TARTA DE CHOCOLATE CON LECHE Y MASCARPONE

TARTA DE CHOCOLATE CON LECHE Y MASCARPONE

TARTA DE CHOCOLATE CON LECHE Y MASCARPONE

Esta tarta de chocolate con leche y mascarpone no puedes perdértela. Es una tarta de sabor suave y que estoy segura que te va a sorprender. Esta tarta salió de casualidad, haciendo hace unos días la tarta de tiramisú, me sobro mascarpone y no tenía muy claro el uso que quería darle. Así que pensé hacer una tarta fácil y resultona. Y si encima quedaba bonita ni te cuento.

Después de hacer la tarta, pensé ¿y ahora que hago con ella? Tenía en casa todavía la tarta de tiramisú y los vasitos de postre. Así que la traje a la oficina y vamos que casi que me la quitan de las manos. No ha gustad… ¡ha encantado!  y mis chicas están la mar de contentas. Así que yo feliz de repartir momentos dulces y sacar alguna sonrisa.

Y sin más rollo os explico como hacer esta tarta de chocolate con leche y mascarpone.

ingredientes:

  • 500 gr de mascarpone
  • 1 tableta de chocolate con leche
  • 4 hojas de gelatina
  • 180 gr de galletas tipo Lotus o María
  •  80 gr de mantequilla
  • Frambuesas, fresas, arándanos, grosellas y unas hojitas de menta

elaboración:

Para comenzar tritura las galletas hasta que queden totalmente polvo. Por otro lado derrite la mantequilla en el microondas o en un cazo y añade las galletas trituradas. Mezcla todo bien y haz una masa compacta. En un molde de pastel, añade un spray antiadherente por todas las paredes y el fondo.

Pon la masa de galletas en todos los bordes del molde y en el fondo de la tarta. Reserva en la nevera para que se endurezca y mientras vamos a preparar el relleno.

Pon a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.

Derrite en un cazo o en el microondas el chocolate con leche y después añádele el mascarpone. Retira del fuego y cuando veas que las hojas de gelatina están hidratadas, escurre e incorpora en el cazo. Mezcla bien para que la gelatina se integre totalmente y deja que enfríe un poco.

Poner el relleno dentro de la tarta y cortar algunas fresas. Poner esas fresas cortadas por encima de la tarta y reservar en la nevera. Después de cuatro horas, la gelatina ya habrá actuado y quedará una crema suave y compacta como si fuera un flan. Acaba de decorar con las frutas que tengas por casa y lista para degustar.

 

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *