TARTA DE QUESO Y PIÑA AL HORNO

TARTA DE QUESO Y PIÑA AL HORNO

TARTA DE QUESO Y PIÑA AL HORNO

Esta tarta de queso y piña al horno, es ideal con la llegada de la primavera. Me gusta hacer recetas más fresquitas.

Si buscas una tarta de queso refrescante y nada empalagosa, esta es tu receta. Además en cuanto sepas un poco más sobre esta fruta, estoy segura que te convencerás a probar esta nueva versión de la tarta de queso.

La piña es una deliciosa fruta tropical dulce, sabrosa y fácil de comer. Además es muy saludable y gran aliada de las dietas, ya que esta fruta es altamente depurativa, contiene un 85% de agua, por lo que es saciante, hidratante y poco calórica. Alta en fibra que nos ayuda a depurar el organismo y en potasio que nos facilita la eliminación de líquidos por su efecto diurético.

Esta fruta es rica en hidratos de carbono, como su absorción es lenta, nos da energía durante más tiempo. Además contiene hierro, magnesio, yodo, zinc y manganeso. Vitaminas como la A, B y C por lo que nos aporta una gran fuente de antioxidantes,  ideales para retrasar el envejecimiento.

Para personas con artritis o gota, esta fruta es ideal ya que tiene propiedades antiinflamatorias.

¿A que ya te he convencido para hacerla? Pues espera a ver lo fácil que es.

Ingredientes para la tarta:

  • 200 gr de queso batido
  • 200 gr de Mascarpone
  • 150 gr de azúcar
  • 2 yogures de piña
  • 4 huevos
  • 100 gr de maicena

Ingredientes para la decoración:

  • Coco rallado
  • Piña natural
  • 1 sobre de gelatina de piña

Elaboración:

Precalentar el horno a 180ºC.

Batir el queso batido con el mascarpone y el azúcar hasta que quede todo integrado. Añadir los yogures y los huevos, volver a batir para que se integren. Finalmente tamiza la maicena y vuelve a batir todo bien.

Poner todo en un molde desmoldable e introducir en el horno durante 35 minutos.

Finalizado el tiempo, dejar enfriar sin sacar del molde para evitar que se rompa.

Una vez fría, prepara la gelatina según las instrucciones del fabricante. Yo he utilizado un sobre con 250 ml de agua para que quedara más concentrado.

Sin sacar del molde, cubrir la tarta con la gelatina y dejar enfriar totalmente en la nevera.

Para decorar, espolvorear por los bordes el coco rallado. Cortar a rodajas una piña y luego a cuadraditos, retirando la parte central de la piña que es más dura.  Poner los dados de piña en la parte central.

Ya esta lista para servir, os aseguro que os va a gustar muchísimo!!!

Consejo

¡Disfrutar de esta tarta de manera relajada al más estilo tropical!

 

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *