CROQUETAS DE MI MADRE

CROQUETAS DE MI MADRE

CROQUETAS DE MI MADRE

Esta es una receta muy especial, lo que véis en la foto son las croquetas de mi madre. ¡¡ Os aseguro que son más que deliciosas!!.

Si he de recordar los mejores platos de ella, sin lugar a dudas las croquetas están en el “top ten”

Os voy a poner la base para hacer cualquier tipo ya sea de pescado, carne, jamón, queso… En el caso de la carne, el pescado o la verdura, han de estar cocinados previamente.

Esta receta es ideal para aprovechar los restos de la comida que ha quedado en la nevera o aquella verdura que ya empieza a estar un poco chafadita, pero no como para tirarla.

Ingredientes:

Elaboración:

Empieza pelando y rallando la cebolla. En una sartén pon la cebolla y sofríe.

Añade la harina y tuesta junto a la cebolla, no dejes de moverla, evitaras que se queme.

Cuando ya tenga un color doradito, añade la leche hasta que la pasta este dura.

Ahora añade la carne, el pescado, el jamón o el complemento que elijas para hacer las croquetas.

Guarda la masa en un plato hondo o un bol y tápalo con film de tal manera que el film toque la masa para evitar que se ponga dura. Has de dejar enfriar la masa, así que por la tarde puedes hacerlas o dejarlas en la nevera hasta el día siguiente.

Una vez fría la masa, pon en un plato el pan rallado, en otro plato hondo bate el huevo.

Con ayuda de dos cucharas coge una cucharada de la masa y boléala hasta que tenga la forma deseada, alargada o redonda. También puedes hacerlo con las manos.

Pasa la croqueta por el huevo batido y después por el pan rallado. Ves poniendo todas las croquetas rebozadas en otro plato hasta acabar la masa.

En una sartén con abundante aceite pon a freír las croquetas, ves dándoles la vuelta y cuando ya estén doradas por todos los lados.

Finalmente pon en un plato cubierto con papel absorbente las croquetas ya dorada, de esta manera irán expulsando el aceite sobrante.

CONSEJOS:

Si haces muchas no hagas una pila con ellas, ponlas en diferentes platos porque necesitan expulsar el aceite que te comentaba antes.

Déjalas reposar un par de minutos para que la masa se asiente y comer calientes.

¡Disfruta de las croquetas de mi madre!

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *