TARTA FRÍA DE CHOCOLATE

TARTA FRÍA DE CHOCOLATE
5 (1)

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

TARTA FRÍA DE CHOCOLATE

Esta tarta fría de chocolate es ideal para prepararla en verano, sin necesidad de encender el horno y queda espectacular.

Es una tarta bastante fácil de preparar, lo único que has de tener en cuenta es que necesita enfriar dos veces, una primera vez para que la tarta se solidifique y otra después de ponerle el glaseado.

La medida del molde es de 18 cms. y es para unas cuatro personas.

ingredientes:

  • 120 gr de galletas de chocolate
  • 60 gr de mantequilla
  • 180 gr de azúcar
  • 2 cucharadas soperas de zumo de limón
  • 15 gr de gelatina en polvo
  • 15 gr de cacao en polvo
  • 50 gr de chocolate negro
  • 50 gr de chocolate con leche
  • 200 ml de nata líquida (con un mínimo de 33% de materia grasa)
  • 50 gr de cacahuetes

elaboración:

Para empezar tritura las galletas en un robot de cocina. Derrite la mantequilla en el microondas y añádela a las galletas. Mezcla los dos ingredientes hasta formar una especie de pasta. Engrasa un molde redondo desmontable y pon las galletas trituradas en el fondo, aplastando con un vaso de cristal. Reserva en la nevera.

Pon el azúcar en un cazo, junto con 60 ml de agua y el zumo de limón. Calienta el cazo en el fuego.

Disuelve la gelatina en 60 ml de agua y remueve. Ponla en un recipiente grande y bate con las varillas eléctricas. Cuando la mezcla de azúcar y agua que tienes al fuego esté hirviendo, incorpórala al bol de la gelatina en forma de hilo y sin dejar de batir con las varillas.

Añade al cacao en polvo en 100 ml de nata un poco caliente y remueve hasta que se disuelva.

Incorpora el cacao al bol de la mezcla removiendo con las varillas hasta lograr una textura totalmente homogénea. Vierte esta mezcla en el molde redondo y ponla a enfriar en la nevera mínimo unas 4 horas.

Calienta otros 100 ml de nata en el microondas, añádela a los dos chocolates que tendrás en un bol y mezcla hasta disolver totalmente el chocolate.

Retira el molde de la tarta y cúbrela con la cobertura de chocolate tanto por la parte superior como por los laterales. Mete la tarta en la nevera para que se enfríe hasta el momento de servir.

Si te ha gustado esta receta y quieres probar otra tarta fría de chocolate, prueba la tarta de chocolate blanco.

Published by

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.