TARTA PASIEGA CON PIÑA

TARTA PASIEGA CON PIÑA

TARTA PASIEGA CON PIÑA DEL MONTE

Esta tarta pasiega con piña Del Monte es una tarta tradicional que hacemos en casa siempre que nos juntamos toda la familia y que queremos un postre fresquito y ligero después de una gran comida. Sobretodo la solemos hacer para las fiestas navideñas, que después del festín parece que apetece algo fresquito, ligero y saludable.

Para hacer esta receta he usado la piña Del Monte, una piña con el dulzor natural de sus plantaciones, sin aditivos y súper saludable. La encontrarás en lata, ya cortada y totalmente natural, mucho más práctica y cómoda ya que siempre puedes tenerla en tu despensa sin que se caduque.

Generalmente esta tarta la hacemos sin base de bizcocho para que quede más ligera, pero para la receta de hoy, he decidido darle ese toque para redondear más el postre.

ingredientes:

  • 1 lata de piña Del Monte
  • Caramelo líquido
  • 400 mililitros de nata con 35% m.g.
  • 30 gramos de azúcar
  • 1 sobre de gelatina de piña
  • 250 ml de agua
  • Sobaos pasiegos
  • Menta y grosellas para decorar

elaboración:

Para empezar en un molde de silicona vierte el caramelo líquido para cubrir todo el fondo (puedes usar un molde rectangular o redondo). Añade unas rodajas de piña hasta cubrir la base de la tarta.

Preparar la gelatina, para ello pon a hervir 250 ml de agua y añade la gelatina, remueve bien hasta que quede integrada.

Añade la nata, el azúcar, 4 rodajas de piña troceadas y el agua de la lata de la piña. Vuelve a poner en el fuego, remueve y retira antes de que comience a hervir.

Con cuidado pon esta mezcla dentro del molde, ten en cuenta que has de dejar espacio para los sobaos pasiegos, así que no lo llenes hasta arriba si quieres acabarlos con este bizcocho.

A continuación ponle los sobaos de tal manera que te quede totalmente cubierto, para ello tendrás que ir cortando algunos en trozos más pequeños para cubrir los huecos.

Después tapa con papel film y guarda en la nevera unas 4 horas.

Finalmente desmolda sobre una bandeja y acaba decorando con unas grosellas y unas hojitas de menta.

TARTA CON MELÓN Y CUAJADA

TARTA CON MELÓN Y CUAJADA

TARTA CON MELÓN Y CUAJADA

Qué ganas que tenía de hacer una tarta fría ideal para el verano y esta tarta con melón y cuajada es ideal. Además lo más importante es que el melón sea de gran calidad y sepa a lo que tiene que saber, porque no sé si a vosotros os pasa pero que mal sabe cuando compras una fruta que no sabe a nada, así que para hacer una buena tarta no me lo juego y uso los melones @jimbeemelon, os aseguro que el olor es impresionante pero el sabor todavía lo es más.

Estoy muy contenta con el resultado de la tarta porque además de bonita, es sorprendente y que mejor que cuando vienen invitados a casa prepararles un postre como éste.

Así que voy corriendo a explicaros como se hace esta maravillosa tarta con melón y cuajada de @jimbeemelon.

ingredientes:

  • 1 melón y medio de @jimbeemelon
  • 1 lamina de pasta brisa refrigerada
  • 2 sobres de cuajada en polvo
  • 1 litro de leche
  • 50 gr de azúcar
  • 6 hojas de gelatina
  • Hojas de menta

elaboración de la TARTA CON MELÓN Y CUAJADA:

Para empezar precalienta el horno a 180º.

Estira la masa brisa y cubre con el papel sulfurizado el interior del molde para tartas. Pincha toda la masa con las púas de un tenedor y ponle garbanzos a la masa para que al hornearla no crezca.

Hornea la masa durante 20 minutos, después retira del horno, saca con cuidado los garbanzos ya que quemarán y vuelve a meter en el horno otros 5 minutos o hasta que veas que la masa queda totalmente dorada. Finalizado el tiempo, deja enfriar la masa y después retira el papel del horno.

preparación del relleno:

Deslía los sobres de cuajada en un vaso con leche con unos 250 ml. El resto de leche ponlo en un cazo junto con el azúcar y deja que llegue a hervir.

Cuando la leche llegue a ebullición, agrega la cuajada que tienes en el vaso con el resto de la leche, remueve un poco y rellena la base de la tarta con la mezcla de la cuajada. Deja enfriar en la nevera, más o menos en una hora, hora y media te ha de cuajar, sino espera un poco.

Corta el melón por la mitad, retira todas las pepitas y con ayuda de una cuchara vaciadora de frutas, ves extrayendo bolas de la pulpa. Has de hacer tantas como el tamaño de tu tarta, el resto de la carne del melón o los trozos que te queden sueltos, ponlos en el vaso de una túrmix.

Pon las hojas de gelatina en agua fría durante 15 minutos. Mientras tritura la carne del melón que tienes en el vaso de la túrmix, más o menos tendrás unos 400 ml.

Pon el líquido resultante en un cazo a calentar a fuego medio, cuando ya esté caliente introduce las hojas de gelatina que ya estarán hidratadas y escurridas de agua.

Remueve la mezcla hasta disolver totalmente la gelatina y retira del fuego.

Ahora has de poner esta mezcla encima de la de la cuajada que ya de haber cuajado totalmente.

Deja de nuevo en la nevera hasta que se solidifique totalmente.

Finalmente decora con las bolitas de melón, unas hojas de menta fresca y unas flores. Ya puedes servir la tarta y disfrutar de una deliciosa merienda.

Si te ha gustado la receta y te ha quedado melón también puedes hacer un delicioso y refrescante gazpacho de melón.

TARTA DE CHOCOLATE BLANCO

TARTA DE CHOCOLATE BLANCO

TARTA DE CHOCOLATE BLANCO

¿Y si preparamos hoy una tarta de chocolate blanco de lo más deliciosa? Pues no te pierdas esta receta porque estoy segura que te va a a encantar y lo mejor es lo fácil que se prepara.

Yo la he preparado con chocolate blanco pero puedes usar el chocolate que más te gusta, igual que la decoración, puedes usar fresas, frambuesas y moras.

ingredientes de la tarta de chocolate blanco:

  • 300 gr de chocolate blanco para fundir
  • 400 ml de nata de cocinar
  • 100 ml de leche
  • 60 gr de azúcar
  • 250 gr de queso blanco para untar
  • 1 sobre de cuajada en polvo
  • Elementos para decorar como chocolate, fresas, frambuesas, menta…

elaboracióN:

Para empezar de los 100 ml de leche, quítale medio vaso de leche para disolver la cuajada en ese vaso.

En un cazo pon la nata, el azúcar el queso blanco de untar y el chocolate blanco. Pon a calentar el conjunto y no pares de remover con ayuda de unas varillas hasta que quede todo integrado y derretido. Cuando la mezcla llegue a ebullición, añade el vaso que tenías con leche y sigue removiendo hasta que quede totalmente integrada. Deja que cueza todo el conjunto hasta que espese la mezcla y en ese punto retira del fuego.

Vierte la preparación en un molde, yo he usado uno cuadrado pero puedes usar el que tengas en casa. Deja que enfríe la tarta de chocolate blanco en la nevera por lo menos 5 horas.

Pasado ese tiempo puedes desmoldar con cuidado la tarta y ahora ya solo tienes que decorarla. Yo he preparado unas virutas de chocolate blanco y negro con un pelador de verduras. Además le he añadido unas fresas y unas hojitas de menta para darle color.

Ya tienes tu tarta lista para servir.

Si te ha gustado esta tarta de chocolate blanco no te puedes perder la receta de cafloutis de cerezas y chocolate blanco 

 

TARTA DE LIMA

TARTA DE LIMA

TARTA DE LIMA

Esta tarta de lima es una de mis preferidas en verano, es ideal para comer un postre fresquito y también para merendar. Es de aquellas tartas fáciles de elaborar y con pocos ingredientes por lo que no hay excusa para no prepararla.

Has de tener en cuenta que es una tarta que necesita reposo por lo que te aconsejo que la prepares el día anterior y la guardes en la nevera para el día siguiente.

ingredientes para la base:

  • 150 gr de galletas ( yo he usado unas con sabor a canela)
  • 50 gr de coco rallado
  • 100 gr de mantequilla

ingredientes para el relleno:

  • 500 gr de queso para untar
  • 250 gr de nata para montar
  • 1 lata de leche condensada de 370 gr
  • 14 gr de gelatina en polvo
  • Agua
  • 3 limas + 2 limas para la decoración

elaboración:

Para empezar prepara la base de la tarta, para ello tritura las galletas y derrite la mantequilla en el microondas. Mezcla las galletas trituradas con el coco y con la mantequilla líquida. Verás que queda como una tierra, pon este resultado en la base del molde de la tarta y con ayuda de una cucharita alisa para que quede lo más recta posible. Reserva en la nevera y mientras prepara el relleno.

Pon la gelatina en polvo junto con 6 cucharadas soperas de agua y deja que se hidrate. Mientras bate el queso para que se haga crema, añade la leche condensada, el zumo de las limas y la ralladura de las mismas. Mezcla todo bien y reserva.

Pon a calentar en un cazo la nata y cuando este caliente añade la gelatina en polvo, remueve hasta que se disuelva. Deja que pierda un poco el calor y añade la nata a la preparación anterior de queso.

Pon esta mezcla dentro del molde que tenías reservado en la nevera y deja reposar hasta el día siguiente.

Para la decoración ralla una lima y media y espolvorea por encima de la tarta. Con la otra media lima que te queda corta rebanadas muy finas y decora la tarta. Yo le he añadido unas hojas de menta y unas fresitas para darle algo de color, pero puedes ponerle otro tipo de frutas.

Si te gustan este tipo de tartas frías no te pierdas la tarta mousse de coco y la tarta tiramisú

TARTA MOUSSE DE COCO

TARTA MOUSSE DE COCO

tarta mousse de coco

Otra de las frutas que me apasionan es el coco y esta tarta mousse de coco es espectacular. La receta es ideal para hacerla en verano y no encender el horno. Así que os animo a prepararla porque os aseguro que os va a encantar.

ingredientes para la base:

  • 100 gr de galletas (yo he usado unas con sabor a canela)
  • 60 gr de mantequilla
  • 30 gr de coco rallado

ingredientes para la tarta:

  • 500 ml de nata para montar
  • 400 ml de leche de coco
  • 100 gr de queso crema
  • 5 hojas de gelatina
  • 150 gr de azúcar
  • 100 gr de coco rallado
  • 100 gr de pasta de coco Home Chef

elaboración de la base:

Para empezar vamos a elaborar la base de la tarta, para ello tritura las galletas y derrite la mantequilla en el microondas. Mezcla la mantequilla con el coco y las galletas. Verás que se forma una pasta y pon la mezcla en la base del molde. Con ayuda de una cuchara extiéndela y déjala lo más lisa posible. Guárdala en la nevera y mientras prepara el relleno.

elaboración del relleno:

Pon la nata a enfriar en el congelador y si puedes pon también los accesorios con los que vas a montar la nata también en el congelador.

Mientras pon la gelatina a hidratar en agua fría. Calienta la leche de coco en el microondas y cuando la gelatina esté hidratada (aproximadamente 5 minutos), escúrrela,  añádela a la leche y mezcla bien para que se deshaga. Reserva en la nevera.

Saca la nata del congelador y los accesorios y monta la nata. Una vez que esté montada añade el azúcar y termina de montarla. Bate el queso para que no este duro y se mezcle bien con el resto de ingredientes. Añade la pasta de coco y el coco rallado, mezcla la nata con todos los ingredientes con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba para evitar que la nata se baje.

Finalmente añade la leche de coco al resto de ingredientes y mezcla bien. Vierte dentro del molde y alisa un poco la superficie. Reserva en la nevera hasta el día siguiente.

Una vez que este fría la tarta desmolda con cuidado y ya puedes decorarla, para ello usa coco rallado y alguna fruta para darle color.

Ya verás que deliciosa tarta queda, sobretodo su textura es deliciosa y sorprende a todos los comensales.

Si buscas otras recetas de tartas frías no te pierdas la tarta de mousse de fresa y la tarta de limón

 

CHEESECAKE DE PAPAYA Y CHOCOLATE BLANCO

CHEESECAKE DE PAPAYA Y CHOCOLATE BLANCO

CHEESECAKE DE PAPAYA Y CHOCOLATE BLANCO

Si te gustan las tartas de queso no puedes perderte esta cheesecake de papaya y chocolate blanco que te va a alucinar, de sabor suave y con ese toque tropical que tanto me gusta. Es ideal para hacerla en cumpleaños y en celebraciones. Además puedes dejarla preparada con antelación y dejarla en la nevera o congelarla.

También es ideal para servir después de una comida copiosa, ya que te aporta frescura y ligereza.

La papaya es originaria de México, pero aquí en España la cultivan en las Islas Canarias. Es un buen diurético por su gran aporte de agua, tiene un gran aporte de vitamina C, mejora la salud de la piel mediante la vitamina A, tiene un efecto antioxidante, previene de enfermedades cardiovasculares, es rica en fibra y es rica en minerales como el potasio, magnesio y calcio.

¿Te he convencido ya para que prepares esta cheesecake de papaya y chocolate blanco este fin de semana?

ingredientes para la tarta:

  • 350 gr de queso Philadelphia
  • 200 gr de chocolate blanco
  • Puré de papaya
  • 200 gr de nata con 35% de m.g.
  • 3 hojas de gelatina

ingredientes para la base de la tarta:

  • 100 gr de galletas Lotus
  • 45 gr de mantequilla sin sal

ingredientes para el puré de papaya:

  • 200 gr de papaya
  • 50 gr de azúcar blanco
  • 50 gr de agua
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 50 gr de ron
  • 1 cucharadita de cardamomo en polvo

elaboración:

Para empezar has de a preparar el puré de papaya, para ello pon todos los ingredientes del puré en un cazo y lo dejas a fuego medio durante 5 minutos. Ves girando la papaya para que se cueza por todos los lados igual. Lo dejas enfriar completamente, lo trituras todo y lo reservas. Si quieres este paso lo puedes preparar con antelación.

Por otro lado, tritura las galletas hasta que queden polvo y también derrite la mantequilla en el microondas. Mezcla las galletas con la mantequilla derretida y con la masa obtenida, ponla en la base del molde de la tarta hasta cubrir toda su superficie. Reserva en la nevera y mientras pon las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.

En el microondas derrite el chocolate blanco, deja enfriar y mientras en un robot de cocina o con unas varillas mezcla el queso con 100 gr de nata. Añade casi todo el puré de papaya obtenido excepto lo que usaremos para la decoración, aproximadamente medio vasito. Mezcla todo bien hasta integrarlo.

Por otro lado calienta los otros 100 gr de nata en un cazo y cuando este caliente añade las hojas de gelatinas bien escurridas. Mezcla hasta que la gelatina se disuelva íntegramente.

Añade esta mezcla a la mezcla anterior de queso y bate todo hasta que quede integrado. Pon esta mezcla en el molde de la tarta y ahora toca dibujar. Pon unos circulitos de puré de papaya en la parte superior de la tarta y con un aplillo ves haciendo remolinos.

Deja reposar la tarta en el frigorífico hasta el día siguiente. Finaliza decorando con unas rodajas de lima y unos dados de papaya.

Si buscas otras tartas frías no te pierdas mis recomendaciones: tarta de queso con cerezas y tarta de limón

 

TARTA DE QUESO Y MORAS

TARTA DE QUESO Y MORAS

TARTA DE QUESO Y MORAS

Esta tarta de queso y moras esta deliciosa y es ideal para el verano por lo fresquita que es. Puedes aprovechar que es la temporada de moras y usarlas para hacer la tarta.

Si no quieres encender el horno, también puedes hacer una base de galleta y mantequilla como hago con otras tartas de queso.

Ingredientes para la base:

  • 90 gr de chocolate para fundir
  • 45 gr de mantequilla
  • 2 huevos
  • 125 gr de azúcar
  • 30 gr de harina
  • 2 cucharadas soperas de cacao puro en polvo

Ingredientes para la tarta de queso:

  • 500 gr de queso Philadelphia
  • 300 gr de nata para montar
  • 180 gr de leche condensada
  • 1 bote de pasta concentrada de moras Home Chef (si no lo encuentras puedes utilizar moras frescas)
  • 1 cucharada de vainilla
  • Ralladura de un limón pequeño
  • 4 hojas de gelatina
  • Moras frescas y hojas de menta para decorar

Elaboración de la base de la tarta:

Para empezar derrite en el microondas la mantequilla, añádesela al chocolate y remueve hasta que se deshaga todo.

Precalienta el horno a 180ºC y mientras prepara la base.

Bate los huevos junto con el azúcar hasta blanquearlos, añade la mezcla de chocolate y mantequilla.  Remueve bien todo y tamiza la harina con el cacao. Mezcla todo y ponlo en un molde para tartas desmoldable. Yo utilizo el de la marca Lekue de silicona ya que me funciona bastante bien y las tartas suelen quedar bastante intactas al desmoldarlas.

Hornea durante 30 minutos y deja enfriar completamente. Mientras prepararas el relleno de la tarta.

elaboración de la tarta:

Pon en el congelador la nata y la leche condensada. También pon las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.

Si vas a poner moras frescas en vez del concentrado deberás de triturarlas y colarlas bien para extraer todas las pepitas. Tanto si utilizas el concentrado o las moras frescas, las has de poner en un cazo a calentar y sin que llegue a hervir, retira del fuego y añade las hojas de gelatina escurridas. Remueve hasta que se disuelvan y reserva.

Bate en un robot la nata junto con la leche condensada, la vainilla y el queso hasta que quede con un poco de volumen. Añade con cuidado la crema de mora y la ralladura del limón y mezcla con movimientos envolventes de abajo a arriba para evitar que se baje la mezcla.

Pon la crema de moras encima de la base de chocolate que ya estará fría. Pon encima de la encimera un trapo de cocina doblado y con cuidado da unos golpecitos en la base del molde para que las burbujas de aire que tenga la tarta desaparezcan.

Deja enfriar en la nevera toda la noche para que quede cuajada y quede perfecta.

Antes de servir desmóldalo y decóralo con moras frescas, flores y hojas de menta.