CORAZÓN DE TERCIOPELO PARA SAN VALENTÍN

CORAZÓN DE TERCIOPELO PARA SAN VALENTÍN

CORAZÓN DE TERCIOPELO PARA SAN VALENTÍN

Este corazón de terciopelo para San Valentín es ideal para prepararlo el día de los enamorados o en cualquier momento del año que quieras tener un detalle con alguien muy especial como tu pareja, una amistad, tus padres o tus hijos.

La receta es súper fácil de preparar y no te llevará mucho tiempo, pero has de tener en cuenta que necesitará un tiempo de reposo para que la gelatina haga su efecto.

Lo importante es que tengas un molde con forma de corazón para que sea más fácil de hacer.

Si buscas más ideas de postres de San Valentin no te pierdas los cupcakes de chocolate o la panna cotta de chocolate blanco con corazón

ingredientes para la base:

  • 2 huevos
  • 50 gr de harina de repostería
  • 50 gr de azúcar blanco

ingredientes para la tarta:

  • 400 ml de nata
  • 100 ml de leche
  • 30 gr de azúcar
  • 3 hojas de gelatina
  • 180 gr de chocolate con leche para repostería
  • Spray efecto terciopelo rojo

elaboración para la base:

Lo primero que has de hacer es el bizcocho, para ello toma la forma del molde por la parte más amplia para que sobresalga de la tarta y quede más llamativo, y dibújalo en el papel de horno.

Separa las claras de los huevos y bate las claras con ayuda de unas varillas, cuando empiecen a montar agrega 25 gr del azúcar para ayudar que monte el merengue, si ves que pasados unos minutos no te monta o le cuesta, te doy un truco, añade unas gotitas de limón o de vinagre de manzana, ya verás que bien te montarán ahora. Una vez tengas el merengue reserva.

Bate las yemas con los otros 25 gr de azúcar.

Mezcla en un bol con movimientos envolventes el merengue y las yemas batidas. Recuerda hacerlo con movimientos suaves para que las claras no se bajen.

Precalienta el horno a 180º C y mientras agrega la harina tamizada con movimientos envolventes en la mezcla anterior, hasta obtener una masa homogénea.

Sobre la bandeja del horno pon el papel de horno con nuestro dibujo en forma de corazón y encima pon otra hoja de horno, así evitarás que el color de la pintura manche nuestra masa.

Extiende la masa en el interior del dibujo con una espátula, hasta que quede un grosor de 1 cm aproximadamente, también puedes ponerlo en una manga pastelera si te es más fácil.

Hornea a 180ºC durante unos 12 minutos. Después deja enfriar completamente y reserva tapada.

elaboración de la tarta:

Primero pon a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.

Pon en un cazo la nata, la leche y el chocolate con leche troceado, a fuego medio hasta que se derrita el chocolate.

Saca el cazo del fuego, escurre la gelatina ya hidratada y añádela a la mezcla anterior hasta que se disuelvan todas las hojas.

Rellena el molde con forma de corazón y reserva en la nevera por lo menos cinco horas hasta qué se solidifique, yo lo dejo hasta el día siguiente.

montaje y decoración:

Una vez que tenemos la tarta solidificada, vamos a hacer un pequeño truco, forra todos los bordes del bizcocho con papel film de la medida que llegue hasta el principio de la tarta de corazón, lo tendrás que hacer a trocitos para que después te sea más fácil sacarlos sin que se rompa la tarta.

Pon la base de bizcocho encima del molde y con cuidado le das la vuelta para que la tarta quede encima del bizcocho, procura que quede centrado.

Ahora has de ponerlo sobre la base o el plato donde vayas a servir la tarta, ya que así evitarás que la pintura que pondremos en el siguiente paso se te rompa.

Con un spray de terciopelo rojo (yo lo compré en Gadgets Cuina) pinta la tarta de forma homogénea, con cierta distancia para no saturarlo y deja secar.

Mientras puedes decorarlo con algunos sprinkles, yo use perlitas y corazones blancos. Finalmente retira el papel film con cuidado de no desmontar la tarta y ya tienes tu tarta lista para San Valentin.

 

 

TARTA DE MANZANA Y CANELA

TARTA DE MANZANA Y CANELA

TARTA DE MANZANA Y CANELA

Esta tarta de manzana y canela además de estar riquísima, queda tan bonita que da pena comerla. Y es que hace tiempo que llevo viendo este tipo de tartas y pensaba que era una tarta súper difícil, pero cual ha sido mi sorpresa que la hice en un momento y sin ninguna dificultad. Lo más importante para ir rápido es tener una buena mandolina o cortadora para que puedas hacer muchas láminas de manzana rápidamente, lo demás ya es coser y cantar.

ingredientes:

  • 1 lámina de pasta brisa
  • 4 manzanas rojas
  • 4 huevos tamaño L
  • 1 ramita de canela
  • La piel de un limón
  • 500 ml de leche
  • 180 gr de azúcar
  • Canela en polvo
  • Mantequilla o spray antiadherente

elaboración:

Para empezar pon a calentar el horno a 180º. En un cazo pon la leche, la canela y la piel del limón sin la parte blanca, deja que la leche comience a hervir y cuando llegue a ese punto, retira del fuego y tapa para que infusione.

Engrasa el molde donde vayas a preparar la tarta con mantequilla o un spray antiadherente. Extiende la masa brisa sobre el molde, adapta la masa al molde  y pincha con un tenedor. Pon el papel sulfurizado que te viene con la masa cubriendo la masa y pon peso sobre ella (unas legumbres o las bolitas de hornear son perfectas). Introduce en el horno durante 15 minutos y pasado ese tiempo retira el papel y el peso y deja hornear otros 10 minutos más.

Mientras se hace la masa empieza a preparar las manzanas, se ha de trabajar rápido para que no se oxiden, corta la manzana por la mitad, retira las semillas y el rabito, corta la mitad de la manzana en cuartos y con ayuda de una mandolina corta finas láminas, yo lo he puesto en el número cuatro para que no sean demasiado finas.

Cuando finalice el tiempo de la masa, empieza a colocar la manzana dentro empezando por la parte pegada a la masa en círculo y haciendo círculos cada vez más pequeños hasta llegar hasta el centro.

Una vez que tengas toda la manzana colocada, bate los huevos con el azúcar y añade la leche infusionada sin la ramita de canela y sin el limón. Bate toda la mezcla y viértela sobre la tarta.

Hornea durante 50 minutos y retira del horno, espolvorea por encima la canela en polvo y deja que enfríe un poco.

Ya está lista para servir, puedes acompañarla de una bola de helado de vainilla o comerla sola.

Si te gustan las recetas con manzana en la web tengo un montón de recetas distintas, pero te aseguro que la tarta de manzana fácil no te va a dejar indiferente tampoco, la receta la tienes aquí

CUPCAKES DE CHOCOLATE PARA SAN VALENTÍN

CUPCAKES DE CHOCOLATE PARA SAN VALENTÍN

CUPCAKES DE CHOCOLATE PARA SAN VALENTÍN

Estos cupcakes de chocolate para San Valentín son ideales para preparar el día de los enamorados, pero yo soy de las que piensa que no necesitas pareja para preparar un postre así, sino que también puedes prepararlo para tus familiares, amigos y sino pues para ti misma.

Además de ser bonitos, son bastante fáciles de preparar, no te llevará mucho tiempo y te quedarán que ni en la mejor pastelería.

Si buscas otro postre para San Valentín puedes hacer también el corazón de hojaldre y nutella, para ello pincha aquí

INGREDIENTES PARA LOS CUPCAKES:

  • huevos tamaño L
  • 175 gr de azúcar
  • 200 ml de nata con 30 % m.g.
  • 180 gr de chocolate para fundir negro
  • 190 gr de aceite arbequina
  • 60 ml de leche
  • 210 g harina repostería
  • 5 gr levadura royal
  • Una pizca de sal

INGREDIENTES PARA LA BUTTERCREAM:

  • 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 125 gr de azúcar glass
  • Colorante en gel rojo

ingredientes para las fresas:

  • 1 bandeja de fresas
  • 150 gr de chocolate negro para fundir
  • Lápiz blanco pastelero o chocolate blanco para fundir

ELABORACIÓN DE LOS CUPCAKES DE CHOCOLATE:

Para empezar en un cazo calienta la nata y antes de que hierva, añade el chocolate y deja que se deshaga totalmente. Deja enfriar y mientras vamos a blanquear los huevos. Para ello con ayuda de unas varillas bate los huevos con el azúcar, si tienes el robot pon la cuchilla mariposa a velocidad 6 durante 5 minutos.

Añade la leche, la sal y el aceite. Integra todo bien, añade la harina y la levadura tamizada. Bate hasta obtener una masa brillante y homogénea. En todas estas mezclas con el robot lo puedes hacer a velocidad 6 y el tiempo en cada ingrediente es de un minuto. Finalmente agrega el chocolate deshecho y vuelve a mezclar todo.

Precalienta el horno a 180º sin aire, con calor arriba y abajo.

Reparte la masa en las cápsulas para magdalenas, ¾ partes del molde porque así evitarás  que se salga durante el horneado.

Antes de meter las magdalenas en el horno, lo bajamos a 170º y hornea durante 15 minutos. Nos interesa que no crezcan mucho por eso no te digo que las enfríes en la nevera, ya que hemos de decorarlas.

ELABORACIÓN DE LA BUTTERCREAM:

Bate con unas varillas la mantequilla, es importante que este a temperatura ambiente. Ha de quedar una textura de pomada, integra el azúcar y deja que se mezcle todo bien. Finalmente añade el colorante en gel, la cantidad dependerá del tono y la intensidad que quieras darle.

Pon esta buttercream en una manga pastelera con una boquilla rizada.

preparación de las fresas:

Lava bien las fresas y sécalas. En el microondas derrite el chocolate, haciéndolo cada 30 segundos para evitar que se queme, para ello calienta y remueve y vuelve a calentar, así hasta que quede totalmente deshecho. Baña las fresas en ese chocolate y ponlas en una bandeja de de varillas para que vaya cayendo el exceso de chocolate y se sequen, yo uso la del microondas. Finalmente decora con un lápiz pastelero blanco o sino tienes puedes derretir chocolate blanco y hacer los dibujos en forma de hilo sobre el chocolate negro.

PRESENTACIÓN:

Cuando las cupcakes estén frías ya se pueden montar, para ello pon un primer punto de la buttercream en el centro y haz un círculo a su alrededor, a continuación haz otro círculo encima y acabando en el centro, siempre subiendo hacia arriba.

Después pon una de las fresas encima, que queden un poco inclinadas y ya están listas para presentar.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

CORAZÓN DE HOJALDRE CON NUTELLA

CORAZÓN DE HOJALDRE CON NUTELLA

CORAZÓN DE HOJALDRE CON NUTELLA

Se acerca el día de los enamorados y ya empiezo a pensar que recetas son ideales y fáciles de preparar ese día y así se me ocurrió hacer este corazón de hojaldre con nutella. La receta no puede ser más fácil de preparar, así que os la comparto ya para que podáis comprar con tiempo todos los ingredientes.

INGREDIENTES:

  • Dos placas de hojaldre rectangulares
  • Nutella a temperatura ambiente
  • Un par de huevos batidos
  • Para la decoración: almendra crocanti, azúcar glass y Sprinkles de azúcar

ELABORACIÓN:

Para comenzar precalentamos el horno a 180º C con calor arriba y abajo.

Estiramos bien las dos placas de hojaldre y pasamos por encima un rodillo de cocina suavemente.

Extendemos con ayuda de una espátula, la crema de nutella sin llegar a los bordes. Enrollamos las placas de hojaldre por la parte más larga, sobre sí misma y la cortamos por la mitad a lo largo. Trenzamos las dos tiras de hojaldre de cada una de las masas. Le damos la forma de un corazón, unimos los dos extremos poniendo un extremo sobre otro y presionando un poco.

Batimos un huevo, pincelamos todo el hojaldre y espolvoreamos por encima la almendra crocanti.

En una bandeja de horno ponemos una base de papel sulfurizado y el corazón en el centro. Dejamos dorar en el horno, aproximadamente unos 25 minutos.

Finalmente dejamos enfriar sobre una rejilla, espolvorea azúcar glass por encima y decora con unos sprinkles.

Ya tienes este bonito corazón listo para sorprender a tu pareja, a tus familiares o a algún amigo. Si además lo acompañas de un rico chocolate caliente ya tienes el desayuno preparado.
Si te ha gustado esta receta tienes la versión para navidad de la corona de hojaldre con crema de almendras y nueces pecanas que está deliciosa también.
PANNA COTTA DE CHOCOLATE BLANCO CON CORAZÓN DE GELATINA

PANNA COTTA DE CHOCOLATE BLANCO CON CORAZÓN DE GELATINA

PANNA COTTA DE CHOCOLATE BLANCO CON CORAZÓN DE GELATINA

Si quieres hacer un postre sencillo y bonito esta panna cotta de chocolate blanco con corazón de gelatina es ideal. Puedes  hacerlo para ocasión especial como el día de los enamorados, un aniversario o si tienes invitados en casa.

Además hacer panna cotta de chocolate blanco es más fácil de lo que os podéis imaginar, así que te animo a hacerla porque te va a encantar.

Ingredientes:

Elaboración:

Para comenzar con la panna cotta de chocolate blanco con corazón de gelatina, la noche anterior has de preparar la gelatina. Sigue las instrucciones del paquete de gelatina, pero utiliza la mitad del agua recomendada.

Pon el líquido en una fuente amplia para que quede una lámina de gelatina y lleva a la nevera. Ha de quedar totalmente sólido.

Pon a hidratar las hojas de gelatina en agua fría, hazlo de una en una, o sea primero una deja un minuto de tiempo y luego la siguiente hoja, hasta poner las tres.

Pon en el fuego la nata y el chocolate blanco troceado, a fuego medio hasta que se derrita el chocolate. Si tienes un robot de cocina pon la cuchilla de mariposa, la nata y el chocolate blanco. Programa velocidad 4, temperatura 120º, 5 minutos.  Ha de derretirse el chocolate controla que no se quede pegado a la mariposa y que quede totalmente derretido.

Escurre la gelatina ya hidratada y añádela a la mezcla anterior. Con el robot dale  velocidad 4 para que queden integradas y le añades la leche, velocidad 4, 2 minutos. Sin el robot pon la gelatina escurrida en el cazo con la nata y el chocolate hasta que se disuelvan todas. Añade la leche y remueve.

Deja templar mínimo 30 minutos. Este paso es importante porque no ha de estar muy caliente o se te derretirá la gelatina, tampoco ha de estar fría porque se solidificará la panacotta.

montaje de los vasos:

Con un cortador de pastas corta los corazones o el dibujo que quiera que aparezca en el vaso y los enganchas por dentro de los vasos de forma decorativa. Rellena con la panna cotta fría y lo dejas enfriar en la nevera hasta que cuaje.

Puedes terminar decorando con la nata montada, con nubes y fideos de colores.