BUÑUELOS DE BUTIFARRA Y PUERRO

BUÑUELOS DE BUTIFARRA Y PUERRO

BUÑUELOS DE BUTIFARRA Y PUERRO

Hoy os presento un aperitivo fantástico con estos buñuelos de butifarra y puerro, no me diréis que no son originales ¿verdad?

La receta es bien sencilla y muy similar a los buñuelos que conocemos de toda la vida los de bacalao y que podéis encontrar en mi web también.

ingredientes:

  • 1 butifarra del perol o la que os guste
  • 150 gr de puerros
  • 175 gr de harina
  • 125 ml de leche
  • 5 gr de levadura en polvo
  • 2 huevos
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 1 ajo
  • Perejil
  • Sal
  • Aceite
  • Pimienta

elaboración:

Para empezar pela, lava y pica el puerro. También pela y pica el ajo y reserva la mitad.

Rehoga el puerro y la mitad del ajo en una sartén con un poco de aceite.

Mientras trocea la butifarra en dados y añádela al puerro. Salpimienta y saltea todo el conjunto hasta que la butifarra quede dorada y reserva.

En un bol bate los huevos, después añade la leche y el vino blanco. Incorpora la harina y la levadura tamizada para que no queden grumos. Añade el resto del ajo y el perejil picado. Mezcla todos los ingredientes hasta conseguir una masa fina y sin grumos. Añade el puerro y la butifarra que tenemos reservado. Mezcla de nuevo para que se integre bien la masa en todos los ingredientes.

Pon aceite de oliva suave o de girasol en un cazo no muy grande pero hondo. Pon a calentar el aceite y cuando esté caliente, con ayuda de una cucharada sopera echa porciones de la masa de forma separada, sin que lleguen a tocarse.

Si no se dan solos la vuelta, ayúdalos a girarse cuando veas que empiezan a estar dorados por la parte de abajo.

Pon un plato con papel absorbente y ves colocando los buñuelos allí para que eliminen el resto del aceite.

Sirve calientes y a disfrutar.

MEJILLONES CON PICADILLO DE JAMÓN

MEJILLONES CON PICADILLO DE JAMÓN

MEJILLONES CON PICADILLO DE JAMÓN

Esta receta facilona que traigo hoy de mejillones con picadillo de jamón te puede servir para cualquier día de aperitivo, antes de hacer un arroz los domingos o como parte de un pica-pica. Otras recetas con mejillones que también me gustan mucho para hacer el aperitivo son los mejillones a la crema  receta que me traje de un viaje que hice a Bélgica y también otra de las recetas clásicas españolas son los mejillones tigres  que aunque dan un pelin más de trabajo también gustan mucho.

Esta receta puedes adaptarla y hacerla también con almejas o con navajas, simplemente cambiando el ingrediente principal.

ingredientes:

  • 500 g de mejillones
  • 100 gr de daditos o virutas de jamón serrano
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla roja
  • 100 ml de vino blanco
  • Perejil picado

elaboración:

Para hacer esta fácil receta prepara primero los mejillones, para ello límpialos de las barbas que tengan y con un cuchillo limpia un poco las impurezas que tenga en la cáscara. Si compras mejillones de roca siempre están un poco más limpios, aunque éstos son de menor tamaño. Si esta receta la haces para las almejas o navajas este paso lo puedes saltar, pero recuerda poner las almejas un día antes agua y sal para que suelten la arena que pueden tener dentro.

Una vez limpios los mejillones ponlos en una olla y tápalos con la tapa. Deja cocer hasta que se abran, no es necesario que añadas nada a la olla ya que ellos mismos soltarán agua.

Mientras aprovecha para hacer la salsa, para ello pela el ajo y córtalo a rodajas. Pela y pica la cebolla a daditos. En una cacerola sofríe la cebolla y el ajo a fuego lento.

Cuando la cebolla cambie de color añade el vino blanco y el jamón, deja cocer todo el conjunto unos minutos. Si los mejillones ya los tienes listos, añade un poco del agua que hayan soltado a la salsa, pero pásala por un colador por si hay alguna impureza.

Deja que reduzca la salsa y mientras retira una de las cáscaras a cada mejillón y pon los mejillones en una bandeja o en un plato de servir.

Pon por encima de cada mejillón una cucharada de salsa y pica un poco de perejil y espolvorea por encima.

CROQUETAS DE CHORIZO Y QUESO

CROQUETAS DE CHORIZO Y QUESO

CROQUETAS DE CHORIZO Y QUESO

El 16 de enero es el día internacional de la croqueta y que mejor manera de celebrarlo que con estas croquetas de chorizo y queso que quitan el sentido. Os aseguro que quedan súper esponjosas y cremosas y como toda buena croqueta, cuanto mejor sea el producto que le añadas más buenas te van a salir.

Generalmente yo les hago un doble rebozado para que la capa exterior quede más crujiente, pero si quieres con una sola capa es suficiente.

Ten en cuenta que la masa necesita enfriarse para que puedas montar bien la forma de las croquetas, por lo que lo ideal es hacerlas por la mañana para montarlas por la tarde, o preparar la masa el día anterior.

ingredientes:

  • 150 gr de tacos de chorizo
  • 150 gr de queso brie o el que te guste
  • 75 gr de mantequilla
  • 1 cebolla pequeña
  • 150 gr de harina
  • 1 litro de leche semi desnatada o entera
  • Pan rallado
  • 3 Huevos
  • Aceite de oliva suave o de girasol
  • Sal, pimienta y nuez moscada (opcional)

ELABORACIÓN:

Empieza pelando y rallando la cebolla. Trocea el chorizo, retira la corteza del queso brie y trocéalo también.

En una sartén pon los tacos de chorizo y sin añadir nada de aceite, saltéalos y resérvalos.

Añade la mantequilla a la sartén y deja que se derrita, incorpora la cebolla rallada y saltea.

Incorpora la harina y tuesta junto a la cebolla, no dejes de removerla, evitaras que se queme.

Cuando ya tenga un color doradito, añade la leche poco a poco dejando que se absorba la leche la harina hasta que se forme la bechamel. Salpimenta y pon un poco de nuez moscada (es opcional). Te ha de quedar una masa brillante y sin grumos.

Retira la sartén del fuego e incorpora el chorizo y el queso, mezcla con una espátula para que se integren bien todos los ingredientes y sabores.

Guarda la masa en un plato hondo o un bol y tápalo con film de tal manera que el film toque la masa para evitar que se ponga dura. Has de dejar enfriar la masa, así que por la tarde puedes hacerlas o dejarlas en la nevera hasta el día siguiente. Mínimo unas 4 horas.

Una vez fría la masa, pon en un plato el pan rallado, en otro plato hondo bate los huevos.

Con ayuda de dos cucharas coge una cucharada de la masa y boléala hasta que tenga la forma deseada, alargada o redonda. También puedes hacerlo con las manos.

Pasa la croqueta por el huevo batido y después por el pan rallado. Ves poniendo todas las croquetas rebozadas en otro plato hasta acabar la masa.

En una sartén con abundante aceite pon a freír las croquetas, ves dándoles la vuelta y cuando ya estén doradas por todos los lados pon en un plato cubierto con papel absorbente de esta manera irán expulsando el aceite sobrante.

Déjalas reposar unos minutos y ya están listas para degustar.

Si eres tan amante de las croquetas como yo, prueba también estas croquetas de calabaza y parmesano.

MEJILLONES TIGRES

MEJILLONES TIGRES

MEJILLONES TIGRES

Esta receta de mejillones tigres es la clásica que puedes encontrarte en los bares de toda la vida. No deja de ser otra cosa que unas croquetas que se presentan en la propia concha del mejillón. La receta es súper sencilla y no te a va a llevar mucho tiempo hacerla, así que te animo a que la hagas. Recuerda que como cualquier croqueta, has de dejar enfriar la masa, por lo que puedes hacerla un día y finalizar la receta al día siguiente.

Generalmente compro mejillones que estén más o menos limpios que sólo tenga que quitarles las barbas y que no me den mucho trabajo, en su contra este tipo de mejillones (muchas veces son los de roca) pueden ser mucho más pequeños pero para mí, más sabrosos.

Lo primero que has de hacer es limpiarlos y retirar todas las barbas e impurezas que tenga la concha, después ponerlos con un dedo de agua y sal a hervir hasta que se abran.

ingredientes para la masa:

  • 500 gr de mejillones con concha
  • 1 cebolla pequeña
  • 30 g de aceite de oliva
  • 20 g de mantequilla
  • 50 g de harina
  • 300 g de leche entera
  • 100 gr de nata de cocinar (opcional, sino sustituir por leche)
  • 1 pizca de cayena o picante
  • 1 cda. de salsa de tomate (facultativo)
  • Nuez moscada rallada al gusto
  • Sal al gusto

ingredientes para la fritura:

  • 2 huevos tamaño L
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal

elaboración:

Para empezar como te he indicado antes has de limpiar bien los mejillones y ponerlos a cocer. Dejar enfriar un poco (no tiréis el agua, cuélalo y reserva) , saca la carne del mejillón, quítale el pie  y reserva una de las conchas por cada mejillón.

Pica o ralla la cebolla y reserva.

En una sartén pon el aceite y la mantequilla, cuando se derrita la mantequilla añade la cebolla, ponlo a fuego suave para evitar que se te queme, cuando esté transparente añade la cayena o el picante que tengas.

A continuación añade la harina, remueve para que absorba todo el líquido y deja que cueza sin parar de remover un par de minutos, necesitamos que la harina se tueste para que no tenga sabor a crudo.

Añade poco a poco el caldo de los mejillones, hazlo en dos tandas para que la harina lo vaya absorbiendo. Mientras se reduce, mezcla la leche con la nata y calienta en el microondas. Una vez reducido el agua, añade la leche con la nata poco a poco, removiendo para que se forme la bechamel.

Añade sal y la nuez moscada y remueve hasta que la masa te quede ligada. Retira del fuego y reserva.

Pica finamente los mejillones y añádelos a la masa, remueve bien para que se integren. Ahora toca tener paciencia porque hemos de dejar enfriar la masa. Tapa con papel film, de manera que el film toque la masa para evitar que forme una costa y deja enfriar totalmente, yo la dejo sobre la encimera y finalmente la meto en la nevera.

formamos los mejillones tigres:

Una vez la masa fría, coge porciones con ayuda de una cuchara de la medida de cada concha, rellena las conchas hasta agotar la masa.

En un plato hondo batirás los dos huevos con una pizca de sal y en otro plato hondo pondrás el pan rallado.

Pasa cada mejillón por el plato del huevo y después por el del pan rallado. Ves reservando los mejillones hasta acabar de rebozar todos.

Calienta aceite en una sartén, has de poner bastante aceite para que los cubran, también puedes hacerlos en la freidora, pero yo no tengo. Ves introduciendo los mejillones y deja que se doren, una vez dorados ponlos sobre un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

Ya tienes tus mejillones tigres listos para servir, yo le pongo un poco de cebollino por encima.

Si te ha gustado esta receta no puedes perderte las deliciosas croquetas de mi madre. 

TOMATES VERDES FRITOS

TOMATES VERDES FRITOS

TOMATES VERDES FRITOS

Esta receta de tomates verdes fritos se llama igual que la famosa y entrañable película. Este plato es típico del sur de Estados Unidos y se hizo famoso gracias a la gran pantalla.

Fannie Flagg escribió la novela inspirándose en una historia familiar. Su tía, Bess Fortenberry, había tenido un pequeño restaurante en Irondale (Alabama, EEUU) durante cuatro décadas en el que se servían sándwiches, pollo frito, okra, pan de maíz y los famosos tomates verdes fritos. El plato lo servían como guarnición o aperitivo.

La receta es bien sencilla y además económica, así que ya verás como te va a encantar.

ingredientes:

  • 3 tomates verdes
  • 250 gr de yogurt natural
  • 250 gr de leche
  • Harina de maíz
  • Pan rallado
  • Sal y aceite

elaboración:

Para empezar lava y corta en finas rodajas los tres tomates. Mezcla el yogurt con la leche en un bol, pon el pan rallado en un plato hondo, en otro palto hondo pon la harina de maíz.

Pon además una sartén con aceite a fuego medio y un plato con papel de cocina encima para que absorba el exceso de aceite. Añade una pizca de sal por encima de los tomates.

Coge una rodaja y remoja en la mezcla de yogurt, después pasa la rodaja por la harina, vuelve a pasar la rodaja por la mezcla de yogurt y finalmente reboza con el pan rallado.

Repite esta operación tantas veces como sea necesario y se gaste todo el tomate. Pon cada rodaja a freír en la sartén hasta que adquieran un color dorado por ambos lados. Después ponlas en el plato con el papel absorbente.

Después ponlos en el plato de presentación y ya estarán listos para servir. Este plato es ideal para acompañarlo con un buen guacamole, te dejo aquí la receta también: NACHOS CON GUACAMOLE Y PICO DE GALLO.

GOUGÈRES DE QUESO COMTÉ

GOUGÈRES DE QUESO COMTÉ

GOUGÈRES DE QUESO COMTÉ

Estos gougères de queso comté son espectaculares, es una especialidad gastronómica de la región francesa de Borgoña. Es una mezcla de queso en dados que se ralla y se agrega a la pasta choux caliente. La masa choux es la que se hace para los profiteroles o éclairs.

Son un aperitivo o snack delicioso que te va a enganchar y lo más importante es usar un buen queso, así que como era una receta francesa pensé en el queso comté que me encanta. Ya lo había usado antes en el pan de queso comté y beicon  y entonces ya me conquistó, así que esta es una buena receta para volverlo a utilizar.

ingredientes:

  • 300 ml de leche
  • 140 gr de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 140 gr de harina de repostería
  • 4 huevos de tamaño L
  • 200 gr de queso comté rallado más el que usarás para rallar por encima
  • Orégano

ELABORACIÓN:

Para empezar ralla el queso comté y divide en 130 gr para el interior de los gougères y el resto para espolvorear por encima.

En un cazo pon la leche, la mantequilla y la cucharadita de sal y ponlo a fuego medio, hasta que llegue a ebullición, en ese punto retira del fuego.

Echa de golpe la harina y remueve vigorosamente hasta que la masa se haga una bola y se despegue de las paredes del cazo.

Deja templar unos cinco minutos la masa y después ves añadiendo los huevos de uno en uno, removiendo bien entre uno y otro hasta que la masa los vaya absorbiendo.

A continuación añade el queso rallado y vuelve a mezclar bien.

Pon la masa en una manga pastelera, puedes ponerle una boquilla redonda pero a mí no me hizo falta. Dejé la masa una media hora en la nevera para que la masa estuviera más compacta, pero si no tienes tiempo pruébala a hacerlo directamente.

Precalienta el horno a 180ºC.

Pon en la bandeja de horno el papel sulfurizado, pon la boquilla de la manga a 1 cm de la bandeja y pon una bolita de masa, deja un espacio y vuelve a repetir la operación. Verás que te saldrán unas dos o tres bandejas, dependiendo del tamaño que las hagas.

Una vez que tengas la primera bandeja, pon por encima el queso rallado y un poco de orégano. Hornea durante 25 minutos, después saca del horno y déjalas enfriar encima de una rejilla y sigue con la segunda tanda de gougères.

Ya tienes tu aperitivo perfecto, puedes conservarlos en una caja de galletas.

CREMA DE ROQUEFORT Y PERAS

CREMA DE ROQUEFORT Y PERAS

CREMA DE ROQUEFORT Y PERAS

Esta receta de crema de roquefort y peras es el aperitivo ideal para preparar en las fiestas de Navidad, ya que tiene el frescor que le aporta la pera y la suavidad de la crema de roquefort, además queda muy bonita la presentación. La elaboración es tan sencilla que no necesitarás de muchos trucos ni aparatos para hacerlo y además son pocos los ingredientes que lleva.

Así que anímate a prepararla sobretodo si te gustan sus ingredientes principales, y si no te gustan ya sabes que puedes sustituirlos por otro similar, por ejemplo si el roquefort no te gusta busca un queso manchego o incluso un queso brie que le aportará más suavidad aún. Lo mismo te digo con la pera, si no te gusta puedes cambiarlo por manzana, melón (en verano) o incluso con los caquis persimon.

INGREDIENTES:

  • 2 peras
  • 150 gr de roquefort
  • 180 gr de queso ricotta
  • 200 ml de nata líquida para cocinar
  • Nueces

elaboración:

Para empezar pela una pera y córtala en daditos, un truquito para que no se ponga negra la pera es pasar los daditos por un poco de zumo de limón. Reparte los daditos en el fondo de los vasos de cristal donde vayas a servir el aperitivo.

Pon 120 gr del queso roquefort, el queso ricotta y la nata líquida en un vaso de la túrmix y tritura hasta que quede una crema homogénea. Reparte la crema por los vasitos.

Lava la otra pera y córtala a rodajas finas y después por la mitad, decora cada vasito con tres rodajas de pera. Corta el resto del queso roquefort en dados pequeños y también pica las nueces, decora los vasitos con todo ello.

Guarda en la nevera hasta la hora de servirlo y saca del frigorífico quince minutos antes para que pierda un poco el frío.

Si te ha gustado este aperitivo navideño no puedes perderte pulpo con parmentier 

GALLETAS DE PARMESANO Y NUECES

GALLETAS DE PARMESANO Y NUECES

GALLETAS DE PARMESANO Y NUECES

Estas galletas de parmesano y nueces son ideales para ponerlas en un aperitivo, para acompañar a unos embutidos o como galletas saladas para merendar o a media mañana.

Son de aquellas galletas que no puedes comer solo una, te sabe a poco y necesitas comer una segunda o una tercera, en fin que te voy a contar, lo mejor es que las pruebes y me cuentes que te han parecido.

ingredientes:

  • 80 gr de nueces peladas
  • 80 gr de queso parmesano
  • 200 gr de harina de repostería
  • 100 gr de mantequilla fría troceada
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 huevo
  • Pimienta molida
  • Sal
  • Orégano

elaboración:

La preparación de esta receta es muy sencilla, para empezar pica las nueces con un robot de cocina, si no tuvieras puedes meterlas en una bolsa de congelar y con ayuda de un rodillo, golpearlas hasta que queden trozos pequeños.

Rallar el queso parmesano y mezclar con las nueces. A continuación cortar la mantequilla en daditos y añadir el resto de ingredientes a la mezcla. Mezclar bien hasta conseguir una especie de tierra granulosa.

Guardar la masa resultante en papel film durante 20 minutos en la nevera. Mientras prelacentar el horno a 180º y poner en la bandeja de horno un papel sulfurizado.

Sacar la masa de la nevera, estirarla y dejarla de un grosor de medio dedo aproximadamente. Con un corta galletas, ves cortando la masa hasta que ya no te quede masa. Puedes ir juntando los retales, volver a estirar y volver a cortar la forma de las galletas. Si ves que la masa te cuesta de manejar porque se te ha calentado, puedes meterla unos minutos en la nevera.

Una vez cortada toda la mesa con la forma deseada, poner en la bandeja de horno, añadir por encima un pelín de sal gruesa y un poco de orégano.

Hornear 15 minutos a 180º, sacar cuando estén un poco doradas, dejar enfriar y servir.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas la receta de las crackers especiadas.

REVUELTO DE MORCILLA DE BURGOS

REVUELTO DE MORCILLA DE BURGOS

REVUELTO DE MORCILLA DE BURGOS

Este revuelto de morcilla de Burgos es un plato ideal para compartir o para ponerlo como aperitivo en tostadas.

La morcilla es un embutido muy arraigado a nuestra cultura gastronómica y además tenemos un excelente producto en muchas provincias, pero esta vez usaremos la tradicional morcilla de Burgos. Este embutido se elabora con una base de sangre del cerdo al que se le añade cebolla o en según qué zonas le añaden arroz, acompañado de otras especias.

ingredientes:

  • 3 morcillas de burgos
  • 8 huevos medianos
  • 40 gr de nata de cocinar
  • 70 gr de aceite
  • Sal y pimienta
  • Cebollino

elaboración del revuelto de morcilla de burgos:

La receta es bien sencilla y rápida de preparar, así que para empezar quítale la piel a las morcillas. Puedes reservar algún trozo para decorar como en la foto.

Pica toda la morcilla con ayuda de un tenedor y pon una sartén al fuego con el aceite. Cuando el aceite esté caliente, añadir la cebolla, rehogar un poco y añadir la nata, la sal y la pimienta. Deja que se cocine el conjunto unos cinco minutos.

Bate los huevos y añádelos a la morcilla, verás que irán cuajando poco a poco, ves cortando la mezcla con la espátula para que no se te forme una tortilla.

Cuando los huevos ya estén cuajados, ponlos el resultado en un bol, pica un poco de cebollino y pónselo por encima.

En una sartén caliente, pon un par de rodajas de morcilla y deja cocinar hasta que quede crujiente. Poner una rodaja en cada plato o bol. Finalmente añade una tostada de pan para decorar y ya puedes servirlo, mejor hacerlo cuando esta caliente, pero si no puedes, reserva tapado con papel film en la nevera y después darle un golpe de micro.

Si te ha gustado esta receta con morcilla y quieres alguna más, no puedes perderte los cigarrillos con morcilla y manzana, otro aperitivo que también triunfa siempre.

MOUSSE DE SALMÓN

MOUSSE DE SALMÓN

MOUSSE DE SALMÓN

Esta mousse de salmón es ideal para preparar este aperitivo en verano, es un plato fresquito y muy suave al paladar, por lo que con esta calor apetece muchísimo. También es un aperitivo que puedes prepararlo en Navidades o en una celebración, ya que esteticamente queda muy llamativo.

La receta tiene pocos ingredientes y además es muy sencilla de preparar, así que no hay excusa para no hacerla.

ingredientes para la mousse de salmón:

  • 120 gr de salmón ahumado
  • 180 gr de mascarpone
  • 200 ml de nata para montar (con el 35% de m.g.)
  • Cebollino picado
  • Una lima
  • La piel de un limón
  • Esferas de albahaca para decorar (opcional)
  • Pimienta rosa
  • Sal

elaboración:

Para empezar corta el salmón con un robot de cocina, añade el mascarpone y el zumo de una lima. Mezcla bien todos los ingredientes y reserva.

Monta con un robot de cocina la nata, para ello recuerda que tienes que tener los accesorios muy fríos y limpios de grasas. Uno de los trucos que yo uso es poner en el congelador un rato la nata y también el bol del robot y la cuchilla de montar la nata, de esta manera se monta en muy poco tiempo.

Cuando la montes vigila que no se te pase porque se puede convertir en mantequilla, es mejor que la vayas controlando y cuando veas que ha montado parar el robot.

Mezclar la nata montada con la preparación anterior reservada de salmón, hacerlo poco a poco con movimientos envolventes.

Pon la mezcla en una manga pastelera con una boquilla rizada y rellena los vasitos.

Pica el cebollino y corta la piel del limón en tiras muy finas. Decora los vasitos con el cebollino picado, la piel del limón, un poco de pimienta rosa y unas esferas de albahaca.

Guarda en la nevera una hora y ya los tendrás listos para servir.

Si buscas más aperitivos con salmón no te pierdas la receta de los raviolis de salmón .

MEJILLONES A LA CREMA

MEJILLONES A LA CREMA

MEJILLONES A LA CREMA

Hoy vamos a preparar una clásica receta belga con estos mejillones a la crema y es que cuando viajé a ese país fue uno de los platos que más me enamoró. Ellos generalmente acompañan este plato con otro de patatas fritas, pero yo he decidido acompañarlo de más marisco y como parte de una cena.

La receta original se hace con vino blanco pero yo lo he variado con cerveza, así que tienes las dos opciones para hacerlo.

ingredientes:

  • 1 kg de mejillones
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 2 tallos de apio
  • 100 ml de cerveza o vino blanco
  • 75 gr de mantequilla en dados
  • 300 ml de nata para cocinar
  • Sal, pimienta y perejil

elaboración de los mejillones a la crema:

Para empezar limpia bien los mejillones, quítales todas las barbas y las impurezas que tenga fuera, ayúdate de un cuchillo para hacerlo. Si compras mejillones de roca están más limpios pero son más pequeños.

Pela y pica la cebolla y el diente de ajo y rehógalos en una sartén junto con la mantequilla que habrás cortado previamente en dados.

Mientras lava y corta los tallos del apio. Cuando veas que la cebolla cambia de color, añade el apio al conjunto. Deja que se rehogue todo junto un par de minutos y en ese punto añade la cerveza o el vino blanco. Lleva a ebullición y deja que se evapore el alcohol.

Añade la nata de cocinar y baja el fuego, lo pondremos a un fuego suave durante unos diez minutos, nos interesa que se reduzca la salsa pero sin llegar a quemarla.

Pasados los diez minutos, añade los mejillones, salpimenta y tapa la sartén para que los mejillones se vayan abriendo. Puedes ir removiendo de vez en cuando para que se integren los sabores.

Una vez que se abran, retira del fuego y espolvorea el perejil picado, ya tienes el plato listo para servir.

Si te ha gustado esta receta con mejillones, no te pierdas la deliciosa receta de  ALMEJAS A LA MARINERA

MEJILLONES A LA CREMA
ALMEJAS A LA MARINERA

ALMEJAS A LA MARINERA

ALMEJAS A LA MARINERA

Hoy os enseño a preparar una clásica receta en casa con almejas a la marinera. No sabría decirte cuantos años hace que la preparo pero sí, que es uno de los aperitivos más resultones que hay, ya que la receta es muy fácil de preparar y no necesitas muchos ingredientes.

Es importante que cuando compres las almejas las pongas en agua y sal durante por lo menos un día, yo suelo dejarlas un par de días, cambiando el agua por lo menos dos veces al día. Nos interesa que toda la tierra que pueda tener la almeja la vaya soltando.

Yo suelo usar almejas grandes porque me gustan mucho, pero esta misma receta puedes usarla para cualquier otro molusco.

ingredientes:

  • Almejas
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla grande
  • Perejil
  • 1 cucharada de pan rallado
  • Aceite
  • 1 copa de vino blanco
  • Zumo de medio limón
  • Caldo de pescado (opcional)

elaboracióN:

Para empezar limpia las almejas entrechocándolas entre sí para que suelten lo que pueda quedar de arena.

Pon en una sartén con medio vaso de agua las almejas y deja que se abran a fuego vivo. A medida que se vayan abriendo, trasládalas a una cazuela de barro. Vierte encima el líquido que han soltado durante la cocción, colándolo para que no caigan impurezas.

En otra sartén echar dos o tres cucharadas de aceite. Rallar la cebolla y cortar el ajo a daditos. Añadirlos a la sartén y dejar que se pochen. Cuando ya cambien de color, añadir el perejil muy picado.

Incorpora una cucharadas de pan rallado, remueve y deja que se tuesten ligeramente.

Añade la copa de vino blanco junto con el zumo de medio limón, dar un ligero hervor y añadir un poco de agua o de caldo de pescado si es necesario, o si ves que queda muy espesa la salsa.

Finalmente vierte la salsa sobre las almejas, deja que hierva todo el conjunto y si es necesario añade un poco más de caldo.

Ya tienes tu plato de almejas a la marinera preparado, puedes añadirle por encima un poco de perejil picado.

Si quieres más recetas para preparar un rico aperitivo no te pierdas las cigalitas encebolladas y el buey de mar gratinado

NAVAJAS A LA VINAGRETA

NAVAJAS A LA VINAGRETA

NAVAJAS A LA VINAGRETA

Ahora que ya llega el calor no se me ocurre nada mejor que enseñaros a preparar estas deliciosas navajas a la vinagreta. Una receta muy sencilla que puedes preparar en un momento y que estoy segura que te van a encantar.

ingredientes:

  • 1 paquete de navajas
  • 100 gr de tomate
  • 5 gr de mostaza de Dijon
  • 10  gr de salsa de ostras
  • 5 gr de vinagre de Jerez
  • 30 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • Sal y pimienta negra molida

elaboración:

Para empezar cuando compres las navajas déjalas en agua y sal para que suelten la tierra si es que tienen.

Prepara la vinagreta para ello ralla el tomate y añade el resto de ingredientes menos las navajas. Emulsiona con el aceite y prueba de sabor. Rectifica algún ingrediente si es necesario, puedes añadirle una pizca de sal y un poco más de pimienta si crees que lo necesita.

Saca las navajas del agua y deja que escurran para que no salten mucho en la sartén. En una plancha o en una sartén pon un chorrito de aceite, añade las navajas y deja que se vayan abriendo, con la cáscara abajo, después puedes quitarle la valva vacía y darles la vuelta si te gusta que queden un poco más tostadas.

Prepara un plato como fondo, pon ensalada o la hoja de lechuga que tengas, también puedes ponerle espinacas crudas si te gustan. Yo le he puesto rúcula y unos tomates cherry cortados por la mitad. Aliña las hojas y dispón encima las navajas.

Con ayuda de una cuchara ves poniendo la vinagreta de tomate por encima de las navajas y ya tendrás el plato listo para servir. Aprovecha que las navajas están calientes para comerlas.

Si te ha gustado esta receta y buscas alguna otra receta de aperitivo con marisco no te pierdas la receta de estas vieiras con parmentier violeta.

 

CROQUETAS DE PULARDA CON SETAS

CROQUETAS DE PULARDA CON SETAS

CROQUETAS DE PULARDA CON SETAS

¿Y si preparamos unas deliciosas croquetas de pularda con setas y foie? Os aseguro que quedan la mar de melosas y jugosas. Si no tienes pularda puedes sustituirla por pollo o cualquier otro ave.

La Pularda es el término que se refiere al procedimiento de cría de gallinas para uso gastronómico. Tiene su origen en el francés poularde.

ingredientes:

  • Media pularda asada
  • 200 gr de setas
  • 200 gr de foie
  • 1 cebolla
  • 6 0 7 cucharas soperas de harina
  • Leche entera
  • Pan rallado
  • Huevos
  • Aceite de oliva suave o de girasol
  • Sal

elaboración:

Empieza pelando y rallando la cebolla. En una sartén pon la cebolla y sofríe. Corta los champiñones limpios en dados pequeños y añádelos a la cebolla, rehoga todo el conjunto.

Añade la harina y tuesta junto a la cebolla, no dejes de moverla, evitaras que se queme.

Cuando ya tenga un color doradito, añade la leche hasta que se forme la bechamel.

Ahora añade la pularda asada y desmigada y el foie en daditos. Deja que dore todo el conjunto.

Guarda la masa en un plato hondo o un bol y tápalo con film de tal manera que el film toque la masa para evitar que se ponga dura. Has de dejar enfriar la masa, así que por la tarde puedes hacerlas o dejarlas en la nevera hasta el día siguiente.

Una vez fría la masa, pon en un plato el pan rallado, en otro plato hondo bate el huevo.

Con ayuda de dos cucharas coge una cucharada de la masa y boléala hasta que tenga la forma deseada, alargada o redonda. También puedes hacerlo con las manos.

Pasa la croqueta por el huevo batido y después por el pan rallado. Ves poniendo todas las croquetas rebozadas en otro plato hasta acabar la masa.

En una sartén con abundante aceite pon a freír las croquetas, ves dándoles la vuelta y cuando ya estén doradas por todos los lados pon en un plato cubierto con papel absorbente de esta manera irán expulsando el aceite sobrante.

Déjalas reposar unos minutos y ya están listas para degustar.

Si eres tan amante de las croquetas como yo prueba también estas croquetas de calabaza y parmesano.

 

CREMA DE SETAS, AVELLANAS Y VIEIRAS

CREMA DE SETAS, AVELLANAS Y VIEIRAS

CREMA DE SETAS, AVELLANAS Y VIEIRAS

Qué ganas tenía de hacer esta crema de setas, avellanas y vieiras, y es que le tenía echado el ojo a la receta desde hace un tiempo pero nunca veía el momento de prepararla. Hoy justamente celebro mi santo, así que he decidido que era un buen día para hacerla. El resultado me ha encantado, así que no hay mejor manera de que una celebración salga bien.

Puedes hacer este plato también como entrante de navidad, en vasitos pequeños o si quieres hacerlo como un primer plato. Con esta receta tienes para hacer cuatro copas como las de la foto y si lo pones en vasos más pequeños tendrás más raciones.

Si te gusta esta combinación de ingredientes, en la web también tengo una receta de vieiras con shiitake y jamón ibérico que te va a gustar.

ingredientes:

  • 450 gramos de setas variadas (puedes comprarlas congeladas)
  • 500 ml de caldo de verduras
  • 1 cebolla
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 40 gramos de avellanas tostadas
  • tomillo
  • pimienta negra
  • 2 vieiras por comensal
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • Cebollino y sésamo para decorar

Elaboración

Para empezar en una cacerola pon un chorrito de aceite, pela y corta la cebolla en daditos y rehoga. Cuando comience a transparentar, añade las setas, salpimenta y deja que reduzca todo el agua. Cuando veas que se queda casi sin líquido, añade el vino blanco y deja que reduzca y se evapore el alcohol.

Incorpora el caldo junto con el tomillo y las avellanas, lleva a ebullición. Deja cocer diez minutos, retira la cacerola del fuego y tritura hasta obtener una crema fina y sedosa.

Pon la crema en los vasos que vayas a presentar, puedes ayudarte de una manga pastelera si es necesario.

En una sartén pon un poco de aceite y saltea las vieiras, la cantidad son dos por comensal pero si te gusta puedes poner más. Gíralas para que se hagan por todos los lados y pon un par en cada vaso.

Finaliza la decoración con cebollino picado y algo de sésamo, por encima un fino chorrito de aceite de oliva virgen extra en crudo.

Ya lo tienes listo para servir, procura que no se enfríe.