcar glass
  • Sprinkles de decoración

ingredientes para la crema pastelera:

  • 45 gr de maicena
  • 4 yemas
  • 500 ml de leche
  • 100 gr de azúcar
  • 1/2 vaina de vainilla

ingredientes para el merengue:

  • 3 claras de huevo
  • 160 gr de azúcar
  • 1 chucharada de maicena
  • 1/2 cucharadita de vinagre blanco

elaboración de la crema pastelera:

Para empezar vamos a preparar la crema pastelera, para ello pon la leche (menos un vaso que reservaremos para luego) a hervir junto con la vaina de vainilla abierta a lo largo.

En un bol, bate las yemas con el azúcar hasta que este integrado. En el vaso de leche que habíamos reservado, añade la maicena y remueve hasta integrar. Pon esta preparación en el bol con las yemas y remueve. Viértelo en el cazo donde tienes la leche y cocina a fuego suave removiendo con unas barillas hasta que espese. Después retira del fuego y cubre con papel film de tal manera que toque la crema, para evitar que se forme una costra. Reserva la crema pastelera en la nevera y cuando este fría ponla en una manga pastelera con boquilla rizada.

ELABORACIÓN DE LA CORONA:

Extiende una lámina de hojaldre sobre la placa del horno cubierta con el papel de horno, corta con un molde redondo de unos 28 cms la parte exterior de la corona (si no tienes puedes hacerlo con un plato redondo también). Después corta su interior con otro aro más pequeño, de unos 16 cms.

Pincha la masa y espolvorea con azúcar glas, coloca encima otra lámina de papel de horno y encima ponle peso para que no crezca la masa. Hornea a 180ºC durante 15-20 minutos, cuando veas que está dorada y deja enfriar.

Corta la otra lámina de hojaldre de la misma manera que la anterior, espolvorea con azúcar glas y sin pinchar ni tapar con otra placa, hornea durante 15-18 minutos a 180ºC.

elaboración del merengue:

Bate las claras con las varillas y cuando empiecen a formar picos blandos, añade la mitad del azúcar sin dejar de batir.

Cuando empiecen a formar picos más brillantes, añade el resto del azúcar mezclado con la maicena y finalmente añade el vinagre.

Pon el merengue en una manga pastelera con una boquilla rizada o puedes usar dos mangas con distintas boquillas para darle diferentes formas.

montaje de la tarta:

Coloca la corona más baja en la base del plato de presentación, rellena con la crema pastelera. Cubre con la corona más alta y decora con el merengue a tu gusto. Finalmente añade los sprinkles de decoración.

Si te ha gustado esta corona no te pierdas el roscón de reyes con crema pastelera

TARTA DE QUESO DE LA VIÑA CON MYCOOK TOUCH TAURUS

TARTA DE QUESO DE LA VIÑA CON MYCOOK TOUCH TAURUS

TARTA DE QUESO DE LA VIÑA CON MYCOOK TOUCH TAURUS

Hoy os enseño a preparar la famosa tarta de queso de la Viña con Mycook Touch Taurus. Esta tarta es conocida no solo en San Sebastian, sino que por las redes sociales se ha producido una revolución con esta receta.

Prepararla con el robot Mycook Touch la hace mucho más sencilla, ya que el robot te deja la masa en el punto óptimo y te queda sin grumos y con un color brillante. Permite la elaboración de todo tipo de recetas de forma fácil, sencilla, rápida y limpia sin necesidad de conocimientos previos de cocina.

Ahora puedes adquirir tu robot con un el CUPÓN DE DESCUENTO IRENE COCINA, con este descuento tendrás el mejor precio del mercado.

ingredientes:

  • 900 gr de queso de untar
  • 500 ml de nata con un 35% de materia grasa
  • 5 huevos tamaño L
  • 200 gr de azúcar
  • 50 gr de harina de repostería

elaboración:

Para empezar a preparar esta deliciosa y suave tarta, has de precalentar el horno a 200º C.

El molde que uso para su cocción es de 26 cms pero puedes usar uno más pequeño ajustando las cantidades. Si no utilizas un molde de silicona, has de engrasarlo primero con mantequilla o con un spray desmoldante.

Con un colador tamiza la harina.

Pon la paleta mezcladora sobre la cuchilla. Añade en el vaso del robot todos los ingredientes y bate a velocidad 3 durante 3 minutos.

Abre la tapa y si ha salpicado las paredes o la tapa con la masa, baja hacia el centro con ayuda de la espátula y vuelve a mezclar 1 minuto más.

Vierte dentro del molde de cocción la masa obtenida. Baja el horno a 180º C y hornea la tarta durante 60 minutos. Verás que la masa crecerá bastante, incluso por encima del molde, pero no la toques que al enfriar volverá a bajar.

Finalizado el tiempo de cocción si no se ha dorado por encima, sube un poco la temperatura, no más de 200º y dórala un par de minutos más.  Una vez que ya se ha acabado el tiempo, no la saques del horno,  tapa la tarta con papel de aluminio y déjala enfriar con el horno entreabierto durante 1 hora, así evitarás el cambio brusco de temperatura y que se te baje de golpe.

Cuando saques la tarta de queso del horno, verás que la tarta se mueve, como si estuviera cruda pero no te preocupes que te quedará perfecta.

Deja enfriar completamente sin desmoldar en la nevera unas horas o consume al día siguiente.

CONSEJO PARA DISFRUTAR DE LA TARTA DE QUESO

Puedes acompañarla con la fruta de temporada e incluso poniendo una capa de mermelada por encima.

 

PANNA COTTA DE CAFÉ

PANNA COTTA DE CAFÉ

PANNA COTTA DE CAFÉ

Esta Panna cotta de café no puedes perdértela, ya sabes a estas alturas que es uno de mis postres favoritos y que lo he versionado un montón de veces. Realmente pienso que para hacer un buen postre no necesitas complicarte mucho la vida y este postre no puede ser más sencillo.

ingredientes:

  • 150 ml de café recién elaborado
  • 400 ml de nata con el 35% m.g.
  • 5 hojas de gelatina
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 150 ml de leche
  • 1 cucharadita de café soluble
  • 1 cucharadita de azúcar glass
  • 1 cucharadita de cacao en polvo

elaboración:

Para empezar pon 4 hojas de gelatina en remojo en agua fría durante unos minutos para que se hidraten bien, yo las pongo de una en una dejando entre ellas un minuto para que nos e peguen.

Prepara un café expreso y reserva.

En un cazo pon la nata a calentar, añade el azúcar blanco y el aroma de vainilla, cuando empiece a hervir retira del fuego. Añade a la mezcla el café expreso y las hojas de gelatina que ya estarán hidratadas y bien escurridas del agua. Mezcla bien todo el conjunto con unas varillas hasta que veas que se disuelven las hojas de gelatina.

Pon la mezcla en vasos individuales de cristal y resérvalos en la nevera durante mínimo 6 horas.

Una vez que el postre ha gelificado, pon la otra hoja de gelatina que nos había quedado en agua a hidratar.

Vierte la leche en un cazo y caliéntala hasta que empiece a humear.

Añade el café soluble, el azúcar glass, la cucharadita de cacao y remueve hasta integrarlos.

Retira el cazo del fuego, añade la gelatina bien escurrida y mezcla bien, reparte en los vasitos sobre la gelatina de café y resérvalos mínimo 2 horas en la nevera.

Puedes decorarlos con un poco de chocolate picado y unos granos de café.

Si te ha gustado esta receta, no te pierdas la panna cotta de nutella

CANNELÉS DE BURDEOS

CANNELÉS DE BURDEOS

CANNELÉS DE BURDEOS

Estos pastelitos franceses llamados Cannelés de Burdeos son un auténtico capricho y además es una receta muy fácil de elaborar. Su aspecto cilíndrico con bordes estriados es lo que le da su nombre ya que proviene del idioma gascón canelat, que quiere decir canalón.

Los canelés datan de principios del siglo XVI, cuando las monjas anunciadas de Burdeos los crearon con ingredientes sobrantes que recuperaban: la harina, el azúcar, la vainilla y el ron en los buques que atracaban en el puerto de la ciudad, y las yemas de huevo en las bodegas de la región. Estas utilizaban las claras para clarificar el vino y solían donarles las yemas sobrantes. Las monjas repartían los canelés entre los pobres o los vendían. La receta fue rescatada y popularizada en 1830 por unos pasteleros bordeleses que la convirtieron en una especialidad de la ciudad.

Su exterior debe ser caramelizado y no crujiente mientras que su interior suave y gomoso. Generalmente se hornean en moldes de cobre, pero como yo tengo uno de silicona es el que he usado.

Si te ha gustado este delicioso postre francés no puedes perderte otro de los postres que he preparado para Renfe_snfc que son los vasitos de Cremé Brûleé.

INGREDIENTES:

  • 500 ml de leche
  • 50 ml de ron negro
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 25 gr de mantequilla + 15 gr para untar los moldes
  • 140 gr de harina de repostería
  • 1 huevo y dos yemas de huevo
  • 230 gr de azúcar blanco

ELABORACIÓN:

  • Poner a calentar un cazo con la leche, el ron, la esencia de vainilla y la mantequilla. Dejar hervir, tapar el cazo y reservar durante 20 minutos.
  • Mientras en un bol batir las yemas, el huevo y el azúcar hasta integrar los  ingredientes.
  • Tamizar la harina e integrar poco a poco con las yemas y el azúcar.
  • Añadir la mezcla de la leche del cazo con los ingredientes del bol. Quedará una mezcla suave, lisa y algo líquida. Tapar con papel film y dejar reposar en la nevera durante 24 horas.
  • Precalentar el horno a 230º.
  • Engrasar nuestro molde para cannelés con mantequilla derretida o con spray antiadherente.
  • Rellenar los moldes con nuestra masa y hornear 5 minutos.
  • Pasados los 5 minutos, bajar el horno a 180º y hornear durante 1 hora.
  • Sacar del horno, dejar enfriar en los moldes completamente, desmoldar y servir.
VASITOS DE CRÉME BRÛLEÉ

VASITOS DE CRÉME BRÛLEÉ

VASITOS DE CRÉME BRÛLEÉ

Hoy os traigo un postre delicioso con estos vasitos de Créme Brûleé. #CuandoVolvamosaViajar pienso retomar mis viejas costumbres, soñar con nuevos destinos y perderme por bellas ciudades. Cuando volvamos a viajar volveré a comer aquellos platos que tanto me entusiasman y que hacen que sonría nada más pensar en ellos.
Quiero volver a viajar cómodamente con @renfe_sncf y comerme Nimes a bocados, saborear la ciudad de Lyon, embelesarme con la arquitectura de Nimes o simplemente sentarme a los pies de la Torre Eiffel mientras me como una cajita de macarons. Quiero no preocuparme de nada, dejarme llevar a mi destino desconocido y recuperar este año perdido.
Hace un año, justo una semana antes de la pandemia, viajé con @renfe_sncf a Montpellier y uno de los mejores recuerdos que tengo, es una deliciosa Cremè Brûleé que me tomé de postre en uno de sus magníficos restaurantes.
Hoy quiero que viajes conmigo, transportarte a ese momento mágico que viví y que pruebes mi receta de este espectacular postre francés, ¿te animas a prepararlo? Pues toma nota de los ingredientes:

INGREDIENTES:

  • 200 gr de leche
  • 100 gr de yemas de huevo
  • 75 gr de azúcar
  • 250 gr de nata con el 35% de m.g.
  • 1 ramita de canela en rama
  • azúcar moreno para quemar

ELABORACIÓN:

  • Para empezar hervir la leche y la nata en un cazo junto con la ramita de canela. Cuando comience a hervir, tapar y dejar infusionar durante treinta minutos.
  • Precalentar el horno a 110º.
  • En un bol batir las yemas con el azúcar, e incorporar con ayuda de un colador la mezcla de leche y nata.
  • Rellenar los vasitos aptos para horno, tapar con papel de aluminio, ponerlos en una bandeja con agua y hornear durante una hora y media.
  • Una vez horneados dejar enfriar sobre la encimera y después dejar enfriar totalmente en la nevera.
  • Espolvorear por la superficie de la crema el azúcar moreno y requemar con un soplete de cocina.
  • Antes de presentar se puede decorar con alguna forma de azúcar, hojas de menta o fruta fresca.
TARTA CON MELÓN Y CUAJADA

TARTA CON MELÓN Y CUAJADA

TARTA CON MELÓN Y CUAJADA

Qué ganas que tenía de hacer una tarta fría ideal para el verano y esta tarta con melón y cuajada es ideal. Además lo más importante es que el melón sea de gran calidad y sepa a lo que tiene que saber, porque no sé si a vosotros os pasa pero que mal sabe cuando compras una fruta que no sabe a nada, así que para hacer una buena tarta no me lo juego y uso los melones @jimbeemelon, os aseguro que el olor es impresionante pero el sabor todavía lo es más.

Estoy muy contenta con el resultado de la tarta porque además de bonita, es sorprendente y que mejor que cuando vienen invitados a casa prepararles un postre como éste.

Así que voy corriendo a explicaros como se hace esta maravillosa tarta con melón y cuajada de @jimbeemelon.

ingredientes:

  • 1 melón y medio de @jimbeemelon
  • 1 lamina de pasta brisa refrigerada
  • 2 sobres de cuajada en polvo
  • 1 litro de leche
  • 50 gr de azúcar
  • 6 hojas de gelatina
  • Hojas de menta

elaboración de la TARTA CON MELÓN Y CUAJADA:

Para empezar precalienta el horno a 180º.

Estira la masa brisa y cubre con el papel sulfurizado el interior del molde para tartas. Pincha toda la masa con las púas de un tenedor y ponle garbanzos a la masa para que al hornearla no crezca.

Hornea la masa durante 20 minutos, después retira del horno, saca con cuidado los garbanzos ya que quemarán y vuelve a meter en el horno otros 5 minutos o hasta que veas que la masa queda totalmente dorada. Finalizado el tiempo, deja enfriar la masa y después retira el papel del horno.

preparación del relleno:

Deslía los sobres de cuajada en un vaso con leche con unos 250 ml. El resto de leche ponlo en un cazo junto con el azúcar y deja que llegue a hervir.

Cuando la leche llegue a ebullición, agrega la cuajada que tienes en el vaso con el resto de la leche, remueve un poco y rellena la base de la tarta con la mezcla de la cuajada. Deja enfriar en la nevera, más o menos en una hora, hora y media te ha de cuajar, sino espera un poco.

Corta el melón por la mitad, retira todas las pepitas y con ayuda de una cuchara vaciadora de frutas, ves extrayendo bolas de la pulpa. Has de hacer tantas como el tamaño de tu tarta, el resto de la carne del melón o los trozos que te queden sueltos, ponlos en el vaso de una túrmix.

Pon las hojas de gelatina en agua fría durante 15 minutos. Mientras tritura la carne del melón que tienes en el vaso de la túrmix, más o menos tendrás unos 400 ml.

Pon el líquido resultante en un cazo a calentar a fuego medio, cuando ya esté caliente introduce las hojas de gelatina que ya estarán hidratadas y escurridas de agua.

Remueve la mezcla hasta disolver totalmente la gelatina y retira del fuego.

Ahora has de poner esta mezcla encima de la de la cuajada que ya de haber cuajado totalmente.

Deja de nuevo en la nevera hasta que se solidifique totalmente.

Finalmente decora con las bolitas de melón, unas hojas de menta fresca y unas flores. Ya puedes servir la tarta y disfrutar de una deliciosa merienda.

Si te ha gustado la receta y te ha quedado melón también puedes hacer un delicioso y refrescante gazpacho de melón.

GALETTE CON FRESAS MACERADAS

GALETTE CON FRESAS MACERADAS

galette CON fresas MACERADAS

Es época de fresas y esta galette con fresas maceradas es una interpretación de la receta que  preparó mi amiga @cocina_tu_imaginación en el directo que hicimos desde Instagram. Yo preparé el tiramisú de fresas mientras la galette de Montse se horneaba y es que el denominador común de nuestras recetas es el producto de temporada, las fresas.

Hay que aprovechar que están ahora en su punto óptimo y que podemos encontrar en el mercado unas fresas de primera.

Las galettes son una especialidad gastronómica de la región francesa de Bretaña. Es una variante de las clásicas crêpes. Hoy en día las galettes las puedes encontrar con todo tipo de frutas y también con verduras o ingredientes salados.

ingredientes para las fresas maceradas:

  • 400 gr de fresas maceradas
  • 4 cucharadas de miel
  • 1 rama de canela
  • pimienta molida
  • 4 cucharas de azúcar
  • 50 ml de agua

ingredientes para la galette:

  • 1 masa brisa elaborada
  • Las fresas maceradas
  • 3 cucharadas de almendra en polvo
  • 1 huevo batido
  • Almendra laminada para decorar
  • Helado
  • Hojas de menta

elaboración:

Para empezar vamos a macerar las fresas, para ello pon a hervir el agua junto con la ramita de canela y la miel. Retira del fuego y deja enfriar.

Lava las fresas y retira la parte verde, corta en trocitos y ponlas en un bol. Añade a las fresas el azúcar y una pizca de pimienta molida.  Añade la mezcla del agua a las fresas, mezcla todo el conjunto y déjalo reposar una hora.

Cuela las fresas y precalienta el horno a 200º. Pon tres cucharadas soperas de almendras laminadas en agua.

Estira la masa brisa y añade unas cucharadas de almendra molida sobre la masa dejando un margen para luego poder doblar la masa hacia dentro, con unos 5 cms es suficente por cada lado.

Encima de la almendra poner las fresas maceradas. Dobla la masa hacia el centro de la galette tal y como ves en la foto, puedes ir haciendo pliegues para que te quede mejor.

Bate un huevo y pincela todo el borde de la galette, espolvorea un par de cucharadas de azúcar y añade las almendras laminadas escurridas.

Hornea la galette unos 25-30 minutos cuando veas que te queda dorada.  Deja enfriar y pon en el centro una bola del helado que más te guste, yo le he puesto una bola de queso de cabra y unas hojas de menta.

VASITOS DE YOGUR Y MARACUYÁ

VASITOS DE YOGUR Y MARACUYÁ

VASITOS DE YOGUR Y MARACUYÁ

Si buscas un postre fácil has de hacer estos vasitos de yogur y maracuyá. Es una receta en la que no necesitas muchos ingredientes, aprovecha lo que tengas en casa y haz esta receta tuya. Esta receta ha surgido en estos días de confinamiento en casa debido al virus del Coronavirus, así que he decidido aprovechar los productos que tengo en casa y darles diferentes servicios.

Hace unos días hice la tarta de queso con maracuyá y me sobraron cuatro frutas que tenía en la nevera y que no quería que se echaran a perder, la verdad es que duran bastante, pero no está la cosa como para ir tirando.

También encontré en casa una bolsa con carquiñolis que son unas galletas típicas de Cataluña, yo a veces las hago casero, pero estas me las regalaron para navidad y las tenía sin abrir. Como no tenía galletas, decidí usarlos.

Por último, algo que nunca falta en casa son los yogures y en este caso tenía yogur griego, así que era ideal para hacer mi postre en vasito.

ingredientes:

  • 4 frutas de la pasión o maracuyá
  • 3 yogures griegos
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Galletas o en mi caso carquiñolis
  • Decora con unas hojas de menta

elaboraciÓn:

Para empezar pica las galletas o los carquiñolis hasta obtener una tierra gruesa, no es necesario que lo mezcles con mantequilla, pero si te gusta que la parte de la galleta sea más densa, solo has de derretir un poco de mantequilla y mezclar con esta tierra. Yo no lo hice, así que una vez triturada lo que hice fue ponerlo en la base de los vasitos.

Abre la fruta del maracuyá por la mitad y extrae todo su interior, ponlo en un cazo junto con el azúcar. Ponlo a fuego bajo hasta que se deshaga el azúcar y reserva.

Rellena los vasos con el yogur griego, yo lo compré azucarado, pero si lo compras sin azúcar lo puedes añadir antes de ponerlo en el vaso.

Finalmente pon por encima la mermelada que se ha formado con la fruta del maracuyá y deja reposar en la nevera.

Antes de servir, puedes adornar con unas hojas de menta y ya tendrás tu postre listo.

Vasitos de Oreo

VASITOS DE OREO

VASITOS DE OREO

Estos vasitos de Oreo son ideales para merendar o para el fin de una buena comida. Si te gustan las galletas Oreo no puedes perderte este postre que estoy segura que vas a repetir y repetir.

La receta es muy sencilla de preparar y puedes prepararla con antelación y dejarla en la nevera, incluso la puedes preparar el día anterior, si tienes invitados.

ingredientes:

  • 2 paquetes de galletas Oreo
  • Una tarrina de 250 gr de mascarpone
  • 500 gr de nata para montar
  • Una pizca de azúcar

elaboración:

Para empezar tritura con ayuda de un robot seis galletas oreo hasta que queden polvo. En los vasos de presentación pon una capa de galletas de Oreo, aproximadamente un dedo de grosor. Con lo que te sobre, mézclalo con la crema mascarpone y con 400 gr de nata.

Pon el resultado en una manga pastelera y rellena todos los vasos. Monta los 100 gr de nata restantes y el azúcar con ayuda de un robot hasta que te quede la nata firme.

Pon en una manga pastelera una boquilla rizada y rellena con la nata. A continuación rellena la parte superior de los vasos con esta nata.

Por encima espolvorea un poco de polvo de galletas Oreo y decora con una galleta Oreo. Reserva en la nevera hasta la hora de servir. Si no piensas consumirlo en unas horas, no hagas el último paso de poner la galleta encima, ya que con el tiempo se te humedecerá y se romperá la galleta.

Es un postre ideal para los niños ya que les chiflan este tipo de galletas y además quedan muy llamativos, te recomiendo que no los hagas en vasos muy grandes, lo suficiente para que te quepa la galleta superior, porque es un postre bastante completo.

Si te gustan estas galletas te recomiendo que leas también estas otras recetas: cookies de Oreo y el Bundt Cake de Oreo  

 

 

PIÑA CON CREMA PASTELERA

PIÑA CON CREMA PASTELERA

PIÑA CON CREMA PASTELERA

Este postre de piña con crema pastelera además de ser súper fácil y rico, queda con una bonita presentación si tienes invitados. Además es un postre muy versátil ya que puedes hacerlo con diferentes tipos de frutas, yo ya estoy pensando cual será mi próxima versión. Puedes hacerlo con la fruta natural o puedes hacerlo también con piña en almíbar como hice yo en esta ocasión, ya que me regalaron unos botes de piña y no sabía que uso darles, así que se me ocurrió hacer esta torre de piña que quedó fantástica.

ingredientes:

  • 1 bote de piña en almíbar o piña natural
  • Para decorar fresas y hojas de menta fresca

INGREDIENTES PARA LA CREMA PASTELERA:

  • 500 ml de leche
  • 3 yemas de huevos
  • 40 gr de maicena
  • 100 gr de azúcar
  • 25 gr de mantequilla
  • 1 ramita de canela en rama
  • La piel de un limón

elaboración de la crema pastelera:

Para empezar vamos a preparar la crema pastelera, para ello lava y pela el limón. En un cazo pon 250 ml de leche menos un vaso que utilizaremos después, la piel del limón y la ramita de la canela. Cuando empiece a hervir apaga el fuego y deja enfriar. Retira la piel de limón y la rama de canela.

Deshaz la maicena en el vaso de leche que teníamos reservado y añádela a la mezcla anterior. Bate las yemas de los huevos junto con el azúcar y añádelos a la mezcla anterior. Pon todo en el cazo a fuego medio y remueve con una cuchara de madera hasta que espese. Vigila que no se pegue.

Finalmente fuera del fuego añade la mantequilla y remueve hasta que quede bien integrada. Deja enfriar la crema en una fuente y cubre con film transparente. El film ha de tocar la crema evitando que el aire entre dentro ya que nos formaría una capa.

montaje de la piña con crema pastelera:

Mientras se enfría la crema pastelera, pela la piña y córtala a rodajas quitándole el centro que es la parte más dura de la piña. Si lo haces con piña en almíbar este paso te lo puedes ahorrar ya que viene toda lista. Pon en ambos casos la piña en una plancha eléctrica o una plancha al fuego y deja que se dore la piña.

Retira y en el plato pon una rodaja de piña. Ahora pon la crema en una manga pastelera y rellena el centro de la piña y haz una circunferencia que cubra toda la superficie de la piña. Pon otra rodaja encima de la piña y vuelve a rellenar con la crema, así sucesivamente hasta que tengas cuatro rodajas de piña.

Finalmente decora con azúcar glass, unas fresas y unas hojas de menta fresca.

Si quieres hacer alguna otra receta con piña no te pierdas la tarta de queso y piña al horno que queda sensacional, para ello pincha aquí.