RAVIOLIS DE CALABACíN

RAVIOLIS DE CALABACíN

RAVIOLIS DE CALABACíN

Estos raviolis de calabacín quedan deliciosos para un aperitivo y también si quieres hacerlos como primer plato en una comida. Yo suelo ponerlos en los días de Navidad y así añado algo de verdura al menú festivo.

Esta receta fue una de las que hice en el taller de Navidad y a los asistentes les encantó, después algunos lo hicieron en su casa.

Ingredientes para los raviolis de calabacín:

Ingredientes para el chutney de fresas:

  • 500 gr de fresones limpios
  • 65 gr de cebolla morada
  • 20 gr de jengibre fresco
  • 115 gr de azúcar moreno
  • ½ cucharadita de canela
  • 4 clavos
  • 12 cucharadita de cinco pimientas
  • 50 gr de vinagre de cava o manzana
  • 25 gr de vinagre de Módena
  • 65 gr de agua
  • 5 gr de sal 

Elaboración del ravioli de calabacín:

Para empezar corta las lonchas de calabacín muy finas, puedes ayudarte de una mandolina para que te queden todas del mismo grosor.

Si no tienes vaporera pon una cacerola con agua, llévala a ebullición y pon un colador que se sujete en los bordes de la cacerola, la verdura dentro del colador y tapa para que se cocine al vapor. Es muy importante que el colador no toque el agua porque sino no haría el efecto del vapor. Si te quedas sin agua, vuelve a rellenar con agua muy caliente para no cortar la cocción. Deja hervir durante 15 minutos, retira del fuego y deja airear un par de minutos.

Si tienes un robot de cocina usa el método tradicional, agua hasta la señal que te indique el robo y programa de vapor durante 10 minutos.

Mientras en una sartén tuesta los piñones, al finalizar añade el jamón ibérico y unas cucharadas de queso ricotta. Mezcla todo bien.

Pasados el par de minutos que dejamos airear el calabacín, extiende con cuidado las lonchas de calabacín y pon en el centro la mezcla anterior.

Cierra primero las tiras horizontales y luego las verticales.

Pones en el plato el ravioli y salseas con el chutney de fresa, trozos de fresa y pimienta rosa.

Para preparar el chutney de fresa:

Pela y pica en brunoise (daditos) la cebolla morada, corta el jengibre en dos trozos.

Limpia las fresas, lávalas con agua y retira el pedúnculo. Córtalas en dados y ponlas en una cazuela junto con todos los ingredientes y mezcla bien. Enciende el fuego a temperatura alta y cuando comience a hervir baja la temperatura a media-baja con la tapadera puesta sin encajar. Mueve de vez en cuando y reduce hasta que te quede textura de mermelada, no dejes que reduzca demasiado porque al enfriar queda más espesa.

Una vez hecho el chutney, retira el jengibre y deja enfriar a temperatura ambiente, puedes ponerlo en un tarro de cristal y guardarlo en el frigorífico hasta su uso.

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *