TARTA DE QUESO CON PITAHAYA

TARTA DE QUESO CON PITAHAYA

TARTA DE QUESO CON PITAHAYA

Como me gusta esta tarta de queso con pitahaya y es que esta fruta me encanta por su color y el juego que da para hacer un postre.

La pitahaya o fruta de dragón ofrece muchos beneficios para la salud. Su origen es de América central pero hoy en día se cultivan en regiones tropicales de todo el mundo. Hay dos variedades comestibles que son de diferente color y tamaño, la amarilla y la roja.

Esta fruta tiene poco valor calórico y una gran porción de agua. Es alta en vitamina C por lo que es beneficiosa para la formación de colágeno, dientes, huesos y favorece la absorción del hierro en los alimentos, además tiene una gran acción antioxidante.

Generalmente se consume como fruta fresca, zumos y batidos.  Yo con la pasión por  las tartas de queso, le he querido dar mi versión con esta Tarta de queso con pitahaya. Espero que la disfruteís.

Ingredientes para la base:

  • 200 gr de galletas
  • 60 ml de mantequilla derretida

Ingredientes para el pastel:

  • 50 gr de azúcar + 2 cucharadas de azúcar para la gelatina
  • 400 ml de nata para montar con 35% de m.g. (muy fría)
  • 400 ml de leche
  • 500 gr de queso philadelphia
  • 10 hojas de gelatina neutra
  • 1 pitahaya

Elaboración de la base:

Para empezar a hacer la tarta de queso con pitahaya, trituramos con la cuchilla ultrablade las galletas hasta que quede una tierra. Velocidad 12, el tiempo dependerá de lo afilada que este la cuchilla pero con 1 o 2 minutos son suficientes. Yo la voy parando y voy mirando que no quede ningún trozo.

Derretimos en el microondas la mantequilla y se la añadimos a las galletas trituradas. Formar una masa con las manos y ponerlas en la base del molde del pastel, aplastándolas con ayuda de una cuchara hasta que nos quede toda la base cubierta. Si no tienes robot de cocina lo puedes hacer con la túrmix.

preparación del relleno:

Dejar enfriar en la nevera y ponemos a hidratar 5 hojas de gelatina en agua fría. Aproximadamente unos 10 minutos.

Lavamos el robot y le ponemos la cuchilla mariposa. Montamos la nata como ya os he explicado en otras ocasiones. Para que os quede perfecta tiene que estar la nata muy fría, puedes meterla unos minutos en el congelador. Ponemos la nata con el azúcar en el robot y le damos velocidad 6. Aquí os aconsejo que no os separeís del robot porque la nata una vez montada si se pasa tan solo unos segundos se os convertirá en mantequilla. Así que es mejor quitarle el tapón y pasado un minuto ir mirando la consistencia de la nata.

Cuando la nata ya este semimontada le añadimos el queso de untar y 200 ml de leche. Seguimos batiendo hasta que quede todo integrado y montado. Aproximadamente 1 minuto a velocidad 6.

En un cazo calentamos los otros 200 ml de leche que no hemos gastado y cuando este templada le añadimos la gelatina escurrida y con ayuda de una cuchara de madera o espátula vamos ayudando a que se integre con la leche. Añadimos esta mezcla a la anterior y seguimos batiendo durante 1 minuto más.

Sacamos el molde de la nevera y ponemos esta mezcla sobre la base de galleta y volvemos a dejarlo en la nevera durante 2 horas.

preparación de la gelatina de pitahaya:

Acabado el tiempo de enfriado vamos a preparar la gelatina con la pitahaya.

Primero de todo pondremos las otras 5 hojas de gelatina a hidratar en agua fría. Seguidamente pelaremos la fruta descartando toda la piel y la pondremos en el robot con la cuchilla ultrablade. Velocidad 12, 1 minuto. Bajamos los restos de la fruta con ayuda de la espátula.

Añadimos la gelatina ya hidratada en el robot y las dos cucharadas de azúcar. Programamos temperatura 100 º, 1 minuto. Ha de quedar totalmente integrada con la pitahaya. Dejar que atempere la mezcla y añadirla como última capa del pastel.

Volvemos a dejar el pastel en el frigorífico y dejar enfriar. Yo lo he dejado enfriar un día entero. Desmoldar y servir.

IMG_8717

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *