PUDDING DE PAN CON CANELA

PUDDING DE PAN CON CANELA

PUDDING DE PAN CON CANELA

Este pudding de pan con canela es una receta original del maravilloso libro de Recetas de Aprovechamiento de  mi querida amiga Montse @cocina_tu_imaginacion, un libro único con muchas ideas que no puedes perderte y que tienes disponible en su web. Yo, he variado algunas cosas de su receta como por ejemplo la canela que a mi me encanta y la forma de presentarlo.

La receta es muy sencilla de preparar y es ideal cuando tenemos pan que nos sobra de días anteriores, así que guárdate esta receta que la vas a necesitar.

ingredientes:

  • 500 ml de leche
  • 200 gr de pan sin corteza
  • 3 huevos
  • 80 gr de azúcar
  • 1 ramita de canela
  • La piel de 1 limón
  • 1 cucharadita de canela
  • Caramelo líquido

elaboración:

Para empezar cubre el molde que vayas a usar con el caramelo líquido y precalienta el horno a 200º,  coloca dentro del horno una bandeja con agua suficiente para que cubra el medio molde que vayas a usar.

En un cazo pon la piel de limón y la ramita de canela, calienta y cuando comience a hervir, retira del fuego y tapa el cazo para que infusione.

Mientras quita la corteza del pan y córtalo a dados, ponlos en un molde. Añade la leche infusionada, retirando antes la piel del limón y la canela en rama.

Por otro lado bate los huevos, añade el azúcar y la canela en polvo. Añade la mezcla de los huevos, a la leche y con ayuda de un tenedor ves deshaciendo las migas de pan, hasta que quede todo como una masa.

Pon esta mezcla dentro del molde y al horno que cocerá al baño maría. Baja la temperatura a 180º y hornea durante 30 minutos. Finalizado ese tiempo comprueba que se ha cuajado, si es necesario dejarlo unos minutos más.

Sacar con cuidado del horno y desmoldar, puedes acompañarlo de frutas o de nata montada.

Si te ha gustado esta receta también puedes estar interesada en como se elabora el flan de coco.

 

ARROZ CON LECHE CLÁSICO

ARROZ CON LECHE CLÁSICO

ARROZ CON LECHE CLÁSICO

Este arroz con leche clásico es una de las recetas tradicionales de la gastronomía española y que puedes preparar en cualquier estación del año, aunque es un postre clásico de Semana Santa.

Esta receta la hemos elaborado miles de veces en casa, sin embargo no me había dado cuenta que no la tenía en la web, sin embargo si que he preparado el arroz con leche de coco y el arroz con leche y chocolate.

ingredientes:

  • 1 litro de leche (si puede ser fresca mejor)
  • 250 g de arroz
  • 100 g de azúcar
  • 1 limón
  • 1 canela en rama
  • Canela en polvo

elaboración:

Para empezar pon un cazo con agua y cuando comience a hervir añade el arroz. Déjalo que hierva, removiendo de vez en cuando durante diez minutos.

Mientras en otro cazo pon la leche con la canela en rama y la piel de un limón pequeño (procura que solo sea la piel sin la parte blanca, para ello ayúdate de un pelador que las saca perfectas). Añade el azúcar y deja que hierva el conjunto, removiendo de vez en cuando.

Una vez pasados los diez minutos del agua hirviendo con el arroz, cuela el arroz y añádelo a la leche que esta en el otro cazo. Deja hervir el conjunto durante unos quince minutos más.

Finalizado el tiempo, ponlo en vasos o en una fuente grande y deja enfriar. Espolvorea con canela en polvo y añade unos fideos de piel de limón por encima.

consejos para un arroz con leche clásico perfecto:

  • Si no tienes limón también puedes añadirle piel de naranja.
  • Si tampoco tienes canela en polvo puedes ponerle encima azúcar y quemarlo con un soplete.
  • La calidad de la leche hace mucho, cuanto más buena y fresca sea mejor. Y siempre que podáis usar la leche entera, ya que le da más cremosidad.
  • El arroz ha de ser el de grano redondo, el que se ha usado siempre, los otros no sirven.

 

TARTA DE QUESO IDIAZÁBAL Y AZUL

TARTA DE QUESO IDIAZÁBAL Y AZUL

Si quieres hacer una tarta de queso diferente no te puedes perder esta tarta de queso idiazábal y azul.

Cuando era pequeña en casa nunca faltaban los lácteos. Recuerdo que cada mañana mi madre nos preparaba a los cuatro hermanos un buen tazón de leche antes de ir a la escuela. Algunas noches, sobretodo las de frío invierno, tampoco faltaba nuestro vaso de leche antes de ir a la cama mientras mi madre nos cantaba alguna canción de cuna.

Además también nos preparaba aquellos típicos yogures en yogurtera que nos sabían a gloria bendita. O los postres como flanes o arroz con leche que nos rifábamos.

Después llegó el momento de los quesos, eso sí que fue nuestra perdición, mi madre decía que tenía ratones en casa, no me extraña y es que no duraban nada.

Ahora me vienen todos esos recuerdos a la cabeza y me emociona pensar que yo pertenezco a esa #generaciónláctea que hoy en día seguimos tomando #3lácteosaldía. Porqué si hay algo que tengo claro es que siempre he querido cuidar mi salud, llegar a tener unos huesos sanos y fuertes para cuando ya no sea tan joven y mi cuerpo lo necesite.

La Unión Europea quiere incentivar el consumo de lácteos 3 veces al día, así que la mejor manera que tengo de compartir con vosotros esta cultura es mediante mis recetas, como la que hoy te traigo con esta tarta. Su cremosidad y el sabor a queso no deja indiferente a nadie, estoy segura que te va a encantar.

Ingredientes para la tarta de queso idiazábal y azul:

  • 500 ml de nata de montar
  • 500 gr de queso crema
  • 100 gr de queso azul
  • 200 gr de queso idiazábal
  • 175 gr de azúcar
  • 3 huevos

Elaboración:

Para empezar precalienta el horno a 200º.

Si no utilizas un molde de silicona, has de engrasarlo primero con mantequilla o con un spray desmoldante.

Pon en un cazo la nata a fuego bajo, añade el queso crema, el queso azul, el azúcar y ralla el queso idiazábal. Remueve con unas varillas hasta que se integren todos los ingredientes y se deshagan los quesos.

Deja enfriar media hora para que pierda el calor, puedes cambiarlo de recipiente para que pierda antes el calor. Bate los huevos y añádelos a la mezcla, es importante que no esté muy caliente para que no se cuajen. Una vez todo integrado, ponlo en el molde que ya tienes preparado y baja el horno a 180º. Introduce en el horno durante 45 minutos. Deja enfriar fuera del horno a temperatura ambiente y después  deja que cuaje en la nevera.

Consume al cabo de mínimo seis horas o al día siguiente.

#EnjoyitsfromEurope #3LacteosAlDia #GeneracionLactea @generacionlactea

TARTA DE QUESO IDIAZÁBAL Y AZUL
TARTA DE QUESO IDIAZÁBAL Y AZUL

 

TARTA DE CHOCOLATE CON LECHE Y MASCARPONE

TARTA DE CHOCOLATE CON LECHE Y MASCARPONE

TARTA DE CHOCOLATE CON LECHE Y MASCARPONE

Esta tarta de chocolate con leche y mascarpone no puedes perdértela. Es una tarta de sabor suave y que estoy segura que te va a sorprender. Esta tarta salió de casualidad, haciendo hace unos días la tarta de tiramisú, me sobro mascarpone y no tenía muy claro el uso que quería darle. Así que pensé hacer una tarta fácil y resultona. Y si encima quedaba bonita ni te cuento.

Después de hacer la tarta, pensé ¿y ahora que hago con ella? Tenía en casa todavía la tarta de tiramisú y los vasitos de postre. Así que la traje a la oficina y vamos que casi que me la quitan de las manos. No ha gustad… ¡ha encantado!  y mis chicas están la mar de contentas. Así que yo feliz de repartir momentos dulces y sacar alguna sonrisa.

Y sin más rollo os explico como hacer esta tarta de chocolate con leche y mascarpone.

ingredientes:

  • 500 gr de mascarpone
  • 1 tableta de chocolate con leche
  • 4 hojas de gelatina
  • 180 gr de galletas tipo Lotus o María
  •  80 gr de mantequilla
  • Frambuesas, fresas, arándanos, grosellas y unas hojitas de menta

elaboración:

Para comenzar tritura las galletas hasta que queden totalmente polvo. Por otro lado derrite la mantequilla en el microondas o en un cazo y añade las galletas trituradas. Mezcla todo bien y haz una masa compacta. En un molde de pastel, añade un spray antiadherente por todas las paredes y el fondo.

Pon la masa de galletas en todos los bordes del molde y en el fondo de la tarta. Reserva en la nevera para que se endurezca y mientras vamos a preparar el relleno.

Pon a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.

Derrite en un cazo o en el microondas el chocolate con leche y después añádele el mascarpone. Retira del fuego y cuando veas que las hojas de gelatina están hidratadas, escurre e incorpora en el cazo. Mezcla bien para que la gelatina se integre totalmente y deja que enfríe un poco.

Poner el relleno dentro de la tarta y cortar algunas fresas. Poner esas fresas cortadas por encima de la tarta y reservar en la nevera. Después de cuatro horas, la gelatina ya habrá actuado y quedará una crema suave y compacta como si fuera un flan. Acaba de decorar con las frutas que tengas por casa y lista para degustar.

 

TARTA DE TRUFA FÁCIL

TARTA DE TRUFA FÁCIL

TARTA DE TRUFA FÁCIL

Esta tarta de trufa fácil, no puedes negarte a hacerla, porque además de hacerla en un momento, es además deliciosa. Con tan solo cinco ingredientes tienes una tarta maravillosa.

ingredientes:

  • 180 gr de chocolate para fundir (puede ser del sabor que quieras)
  • 90 gr de azúcar
  • 500 gr de nata para montar
  • 1 placa de masa brisa redonda
  • la clara de un huevo

elaboración:

Pon a calentar la nata en un cazo, añade el azúcar y ponlo a calentar a fuego medio. Cuando comience a hervir, retira del fuego y añade el chocolate. Remueve para que se funda todo. Vuelve a poner a fuego medio y cuando hierva aparta de nuevo.

Pon la mezcla en un bol amplio,  deja enfriar en el congelador  y mientras prepararemos la masa brisa.

Pon la masa en un recipiente redondo para tartas y con ayuda de un tenedor, ves clavando las puntas por toda la masa, haciendo pequeños orificios, así evitarás que la masa crezca y te quede deforme. Con ayuda de un pincel, pinta toda la masa con la clara de huevo batida, porque así evitaremos que se humedezca con el relleno.

Pon un papel de horno y encima pon algo de peso, puedes poner alguna legumbre. Hornea durante 15 minutos o lo que te indique el fabricante.

Saca del horno y deja enfriar bien la masa. Retira el papel de horno y como la trufa ya estará fría. Monta con unas varillas eléctricas toda la trufa, hasta que veas que queda totalmente montada.

Ahora rellena la tarta y finaliza decorando a tu gusto, yo le he puesto un poco de cacao en polvo y frutos rojos.

VASITOS DE COOKIES CON CHIPS DE CHOCOLATE

VASITOS DE COOKIES CON CHIPS DE CHOCOLATE

VASITOS DE COOKIES CON CHIPS DE CHOCOLATE

A mi que me perdonen pero estos vasitos de cookies con chips de chocolate son espectaculares y fáciles de hacer.

Yo uso unos moldes de Lékué  para hacerlos porque queda la forma perfecta pero antes de tener este molde lo hacía con vasitos de tomar el café.

Estos vasitos son ideales para la merienda de los peques, también si tienes que preparar una fiesta infantil. Además si miras mi web, ya verás como yo le doy distintos usos.

En este caso yo los he rellenado de leche, pero puedes rellenarlos con batido, nata, helado, chocolate e incluso café (aunque en este caso te recomiendo que no este muy caliente para que no derrita el chocolate).

Ingredientes:

  • 350 g de harina
  • 180 g de azúcar moreno
  • 250 g de mantequilla semisalada
  • 2 cucharadas de levadura
  • 2 huevos
  • 200 g de perlas de chocolate
  • ½ tableta de chocolate negro para fundir

Cuchilla de amasar

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º.

Ponemos en el robot la harina, la levadura, la mantequilla, el azúcar, los huevos y las perlas de chocolate y programamos a velocidad 8 durante 2 minutos.

En un molde para muffins podemos darle forma a los vasitos. Hemos de poner la base y las paredes con la masa anterior, de tal manera que quede la forma del vaso y siempre presionando bien la masa para que quede compacta.

Lo introducimos en el horno durante 20 minutos. Dejamos enfriar.

Derretimos en el microondas durante 30 segundos la tableta de chocolate negro.

Echamos dentro del vaso un chorrito de chocolate derretido y lo vamos moviendo para que impregne tanto el fondo como las paredes del vaso. Después lo ponemos boca abajo para que caiga en el bol donde habíamos derretido el chocolate, el exceso. Y así sucesivamente con todos los vasos.

Dejamos enfriar en el frigorífico. Luego lo podemos rellenar de leche, batido de chocolate…