Vasitos de mascarpone y arándanos

VASITOS DE MASCARPONE Y ARÁNDANOS

VASITOS DE MASCARPONE Y ARÁNDANOS

Estos vasitos de mascarpone y arándanos es un postre ideal para preparar cualquier día de la semana, o si tienes invitados. Es un postre muy parecido al tiramisú pero sin ponerle alcohol ni tampoco café, así que si tienes peques, es ideal prepararlo. Además ¿sabes qué es lo mejor de este postre? Lo cremoso que queda, es realmente un gusto para el paladar, sedoso, suave y aterciopelado.

Desde que tengo mi Kitchenaid estos postres los elaboro en un momento y es que lo bueno de este robot es como te montan las claras, un truco para saber cuando están bien montadas, si le das la vuelta al vaso y no cae el merengue es que está en su punto óptimo.

Si queréis ver todos los robots y nuevos modelos de Kitchenaid te dejo aquí el enlace: https://www.kitchenaid.es/

Y ahora vamos a por la receta que estoy segura que te va a encantar.

ingredientes para la mermelada de arándanos:

  • 100 gr de arándanos
  • El zumo de medio limón
  • 50 gr de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de maicena

ingredientes para los vasitos:

  • 250 gr de mascarpone
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Trozos de bizcocho o galletas
  • La mermelada de arándanos anterior
  • Menta y arándanos para decorar

elaboración para los vasitos de mascarpone y arándanos:

Para empezar vamos a preparar la mermelada, para ello pon en un cazo los arándanos, el zumo del medio limón y el azúcar moreno, deja que reduzca y con un tenedor chafa algunos arándanos. Cuando comience a reducir la salsa, añade la media cucharadita de maicena, integra bien, que no te queden grumos de la maicena y deja que espese. Reserva.

Desmenuza los bizcochos, si no tienes puedes ponerle galletas trituradas, unas 15 galletas, en este último caso, derrite mantequilla e integra con la galleta hasta que te quede una pasta, no te pongo la cantidad exacta de mantequilla porque dependerá de la galleta que uses requerirá más o menos mantequilla, derrite primero 25 gramos y mira si necesitas luego más.

Pon la mezcla en el fondo de los vasitos y guarda en la nevera.

Separa las yemas de las claras y monta las claras con las dos cucharadas de azúcar. Agrega el mascarpone poco a poco sin dejar de batir, añade una yema y cuando este totalmente integrada, añade la otra. Pon la mezcla en un manga pastelera.

Saca los vasitos de la nevera y pon una capa de la crema mascarpone encima del bizcocho hsta la mitad aproximadamente del vasito, a continuación añade una capa de mermelada de arándanos. Continúa con el mascarpone una generosa capa hasta arriba de los vasitos, dejando un poco para acabar poniendo otra capa de mermelada de arándanos.

Finaliza la decoración con unas hojas de menta y arándanos. Deja enfriar en la nevera como mínimo dos horas, puedes prepararlo de un día para otro también.

Si te ha gustan los postres en vasitos no te pierdas los vasitos de carrot cake.

vasitos de mascarpone y arándanos kitchenaid
vasitos de mascarpone y arándanos kitchenaid

 

Vasitos de Oreo

VASITOS DE OREO

VASITOS DE OREO

Estos vasitos de Oreo son ideales para merendar o para el fin de una buena comida. Si te gustan las galletas Oreo no puedes perderte este postre que estoy segura que vas a repetir y repetir.

La receta es muy sencilla de preparar y puedes prepararla con antelación y dejarla en la nevera, incluso la puedes preparar el día anterior, si tienes invitados.

ingredientes:

  • 2 paquetes de galletas Oreo
  • Una tarrina de 250 gr de mascarpone
  • 500 gr de nata para montar
  • Una pizca de azúcar

elaboración:

Para empezar tritura con ayuda de un robot seis galletas oreo hasta que queden polvo. En los vasos de presentación pon una capa de galletas de Oreo, aproximadamente un dedo de grosor. Con lo que te sobre, mézclalo con la crema mascarpone y con 400 gr de nata.

Pon el resultado en una manga pastelera y rellena todos los vasos. Monta los 100 gr de nata restantes y el azúcar con ayuda de un robot hasta que te quede la nata firme.

Pon en una manga pastelera una boquilla rizada y rellena con la nata. A continuación rellena la parte superior de los vasos con esta nata.

Por encima espolvorea un poco de polvo de galletas Oreo y decora con una galleta Oreo. Reserva en la nevera hasta la hora de servir. Si no piensas consumirlo en unas horas, no hagas el último paso de poner la galleta encima, ya que con el tiempo se te humedecerá y se romperá la galleta.

Es un postre ideal para los niños ya que les chiflan este tipo de galletas y además quedan muy llamativos, te recomiendo que no los hagas en vasos muy grandes, lo suficiente para que te quepa la galleta superior, porque es un postre bastante completo.

Si te gustan estas galletas te recomiendo que leas también estas otras recetas: cookies de Oreo y el Bundt Cake de Oreo  

 

 

TARTA DE CHOCOLATE CON LECHE Y MASCARPONE

TARTA DE CHOCOLATE CON LECHE Y MASCARPONE

TARTA DE CHOCOLATE CON LECHE Y MASCARPONE

Esta tarta de chocolate con leche y mascarpone no puedes perdértela. Es una tarta de sabor suave y que estoy segura que te va a sorprender. Esta tarta salió de casualidad, haciendo hace unos días la tarta de tiramisú, me sobro mascarpone y no tenía muy claro el uso que quería darle. Así que pensé hacer una tarta fácil y resultona. Y si encima quedaba bonita ni te cuento.

Después de hacer la tarta, pensé ¿y ahora que hago con ella? Tenía en casa todavía la tarta de tiramisú y los vasitos de postre. Así que la traje a la oficina y vamos que casi que me la quitan de las manos. No ha gustad… ¡ha encantado!  y mis chicas están la mar de contentas. Así que yo feliz de repartir momentos dulces y sacar alguna sonrisa.

Y sin más rollo os explico como hacer esta tarta de chocolate con leche y mascarpone.

ingredientes:

  • 500 gr de mascarpone
  • 1 tableta de chocolate con leche
  • 4 hojas de gelatina
  • 180 gr de galletas tipo Lotus o María
  •  80 gr de mantequilla
  • Frambuesas, fresas, arándanos, grosellas y unas hojitas de menta

elaboración:

Para comenzar tritura las galletas hasta que queden totalmente polvo. Por otro lado derrite la mantequilla en el microondas o en un cazo y añade las galletas trituradas. Mezcla todo bien y haz una masa compacta. En un molde de pastel, añade un spray antiadherente por todas las paredes y el fondo.

Pon la masa de galletas en todos los bordes del molde y en el fondo de la tarta. Reserva en la nevera para que se endurezca y mientras vamos a preparar el relleno.

Pon a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.

Derrite en un cazo o en el microondas el chocolate con leche y después añádele el mascarpone. Retira del fuego y cuando veas que las hojas de gelatina están hidratadas, escurre e incorpora en el cazo. Mezcla bien para que la gelatina se integre totalmente y deja que enfríe un poco.

Poner el relleno dentro de la tarta y cortar algunas fresas. Poner esas fresas cortadas por encima de la tarta y reservar en la nevera. Después de cuatro horas, la gelatina ya habrá actuado y quedará una crema suave y compacta como si fuera un flan. Acaba de decorar con las frutas que tengas por casa y lista para degustar.

 

TARTA DE TIRAMISÚ

TARTA DE TIRAMISÚ

tarta de tiramisú

He de reconocer que el tiramisú me encanta, pero esta tarta de tiramisú me ha parecido lo más y no puedo evitar compartirla con vosotros.

Es una tarta que puedes elaborar en una ocasión especial, un cumpleaños… y sino busca una excusa para prepararla porque te va a encantar. La versión en vasitos también la estoy preparando y aunque es más sencilla, a mi esta tarta me ha robado el corazón.

Puedes prepararla con un día de antelación y si lo deseas también puedes congelarla sin problemas. Para que la crema de mascarpone te quede perfecta, es importante que este queso este frío, así que no lo saques de la nevera hasta que no vayas a prepararla crema y lo necesites.

La idea original de esta tarta se la vi a mi querida amiga María Cosbel y con alguna modificación he preparado mi propia versión. A ver que os parece y me contáis si os animáis a prepararla.

Ingredientes para la plancha de bizcocho:

  • 4 huevos tamaño L
  • 150 gr de azúcar blanco
  • 150 gr de harina de repostería tamizada
  • Un pellizco de sal
  • 50 cc de agua temperatura ambiente
  • 60 ml de café
  • 15 ml de Amaretto (opcional)

Ingredientes para el relleno:

  • 400 gr de mascarpone
  • 100 gr de azúcar glass
  • 2 yemas de huevo tamaño L

elaboración:

Para empezar precalienta el horno a 180º C, con calor arriba y abajo.

Seguidamente separa las claras de las yemas, bate las yemas con el azúcar y hasta que consigas que blanqueen.  Añade el agua, la sal y la harina tamizada a los huevos. Bate bien para que todo se integre y por otro lado monta las claras a punto de nieve. Mezcla las dos elaboraciones con movimientos envolventes y hasta que queden totalmente integradas.

Pon papel sulfurizado en una bandeja de horno y extiende bien la mezcla sobre el papel, intenta nivelarlo con una espátula. Dale unos toquecitos contra el mármol para que se marchen las burbujas que se puedan formar y te quede un bizcocho perfecto.

Hornea a 180º C durante diez minutos y mientras coge otro papel sulfurizado y espolvorea por encima el azúcar glass. Finalizado el tiempo del horneado, pon la plancha del bizcocho encima de la que habíamos espolvoreado con azúcar de tal manera que el bizcocho toque el azúcar. Retira el papel que ahora nos queda encima y es el que había ido al horno, cuidado de no romper la masa.

elaboración del relleno:

Pon las yemas de huevo en un bol y bate con el azúcar, han de blanquear. Agrega el mascarpone y mezcla hasta obtener una crema sin grumos. Pon la mezcla en una manga pastelera con boquilla ancha y reserva en la nevera.

montaje de la tarta de tiramisú:

Una vez frío el bizcocho, córtalo con la forma deseada, yo lo he cortado con un molde que tenía y con la punta de un cuchillo. Corta hasta tres piezas y con ayuda de un pincel de silicona, extiende una capa con la mezcla del café y el amaretto, no te excedas de líquido.

Ahora decora con la manga pastelera la primera capa del bizcocho y ves  haciendo pequeños montoncitos iguales. Espolvorea por encima cacao en polvo y pon otra capa de bizcocho encima. Repite esta operación con los tres bizcochos y finaliza con la capa de cacao.

Y ya la tenemos lista para consumir!! Os aseguro que queda deliciosa y que la vais a preparar en más de una ocasión.

Si te gusta el tiramisú no te pierdas estas otras recetas: tiramisú de fresas y tiramisú de cerezas

PIZZA DE CHOCOLATE CON FRESONES

PIZZA DE CHOCOLATE CON FRESONES Y FRUTOS DEL BOSQUE

PIZZA DE CHOCOLATE CON FRESONES Y FRUTOS DEL BOSQUE

Ya comienza la temporada de las fresas y yo ya voy como loca buscando postres para usarlas, así que esta pizza de chocolate con fresones y frutos del bosque me ha parecido ideal.

Es un postre diferente y original que seguro que va a llamar la atención en vuestras mesas. Últimamente he visto que hay una cierta tendencia en Instagram en este tipo de postres, y claro, yo no quería ser menos en probarla.

He de reconoceros que las fresas son de la fruta que más me gustaba, pero últimamente los arándanos y las frambuesas se han sumado al carro. A veces me pregunto si no será todo esto una moda y acabaremos con las fresas del mundo, pero espero que eso no suceda.

Y ahora si que os dejo con la receta de pizza de chocolate con fresones y frutos del bosque, que os vais a chupar los dedos!!

ingredientes para la masa:

  • 95 gr de harina
  • 15 gr de cacao en polvo
  • 1 huevo
  • 75 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 gr de azúcar
  • 3 cucharaditas de queso fresco para untar
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra y sal

ingredientes para el relleno:

  • Fresas, arándanos y frambuesas
  • 200 gr de mascarpone o si no tienes usa el queso fresco para untar

elaboración:

Para empezar has de preparar la masa. En un bol pon la mantequilla y el azúcar y mezcla bien. Casca el huevo y bate durante un par de minutos y añádelo a la mantequilla. Agrega la pimienta, la harina y el cacao tamizados estos dos últimos. Mezcla todo bien. Añade el queso fresco y una pizca de sal y vuelve a mezclar todo.

Deja reposar la masa en la nevera tapada con un trapo o papel film, durante una media hora es suficiente. Después ponla sobre la encimera enharinada y con la ayuda de un rodillo ves dándole la forma redonda o ovalada.

En una bandeja de horno, por una lámina de papel sulfurizado y cuécela durante 20 minutos, con el horno precalentado a 180ºC.

Deja enfriar totalmente la masa y después ya puedes decorarla. Yo en este caso no tenía mascarpone, así que le puse queso fresco y un cuarto de su peso en azúcar glass. Mezcla bien el queso y el azúcar y unta por encima de la pizza.

Cubre la crema con los fresones y las frutas del bosque y decora con unas hojas de menta.

Lista para servir y disfrutar.

Si quieres hacer otros postres con fresas no te pierdas la tarta de queso con fresas y tiramisú de fresas

CANELONES DE CALABAZA, MASCARPONE Y FRUTOS SECOS

CANELONES DE CALABAZA, MASCARPONE Y FRUTOS SECOS

CANELONES DE CALABAZA, MASCARPONE Y FRUTOS SECOS

No te imaginas lo buenos que están estos canelones de calabaza, mascarpone y frutos secos hasta que los pruebas. Hace ya un año que una amiga me habló unos canelones de calabaza y como nunca tengo tiempo de nada, pues a pesar de que me pareció una idea muy interesante, no me dio tiempo de elaborarlos.

Igualmente cuando tengo una idea en la cabeza, mi cabeza la aparca pero no la olvida y después de un año, por fin he podido hacer los canelones de calabaza. Estoy segura que no tienen nada que ver con los que ella comió, porque después de tanto tiempo ninguna de las dos recordamos los ingredientes, así que yo he preparado mi versión.

ingredientes para los canelones de calabaza:

  • 1 calabaza alargada
  • 125 gr de mascarpone
  • 1 naranja
  • Piñones y almendras laminadas al gusto
  • Azúcar glass, miel y unas hojas de menta para decorar

elaboración:

Para empezar vamos a laminar la calabaza con una mandolina. Intenta hacer tiras muy finas y alargadas, lo suficientemente delgadas que te permitan enrollarlas pero que no se te rompan.

Pon las tiras de calabaza al vapor 5 minutos, yo lo he podido hacer con un robot de cocina, pero también puedes usar unas olla con agua caliente y un colador. Sobretodo que el colador no toque el agua, pon las tiras dentro y tapa bien para que el vapor cueza la calabaza. Así que con cuidado controla la cocción de la calabaza, porque lo que buscamos es que quede al dente.

Mientras hacemos el relleno, primero tuesta las láminas de almendra y los piñones en una sartén, sin aceite. Después reserva y deja que se enfríen un poco. A continuación mezcla el mascarpone con la ralladura de naranja y un chorrito del zumo de naranja. Añade los piñones y las almendras.

Extiende las tiras de calabaza y con ayuda de una cuchara o una manga pastelera, haz el relleno en formato churro. Enrolla los canelones y la parte donde cierra la calabaza, déjala debajo para que no se vea.

Finalmente decora poniendo miel por encima, las almendras laminadas, azúcar glass tamizado y unas hojas de menta.

VASITOS DE CARROT CAKE

VASITOS DE CARROT CAKE

VASITOS DE CARROT CAKE

Estos vasitos de carrot cake son ideales para prepararlos si tienes invitados en casa y también si te los has de llevar a un picnic, a la oficina o fin de semana.

He usado los tarros de Juvasa que me permiten ver lo que hay dentro, enroscar sin dificultad y además la boca es suficientemente ancha para poder introducir bien el bizcocho y la manga pastelera. Si quieres ver otros tarros y tamaños no te pierdas su web, tienen unos productos excelentes y a muy buen precio.

Y ahora os explico como he podido montarlo que es facilísimo, por cierto si hacéis la receta, no os olvidéis de enviarme fotos, que me gusta ver vuestra creatividad.

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

  • 125 gr de zanahorias
  • 100 gr de harina de repostería
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 5 gr de levadura royal en polvo
  • 75 ml de aceite de oliva
  • 2 huevos
  • 30 gr de nueces de macadamia
  • 1 cucharada de canela
  • 1/2 naranja

INGREDIENTES PARA LA Crema de queso y naranja:

  • 125 gr de queso mascarpone
  • 200 gr de queso philadelphia
  • 50 gr de azúcar glass
  • 1 naranja
  •  Nueces de macadamia y la piel de una naranja para decorar

ELABORACIÓN CON ROBOT:

Para empezar pela las zanahorias. Córtalas a cuartos y las pones en el robot con la cuchilla ultrablade. Programa de turbo unos segundos hasta que queden totalmente picadas y reserva.

Mientras limpia el robot y pon la cuchilla mariposa. Añade los huevos y el azúcar moreno, velocidad 6 hasta que veas que los huevos blanquean, aproximadamente los dejo 5 minutos sin tapón. Añade las zanahorias, el aceite y el zumo de media naranja, también puedes rallar la piel de la naranja y añadirla. Vuelve a programar velocidad 6 y tiempo 2 minutos.

Introduce la harina, la levadura y la canela y programa velocidad 6, 5 minutos, sin tapón.

Finalmente tritura las nueces de macadamia o trocéalas y mezcla con el resto de la masa.

ELABORACIÓN SIN ROBOT:

Para empezar pela las zanahorias. Rállalas para que te queden muy menuditas y reserva.

Precalienta el horno a 180º, mientras bate con unas varillas los huevos con el azúcar moreno. Si tienes unas varillas eléctricas mejor, y sino bate bastante hasta que veas que el azúcar queda bien integrado. Añade el aceite y sigue batiendo. Finalmente añade la zanahoria rallada y el zumo de la naranja. Puedes también añadir la ralladura de la piel y bate hasta integrar todo.

Tamiza la harina, la levadura y la canela. Añádelas a la mezcla anterior y mezcla bien con una espátula. Finaliza con las nueces de macadamia picadas y termina de mezclar.

EN LOS DOS CASOS:

Pon en en un plancha de horno con papel sulfurizado o un molde rectangular y hornea durante 25 minutos. Deja enfriar el bizcocho y con ayuda de un cortapastas de la medida del vasito, corta dos rodajas de bizcocho por vaso.

Ahora montaremos el queso, para ello mezcla la crema mascarpone con el queso philadelphia, el azúcar, el zumo de la naranja y la ralladura de su piel.

Pon la mezcla en una manga pastelera con una boquilla rizada y ahora vamos a montar los vasos. Pon un primera capa de bizcocho, rellena con la manga pastelera hasta un poco por debajo de la rosca, añade otra capa de bizcocho y decora con la manga el final de los tarros.

Finalmente decora con la piel de la naranja, unas láminas finas de nueces de macadamia (ayúdate de una mandolina) y si quieres haz unas zanahorias de chocolate o de pasta foundant.

Refrigera en la nevera y ya estarán listos para servir.

Brioche de mascarpone y lima

BRIOCHE DE MASCARPONE Y LIMA

BRIOCHE DE MASCARPONE Y LIMA

No sabes lo riquísimo que esta este brioche de mascarpone y lima, el queso le da un toque suave, pero es que la lima le da ese toque fresco que tanto me gusta.

Cada domingo intento hacer un bizcocho o un pastel para que durante la semana pueda tener algo dulce para merendar. Esta semana fue de locos en el trabajo, así que prácticamente no había podido comprar nada para hacer mi momento dulce de la semana. Al abrir la nevera y ver la lima y el mascarpone, me dije “¿porqué no? y este es el  resultado, un brioche jugoso, esponjoso y tremendamente adictivo.

Ingredientes:

  • 1/2 kg de harina de fuerza
  • 25 gr de levadura fresca
  • 1 tarrina de queso mascarpone de 250 gr
  • la ralladura de dos limas
  • 90 gr de azúcar
  • 120 gr de leche
  • 2 huevos
  • Una pizca de sal
  • Azúcar perlado para decorar

Elaboración:

En primer lugar bate el azúcar con un huevo hasta que blanquee, añade el queso mascarpone y mezcla todo hasta que quede todo integrado.

Posteriormente, calienta la leche y deshaz la levadura en ella, añade esta mezcla a la anterior junto con la sal, la ralladura de las limas y la harina. Bate todo hasta que quede todo integrado.

Enharina la mesa de trabajo y amasa la mezcla, haz el plegado del pañuelo, que consiste en estirar la masa y coge las cuatro puntas y las doblas hacia el centro. La giras y la dejas reposar tapada con un trapo durante 30 minutos.

Finalizado ese tiempo, vuelve a amasar para desgasificar la masa y pésala. Divídela en ocho porciones y boléalas.

Engrasa el molde  que elijas para hornear y pon las porciones dentro en forma de flor, cúbrelas con un trapo.

Has de dejarlas levar hasta que doblen su volumen.

Una vez doblado el volumen, bate el huevo que nos quedaba reservado y pinta la masa con él.

Precalienta el horno a 180ºC.

Espolvorea por encima de cada porción el azúcar perlado.

Finalmente hornea durante 30 minutos, si ves que se dora demasiado por encima, cubre con papel de plata.

Consejos:

Aquí te comparto otras recetas de brioche:

TIRAMISÚ CON FRAMBUESAS Y PISTACHOS

TIRAMISÚ CON FRAMBUESAS Y PISTACHOS

TIRAMISÚ CON FRAMBUESAS Y PISTACHOS

Este tiramisú con frambuesas y pistachos te va a gustar mucho no, muchísimo. Si eres fan de este postre te recomiendo que pruebes esta otra versión, porque te va a sorprender.

Últimamente estoy versionando mucho este postre y es que lo encuentro fácil y que además te permite prepararlo con antelación si tienes invitados en casa y además ¿sabéis qué? que siempre triunfa.

En este caso la cremosidad del tiramisú en contraste con la dulzor de la frambuesa y el toque crujiente del pistacho hace que sea un postre que llame la atención.

Además este postre fue elegido por la revista maresme gourmet  para su revista del mes de febrero, si aún no te he convencido, sigue leyendo y cuando veas lo fácil que es, estoy segura que te convencerá…

Ingredientes:

  • 200 gr de mascarpone
  • 12 bizcochos de soletilla
  • 2 huevos tamaño L
  • 3 cucharaditas de azúcar
  • 200 gr de frambuesas
  • Pistachos pelados
  • 100 ml de agua

Elaboración:

Para empezar tritura 50 g de frambuesas, añade 1 cucharadita de azúcar y el agua. Mezcla bien y cuela.

Desmenuza los bizcochos y ponlos en remojo con la preparación anterior.

Separa las yemas de las claras y monta las claras con el azúcar restante. Agrega el mascarpone poco a poco sin dejar de batir, añade una yema y cuando este totalmente integrada, añade la otra.

Reparte en el fondo de cada vasito los bizcochos remojados.

Guarda dos frambuesas por vaso y el resto con ayuda de un tenedor cháfalas.

Reparte la mitad de las frambuesas trituradas en cada vasito, pon una capa de la crema mascarpone, trocea unos pistachos y reparte por encima de la crema mascarpone.

Vuelve a poner una capa de frambuesas, otra capa de mascarpone, las dos frambuesas enteras que habíamos reservado y los trocitos de pistachos.

Finalmente reserva en la nevera durante mínimo dos horas.

TIRAMISÚ DE CALABAZA

TIRAMISÚ DE CALABAZA

TIRAMISÚ DE CALABAZA

Este tiramisú de calabaza es espectacular y delicioso. Fue una de las recetas que hice para el taller de Navidad y les encantó a los asistentes. Es original y totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados por eso creo que puede tener éxito en tu casa.

Te propongo que sorprendas a tus invitados sin decir de que es el tiramisú y que les invites a que adivinen el ingrediente. Estoy segura que pocos lo adivinarán porque la calabaza queda muy sutil.

Como propiedades de la calabaza os diré que es rica en vitamina A y C, además de la E y la del grupo B como el ácido fólico. Minerales como el potasio, calcio, magnesio, hierro y zinc, entre otros.

Ingredientes:

  • 300 gr de calabaza asada
  • 250 gr de queso mascarpone
  • 200 ml de nata
  • 50 gr de azúcar
  • 50 gr de almendra molida
  • Bizcochos de soletilla
  • Café y cacao puro

Elaboración:

Para hacer esta receta te recomiendo que hagas una parte el día anterior para finalizarlo al día siguiente ya que has de asar primero la calabaza y el tiramisú ha de tener tiempo para enfriarse.

Asa la calabaza en el horno, pon la calabaza sobre una hoja de papel sulfurizado y asa hasta que quede bien tierna.Tritura la calabaza y deja enfriar.

Con ayuda de un robot de cocina o unas varillas eléctricas bate el queso mascarpone y añade el azúcar hasta que éste quede totalmente integrado. Añade la almendra y sigue batiendo para que se integre con la mezcla anterior.

Añade la calabaza y la nata. Y sigue batiendo hasta obtener una crema.

En un bol pon tres tacitas de café y moja los bizcochos en él, pero escúrrelos antes de ponerlos en los vasitos ya que absorben mucho líquido. Con ayuda de una cucharita ayúdate a cubrir toda la base del vaso.

Añade sobre la capa de bizcochos, una capa de crema de queso y calabaza. Y sobre esta capa pon otra capa de bizcochos bañados en café. Y así iremos haciendo capas hasta finalizar con la de crema.

Dejamos reposar en la nevera y antes de servir espolvoreamos con cacao puro.