MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO Y MASCARPONE

MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO Y MASCARPONE

MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO Y MASCARPONE

¿Sabéis lo que le pasa a Frodo en la película del Señor de los Anillos? Pues a mi casi me pasa lo mismo con esta mousse de chocolate blanco y mascarpone.

En cuanto la probaron no me dejaron sacarla de casa. Es que además de una bonita de presentación, queda deliciosa y delicada de sabor.

Encontré esta tarta ideal para regalar o hacerla el día de la madre, ya que estéticamente la encuentro muy bonita. Además al ser una tarta sin horno y fresquita, es ideal ahora que llega el buen tiempo y que da pereza hornear.

Para merendar o como postre después de una comida, esta tarta es ligera y digestiva, así que muy recomendable después de comidas copiosas.

Así que ahora que ahora ya he conseguido llamar tu atención y picado tu curiosidad, voy a explicarte lo fácil que es hacerla:

Ingredientes:

Elaboración:

En primer lugar hidrata las hojas de gelatina en agua fría.

Mientras monta la nata, para ello recuerda tenerla fría (puedes meterla en el congelador unos minutos) y el batidor también ha de estar frío.

Calienta el queso mascarpone un minuto, añade la gelatina escurrida y remueve hasta que se integre.

Derrite el chocolate blanco al baño maría y cuando este fundido mezcla con el queso mascarpone, remueve bien y deja templar un poco. Añade la nata y mezcla todos los ingredientes.

Finalmente pon en un molde para pasteles, la mezcla y lleva al congelador mínimo 6 horas o métela en la nevera para consumir al día siguiente.

Consejo:

Antes de servir decorar con la fruta escogida.

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *