TARTA DE CREME BRÛLÉE

TARTA DE CREME BRÛLÉE

TARTA DE CREME BRÛLÉE

Esta tarta de creme brûlée es de lo más deliciosa. Si no conoces esta crema te diré que es de origen francés, la textura de la crema es similar a las natillas o crema catalana con el crujiente del caramelo que se hace con el azúcar quemado.

Añadirle la masa quebrada a la textura de la tarta de creme brûlée, es ideal, ya que le aporta esa parte crujiente que tanto me gusta. Solo te puedo animar a que la hagas porque te aseguro que te va a encantar.

Ingredientes para la masa:

  • 150 gr de harina de repostería
  • 75 gr de mantequilla fría
  • 50 gr de azúcar glass
  • 1 huevo
  • Un pellizco de sal

Ingredientes para la creme brûleé:

  • 350 gr de nata líquida
  • 150 gr de leche
  • 75 gr de azúcar
  • Una ramita de canela
  • 6 yemas de huevo
  • Azúcar

Elaboración:

En primer lugar haremos la masa quebrada. Tamiza la harina y mezcla con la mantequilla fría, mezcla todo bien, añade el azúcar, el huevo y una pizca de sal. Trabaja la masa con los dedos hasta que quede todo ligado pero sin excederse para que no quede demasiado elástica.

Haz una bola con la masa, tápala con film y déjala reposar en la nevera una hora.

Pasado ese tiempo estira la masa sobre una superficie enharinada, estírala con un rodillo dándole la forma del molde que vayas a utilizar.

Pon la masa en el molde, ajusta la masa en las paredes y en el fondo. Pasa el rodillo por encima y retira el exceso de masa.

Pincha la masa quebrada con un tenedor, coloca un papel sulfurizado encima cubriéndola totalmente y rellena con una legumbre seca. Cuece durante unos 15 minutos a 180º, como después la vamos a hornear otra vez no es necesario excederse con el horneado ahora.

Deja enfriar y retira las legumbres. Mientras prepara la crema.

Pon en un cazo la leche junto con la nata y la rama de canela. Lleva a ebullición y déjalo aromatizar durante unos minutos, para ello tapa el cazo.

En un bol aparte bate las yemas con el azúcar, hasta que quede todo bien integrado.

Agrega al bol la leche aromatizada poco a poco y sin parar de mover, así evitarás que las yemas se cuajen. Sigue añadiendo leche hasta acabarla.

Pon la crema dentro del molde con la masa quebrada. Cuece en el horno durante 45-50 minutos a 140º.

Finalizado el tiempo, esparce por encima el azúcar y vuelve a meter en el horno para que caramelice, ponle la función de grill para que lo haga rápido, vigila que no se te queme.

Deja enfriar totalmente y finaliza decorando con unas frutas frescas .

Consejos:

  • Puedes utilizar masa quebrada refrigerada si no quieres elaborarla
  • Si te sobra crema puedes guardarla y usarla para hacer esta tarta de queso con creme brûlée
  • Puedes acabar decorándola con flores o también hojas de menta
  • Puedes ponerlos también en pequeños moldes sin masa quebrada

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *