PANNA COTTA DE CHOCOLATE BLANCO CON CORAZÓN DE GELATINA

PANNA COTTA DE CHOCOLATE BLANCO CON CORAZÓN DE GELATINA

PANNA COTTA DE CHOCOLATE BLANCO CON CORAZÓN DE GELATINA

Si quieres hacer un postre sencillo y bonito esta panna cotta de chocolate blanco con corazón de gelatina es ideal. Puedes  hacerlo para ocasión especial como el día de los enamorados, un aniversario o si tienes invitados en casa. Además hacer panna cotta de chocolate blanco es más fácil de lo que os podéis imaginar, así que te animo a hacerla porque te va a encantar.

Ingredientes:

Elaboración:

Para comenzar con la panna cotta de chocolate blanco con corazón de gelatina, la noche anterior has de preparar la gelatina. Sigue las instrucciones del paquete de gelatina, pero utiliza la mitad del agua recomendada.

Pon el líquido en una fuente amplia para que quede una lámina de gelatina y lleva a la nevera. Ha de quedar totalmente sólido.

Pon a hidratar las hojas de gelatina en agua fría, hazlo de una en una, o sea primero una deja un minuto de tiempo y luego la siguiente hoja, hasta poner las tres.

Pon en el fuego la nata y el chocolate blanco troceado, a fuego medio hasta que se derrita el chocolate. Si tienes un robot de cocina pon la cuchilla de mariposa, la nata y el chocolate blanco. Programa velocidad 4, temperatura 120º, 5 minutos.  Ha de derretirse el chocolate controla que no se quede pegado a la mariposa y que quede totalmente derretido.

Escurre la gelatina ya hidratada y añádela a la mezcla anterior. Con el robot dale  velocidad 4 para que queden integradas y le añades la leche, velocidad 4, 2 minutos. Sin el robot pon la gelatina escurrida en el cazo con la nata y el chocolate hasta que se disuelvan todas. Añade la leche y remueve.

Deja templar mínimo 30 minutos. Este paso es importante porque no ha de estar muy caliente o se te derretirá la gelatina, tampoco ha de estar fría porque se solidificará la panacotta.

montaje de los vasos:

Con un cortador de pastas corta los corazones o el dibujo que quiera que aparezca en el vaso y los enganchas por dentro de los vasos de forma decorativa. Rellena con la panna cotta fría y lo dejas enfriar en la nevera hasta que cuaje.

Puedes terminar decorando con la nata montada, con nubes y fideos de colores.

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *