LAS MEJORES TARTAS PARA EL DÍA DE LA MADRE

LAS MEJORES TARTAS PARA EL DÍA DE LA MADRE

LAS MEJORES TARTAS PARA EL DÍA DE LA MADRE

Este artículo de las mejores tartas para el día de la madre, espero que os pueda ayudar para celebrar y compartir con ella una de las tartas que más me han gustado de mi web.

La clásica y auténtica frase de “madre no hay más que una”, me lleva a pensar que a veces no valoramos la suerte que tenemos en tenerlas con nosotros y no es que me quiera poner nostálgica, pero ¿porqué no dedicarles un poco de nuestro tiempo a este día tan especial y hacerle una tarta que la haga sonreír?

En la web tengo muchas tartas pero obviamente no os voy a poner todas, solamente las que considero que más os van a hacer triunfar.

tarta de queso con caramelo salado

Esta tarta de queso con caramelo salado es de un tamaño de 20 cms, es ideal si no sois muchos en casa y no es nada complicada de hacer.

La decoración puedes variarla poniéndole los toppings que más te gusten, dándole color y volumen a tu gusto o al de tu madre.

TARTA DE QUESO CON CARAMELO SALADO

pastel de colibrí

Esta tarta que viene del sur de Estados Unidos, tiene una textura extraordinaria debido a la jugosidad que le da la piña, además de ese toque de plátano que le va tan bien.

Es una tarta que además de bonita te va a parecer diferente y deliciosa. Puedes finalizar la decoración como más te guste, yo le he puesto encima una rosa de chocolate pero también puedes ponerle unos bombones blancos o el topping que sepas que a ella le puede gustar.PASTEL DE COLIBRI O HUMMINGBIRD

galette de fresas maceradas

Aprovechemos que estamos en temporada de fresas y hagamos esta deliciosa receta que viene de Francia.

Es ideal para aquellos que no se quieren complicar mucho en la cocina y quieren hacer una tarta rápida, ya que la masa podemos comprarla refrigerada.

Puedes acompañarla de un helado del sabor que sepas que le gusta a tu madre  y servir fría o caliente.GALETTE CON FRESAS MACERADAS

mousse de piña con frutos rojos

Porque no preparar una tarta fresquita ahora que parece que ya tenemos días soleados y que apetece para después de una comida.

Lo bueno de esta tarta es que puedes prepararla con antelación y dejarla en el congelador hasta el día que se la lleves.

Es una tarta que además de bonita, tiene un contraste de sabores que no vas a olvidar.MOUSSE DE PIÑA CON FRUTOS ROJOS

tarta de queso manchego

Si tu madre es fan de las tartas de queso, para mí esta es la mejor de las tartas de queso que he probado hasta ahora.

El sabor que le da el queso manchego y la textura es extraordinaria, sobretodo tener en cuenta el tiempo del horno si queréis que quede así de líquida al corte, sino siempre podéis dejarla un poco más.

Además es una tarta ideal si tenéis en la familia alguien con celiaquía, ya que no contiene gluten.TARTA DE QUESO MANCHEGO

tarta corazón de terciopelo

Esta tarta está hecha con todo corazón, es una preciosidad y queda muy llamativa.

Solo tiene una dificultad, has de conseguir que el efecto terciopelo te quede perfecto para que la tarta te quede así de bonita.

Para hacer este efecto solo has de comprar un spray que puedes encontrar en tiendas especializadas o en amazon.CORAZÓN DE TERCIOPELO PARA SAN VALENTÍN

carrot cake

Otra tarta clásica americana y que siempre triunfa por su sabor y esponjosidad es esta carrot cake.

La zanahoria le da un toque de humedad a la tarta que os va a encantar y si la acompañas de esa crema de queso (que es opcional), ya te va a quedar una tarta de diez.CARROT CAKE

red velvet

Otra de las tartas que también quedan muy vistosas es la Red Velvet.

Te permite poder hacer múltiples decoraciones jugando con los frutos del bosque, añadiendo una crema de queso o una nata montada. Siempre piensa lo que a ella le va a gustar y añádelo a la tarta.

RED VELVET

tarta de manzana con natillas

Si tu madre es fan de las manzanas no puede faltar en este ranking una de las mejores tartas.

Es realmente fácil de elaborar, estoy segura que le va a encantar y le va a sorprender su sabor, ya que además del toque de manzana, las natillas le dan mucha suavidad y jugosidad.

TARTA DE MANZANA CON NATILLAS

tarta sacher

Y para finalizar no podía faltar una de las mejores tartas chocolate, la famosa tarta Sacher.

Con ese sabor a chocolate intenso y mermelada, os a transportar a Viena, a sus cafeterías y sus preciosas calles.

Si tu madre es fan del chocolate no dudes en hacerla.

TARTA SACHER

 

Tarta de San Jordi

TARTA DE SANT JORDI

TARTA DE SANT JORDI

Prepara esta deliciosa tarta de Sant Jordi para este día tan señalado, no sólo queda bonita sino que además queda deliciosa. Lo característico de esta tarta es la forma que le damos por capas con los colores de la bandera catalana.

Para la elaboración de la base de la tarta vamos a usar la receta del clásico bizcocho de yogur con alguna variante

ingredientes para la tarta:

  • 4 huevos
  • 1 yogur griego
  • 2 medidas del envase de yogur de azúcar
  • 1 medida del envase de yogur de aceite
  • 4 medidas del envase de yogur de la harina
  • 1 bolsa de levadura
  • Colorante alimentario en gel amarillo y rojo

ingredientes para el relleno y la cobertura

  • Mermelada de fresa o frambuesa sin pepitas
  • 300 ml de nata con el 35% de m.g.
  • 300 gr de chocolate negro

elaboración de la ganache:

Primero prepararemos la ganache ya que ha de enfriar totalmente para que se pueda montar.

Pon a calentar en un cazo la nata y antes de que comience a hervir saca del fuego y añade el chocolate troceado. Mezcla bien hasta que el chocolate quede totalmente desecho. Deja enfriar la mezcla en la nevera tapada con papel film a piel.

elaboración de la masa:

Para empezar bate los huevos junto con el azúcar hasta que doblen su volumen. Añade el aceite y seguidamente el yogur griego.

Tamiza la harina y la levadura y añádela a la masa con movimientos envolventes.

Ahora pesa la masa y divide el peso que te de entre dos. Pon cada masa en dos boles diferentes y añade en cada uno el colorante amarillo y el rojo y mezcla bien hasta que te quede un color intenso.

Vuelve a pesar las masas y divide cada una de ellas en tres.

Precalienta el horno a 180ºC y pon cada masa de color en unos moldes de 20 cms que los habrás engrasado previamente.

Hornea durante 15 minutos y después saca del horno, pincha para ver si están bien cocidas y deja enfriar en una rejilla hasta que estén totalmente frías.

montaje de la tarta:

La ganache ya estará fría, bátela con unas varillas eléctricas o con un robot de cocina hasta que monten y te quede una crema esponjosa. Ponla en una manga pastelera y reserva.

Ahora monta la tarta poniendo una capa amarilla y pinta por encima con mermelada de frambuesas o fresas (puedes ponerla en el microondas para que te cueste menos extenderla). A continuación pon una capa de la ganache encima y extiende sobre la capa de mermelada hasta cubrir totalmente. A continuación pon una masa de color roja y vuelve a repetir la operación, así hasta agotar todas las masas.

Finalmente acaba con una capa gruesa de ganache y decora con ayuda de una boquilla rizada.

Tarta de leche merengada

TARTA DE LECHE MERENGADA

TARTA DE LECHE MERENGADA

Esta tarta de leche merengada te va a sorprender por lo fácil que es de preparar y lo deliciosa que queda. La leche merengada generalmente la solía beber en verano pero ahora que ya la preparo en casa, quise prepararla en tarta para presentarla de otra manera.

Si quieres hacerlo en batido no te pierdas la receta aquí.

ingredientes:

  • 250 g de galletas de canela
  • 90 g de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 250 g de nata para montar muy fría, mínimo 35% de materia grasa
  • 5 láminas de gelatina
  • 200 g de leche entera
  • Piel de 1 limón
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 4 claras de huevo

ELABORACIÓN:

Para empezar prepara la base de la tarta, para ello tritura las galletas con ayuda de un robot de cocina hasta que parezca tierra. Derrite en el microondas la mantequilla y mezcla con las galletas hasta obtener una masa arenosa.

En un molde para tartas que sea fácil de desmoldar pon en la base la masa de las galletas y  extiende bien por toda la superficie e iguala ayudándote con el dorso de una cuchara. Después guárdala en la nevera para que enfríe y endurezca.

Mientras prepara el relleno de leche merengada, para ello hierve la leche con la piel de limón y la rama de canela. Cuando comience a hervir retira del fuego y deja tapado el cazo para que infusione durante 10 minutos.

Pon las láminas de gelatina a hidratar en agua fría durante 5 minutos. Después añádelas a la leche y remueve hasta que se deshagan.

Monta la nata y reserva en la nevera.

Monta las claras a punto de nieve y añádelas al recipiente con la leche y gelatina. Hazlo poco a poco, mezclando con movimientos envolventes para no perder el aire incorporado con el batido. A continuación añade la nata montada de la misma manera, con movimientos envolventes.

Vierte en el molde sobre la base de galletas la mezcla de la leche y deja que enfríe en la nevera mínimo seis horas, yo la dejé toda la noche.

Al día siguiente decora con canela y sirve fría.

TARTA DE MANZANA CON MASA FILO

TARTA DE MANZANA CON MASA FILO

TARTA DE MANZANA CON MASA FILO

Hoy vamos a preparar una tarta de manzana con masa filo, realmente es una receta muy fácil de preparar.

La masa filo o pasta filo se usa en la gastronomía de Oriente Medio, el Magreb, Turquía, Armenia y los Balcanes y se caracteriza porque son hojas muy delgadas, casi translúcidas que quedan muy crujientes. Se usa a menudo en capas superpuestas que recuerdan a un hojaldre, aunque su elaboración es muy distinta como podrás ver en esta receta.

ingredientes:

  • 3 hojas de masa filo
  • 3 manzanas grandes
  • 5 huevos
  • 60 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 40 gr de azúcar moreno

elaboración:

Separa las yemas de las claras y reserva las claras para otra elaboración ( puedes preparar con ellas un bizcocho de claras).

Pon un cazo ancho con agua a calentar y pon otro cazo dentro para hacer un baño María. En éste último pondrás 20 gr de azúcar moreno y las seis yemas batidas. Mantén en el fuego sin dejar de remover hasta que la mezcla espese, tarda un poco en espesar, así que ten un poco de paciencia y no dejes de batir para evitar que los huevos se cuajen. Una vez que quede espesa retira del fuego y reserva.

Precalienta el horno a 180ºC.

Por otro lado derrite 20 gr de mantequilla. Pinta las láminas de masa filo con la mantequilla derretida y superpónlas sobre un molde horno redondo. Meter al horno durante unos 10 minutos o hasta que la masa filo adquiera un tono dorado intensa. Retira y reserva.

Pela y corta las manzanas en gajos.

Pon una sartén al fuego con el resto de mantequilla y azúcar moreno. Añade las manzanas y mantén a fuego suave hasta que las manzanas se caramelicen.

Vierte la crema de los huevos sobre el molde forrado con masa fijo y coloca las láminas de manzana por encima.

Extrae con cuidado el molde para evitar que se rompan las hojas de masa filo y comprueba que la masa por debajo ha quedado bien cocida, sino introduce de nuevo la tarta en el horno con calor solo abajo durante 10 minutos a 180ºC cubriendo la parte superior con papel de aluminio.

Puedes pintar la masa filo con un poco de mantequilla derretida para que te quede más brillante y puedes acompañar la tarta con un helado de vainilla.

TARTA DE MANZANA CON NATILLAS

TARTA DE MANZANA CON NATILLAS

TARTA DE MANZANA CON NATILLAS

Esta tarta de manzana con natillas está inspirada en una receta de la web Cocina Fácil, una web que me sirve muchas veces como fuente de inspiración para hacer algunas recetas. Si te inscribes a su web, obtendrás un montón de ventajas como sorteos, recibir la newsletter o el acceso a un montón de recetas.

Yo he variado un poco las cantidades y la forma de la elaboración para hacerla más a mi estilo y os aseguro que el resultado ha sido espectacular, he obtenido un bizcocho súper esponjoso y lleno de sabor.

ingredientes para las natillas:

  • 250 mililitros de leche + 1 vaso de leche fría
  • 3 yemas de huevo (guardar las claras)
  • 50 gramos de azúcar
  • 15 gramos de harina de maíz
  • 1 ramita de canela

ingredientes para el bizcocho:

  • 200 mililitros de aceite de oliva suave
  • 160 gramos de harina de repostería
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 huevos + las claras reservadas
  • 4 manzanas
  • 1 cucharadita de levadura
  • Mermelada de albaricoque
  • Una pizca de sal

elaboración de las natillas:

Pon a hervir la leche con la canela y déjala infusionar. Mientras mezcla las yemas con el azúcar y por otro lado en el vaso de leche añade la maicena, remueve hasta que la maicena se deshaga. Añade la leche con la maicena a los huevos con azúcar y mezcla bien. A continuación añade la leche caliente y mezcla todo el conjunto. Vuelve a ponerlo al fuego y cuece removiendo con unas varillas hasta que espese. Después reserva tapándolo con papel film de tal manera que toque la crema, así evitarás que se haga costra.

elaboración de la masa del bizcocho:

Por un lado pon a batir las 3 claras que teníamos reservadas a punto de nieve, cuando estén medio montadas, añade la pizca de sal y deja que acabe de montar hasta que veas que si le das la vuelta al bol no se caen. Resérvalas.

Pon en un bol los huevos y bate junto con el azúcar hasta que doblen su volumen. Añade el aceite y después la harina y la levadura tamizadas.

A continuación añade las natillas y mezcla todo el conjunto. Seguidamente añade las claras de huevo montadas con movimientos envolventes de abajo hacia arriba para que no pierdan volumen y quede más esponjoso.

Pela y trocea dos manzanas y añádelos a la masa.

Precalienta el horno a 180ºC.

Prepara un molde y engrasa las paredes y el fondo si es necesario. Añade la masa y dale unos golpecitos al molde para que salga el aire.

Pela otras dos manzanas para la decoración, si lo haces con una mandolina te quedarán todas iguales, sino con un cuchillo afilado corta finas láminas.  Repártelas sobre la masa ligeramente acaballadas y formando círculos concéntricos.

Hornea la tarta unos 50 minutos, si ves que se dora en exceso, cúbrela con papel de horno o de aluminio.

Una vez horneada, deja que se temple y desmóldala. Calienta en un cazo la mermelada para que se vuelva más líquida y pinta con ella la superficie de la tarta, así quedará brillante.

Ya tienes lista tu tarta de manzana, si te ha gustado no te pierdas otra de las tartas de manzana que tienen más éxito en mi web : tarta de yogur y manzana

TARTA DE QUESO Y FRUTOS ROJOS

TARTA DE QUESO Y FRUTOS ROJOS

TARTA DE QUESO Y FRUTOS ROJOS

Esta tarta de queso y frutos rojos es ideal para cualquier celebración. Yo la he preparado para celebrar mi cumpleaños y el de mi página web, que ya son unos cuantos.

Lo mejor de la tarta es que puedes dejarla preparada con antelación, ya que necesita unas horas de reposo para que la gelatina haga su efecto, así que no te va a traer mucho trabajo. Otra de las ventajas que tiene es que puedes usar frutos rojos congelados, por lo que te permite hacerla durante todo el año ya que hoy en día puedes encontrar en los grandes supermercados bolsas congeladas.

Recuerda tener la nata muy fría para que te pueda montar bien, también puedes enfriar los accesorios con los que vayas a montarla.

Para hacer esta tarta he usado un molde de 23 cms.

ingredientes:

  • 130 g de galletas tipo María
  • 80 g de mantequilla derretida
  • 10 gr de vainilla
  • 750 g de queso crema
  • 100 gr de azúcar
  • 10 gr de gelatina
  • 90 g de agua
  • 600 g de frutos rojos, frescos o congelados + algunos para decorar la tarta
  • 600 ml de nata con un mínimo 35% grasa
  • 2 cucharadas de azúcar glass
  • Natafix

elaboración:

Para empezar haremos la base de galleta. Primero trituramos las galletas en un robot o dentro de una bolsa de plástico, aplastándolas con un rodillo.

Derretimos la mantequilla en el microondas y la añadimos a las migas de galleta junto con la vainilla. Mezclamos bien y ponemos esta masa en el fondo del molde de la tarta hasta cubrir todo por completo y aplanando con una cuchara. Guardar el molde en la nevera para que se solidifique la base.

Poner a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.

Tritura con ayuda de un robot o la túrmix los frutos rojos congelados, añade el queso crema y el azúcar y vuelve a triturar.

Pon a calentar en el fuego 200 ml de nata, cuando este caliente sin que llegue a hervir retira del fuego y añade las hojas de gelatina bien escurridas. Mezcla hasta que las hojas de gelatina se fundan. Añade esta nata a la mezcla de queso anterior e integra.

Monta 200 ml de nata con el robot de cocina. Después añade esta nata a la mezcla de la crema de queso y con ayuda de una espátula y movimientos envolventes intégrala.

Pon toda la mezcla de queso encima de la base de galleta que tienes reservada en la nevera y con una espátula iguala la superficie.

Reserva la tarta en la nevera mínimo 6 horas, yo la dejé hasta el día siguiente.

Para decorar solo tienes que montar los 200 ml de nata restantes con el azúcar glass y el natafix. Ponla en una manga pastelera con boquilla rizada y decora la tarta. Finaliza con algún fruto rojo fresco y unas hojas de menta y ya puedes servirla.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas otra tarta fresca ideal como es la tarta de limón.

TARTA HELADA DE GALLETAS

TARTA HELADA DE GALLETAS

TARTA HELADA DE GALLETAS

Ya empieza el buen tiempo y esta tarta helada de galletas es ideal para las meriendas de las tardes de primera y de verano. La receta es tan sencilla que no te va a costar nada prepararla.

Puedes usar las galletas que más te gusten siempre y cuando sean rectangulares para guardar la forma típica de la tarta. También puedes sustituir la crema de chocolate negro por chocolate blanco.

ingredientes:

  • 200 gr de queso crema
  • 200 gr de crema de cacao
  • 25 galletas rectangulares
  • 200 gr de nata para montar con el 35% de m.g.
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Almendras crocanti

elaboración:

Para empezar en un cuenco bate el queso crema junto con la crema de cacao, también puedes usar un robot de cocina para hacerlo.

Unta las galletas que te gusten con la mezcla de queso y crema de cacao. Une las galletas como si fueras a preparar un gran sándwich.

A continuación coloca las galletas unidas en una bandeja forrada con papel vegetal.

Cubre todas las galletas con el resto de la crema de queso y chocolate. Reserva en el congelador durante 15 minutos.

Pasado el tiempo si te ha sobrado crema de queso y chocolate puedes ponerle otra capa extra a tus galletas y volver a meter en el congelador durante otros 15 minutos.

Mientras vamos a preparar la nata, para ello en un cuenco pon la nata de montar muy fría (puedes meterla unos minutos en el congelador) y comienza a batir con unas varillas, es mejor hacerlo con un robot o varillas eléctricas. Pasado un par de minutos añade el azúcar y bate hasta que la nata monte totalmente.

Saca la tarta del congelador y cubre con la nata todas las galletas. Finalmente decora con la almendra crocanti.

Vuelve a poner la tarta en el congelador durante 4 horas y ya la tendrás lista para servir.

Si te ha gustado esta tarta fresquita no te pierdas la refrescante tarta de limón

BIZCOCHO DE GOFIO Y LIMA

BIZCOCHO DE GOFIO Y LIMA

BIZCOCHO DE GOFIO Y LIMA

Pues sí, habéis leído bien, hoy os enseño a preparar un delicioso bizcocho de gofio y lima. Los que no conocéis lo que es el gofio os diré que es un producto típico de las Canarias y que os recomiendo consumir, no sólo por lo delicioso que es, sino que nos aporta muchas propiedades nutritivas y beneficiosas que no podemos pasar por alto.

El gofio es una variedad de harina de millo o de maíz tostado de forma artesanal, su color variará en función del tiempo de tostado.

Como propiedades a nivel nutricional tiene un elevado contenido de vitaminas del grupo B, concretamente B1, B2 y B3, además de otras vitaminas como la C y la D. Además es muy rico en minerales como el fósforo, hierro, calcio, zinc.. también cabe destacar su alto contenido de Omega 6, rico en grasas insaturadas y con un contenido calórico bajo.

¿Te he convencido ya? Pues ya puedes buscar este producto porque te va a sorprender su sabor y además pienso hacer muchas recetas que os iré compartiendo.

Si buscas más recetas canarias no te pierdas la tortilla canaria con almogrote o tortilla canaria con almogrote

ingredientes:

  • 250 gr de claras de huevo
  • 1 lima
  • 100 gr de gofio
  • 45 gr de almendra molida
  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr de azúcar
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 pizca de sal

elaboración:

Para empezar en un robot de cocina pon la mantequilla junto con el azúcar y bate hasta que quede una crema lisa y brillante.

Agrega el zumo de la lima  (no tires la cáscara), seguidamente añade el gofio, la almendra molida, la canela y la levadura química.

Cuando lo tengas todo bien mezclado, resérvalo en un bol.

A continuación monta las claras junto con la pizca de sal, a punto de nieve. Cuando esten bien montadas, ralla por encima la cáscara de la lima.

Añade cucharadas de las claras a la masa anterior reservada en el bol e integra con movimientos suaves y ascendentes, para evitar que las claras se bajen mucho.

Precaliente el horno a 180º.

Pon la masa en un molde previamente engrasado e introduce en el horno durante 30 -35 minutos dependiendo del horno. Pincha con un palillo para ver si sale seco, sino dejar hornear unos minutos más.

Deja enfriar y finalmente puedes espolvorear un poco de azúcar glass para decorar la tarta.

consejos:

  • Aprovecha para hacer este bizcocho cuando tengas un exceso de claras como por ejemplo cuándo has preparado una crema pastelera.
  • También puedes hacerla con el huevo entero para ello puedes ponerle 4 huevos.
  • Reinventa tu propia receta y dale un toque diferente cambiando la lima por naranja o limón.
  • También puedes añadirle unas perlas de chocolate para darle un toque crujiente.

 

PASTEL DE COLIBRI O HUMMINGBIRD

PASTEL DE COLIBRI O HUMMINGBIRD

PASTEL DE COLIBRI O HUMMINGBIRD

Este pastel de colibri o Hummingbird es una tarta típica de la gastronomía del sur de los Estados Unidos, aunque originaria de la gastronomía jamaicana. Si la carrot cake  te puede parecer deliciosa, no puedes perderte esta tarta que estoy segura que no la vas a olvidar.

Para hacer este pastel lo que hago es aprovechar los plátanos maduros que ya cogen ese color oscuro y que en casa ya nadie quiere, entonces lo que hago es congelarlos dentro de una bolsa y cuando puedo hago la tarta.

Te recomiendo también que hagas la tarta con piña en lata, no natural, te quedará más dulce y no tendrás que usar tanto azúcar, aprovecha las latas que te vienen con la cesta de navidad y que tienes olvidadas en el fondo de tu despensa.

Esta tarta yo la hago de 4 capas, puedes hornearla toda a la vez en un molde de 20 – 23 cms y después cortarla en tantas partes como quieras el bizcocho, o yo lo que hago es pesar la masa total y dividirla en 4, después horneo los cuatro bizcochos por separado en cuatro moldes iguales, yo he usado el de Wilton, pero te puede servir el que quieras, que no me pagan por hacerles publicidad.

ingredientes para la tarta:

  • 360 gr de harina de repostería
  • 4 huevos
  • 200 gr de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 225 gr de piña en lata
  • 150 gr de nueces
  • 2 plátanos maduros
  • 250 ml de aceite girasol
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • una cucharita de extracto de vainilla

ingredientes para la cobertura:

  • 300 gr de queso de untar
  • 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de leche
  • 200 gr de azúcar glass
  • Para decorar: frutos secos picados y coco rallado

elaboración:

Para empezar vamos a preparar la tarta, para ello tritura los plátanos y la piña. Pica también las nueces y reserva.

En un robot de cocina o manualmente, bate los huevos junto con el azúcar hasta blanquear, añade el aceite sin dejar de batir. Mientras tamiza la harina, el bicarbonato y la canela y añádelos a la masa junto con el extracto de vainilla y la sal.

Finalmente incorpora la piña, el plátano y las nueces picadas.

Vierte la masa en cuatro moldes, puedes ayudarte pesando la masa para que todos sean iguales, hornea durante 30 minutos.

Una vez horneados, deja enfriar 10 minutos dentro del molde y finalmente acaba de enfriar encima de una rejilla.

Una vez que el bizcocho esté completamente frío vamos a preparar la cobertura.

Para prepararla solo has de batir la mantequilla con el azúcar glass hasta que esté bien integrado y finalmente añadir el queso crema. Bate hasta conseguir una crema sedosa y brillante.

Pon la crema en una manga pastelera y pon el primer bizcocho sobre una base giratoria o un plato que te sea fácil de manejar, pon una capa de la crema encima del bizcocho e iguala. Añade encima otro bizcocho y repite la operación hasta acabar con los cuatro bizcochos.

Ahora recubre toda la tarta con la crema y ayúdate de una espátula para que te quede la crema lo más igualada posible por todos los lados. Si quieres hacerle la forma de espiral como yo puedes ayudarte de un palillo, poniéndolo en el centro y girando poco a poco el plato.

Finalmente decora con unos frutos secos picados y coco rallado.

TARTA DE YOGUR Y MANZANAS

TARTA DE YOGUR Y MANZANA

TARTA DE YOGUR Y MANZANA

Hoy os traigo una receta de mi infancia, una tarta que hacía mi madre habitualmente en verano y que con los años había quedado en el olvido, la tarta de yogur y manzana. Es una tarta de las más sencillas de elaborar y que queda con un sabor muy suave y fresco.

Para esta tarta he usado yogur griego por su cremosidad pero también puedes usar un yogur natural o uno que sea específico de manzana para potenciar su sabor. En este caso es una tarta sin gluten ya que lleva maicena, pero también puedes sustituirlo por la misma cantidad de harina.

Esta tarta se suele tomar fría por lo que es ideal hacerla en verano o después de una comida copiosa.

ingredientes:

  • 3 manzanas rojas
  • 3 yogures griegos
  • 5 huevos
  • la ralladura de un limón
  • 100 gr de azúcar blanco
  • 75 gr de maicena
  • 1 cucharadita de canela
  • Mermelada de albaricoque o melocotón
  • 1 cereza en almibar

elaboracióN.

Para empezar bate con las varillas los huevos y el azúcar blanco hasta blanquear los huevos y que doblen su volumen.

Sin dejar de batir, añade los yogures griegos.

Tamiza la maicena y la canela. Ralla la piel del limón con cuidado de no llegar a la parte blanca del fruto, ya que no nos interesa. Pela y ralla también una de las manzanas.

Añade la maicena y la canela al robot junto con la piel del limón. Bate hasta que se integren todos los ingredientes. A continuación añade la manzana rallada y mezcla con el resto de la masa.

Precalienta el horno a 180º.

Mientras pela las dos manzanas restantes y con ayuda de una mandolina corta láminas finas. Engrasa un molde apto para hornos, añade la masa en su interior y pon las láminas de manzana encima para decorar la tarta.

Introduce en el horno la tarta y hornea durante 50 minutos. Deja enfriar la tarta con el molde, después pinta con mermelada de albaricoque o melocotón (para que te quede la mermelada más líquida y sea más fácil pintar puedes introducirla en el microondas).

Finalmente ponle una cereza en almibar en el centro para decorar. Deja enfriar totalmente en la nevera y una vez fría ya puedes servirla.

Si te ha gustado esta receta, puedes encontrar más recetas con manzanas: Bizcocho de manzanas y tarta de queso con manzana.

HOJALDRE DE MANZANA Y AVELLANAS

HOJALDRE DE MANZANA Y AVELLANAS

HOJALDRE DE MANZANA Y AVELLANAS

Esta tarta de hojaldre de manzana y avellanas es una receta muy fácil de preparar e ideal para hacerla en invierno. Hay quien la prepara para el día de Reyes ocultando en su interior un rey y una haba, pero yo creo que es ideal prepararla en cualquier momento del año.

Además las avellanas te aportan un extra de energía que en estos fríos días se agradece. En esta receta vamos a comprar el hojaldre refrigerado pero también puedes prepararlo tú en casa, solo que te llevará más tiempo de hacerla.

INGREDIENTES:

  • 2 láminas de masa de hojaldre refrigeradas
  • 140 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300 gr de manzana
  • 150 gr de avellanas
  • 125 gr de azúcar glass
  • 2 huevos tamaño L
  • 1 yema de huevo (para pintar la masa)

elaboración:

Para empezar precalienta el horno a 180º. Pela las manzanas y córtalas a daditos. Pon en una sartén 15 gr de mantequilla y las manzanas y saltéalas durante 5 minutos.

Reserva las manzanas en un bol, añade el azúcar glass y remueve. Bate los huevos e incorpóralos a las manzanas, vuelve a remover todo el conjunto.

Pica las avellanas con un robot de cocina hasta que te queden como tierra, si no tienes robot puedes cortarlas con un cuchillo hasta que te queden en trozos pequeños, es un poco más laborioso pero se puede hacer, te quedará un poco más rústico su interior.

Pon las avellanas con la mezcla. Incorpora finalmente la mantequilla y amasa todo el conjunto hasta formar una pasta.

Extiende la lámina de la masa de hojaldre sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Esparce la crema de avellanas y manzanas,  dejando un borde de 2 cms aproximados. Cubre con la segunda lámina de hojaldre y sella todos los bordes con ayuda de un tenedor o doblando los bordes hacia adentro.

Bate la yema de huevo y con ayuda de un pincel pinta el hojaldre. Pincha con un tenedor la lámina de hojaldre de encima, así evitaremos que crezca y se nos deforme.

Hornea durante 25 minutos a 180º. Dejar enfriar y decora con azúcar glass tamizado.

Si te ha gustado esta tarta y te han sobrado manzanas, no te pierdas la receta de la deliciosa cheesecake de manzana

TARTA DE QUESO MANCHEGO

TARTA DE QUESO MANCHEGO

TARTA DE QUESO MANCHEGO

Si quieres hacer la mejor tarta de queso del mundo, parecida a la que te sirven en Fismuler, no puedes perderte esta tarta de queso manchego. ¡IMPRESIONANTE!

Ya sabéis que soy muy fan de las tartas de queso y os he de decir que para mi gusto esta es la mejor con diferencia, tiene una textura sedosa en boca y cuando la partes la tarta se expande como la famosa tarta que sirven en el restaurante del que os hablaba.

Además a diferencia de la otra tarta de queso  que desde hoy pasa al número 2, esta tarta le pongo una base de galletas, no tiene harina (importante para los celíacos) y contiene menos azúcar.

Y vamos ya con la receta porque os aseguro que cada vez que pienso en esta tarta no puedo dejar de salivar.

ingredientes para la tarta:

  • 600 gr de queso crema
  • 150 gr de creme fraiche (opcional)
  • 400 ml de nata con un 35% de m.g.
  • 200 gr de queso de oveja curado (usar uno que sea un poco bueno)
  • 180 gr de azúcar blanco
  • 5 huevos tamaño L

ingredientes para la base de la tarta:

  • 200 gr de galletas (para los celíacos usar galletas sin gluten)
  • 120 gr de mantequilla

elaboración de la base de la tarta:

Para empezar vamos a preparar la base de la tarta, tritura las galletas con un procesador o si no tienes pon las galletas en una bolsa de congelados y golpea con un rodillo hasta que consigas que se quede como tierra. Derrite la mantequilla y mézclala con las galletas hasta conseguir una masa.

En el molde que vayas a usar, corta el papel de horno que haga la circunferencia de la base y ponla en el fondo de la tarta, (esto te ayudará a desmoldarla bien) o también puedes usar un spray antiadherente para que no te cueste desmoldar la tarta. Yo generalmente uso un molde de Lekuee de 23 cms que me ayuda a desmoldarlo muy bien, pero la base de galleta cuesta más de sacarla del molde, por eso te aconsejo que o la engrases bien o le pongas papel de horno cómo te he explicado antes.

Extiende la masa de las galletas en la base de la tarta y extiende bien para que se reparta la masa homogéneamente. Reserva en la nevera.

elaboración de la tarta:

Para empezar con el relleno precalienta el horno a 200º.

A continuación ralla el queso manchego y en un cazo pon la nata y el queso y a fuego bajo deja que se disuelva por completo el queso, removiendo de vez en cuando. Reserva en la nevera.

Seguimos con la receta, en un robot de cocina con varillas eléctrica batimos bien el queso crema, añadimos la crème fraîche (esta crema lo que le aporta es una pizca de acidez que hace que resalten más los sabores, pero no es imprescindible, la puedes encontrar en supermercados grandes).

Añadimos el azúcar y dejamos que se integre bien sin dejar de batir, a continuación saca el cazo de la nevera y añade la nata con el queso manchego, deja que se integre. Continúa añadiendo los huevos de uno en uno, añadiéndolos cuando se integre el anterior a la masa.

Saca el molde de la nevera y añade el relleno poco a poco hasta acabar la masa.

Introduce en el horno a 200º durante 30 minutos. Después apaga el horno y déjalo reposar dentro del horno con la puerta abierta hasta que se enfríe.

En este punto puedes hacer dos cosas o servirla inmediatamente que estará templada y el efecto de tarta desecha es espectacular o dejarla reposar en la nevera hasta el día siguiente. Yo la dejé reposar en la nevera y el efecto que tuvo el corte de la tarta lo puedes ver en esta foto.

TARTA DE QUESO MANCHEGO

Y ahora a disfrutarla y si te ha gustado no olvides escribirme o puntuar esta entrada para que pueda llegar a más usuarios.

TARTA DE CREMA PASTELERA

TARTA DE CREMA PASTELERA

TARTA DE CREMA PASTELERA

Esta tarta de crema pastelera es una tarta que queda muy suave al paladar y además queda muy bonita para presentar si tienes invitados.

ingredientes:

  • 1 Masa brisa
  • 5 yemas de huevos
  • 180 g Azúcar + azúcar para quemar
  • 100 g Maizena
  • 1 ramita de canela
  • la piel de un limón
  • 1 l de leche
  • 25 gr de mantequilla

elaboración de la crema pastelera:

Para empezar vamos a preparar la crema pastelera, para ello lava y pela el limón. En un cazo pon toda la leche menos un vaso que utilizaremos después, la piel del limón y la ramita de la canela. Cuando empiece a hervir apaga el fuego y deja enfriar. Retira la piel de limón y la rama de canela.

Deshaz la maicena en el vaso de leche que teníamos reservado y añádela a la mezcla anterior. Bate las yemas de los huevos junto con el azúcar y añádelos a la mezcla anterior. Pon todo en el cazo a fuego medio y remueve con una cuchara de madera hasta que espese. Vigila que no se pegue.

Finalmente fuera del fuego añade la mantequilla y remueve hasta que quede bien integrada. Pon la crema en una manga pastelera.

elaboración de la tarta:

Precalienta el horno a 180ºC.

Estira la masa brisa, engrasa el molde donde vayas a hornear la tarta con mantequilla o spray antidesmoldante. Adapta la masa al molde, quitando el sobrante que sobresalga del molde. Pincha la masa e introdúcela en el horno durante 15 minutos.

Saca la masa del horno, rellena el interior con la crema pastelera, haciendo la forma de espiral. Introduce en horno de nuevo durante 30 minutos, si ves que se te dora demasiado puedes ponerle encima un papel de plata.

Finalizado el tiempo saca del horno y deja enfriar totalmente antes de desmoldar.

Antes de servir, añade azúcar por encima y con ayuda de un soplete quema el azúcar hasta que cristalice.

Ya tienes tu tarta de crema pastelera lista para servir, ¿a qué queda bonita?

Si te sobra crema pastelera también este postre de piña con crema pastelera.

BIZCOCHO DE MANZANA

BIZCOCHO DE MANZANA

BIZCOCHO DE MANZANA

Este bizcocho de manzana es de los más preparados y fáciles que hay, además con muy pocos ingredientes, por lo que no sale muy caro.

En esta receta usamos manzanas golden pero si no encuentras puedes usar cualquier otra variedad.

ingredientes:

  • 7 huevos + 2 claras de huevos
  • 200 gr de azúcar
  • 250 gr de harina
  • 240 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 12 gr de levadura en polvo
  • 2 manzanas Golden en láminas

elaboración del bizcocho de manzana:

Para empezar bate los huevos con el azúcar hasta que espumen y se blanqueen. Añade la mantequilla a la mezcla de los huevos y bate durante un minuto más.

Tamiza la harina y la levadura y añádelas a la mezcla de los huevos.

Bate las claras de huevo con un robot de cocina o unas varillas eléctricas hasta montarlas como si fuera un merengue y añádelas a la mezcla anterior, haciendo movimientos de abajo hacia arriba hasta integrar totalmente.

Añade la masa en un molde silicona de 23 cms de diámetro que habrás engrasado previamente con un spray antidesmoldante o con un poco de mantequilla.

Pon a calentar el horno a 170º.

Pela la manzana, corta por la mitad, extrae el corazón, el rabillo y el cáliz con el estambre. Lamina la manzana y colócala introduciéndola en la masa siguiendo la forma del molde.

Finalmente hornea a 170º durante 45 minutos, saca del horno pincha con un palillo y comprueba si esta cocida, sino deja unos minutos más hasta que el palillo salga limpio de masa. Si ves que se dora en exceso la manzana, puedes taparla con papel de aluminio para que no se queme.

Finalizado el tiempo, deja enfriar unos minutos dentro del horno con la puerta abierta, después sacar del horno y dejarla enfriar otros 10 minutos en el molde. Finalmente desmoldar y dejar enfriar encima de una rejilla.

Ya tienes el bizcocho de manzana listo para servir, puedes acompañarlo de nata o con un helado de vainilla también.

Si te gustan los postres con manzana no te pierdas la receta del strudel de manzana 

 

TARTA CON MELÓN Y CUAJADA

TARTA CON MELÓN Y CUAJADA

TARTA CON MELÓN Y CUAJADA

Qué ganas que tenía de hacer una tarta fría ideal para el verano y esta tarta con melón y cuajada es ideal. Además lo más importante es que el melón sea de gran calidad y sepa a lo que tiene que saber, porque no sé si a vosotros os pasa pero que mal sabe cuando compras una fruta que no sabe a nada, así que para hacer una buena tarta no me lo juego y uso los melones @jimbeemelon, os aseguro que el olor es impresionante pero el sabor todavía lo es más.

Estoy muy contenta con el resultado de la tarta porque además de bonita, es sorprendente y que mejor que cuando vienen invitados a casa prepararles un postre como éste.

Así que voy corriendo a explicaros como se hace esta maravillosa tarta con melón y cuajada de @jimbeemelon.

ingredientes:

  • 1 melón y medio de @jimbeemelon
  • 1 lamina de pasta brisa refrigerada
  • 2 sobres de cuajada en polvo
  • 1 litro de leche
  • 50 gr de azúcar
  • 6 hojas de gelatina
  • Hojas de menta

elaboración de la TARTA CON MELÓN Y CUAJADA:

Para empezar precalienta el horno a 180º.

Estira la masa brisa y cubre con el papel sulfurizado el interior del molde para tartas. Pincha toda la masa con las púas de un tenedor y ponle garbanzos a la masa para que al hornearla no crezca.

Hornea la masa durante 20 minutos, después retira del horno, saca con cuidado los garbanzos ya que quemarán y vuelve a meter en el horno otros 5 minutos o hasta que veas que la masa queda totalmente dorada. Finalizado el tiempo, deja enfriar la masa y después retira el papel del horno.

preparación del relleno:

Deslía los sobres de cuajada en un vaso con leche con unos 250 ml. El resto de leche ponlo en un cazo junto con el azúcar y deja que llegue a hervir.

Cuando la leche llegue a ebullición, agrega la cuajada que tienes en el vaso con el resto de la leche, remueve un poco y rellena la base de la tarta con la mezcla de la cuajada. Deja enfriar en la nevera, más o menos en una hora, hora y media te ha de cuajar, sino espera un poco.

Corta el melón por la mitad, retira todas las pepitas y con ayuda de una cuchara vaciadora de frutas, ves extrayendo bolas de la pulpa. Has de hacer tantas como el tamaño de tu tarta, el resto de la carne del melón o los trozos que te queden sueltos, ponlos en el vaso de una túrmix.

Pon las hojas de gelatina en agua fría durante 15 minutos. Mientras tritura la carne del melón que tienes en el vaso de la túrmix, más o menos tendrás unos 400 ml.

Pon el líquido resultante en un cazo a calentar a fuego medio, cuando ya esté caliente introduce las hojas de gelatina que ya estarán hidratadas y escurridas de agua.

Remueve la mezcla hasta disolver totalmente la gelatina y retira del fuego.

Ahora has de poner esta mezcla encima de la de la cuajada que ya de haber cuajado totalmente.

Deja de nuevo en la nevera hasta que se solidifique totalmente.

Finalmente decora con las bolitas de melón, unas hojas de menta fresca y unas flores. Ya puedes servir la tarta y disfrutar de una deliciosa merienda.

Si te ha gustado la receta y te ha quedado melón también puedes hacer un delicioso y refrescante gazpacho de melón.