MUHAMMARA

MUHAMMARA

MUHAMMARA

El muhammara es una crema de pimientos y nueces ideal para el aperitivo o para acompañar carnes y pescados. Es una salsa un poco picante que se usa para untar principalmente.

Es una elaboración originaria de Alepo (Siria) que se suele servir a modo de dip con algún tipo de pan plano, como el pan de pita.

La receta original lleva melaza o sirope de granada, pero como no es fácil encontrarla le he puesto miel y zumo de limón.

ingredientes:

  • 200 gr de pimiento rojo asado
  • 1 diente de ajo
  • 75 gr de nueces peladas
  • 15 ml de miel
  • el zumo de medio limón
  • 1/2 cucharadita de cayena molida
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce o picante si te gusta más potente
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal fina 
  • Pimienta negra molida 

elaboracióN:

Para empezar corta el diente de ajo por la mitad y retira el germen, para que no repita tanto.

Prepara el zumo de medio limón

Asa los pimientos en el horno, para ello lávalos y ponlos en la bandeja de horno untados en aceite y asa a 200ºC durante 30 minutos, después deja enfriar y retira la piel de los pimientos.

En un robot de cocina potente añade todos los ingredientes juntos y tritura hasta conseguir la consistencia grumosa como la de la foto. Si ves que te queda muy líquida puedes añadirle algo más de nueces.

Finalmente decora con unas olivas negras y un poco de menta fresca picada.

Es ideal si la acompañas con un pan plano para untar.

Si te ha gustado esta receta y quieres probar otra receta árabe no te pierdas la receta de mi web de Mutabbal o paté de berenjena.

ENSALADA DE PASTA CON POLLO

ENSALADA DE PASTA CON POLLO

ENSALADA DE PASTA CON POLLO

Hoy prepararemos una ensalada veraniega de lo más completa, la ensalada de pasta con pollo es ideal para llevar a una barbacoa, picnic o para llevar a la oficina.

Yo le he puesto los ingredientes que ves en la receta, pero puedes variarlos en función de tus gustos, por ejemplo cambiando el tipo de pasta por espirales, el pollo por pavo, el queso manchego por queso parmesano… tienes mil combinaciones para poder preparar una ensalada rica y sabrosa.

La puedes servir de primer plato o como plato único, ya que al llevar pollo, queso y la pasta es de lo más equilibrada.

ingredientes:

  • 450 gr de pasta de lacitos
  • 2 pechugas de pollo
  • 100 gr de queso a daditos
  • tomates cherry
  • 1 calabacín
  • Cebollino
  • Nueces
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

elaboración:

Para empezar cuece la pasta en abundante agua salada, fíjate en el tiempo que indique el fabricante. Después escúrrela, refréscala con agua fría y reserva.

Corta las pechugas de pollo a daditos, salpimiéntalos y saltea en la sartén con un poquito de aceite hasta que cojan un color dorado, sin pasarte para que no se queden muy secos. Reserva.

Corta el calabacín a rodajas, puedes hacerlo con una mandolina para que todos los cortes te queden iguales, saltéala en la sartén y reserva.

Lava los tomates, sécalos y córtalos en gajos, reserva.

Corta el queso en dados y reserva también.

En un bol amplio pon la pasta, el pollo, el calabacín, los tomates, las nueces y el queso. Salpimenta y añade una pizca de cebollino fresco cortado.

Añade aceite, mezcla bien todos los ingredientes y ya lo tienes listo para servir, o guarda en la nevera para enfriar y consume cuando lo necesites.

Si te ha gustado esta fácil ensalada no te pierdas la ensalada de patata y salmón

PIZZA DE MANZANA, QUESO AZUL Y NUECES

PIZZA DE MANZANA, QUESO AZUL Y NUECES

PIZZA DE MANZANA, QUESO AZUL Y NUECES

¿Te gustan las pizzas? Pues no resistas a esta pizza de manzana, queso azul y nueces que está espectacular. Lo bueno de esta pizza es que puedes sustituir los ingredientes a tu gusto, por ejemplo la manzana por la pera, el queso azul por queso de cabra, las nueces por avellanas… imaginación al poder.

ingredientes para la masa:

  • 300 gr harina de fuerza
  • 1 sobre Levadura de panadería
  • 200 ml Agua caliente 
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 chorrito Aceite de oliva

ingredientes para el relleno:

  • 3 manzanas
  • 50 gr de queso azul
  • Miel
  • Nueces picadas
  • Cebolla caramelizada

Elaboración paso a paso

Para empezar vamos a preparar la masa. Para ello en un bol mezcla la harina, la sal y la levadura. Haz un agujero en el centro e incorpa el agua templada y el aceite de oliva.  Mezcla bien con las manos o si quieres con un robot de cocina usando el gancho en este caso.

Espolvorea con harina la superficie de trabajo y amasa ligeramente la masa. Ha una bola lisa y ponla en el bol untado con aceite. Cubre con un paño y deja levar unos 45 minutos  o hasta que doble su volumen. Puedes ayudar al levado si la pones cerca de un radiador o en el horno a una temperatura de 30ºC.

Finalizado el tiempo del levado, pon la masa en la superficie de trabajo y desgasifica la masa con los nudillos y amasando suavemente. Forma de nuevo una bola, cubre y deja fermentar 15 minutos más.

Estira la masa con un rodillo sobre un papel de horno, hasta que quede bien fina.

Precalienta el horno a 220º.

Pon una capa generosa de cebolla caramelizada sobre la masa.

Lava las manzanas, córtalas por la mitad y retira el corazón con la punta del cuchillo. Con la ayuda de una mandolina o cuchillo muy afilado, lamina la manzana y ves disponiéndola encima de la cebolla.

Corta el queso en dados y ponlos de manera desordenada encima de las manzanas.

Añade las nueces picadas por encima.

Introduce en el horno con la masa sobre la rejilla más inferior y con calor abajo durante unos 15 – 20 minutos, hasta que veas que la masa quede dorada.

Una vez fuera del horno, añade un chorrito de miel por encima sin pasarnos para que no quede excesivamente dulce.

Y ya la tienes lista para servir.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas la pizza de huevo, jamón y setas

BLONDIE CON CHOCOLATE BLANCO

BLONDIE CON CHOCOLATE BLANCO

BLONDIE CON CHOCOLATE BLANCO

Hoy os voy a enseñar a preparar este fácil blondie con chocolate blanco, pero os aviso que es adictivo ya que su sabor es espectacular.

La diferencia entre blondie y el brownie es que el blondie no lleva cacao o chocolate pero sí vainilla, es como si fuera un brownie rubio. En esta receta yo le he puesto pepitas de chocolate blanco pero puedes usar también de chocolate negro.

ingredientes:

  • 150 gr de mantequilla fundida
  • 80 ml de aceite de girasol
  • 150 gr de azúcar moreno
  • 2 huevos medianos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 300 gr  de harina de repostería
  • 5 gr de levadura química
  • ½ cucharadita de sal
  • 100 gr de chocolate blanco en pepitas
  • 100 gr de nueces troceadas

elaboración:

Para empezar bate los huevos con el azúcar hasta que doblen el volumen, puedes hacerlo con un robot de cocina o con unas varillas eléctricas.

Mientras funde la mantequilla en el microondas y deja templar un poco.

Añade el aceite, el extracto de vainilla y la mantequilla a los huevos y sigue batiendo.

Tamiza la harina y añádelo a la mezcla de los huevos, después añade la levadura y la 1/2 cucharadita de sal.

Una vez que estén todos los ingredientes bien mezclados, añade las pepitas de chocolate blanco y las nueces troceadas y mezcla manualmente. Reserva alguna para la decoración de arriba.

Precalienta el horno a 180ºC.

Engrasa el molde con un spray antiadherente o con mantequilla derretida. Añade la masa al molde y termina de decorar con las nueces reservadas y las pepitas de chocolate.

Hornea durante 30 minutos a 180ºC.

Una vez horneado, deja enfriar dentro del molde y después córtalo en cuadrados para servir.

Cuando lo cortes verás que la masa queda como húmeda, no pienses que esta sin hacer, es que el blondie ha de quedar con esa textura, pero si no te gusta siempre puedes hornearlo unos minutos más.

CREPS CASERAS CON FRESAS

CREPS CASERAS CON FRESAS

CREPS CASERAS CON FRESAS

Hoy he desayunado estas creps caseras con fresas y me he preguntado ¿cómo que no las hago más a menudo ? y lo más importante ¿cómo que no os he compartido antes la receta? Con lo fáciles que son de hacer y lo bien que quedan… en fin que me he puesto delante del ordenador y he dicho de hoy no pasa.

Esta vez las he rellenado con yogur, fresas, chocolate y muesli, pero puedes rellenarlas como te guste más o con lo que tengas en casa. Puedes hacerlas saladas con sobrasada, queso, jamón… o dulces con crema de chocolate, mermelada, nata, crema.. dan tanto juego que puedes comerlas en cualquier momento del día.

ingredientes:

  • 2 Huevos tamaño L
  • 110 gr de harina de repostería
  • 240 ml de leche  (puedes usar de tipo vegetal si lo deseas)
  • 5 gr de azúcar (puedes sustituirlo por miel o agave)
  • Extracto de vainilla
  • Una pizca de sal
  • Mantequilla o aceite de girasol
  • Para el relleno: yogur de fresa, fresas, arándanos, virutas de chocolate, muesli, nueces…

elaboración:

Para empezar bate los huevos en un bol. Añade a los huevos la leche, la vainilla, el azúcar y la sal. Bate de nuevo. Para batir puedes hacerlo con un robot de cocina o con unas varillas (no es necesario que sean eléctricas) pero lo importante es que te quede una masa homogénea y sin grumos.

Tamiza la harina e incorpórala a los huevos, bate hasta que no te quede nada de grumos. Si ves que te cuestan disolverlos pasa la masa por un colador con los agujeros pequeños, así te ayudará a disolverlos.

Tapa y dejar reposar como mínimo 30 minutos en la nevera.

A continuación engrasa una sartén o una crepera con mantequilla o con aceite de girasol. Si usas mantequilla deja que se derretida y extiende bien por toda la superficie de la sartén. Deja que se caliente bien.

Saca la masa de la nevera y ponla en una jarra, si no tienes puedes usar un cucharón. Echa una porción de la masa en el centro de la sartén, gira rápidamente para que la masa se extienda por toda la superficie. Procura tener el fuego a poca temperatura para que no se te quemen, deja cocinar un par de minutos y dale la vuelta.

Deja dorar por el otro lado y retira a un plato.

Repite la operación hasta agotar la masa y una vez que las tengas todas tapa con un trapo de cocina o con film transparente.

Rellena a tu gusto y a disfrutarlas.

Si te ha gustado este desayuno no puedes perderte los pancakes.

BIZCOCHO CON FRUTOS SECOS

BIZCOCHO CON FRUTOS SECOS

BIZCOCHO CON FRUTOS SECOS

Hoy os enseño a elaborar un muy tierno y jugoso de bizcocho con frutos secos y leche condensada. Una opción fantástica para tener en tus desayunos o meriendas, ya veis que esponjosa queda, solo hay que mirar la textura que tiene.

Este bizcocho es para unas 6 – 8 personas y prepararlo te va a llevar solo unos 5 minutos.

ingredientes:

  • 4 huevos tamaño L
  • 80 g  de leche condensada
  • 100 ml de aceite de girasol o de oliva suave
  • 100 ml de agua
  • 260 g de harina
  • 12 g de levadura en polvo
  • La ralladura de medio limón
  • 100 g de frutos secos variados

elaboración:

Para empezar en un bol pon los huevos y bate con unas varillas eléctricas hasta que los huevos crezcan.

Añade a los huevos la leche condensada, el aceite de girasol y el agua. Vuelve a batir hasta que los ingredientes queden integrados.

Tamiza la harina y la levadura. Añádelas a la mezcla de huevos sin dejar de batir, deja que se integren todos los ingredientes.

Ralla la piel de medio limón, intenta no llegar a la parte blanca que amarga. Añade a la mesa la piel de limón y la mitad de los frutos secos.

Precalienta el horno a 180ºC.

En un molde de siliciona o si no tienes en un molde de horno (en este caso has de engrasar el molde con mantequilla derretida), añade la mezcla hasta llenar las 3/4 partes del molde. Ten en cuenta que la masa va a crecer así que no te interesa llenarlo hasta arriba o cuando crezca se te va a salir del molde.

Una vez que tengas toda la masa en el molde, añade el resto de frutos secos por encima.

Hornea durante 40 – 45 minutos.

Saca del horno y deja reposar sin sacar del molde durante 10 minutos, después desmolda y deja enfriar sobre unas rejillas.

Ya tienes tu bizcocho de frutos secos listo para degustar.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas el bizcocho de yogur

MAGDALENAS CON CHOCOLATE Y CAFÉ

MAGDALENAS CON CHOCOLATE Y CAFÉ

MAGDALENAS CON CHOCOLATE Y CAFÉ

Acompañar tus desayunos con estas magdalenas con chocolate y café es una auténtica delicia, es el maridaje perfecto para tu café con leche.

En esta receta no he dejado reposar en frío la masa, así que verás que crecen pero sin hacer un copete muy alto, si prefieres ese acabado necesitarás unas horas de enfriado en la nevera.

Además del chocolate y el café, le he añadido nueces, pero si no tienes puedes prescindir de ellas, o ponerle el fruto seco que más te guste.

ingredientes:

  • 120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr de azúcar + la que necesites para decorar
  • 2 huevos tamaño L
  • 300 gr de harina
  • 10 gr de levadura en polvo
  • 110 ml de leche
  • 2 cucharadas de café soluble
  • 100 gr de pepitas de chocolate
  • 100 gr de nueces o el fruto seco que prefieras
  • Fideos de chocolate

elaboraciÓn:

Para empezar precalienta el horno a 180ºC.

Diluye el café con la leche y reserva.

Bate la mantequilla junto on el azúcar hasta conseguir una crema homogénea, puedes hacerlo manualmente o con un robot de cocina.

Incorpora los huevos, de uno en uno y sin dejar de batir.

Añade la harina y la levadura tamizadas a la mezcla. Añade el café con leche y continua removiendo hasta conseguir una masa homogénea.

Trocea las nueces y añádelas a la masa manualmente. También añade las perlas de chocolate y mezcla bien todo el conjunto.

Pon la masa en un manga pastelera y coloca las cápsulas de papel rizado en un molde para magdalenas. Reparte la masa dentro de las cápsulas hasta 3/4 partes.

Espolvorea por encima de las magdalenas el azúcar y los fideos de chocolate.

Introduce en el horno y hornea a 180ºC durante 20-25 minutos.

Finalizado el tiempo déjalas reposar durante 5 minutos que enfríen. Después ya puedes sacarlas del molde de magdalenas y dejarlas enfriar completamente encima de una rejilla.

Si te ha gustado esta receta de magdalenas no te pierdas los muffins de chocolate que son una auténtica delicia también.

PALMERAS DE PIMIENTOS Y QUESO

PALMERAS DE PIMIENTOS Y QUESO

PALMERAS DE PIMIENTOS Y QUESO

Hoy preparamos un aperitivo muy fácil con estas palmeras de pimientos y queso con nueces. Con pocos ingredientes podemos hacer un snack para cualquier momento del día y además se prepara súper rápido si es que se te presentan invitados a casa de imprevisto.

Si te gustan este tipo de aperitivos con hojaldre no te pierdas los rollitos de hojaldre con pisto y atún o el hojaldre relleno de camembert, setas y jamón

ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre
  • 1 pimiento rojo grande o 100 gr de mermelada de pimiento
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de azúcar
  • 30 ml de agua
  • 100 gr de queso crema
  • 1 huevo
  • 60 gr de nueces
  • Sal

elaboración:

Para empezar lava el pimiento y córtalo por la mitad, retira las pepitas de su interior y el rabito. Corta el pimiento a dados y ponlos en un cazo junto con el azúcar, el zumo de limón y el agua.  Enciende el fuego a temperatura alta y cuando comience a hervir, baja a temperatura media, deja que vaya reduciendo durante 30 minutos, si ves que se te evapora mucho el agua puedes añadirle más cantidad.

Finalizado el tiempo tritura con ayuda de una túrmix y deja enfriar.

Pica las nueces en daditos y mézclalas con el pimiento. Mezcla también el queso crema con el pimiento y las nueces y añade una pizca de sal.

Extiende la lámina de hojaldre y pon sobre ella el relleno, extiéndelo bien e iguala. Dobla la masa llevando los extremos hacia el centro. Reserva en la nevera durante media hora.

Precalienta el horno a 180ºC.

Corta las palmeras en rodajas de 1 cm de grosor. Bate el huevo y con ayuda de un pincel píntalas. Hornea las palmeras durante 25 minutos o hasta que se queden doradas.

Deja enfriar sobre una rejilla y ya las tendrás listas para servir.

PASTEL DE COLIBRI O HUMMINGBIRD

PASTEL DE COLIBRI O HUMMINGBIRD

PASTEL DE COLIBRI O HUMMINGBIRD

Este pastel de colibri o Hummingbird es una tarta típica de la gastronomía del sur de los Estados Unidos, aunque originaria de la gastronomía jamaicana. Si la carrot cake  te puede parecer deliciosa, no puedes perderte esta tarta que estoy segura que no la vas a olvidar.

Para hacer este pastel lo que hago es aprovechar los plátanos maduros que ya cogen ese color oscuro y que en casa ya nadie quiere, entonces lo que hago es congelarlos dentro de una bolsa y cuando puedo hago la tarta.

Te recomiendo también que hagas la tarta con piña en lata, no natural, te quedará más dulce y no tendrás que usar tanto azúcar, aprovecha las latas que te vienen con la cesta de navidad y que tienes olvidadas en el fondo de tu despensa.

Esta tarta yo la hago de 4 capas, puedes hornearla toda a la vez en un molde de 20 – 23 cms y después cortarla en tantas partes como quieras el bizcocho, o yo lo que hago es pesar la masa total y dividirla en 4, después horneo los cuatro bizcochos por separado en cuatro moldes iguales, yo he usado el de Wilton, pero te puede servir el que quieras, que no me pagan por hacerles publicidad.

ingredientes para la tarta:

  • 360 gr de harina de repostería
  • 4 huevos
  • 200 gr de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 225 gr de piña en lata
  • 150 gr de nueces
  • 2 plátanos maduros
  • 250 ml de aceite girasol
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • una cucharita de extracto de vainilla

ingredientes para la cobertura:

  • 300 gr de queso de untar
  • 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de leche
  • 200 gr de azúcar glass
  • Para decorar: frutos secos picados y coco rallado

elaboración:

Para empezar vamos a preparar la tarta, para ello tritura los plátanos y la piña. Pica también las nueces y reserva.

En un robot de cocina o manualmente, bate los huevos junto con el azúcar hasta blanquear, añade el aceite sin dejar de batir. Mientras tamiza la harina, el bicarbonato y la canela y añádelos a la masa junto con el extracto de vainilla y la sal.

Finalmente incorpora la piña, el plátano y las nueces picadas.

Vierte la masa en cuatro moldes, puedes ayudarte pesando la masa para que todos sean iguales, hornea durante 30 minutos.

Una vez horneados, deja enfriar 10 minutos dentro del molde y finalmente acaba de enfriar encima de una rejilla.

Una vez que el bizcocho esté completamente frío vamos a preparar la cobertura.

Para prepararla solo has de batir la mantequilla con el azúcar glass hasta que esté bien integrado y finalmente añadir el queso crema. Bate hasta conseguir una crema sedosa y brillante.

Pon la crema en una manga pastelera y pon el primer bizcocho sobre una base giratoria o un plato que te sea fácil de manejar, pon una capa de la crema encima del bizcocho e iguala. Añade encima otro bizcocho y repite la operación hasta acabar con los cuatro bizcochos.

Ahora recubre toda la tarta con la crema y ayúdate de una espátula para que te quede la crema lo más igualada posible por todos los lados. Si quieres hacerle la forma de espiral como yo puedes ayudarte de un palillo, poniéndolo en el centro y girando poco a poco el plato.

Finalmente decora con unos frutos secos picados y coco rallado.

BAKLAVA

BAKLAVA

BAKLAVA – pastel TURCO

El baklava o baklawa es un pastel de origen turco que se prepara en Oriente Medio, elaborado a base de una pasta de frutos secos como los pistachos y las nueces entre otros y distribuido sobre una masa filo enmantequillada y bañada en miel.  Generalmente es un postre muy goloso y dulce pero yo he ajustado las cantidades a mi gusto, pero si os gusta más dulce podéis añadirle más miel.

ingredientes:

  • 100 gr de nueces
  • 100 gr de pistachos
  • 20 hojas de pasta filo
  • 200 gr de mantequilla derretida
  • 100 gr de almendras
  • 100 gr de de avellanas
  • 2 cucharaditas de canela
  • 100 gr de azúcar glass
  • 200 gr de miel líquida
  • 200 ml de agua
  • 150 gr de azúcar blanco

elaboración:

Para empezar pica los frutos secos, ponlos en un bol y añade el azúcar en polvo.

Derrite 100 gr de mantequilla, mezcla con los frutos secos y una cucharadita de canela.

Precalienta el horno a 180º c. Prepara un molde rectangular o cuadrado y corta las hojas de pasta filo según las dimensiones de tu molde.

Derrite los otros 100 gr de mantequilla, engrasa tu molde con mantequilla.

Pon una lámina de pasta filo en el fondo del molde y con ayuda de un pincel pinta la lamina con mantequilla, pega una segunda lámina de pasta filo y vuelve a pintar con mantequilla. Has de repetir la operación hasta poner cuatro láminas.

Reparte un cuarto del relleno de frutos secos sobre las láminas de pasta filo y a continuación vuelve a colocar otras 4 láminas de pasta filo untadas con mantequilla. Repite poniendo otro cuarto del relleno y repite otra vez la operación hasta acabar con todas las láminas de pasta filo.

Con ayuda de un cuchillo afilado y puntiagudo, corta en rombos atravesando todas las capas de la baklava.

Hornea a 180º C durante 25 minutos.

En un cazo pon la miel junto con el agua, el azúcar y la otra cucharadita de canela. Deja que hierva y se haga ligeramente densa.

Cuando el baklava esté listo, sácalo del horno y riega por encima con el almibar que quede bien impregnado.

Finalmente decorar con algunos pistachos triturados por encima.

Si te ha gustado esta receta de Oriente Medio no te pierdas como elaborar las samosas de carne y verduras 

 

BROWNIE DE CHOCOLATE BLANCO Y FRAMBUESAS

BROWNIE DE CHOCOLATE BLANCO Y FRAMBUESAS

BROWNIE DE CHOCOLATE BLANCO Y FRAMBUESAS

Qué espectacular y tierno queda este brownie de chocolate blanco y frambuesas, su textura es increíble y además tienes la frescura y acidez de las frambuesas que le contrarrestan al chocolate blanco.

La receta es muy similar a la del brownie y he de deciros que es una receta que nunca falla. Tener en cuenta que en el brownie no se usa levadura por lo que no os ha de quedar un bizcocho muy alto. Otra de las características de este bizcocho es que no se hornea mucho tiempo por lo que os puede quedar algo húmedo en el centro, pero es así como ha de quedar no penséis que lo habéis hecho poco.

Y ahora ya vamos con la receta…

INGREDIENTES:

  • 180 gr de chocolate blanco
  • 150 gr de harina de repostería
  • 3 huevos tamaño L
  • 100 gr de azúcar blanco
  • 100 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 100 de nueces peladas
  • 200 gr de frambuesas
  • Y azúcar glass para decorar

ELABORACIÓN:

Para empezar batimos los huevos junto con el azúcar y la esencia de vainilla. Batimos hasta que los huevos doblen su volumen y queden espumados.

Pon en el microondas la mantequilla y el chocolate blanco y derrite poco a poco. Piensa que el chocolate se quema rápido, por eso ves haciéndolo cada 40-50 segundos, paras el microondas y lo mezclas todo, vuelve a meter en el microondas, así hasta que quede todo completamente derretido.

Mezclamos el chocolate fundido con los huevos batidos y remueve hasta que quede todo bien integrado. Tamiza la harina sobre la masa anterior y mezcla de nuevo. Finalmente añade las nueces peladas y las frambuesas e integra en la masa, con movimientos suaves para que no se rompan las frambuesas.

Mientras precalienta el horno a 180º.

Forra con papel de horno un molde cuadrado o también puedes engrasar el molde con un spray desmoldante. Vuelca en el molde la masa que tenemos preparada. Hornea durante 25 minutos y comprueba con un palillo que la masa este en su punto, ha de quedar un poco húmeda.

Finalmente saca del horno, desmolda tirando del papel de horno y deja enfriar sobre la rejilla. Una vez frío espolvorea con azúcar glass y corta a cuadraditos.

 

GALLETAS DE PARMESANO Y NUECES

GALLETAS DE PARMESANO Y NUECES

GALLETAS DE PARMESANO Y NUECES

Estas galletas de parmesano y nueces son ideales para ponerlas en un aperitivo, para acompañar a unos embutidos o como galletas saladas para merendar o a media mañana.

Son de aquellas galletas que no puedes comer solo una, te sabe a poco y necesitas comer una segunda o una tercera, en fin que te voy a contar, lo mejor es que las pruebes y me cuentes que te han parecido.

ingredientes:

  • 80 gr de nueces peladas
  • 80 gr de queso parmesano
  • 200 gr de harina de repostería
  • 100 gr de mantequilla fría troceada
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 huevo
  • Pimienta molida
  • Sal
  • Orégano

elaboración:

La preparación de esta receta es muy sencilla, para empezar pica las nueces con un robot de cocina, si no tuvieras puedes meterlas en una bolsa de congelar y con ayuda de un rodillo, golpearlas hasta que queden trozos pequeños.

Rallar el queso parmesano y mezclar con las nueces. A continuación cortar la mantequilla en daditos y añadir el resto de ingredientes a la mezcla. Mezclar bien hasta conseguir una especie de tierra granulosa.

Guardar la masa resultante en papel film durante 20 minutos en la nevera. Mientras prelacentar el horno a 180º y poner en la bandeja de horno un papel sulfurizado.

Sacar la masa de la nevera, estirarla y dejarla de un grosor de medio dedo aproximadamente. Con un corta galletas, ves cortando la masa hasta que ya no te quede masa. Puedes ir juntando los retales, volver a estirar y volver a cortar la forma de las galletas. Si ves que la masa te cuesta de manejar porque se te ha calentado, puedes meterla unos minutos en la nevera.

Una vez cortada toda la mesa con la forma deseada, poner en la bandeja de horno, añadir por encima un pelín de sal gruesa y un poco de orégano.

Hornear 15 minutos a 180º, sacar cuando estén un poco doradas, dejar enfriar y servir.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas la receta de las crackers especiadas.

AJOBLANCO DE NUECES CON PULPO

AJOBLANCO DE NUECES CON PULPO

AJOBLANCO DE NUECES CON PULPO

Hoy os traigo una receta clásica con un toque innovador, este ajoblanco de nueces con pulpo y gelatina de vermouth. Es un plato ideal para preparar ahora que llega el calor y esta vez en vez de prepararlo con almendras, he usado nueces de Borges, que le da un sabor extraordinario.

El ajoblanco es un plato típico de Andalucía y de Extremadura. Es una clase de gazpacho o una sopa ideal para los días de verano, se suele acompañar de uvas o trocitos de melón, pero yo lo he cambiado por el pulpo para darle un aire más mediterráneo.

ingredientes:

  • 200 gr de nueces Borges
  • 200 gr de pan del día anterior
  • 1 diente de ajo
  • 1 cl de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • 600 ml de agua
  • 400 gr de pulpo cocido
  • 125 ml de vermouth
  • 1 hoja de gelatina
  • Brotes y flores comestibles

elaboración:

Para empezar prepara la gelatina de vermouth, para ello pon a hidratar en agua fría la hoja de gelatina, dejarla unos cinco minutos.

Después en un cazo pon a calentar el vermouth, no ha de llegar a hervir o la gelatina no hará su función. Escurre la gelatina y añádela al vermouth, retira del fuego y mezcla bien para que se deshaga. Pon la gelatina en un recipiente no muy grande para que cuando solidifique puedas cortarlo en daditos.

En un robot de cocina o una túrmix que triture bastante, pon las nueces, el pan, el diente de ajo, la sal y el aceite. Tritura todo el conjunto hasta que te quede una crema. Añade el agua y mezcla bien, si es necesario puedes añadirle más agua, ha de quedar como una sopa, no como una crema. Reserva en la nevera.

A la hora de servir pon el pulpo en una sartén con un poco de aceite de oliva y saltéalo.

En cada plato pon el ajoblanco, varios trozos de pulpo, daditos de gelatina, unas hojas de flores comestibles, unos trozos de nueces y por último ponle un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima.

Ya tienes tu receta lista para servir y degustar.

Si te ha gustado este tipo de recetas fresquita, no te pierdas el gazpacho de aguacate.

CUPCAKES DE CARROT CAKE

CUPCAKES DE CARROT CAKE

CUPCAKES DE CARROT CAKE

Estos cupcakes de carrot cake es una versión del clásico pastel de zanahoria, tan llamativo y que tanto éxito tiene en las redes sociales. Una clásica tarta americana que lleva años triunfando ya que a pesar de tener zanahoria no sabe a ésta, pero le aporta una humedad que le va genial a la textura de la masa y las nueces.

La receta es muy sencilla, además no necesitamos qué leve mucho la masa ya que le vamos a poner por encima frosting. Por cierto hablando del frosting, en este caso he decidido hacer uno sin mantequilla y el resultado me ha encantado.

Si te gusta este tipo de elaboraciones, no puedes perderte la tarta de carrot cake con café

ingredientes:

  • 250 gr de zanahorias
  • 150 g de harina
  • 2 huevos tamaño L
  • 100 g de azúcar moreno
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 50 g de nueces
  • 5 gr de levadura en polvo
  • Una cucharadita de canela
  • Una pizca de sal

ingredientes para el frosting:

  • 150 gr de queso mascarpone
  • 150 gr de queso philadelphia
  • 35 gr de azúcar glass
  • Esencia de vainilla

elaboración:

Para empezar pela y pica la zanahoria, ha de quedar a trozos muy pequeños, puedes también rallarla si te es más sencillo.

A continuación bate los huevos junto con el azúcar hasta que se vuelvan blanquecinos. Añade el aceite de girasol, si no tienes de girasol puedes ponerle un aceite de oliva suave. Sigue batiendo hasta que todo queda integrado y añade la zanahoria, sigue batiendo.

Tamiza la harina, la levadura, la sal y la canela. Añade estos ingredientes a la masa y continúa batiendo hasta que quede todo integrado. Por último añade las nueces picadas a la masa. Pon toda la masa en una manga pastelera y guarda en la nevera mientras hacemos el frosting.

elaboración del frosting:

Con unas barillas eléctricas mezcla el mascarpone con el queso fresco y añade el azúcar, deja que todo se integre y añade la esencia de vainilla, con una cucharada tienes suficiente porque sino te quedará muy líquida la mezcla, si ves que es así, puedes añadirle un poco más de queso fresco para compensar.

Pon el frosting en una manga pastelera con una boquilla rizada y reserva en la nevera.

montaje de las cupcakes de carrot cake:

Precalienta el horno a 180º.

En una bandeja para magdalenas pon las cápsulas de magdalenas. Rellena con la masa de los cupcakes hasta 3/4 partes, piensa que crecerán un poco en el horno y si pones demasiada masa se desbordará.

Hornea durante 12-15 minutos dependiendo de tu horno. Sácalas del horno y deja enfriar encima de una rejilla.

Cuando ya estén frías decora con el frosting, espolvorea por un lado un poco de canela y decora con toppings.

cupcakes de carrot cake

BIZCOCHO DE PLÁTANO CON CREMA DE QUESO

BIZCOCHO DE PLÁTANO CON CREMA DE QUESO

BIZCOCHO DE PLÁTANO CON CREMA DE QUESO

Si os gusta el plátano no puedes dejar de probar este maravilloso y fácil bizcocho de plátano con crema de queso. Es una receta muy sencilla, rápida de elaborar y el resultado es espectacular.

Es ideal para hacer cuando tienes plátanos maduros que no sabes que hacer con ellos y ya tienen ese color marrón, síntoma de su madurez y que hay a quién no le gusta. Ya sabéis que siempre os digo que los alimentos pueden tener otro uso y esta es una receta ideal para ello.

INGREDIENTES para el bizcocho:

  • huevos
  • 3 plátanos maduros
  • 1 yogurt griego
  • 2 medidas del envase de yogurt de azúcar
  • 1 medida del envase de yogurt de aceite
  • 3 medidas del envase de yogurt de la harina
  • 1 bolsa de levadura

ingredientes para la crema de queso:

  • 150 gr de queso crema
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 50 gr de azúcar
  • 2 plátanos en su punto.

ELABORACIÓN:

Lo podemos elaborar con un robot de cocina y también manualmente siguiendo los mismos pasos. Siempre recomiendo sobretodo si se hace manual tamizar la harina y la levadura para evitar los grumos. El orden de la mezcla de los ingredientes es el mismo en los dos procesos.

Precalentamos el horno a 180º.

Introducimos en el robot los huevos, el azúcar y el limón. Programamos manualmente 2 minutos y a velocidad 8, hasta que los huevos blanqueen.

Agregamos el yogurt y la medida del aceite. Volvemos a programar 1 minuto y a velocidad 6.

Agregamos la harina y la levadura tamizadas previamente y programamos 2 minutos a velocidad 6. Mientras pelamos los plátanos y los machacamos con un tenedor. Incorporamos los plátanos y volvemos a mezclar un par de minutos.

Vertemos la masa en un molde y ya podemos introducirla en el horno a 180º durante 45 minutos.

Una vez finalizado el tiempo dejamos enfriar el bizcocho y una vez frío pasamos a decorarlo. Mezcla el queso crema, la vainilla y el azúcar hasta que quede todo bien incorporado. Pon la mezcla en una manga pastelera y dibuja el bizcocho con la crema. Pela y corta en rodajas los otros dos plátanos. Distribuye las rodajas de plátano por encima del bizcocho y ya estará listo para servir.

Si te ha gustado esta receta con plátano también puedes ver estas magdalenas de plátano y chocolate que están sublimes. Y si haces esta receta no te olvides de enviarme un comentario o una foto para saber si te ha gustado. También si lo publicas en instagram puedes etiquetarme y así yo puedo verlo.

galletas de chocolate y nueces

GALLETAS DE CHOCOLATE Y NUECES

GALLETAS DE CHOCOLATE Y NUECES

Estas galletas de chocolate y nueces además de ser deliciosas y no parar de comerlas, es una receta facilísima. Tan fáciles son que en veinte minutos tienes unas galletas horneadas y crujientes con un sabor a chocolate y nueces que no olvidarás.

Además te animo a que si tienes peques en casa, prepares esta receta con ellos, porque estoy segura que os vais a divertir de lo lindo.

Si quieres más ideas de galletas no te pierdas las cookies de chocolate blanco y frambuesas y las cookies de galletas oreo

ingredientes:

  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo de tamaño mediano
  • 140 gr de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de bicarbonato o levadura en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 200 gr de harina
  • 160 gr de perlas de chocolate negro
  • 80 gr de nueces picadas

elaboración:

Precalienta el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo.

Para empezar mezcla la mantequilla con el azúcar moreno. Después añade el resto de ingredientes  menos las nueces y mezcla hasta obtener una masa homogénea.  Finalmente añade las nueces y vuelve a mezclar.

En una bandeja de horno con papel sulfurizado y con ayuda de una cuchara, ves poniendo montoncitos de masa no muy grandes. Puedes usar la báscula para hacerlas todas del mismo tamaño, yo generalmente las hago de 40 gr. y quedan perfectas de medida. Ten en cuenta quue al hornearse se expanden bastante, y por ese mismo motivo separa bastante las unas de las otras, sino se te quedaran pegadas entre ellas.

Hornea durante 15 minutos. Verás al finalizar el tiempo que están blandas, pero las has de dejar enfriar sobre una rejilla y se endurecerán.

Ya están listas para consumir y disfrutar. Y sobretodo si te ha gustado esta receta no te olvides de compartirlo conmigo, enviándome un mensaje por aquí o por Instagram, estaré encantada de saber tu opinión.

MINI TARTA DE CARROT CAKE

MINI TARTA DE CARROT CAKE

MINI TARTA DE CARROT CAKE

Esta  MINI TARTA DE CARROT CAKE es ideal para preparar si no sois muchos en casa y necesitáis una tarta pequeña. Ahora que se acerca el día de los enamorados también puedes hacer la versión de San Valentin y sorprender a tu pareja.

Esta mini tarta de Carrot Cake la realicé en el taller de Escribà Academy y con Patricia Alonso de profesora. He de reconocer que es una de mis tartas preferidas y que he versionado unas cuantas veces, al final veréis los enlaces de otras propuestas.

ingredientes para la MINI TARTA DE CARROT CAKE:

  • 200 gr de zanahoria rallada gruesa
  • 3 huevos
  • 80 ml de leche
  • 150 gr de azúcar moreno
  • 200 ml de aceite de girasol
  • 300 gr de harina
  • 90 gr de nueces troceadas
  • 5 gr de levadura química
  • 8 gr de bicarbonato sódico
  • 2 gr de sal
  • 5 gr de canela en polvo
  • 5 gr de jengibre en polvo

ingredientes cream cheese frosting:

  • 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300 gr de azúcar glass
  • 200 gr de Queso crema
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

elaboración de la tarta:

Para comenzar vamos a preparar la tarta ya que necesitamos que este fría antes de montarla, utiliza un molde de 20 cm. Para empezar precalienta el horno a 175º. A continuación mezcla el azúcar y el aceite en un robot de cocina a velocidad baja. Añade la zanahoria rallada, los huevos y la leche. Deja que se mezcle todo bien y mientras tamiza los ingredientes secos.

Añade los ingredientes secos a la mezcla de azúcar y aceite y sigue mezclando, puedes hacer este paso a mano, con movimientos envolventes. Incorpora las nueces troceadas y rellena tres moldes. Hornea durante 30 minutos, comprueba con un palillo que este bien cocida.

Dejar enfriar diez minutos en su molde y después desmolda y termina de enfriar sobre una rejilla. A continuación vamos a hacer el frosting.

elaboración de la crema:

Bate la mantequilla junto con el azúcar glass hasta que queden todos los ingredientes integrados y quede una mezcla suave. Añade el queso crema y sigue batiendo hasta obtener la consistencia deseada.

Poner la crema en una manga pastelera. Pon una capa de bizcocho y con la manga pastelera haz una circunferencia y rellena con la crema. A continuación pon otra capa de bizcocho y vuelve a rellenar con crema. Finalmente pon la última capa y con una espátula cubre la parte superior de la tarta y los laterales. Apoya la espátula en uno de los laterales de la tarta y ves girándola para quitarle el exceso de crema. Si en algún lado te queda sin crema puedes añadirle con la espátula y rellenarlo.

Finalmente decora con una manga pastelera con boquilla rizada y unas bolitas de chocolate.

Si necesitas otras recetas similares de carrot cake no te pierdas la versión clásica de Carrot Cake y Cake Pops de Carrot Cake.

VASITOS DE CARROT CAKE

VASITOS DE CARROT CAKE

VASITOS DE CARROT CAKE

Estos vasitos de carrot cake son ideales para prepararlos si tienes invitados en casa y también si te los has de llevar a un picnic, a la oficina o fin de semana.

He usado los tarros de Juvasa que me permiten ver lo que hay dentro, enroscar sin dificultad y además la boca es suficientemente ancha para poder introducir bien el bizcocho y la manga pastelera. Si quieres ver otros tarros y tamaños no te pierdas su web, tienen unos productos excelentes y a muy buen precio.

Y ahora os explico como he podido montarlo que es facilísimo, por cierto si hacéis la receta, no os olvidéis de enviarme fotos, que me gusta ver vuestra creatividad.

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

  • 125 gr de zanahorias
  • 100 gr de harina de repostería
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 5 gr de levadura royal en polvo
  • 75 ml de aceite de oliva
  • 2 huevos
  • 30 gr de nueces de macadamia
  • 1 cucharada de canela
  • 1/2 naranja

INGREDIENTES PARA LA Crema de queso y naranja:

  • 125 gr de queso mascarpone
  • 200 gr de queso philadelphia
  • 50 gr de azúcar glass
  • 1 naranja
  •  Nueces de macadamia y la piel de una naranja para decorar

ELABORACIÓN CON ROBOT:

Para empezar pela las zanahorias. Córtalas a cuartos y las pones en el robot con la cuchilla ultrablade. Programa de turbo unos segundos hasta que queden totalmente picadas y reserva.

Mientras limpia el robot y pon la cuchilla mariposa. Añade los huevos y el azúcar moreno, velocidad 6 hasta que veas que los huevos blanquean, aproximadamente los dejo 5 minutos sin tapón. Añade las zanahorias, el aceite y el zumo de media naranja, también puedes rallar la piel de la naranja y añadirla. Vuelve a programar velocidad 6 y tiempo 2 minutos.

Introduce la harina, la levadura y la canela y programa velocidad 6, 5 minutos, sin tapón.

Finalmente tritura las nueces de macadamia o trocéalas y mezcla con el resto de la masa.

ELABORACIÓN SIN ROBOT:

Para empezar pela las zanahorias. Rállalas para que te queden muy menuditas y reserva.

Precalienta el horno a 180º, mientras bate con unas varillas los huevos con el azúcar moreno. Si tienes unas varillas eléctricas mejor, y sino bate bastante hasta que veas que el azúcar queda bien integrado. Añade el aceite y sigue batiendo. Finalmente añade la zanahoria rallada y el zumo de la naranja. Puedes también añadir la ralladura de la piel y bate hasta integrar todo.

Tamiza la harina, la levadura y la canela. Añádelas a la mezcla anterior y mezcla bien con una espátula. Finaliza con las nueces de macadamia picadas y termina de mezclar.

EN LOS DOS CASOS:

Pon en en un plancha de horno con papel sulfurizado o un molde rectangular y hornea durante 25 minutos. Deja enfriar el bizcocho y con ayuda de un cortapastas de la medida del vasito, corta dos rodajas de bizcocho por vaso.

Ahora montaremos el queso, para ello mezcla la crema mascarpone con el queso philadelphia, el azúcar, el zumo de la naranja y la ralladura de su piel.

Pon la mezcla en una manga pastelera con una boquilla rizada y ahora vamos a montar los vasos. Pon un primera capa de bizcocho, rellena con la manga pastelera hasta un poco por debajo de la rosca, añade otra capa de bizcocho y decora con la manga el final de los tarros.

Finalmente decora con la piel de la naranja, unas láminas finas de nueces de macadamia (ayúdate de una mandolina) y si quieres haz unas zanahorias de chocolate o de pasta foundant.

Refrigera en la nevera y ya estarán listos para servir.

CABALLA EN ESCABECHE DE POMELO Y LIMA CON TABULÉ DE QUINOA

CABALLA EN ESCABECHE DE POMELO Y LIMA CON TABULÉ DE QUINOA

CABALLA EN ESCABECHE DE POMELO Y LIMA CON TABULÉ DE QUINOA

Este plato de Caballa en escabeche de pomelo y lima con tabulé de quinoa es espectacular , un plato lleno de contrastes, texturas y con un fondo cítrico que acompaña muy bien al pescado.

Ayer aterrizó en Barcelona la campaña de concienciación sobre la importancia de los hábitos de vida saludables en la prevención y el control de la diabetes tipo 2 y el riesgo cardiovascular #DiabetesPorTuCorazón impulsada por la alianza en diabetes de Boehringer Ingelheim y Lilly.

Alberto Chicote nos mostró paso a paso a elaborar una de sus recetas, junto con la dietista y nutricionista Júlia Farré. Nos ayudaron a conocer más a fondo el papel que juegan la alimentación y los hábitos de vida saludables en la diabetes y su prevención.

INGREDIENTES PARA LA CABALLA:

  • 0,10 l de aceite de oliva
  • 0,05 l aceite de sésamo
  • 1 pomelo
  • 1 lima
  • 0,100 l vinagre de arroz
  • Hierbas aromáticas (romero, tomillo, orégano…)
  • 3 dientes de ajo
  • 50 gr de jengibre

ingredientes de tabulé de quinoa:

  • 500 gr de quinoa (cocida previamente)
  • 100 gr de aceite de oliva arbequina y sal
  • 20 gr de pulpa de fruta de la pasión
  • 2 pomelos (zumo y ralladura)
  • 50 gr de cebolla morada
  • 1 mango
  • 2 tomates kumato
  • 1 aguacate

otros ingredientes:

  • Cebollino y nueces picadas

elaboración de la caballa:

Para comenzar en un cazo ponemos a calentar el aceite de oliva. Añadimos el ajo (las cabezas machacadas) y el jengibre en rodajas hasta que se dore ligeramente. Agregamos el bouquet de plantas aromáticas, la piel de pomelo y de la lima.

Dejamos enfriar la mezcla y una vez fría añadimos el vinagre y el zumo de pomelo y de lima.

Sacamos los lomos y limpiamos las caballas de piel y espinas.

En un bol mezclamos la caballa con el escabeche (previamente atemperado) y dejamos macerando unos 4 minutos.

elaboración del tabulé:

Para empezar pica en una brunoise muy fina el tomate (sin pepita y sin piel). Haz lo mismo con la cebolla morada, el mango y aguacate. Todo ha de quedar muy picadito de 2 milímetros y reserva.

Mezcla el aceite de oliva con la sal, la ralladura del pomelo y la pulpa de la fruta de la pasión. Reserva ya que esto será la vinagreta de nuestro tabulé.

En un bol mezcla la verdura con la quinoa y aliña todo con la vinagreta de pomelo y fruta de la pasión.

presentación:

Cortamos la caballa en cuadrados de 2 cms y reserva.

En un plato llano pon de base nuestro tabulé de quinoa y añade por encima la caballa escabechada.

Finalmente decora con las nueces picadas y alguna hierba aromática.

HOJALDRE RELLENO DE CAMEMBERT, SETAS Y JAMÓN

HOJALDRE RELLENO DE CAMEMBERT, SETAS Y JAMÓN

HOJALDRE RELLENO DE CAMEMBERT, SETAS Y JAMÓN

Este hojaldre relleno de Camembert, setas y jamón ha gustado más en casa que el que hice de mermelada de frambuesas.

Para empezar os diré que teniendo en cuenta la forma de hacerlo, puedes rellenarlo de tantas cosas como se te ocurra, yo hice un hojaldre relleno de setas y jamón en otra versión. Apetecible también ¿verdad?

Y sin más dilación os explico esta deliciosa receta:

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre (también se puede hacer el hojaldre pero yo en esta ocasión no lo hice)
  • Queso Camembert
  • Unas lonchas de jamón ibérico
  • Unas setas variadas
  • 1 puñado de nueces picadas
  • Semillas de sésamo
  • 1 huevo batido para pintar
  • 1 ajo

Elaboración:

Para comenzar saltearemos el ajo cortado a rodajas, cuando cambie el color, añadir las setas cortadas y limpias. En el último minuto añades el jamón ibérico cortado a trocitos y las nueces troceadas a grosso modo.

Extiende la lámina de hojaldre. Corta el queso por la mitad, dejando dos círculos. Sobre uno de los círculos (ha de ser como si hiciéramos un bocadillo) pon una capa gruesa del relleno, hasta que quede el queso totalmente cubierto. Cubre con la otra mitad del queso (ver la fotografía).

Coloca el queso en el centro de la masa de hojaldre y pincha la masa con un tenedor para evitar que suba.

Envuelve el queso con el hojaldre, haciendo pequeñas dobleces hacia el centro del queso y en la última doblez, corta el sobrante que nos servirá para decorar.

Acaba de cerrar y dale la vuelta para que el cierre quede debajo y que con su peso haga presión.

Pon papel sulfurizado en la bandeja del horno y el hojaldre encima.

Bate el huevo y pincela el hojaldre. Con la masa sobrante puedes hacer dibujos para decorarlo y también los has de pincelar  con huevo.

Espolvorea por encima del hojaldre las semillas de sésamo.

Hornea unos 20 – 25 minutos o hasta que adquiera el color dorado que desees. Yo lo he puesto a 200º.

Servirlo caliente para que al cortarlo el queso quede derretido.

 

BACALAO AL HORNO

BACALAO AL HORNO CON ALIOLI DE NUECES

BACALAO AL HORNO CON ALIOLI DE NUECES Y VERDURAS

Esta receta de Bacalao al horno con alioli de nueces, me hace especial ilusión ya que Nueces California me ha escogido como blog del mes de Mayo. Me hacen una breve entrevista y me han pedido que haga una receta con nueces.

Cuando te dan esta oportunidad, se te ocurren miles de recetas pero quería  una receta rápida y sin demasiadas complicaciones.

Hace poco publiqué otra receta de bacalao con alioli gratinado así que con un toque diferente, he preparado esta deliciosa receta que tengo hoy para cenar.

Espero que os guste y que os atreváis a hacerla porque es sencillísima.

Ingredientes:

  • 2 lomos de bacalao por comensal
  • 3 patatas grandes
  • Cebollitas francesas
  • Tomates cherry
  • 1 yema de huevo
  • 2 dientes de ajo
  • Sal y pimienta
  • Un chorrito de vinagre de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 100 gr de nueces

Elaboración:

Pela las patatas y con ayuda de una mandolina córtalas en láminas finas (yo lo he puesto en el número 4), dispónlas en el fondo de una fuente de horno.

Pela las cebollitas y ponlas encima de las patatas, lava los tomates y ponlos también en la fuente. Salpimenta y pon un chorrito de aceite de oliva. Hornea en el horno a 200º durante 20 minutos.

Transcurrido ese tiempo comprueba si las patatas se han cocido, ya sabes que cada horno es diferente y necesita más o menos tiempo. Si es necesario hornea 10 minutos más.

Una vez finalizado el tiempo, pon los lomos de bacalao encima de la verdura y prepara el alioli con la túrmix.

Para ello pon en el vaso de la túrmix el huevo, los dos ajos pelados, una pizca de sal, un chorrito de aceite y otro de vinagre. Bate sin mover la túrmix, déjalo estático en el fondo del vaso para evitar que se te corte.

Ahora ves añadiendo poco a poco aceite por uno de los laterales, mientras con la otra mano sigues emulsionando con la túrmix.

Tritura las nueces y cuando el alioli lo tengas montado, añádelas, sigue triturando hasta que quede todo bien mezclado.

Pon un par de cucharadas del alioli de nueces sobre el bacalao. Pon el horno con la función de gratinado y pon la fuente en el horno unos minutos, hasta que veas que se gratina el alioli. Retira del horno.

Consejo:

Añade unas pocas nueces trituradas por encima y decora con algunos brotes.

Sirve caliente y ¡¡ a disfrutar!!

 

CROQUETAS DE CABRALES Y NUECES

CROQUETAS DE CABRALES Y NUECES

CROQUETAS DE CABRALES Y NUECES

¿Puede haber mejor combinación que el queso y las nueces? Pues en esta receta de croquetas de cabrales y nueces la vas a encontrar. Y es que si has mirado mi web, podrás ver que me encantan las croquetas. Hay personas que me dicen que no les salen y yo siempre les digo que no dejen de practicar. Realmente hacer croquetas es facilísimo y a simple vista puedes ver lo que le falta a tu masa.

Para hacer unas buenas croquetas es importante hacer un buen roux que es la mezcla entre la harina y la grasa. En este caso la grasa se la doy con la mantequilla, y con la harina espesaré la masa.

He usado un cabrales Teyedu, un queso que se madura a 1200 m de altura en una cueva natural.  Este queso afinado por Pepe Bada, es untuoso, elegante, dulce y con mucha garra.

¿Preparados para hacer unas deliciosas croquetas de cabrales y nueces?

Ingredientes:

  • 40 gr de queso cabrales Teyedu
  • 25 gr de nueces peladas
  • 1 cebolla
  • 300 ml de leche
  • 50 gr de harina
  • 50 gr de mantequilla
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración de la masa:

Para empezar corta la cebolla bien fina (brunoise) o la rallas para no encontrar trocitos.

En una sartén pon unas gotitas de aceite de oliva y la mantequilla, evitaremos que se queme. Añade la cebolla y a fuego lento ves dorándola.

Mientras en un cazo calienta la leche y cuando este caliente añade el queso para que se deshaga. Pica las nueces con un cuchillo a trocitos pequeños y recuerda no ponerlas en la batidora o un robot porque te quedará una pasta. Ves añadiendo las nueces a la leche con el queso, siempre a fuego suave.

En este punto la cebolla ya la tendrás a punto, añade la harina tamizada poco a poco (para evitar las impurezas y grumos) . Forma el roux con una cuchara de madera, siempre a fuego lento para evitar la formación de grumos y de forma enérgica mezcla para conseguir una pasta suave y lisa. Esta mezcla ha de cocinarse durante unos minutos para eliminar el sabor de la harina cruda y te ha de quedar de un color dorado. Ojo que no se te queme la harina, sino tendrás que repetir la receta.

Añade la mezcla de la leche caliente y con unas varillas no pares de remover para evitar que se formen grumos. Te quedará una masa que se te irá despegando de las paredes, si ves que te queda demasiado espesa le puedes añadir un poco más de leche pero no te pases o estropearás la masa.

Vierte la bechamel en un bol y tápala con papel film. Déjala enfriar sobre la encimera y acaba refrigerándola en la nevera.

montaje de las croquetas:

Cuando la masa ya este fría veras que es muy manejable y ya puedes hacer bolitas de 25 gramos.

En un plato hondo pondrás el pan rallado y en otro plato pondrás los dos huevos batidos. Pasa las bolitas de croquetas por el pan rallado, luego por el huevo y otra vez por el pan rallado, de esta manera te quedará una capa crujiente y más resistente.

En una sartén con abundante aceite caliente fríe las croquetas, dándoles la vuelta para evitar que se te quemen. Pon un papel absorbente sobre un plato y déjalas que reposen un poco para que el papel absorba el exceso de grasa.

No pueden ser más deliciosas!!

TRUFAS DE CHOCOLATE Y NUECES

TRUFAS DE CHOCOLATE Y NUECES

TRUFAS DE CHOCOLATE Y NUECES

Estas trufas de chocolate y nueces va a ser de las recetas que se quedarán fijas en tu recetario. Esta receta es muy sencilla y deliciosamente pecaminosa.  Ideal para fiestas, para regalar y para aquellos días que tenemos ganas de comer un delicioso chocolate.

Tener en cuenta que necesita que la masa se enfríe para poder trabajarla, yo os recomiendo hacer la masa un día y al siguiente terminar de hacer las trufas.

Ingredientes:

Elaboración:

En un cazo a fuego medio, caliente la nata y retira antes de que llegue a la ebullición. Añade el chocolate y remueve hasta que quede totalmente disuelto. Añade la mantequilla y mezcla bien hasta que también se integre.

Deja enfriar a temperatura ambiente y finalmente métela en el frigorífico para que quede una pasta fácil de trabajar.

Al día siguiente sacamos la masa del frigorífico y con ayuda de una cuchara vamos sacando trozos de masa, yo la voy pesando para que todas las trufas me queden del mismo tamaño, ten en cuenta que en el centro tiene que ir la nuez, así que no la hagas demasiado pequeña.

Vamos dando la forma de una bola, aplastamos un poco y ponemos en el centro la nuez, terminamos de hacer la bola. Si ves que se te pegan mucho en la mano es que la masa se esta calentando, para evitarlo ponte cacao en polvo en las manos.

En un plato hondo pon el cacao en polvo y reboza las trufas. Guarda en el frigorífico si no va a gastarlas en un recipiente hermético para evitar que absorba olores de otros alimentos.

Consejos:

  • Si ves que el cacao se te absorbe, vuelve a rebozarlas en cacao a la hora de servir.
  • Puedes rellenarlas de otros frutos secos que te gusten
  • Puedes darles un toque diferente aromatizándolas con vainilla, canela o licor.
CINNAMON ROLLS CON NUECES

CINNAMON ROLLS CON NUECES

CINNAMON ROLLS CON NUECES

Creo que soy de las últimas en animarme en hacer los cinnamon rolls con nueces. Y sinceramente pensaba que eran difíciles, sólo que has de tener tiempo para hacerlos ya que necesitan algunos levados. Yo empecé a hacer un sábado por la mañana y al mediodía ya los tenía acabados.

Es una receta muy versátil ya que he encontrado mucha información de rellenos e incluso de glaseados. Así que creo que la voy a seguir haciendo cambiando los ingredientes, de momento os prometo que esta es deliciosa.

Y ahora vamos a ponernos con la receta de estos deliciosos cinnamon rolls con nueces!!

Ingredientes PARA EL CINNAMON ROLLS CON NUECES:

  • 400 gr de harina de repostería
  • 170 ml de leche
  • 80 gr de azúcar glass
  • 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo batido
  • 15 gr de levadura fresca
  • 1 cucharada sopera de canela en polvo
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • Nueces
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • Aceite de oliva
  • Azúcar perlado para decorar

Elaboración:

Calentamos en el microondas 150 ml de leche y le añadimos la levadura fresca. Mezcla bien hasta que la levadura quede totalmente disuelta.

En un bol pondremos la harina, 30 gr de azúcar glass y una pizca de sal. Mezclaremos todo bien y haremos un hueco en el centro. Desmigaremos 50 gramos de mantequilla, el huevo batido y añadiremos la mezcla anterior de levadura y leche. Mezclaremos todo bien hasta que la masa recoja toda la harina del bol. Después sobre una superficie con un poco de aceite de oliva para que la masa no se pegue y nos permita trabajar, volveremos a amasar.

Aquí hago un inciso, hay quien prefiere poner harina en la mesa de trabajo, pero si le ponemos harina, se queda pegada en la masa y le estamos añadiendo más harina a la receta, si le ponemos un poco de aceite lo que le estamos dando es un poco más de sabor, brillo e hidratación.

Cuando veamos que la masa queda toda homogénea, hacer una bola, ponerla en el bol que hemos utilizado antes y taparla, dejarla así durante 10 minutos.Transcurrido ese tiempo verás que la levadura ha empezado a actuar y a ordenar las cadenas del glutén, tendrás una masa un poco diferente a lo que habías dejado antes. Vuelve a amasar y repite la operación anterior 3 veces más. La última vez el reposo que le daremos será de una hora. En el caso de que haga mucho frío y si ves que la masa no te leva a la rapidez que debería puedes poner el horno a temperatura de 30º, sin aire  y dejarla ahí, ya verás que bien te leva.

PREPARACIÓN DEL RELLENO:

Preparemos el relleno, para ello  utilizaremos 100 gramos de mantequilla, el azúcar moreno y la canela en polvo. Mezclar todo bien y reservar.

Ya pasado el tiempo del reposo, pondremos la masa sobre una superficie engrasada con un chorrito de aceite de oliva y extenderemos bien con un rodillo. Estirar la masa en forma de rectángulo y repartir todo el relleno que teníamos reservado dejando por uno de los extremos más largos unos dos dedos sin relleno ya que será donde quedará cerraremos la masa.

Trocea las nueces y esparce por encima de todo el relleno, la cantidad de nueces será a tu gusto, pero no dejes trozos muy grandes para que no quede muy deformada la masa.

Ahora enrollaremos por el otro extremo largo de la masa que está con relleno hacia el extremo que esta sin relleno, se formará un cilindro que cortaremos con un cuchillo afilado. Yo calculé unos dos dedos de grosor.

En un molde de horno para pasteles (aquí os dejo elegir la forma que queráis, hay quien lo hace en moldes cuadrados, en forma de corazón o redondos como yo utilicé) engrasaremos los bordes del molde y la base para que no se pegue, si utilizáis un molde de silicona no se te quedará pegada.

Disponer los rollos con el dibujo hacia arriba haciendo una circunferencia y acabando el centro con cuatro rollitos más. Tapar para que haga el último levado durante 30 minutos como os he dicho antes, con el horno a 30º C.

HORNEAMOS:

Poner el horno a 180ºC y cuando este caliente poner el molde dentro, tiempo aproximado 45 minutos, pero como ya te he explicado en otras ocasiones tu horno solo lo conoces tú, así que para ver que realmente ese es el tiempo que necesita tu horno, has de ver que te queda dorado.

Mientras vamos a hacer el glaseado, para ello mezcla 50 gr de mantequilla, 50 gr de azúcar glass, 1 cucharada de esencia de vainilla y 2 cl de leche que habremos calentado previamente. Ponerlo en la túrmix y batir para que quede todo bien integrado y sin grumos.

Finalizado el tiempo del horno, regar con el glaseado sobre toda la superficie. Esparcir el azúcar perlado por encima y dejar enfriar.

STRUDEL DE MANZANA

STRUDEL DE MANZANA

STRUDEL DE MANZANA

No sé si os pasa como a mi pero el strudel de manzana me encanta. Más bien diría que me pasa con todos los postres que tienen manzana asada.

Creo que se debe a que me trae recuerdos de mi infancia, mi madre solía cocinarla mucho en casa y yo me las comía con un gusto que aún recuerdo. En aquel entonces nosotros teníamos un chalet con un buen trozo de huerto, donde mi padre cultivaba todo tipo de frutas y verduras. Las manzanas, las peras, las uvas, las cerezas, los higos…. infinidad de fruta que recogíamos cada temporada. Mi madre a veces se juntaba con tanta fruta, que además de regalarla, muchas veces teníamos que hacer conserva porque era demasiada la producción.

Y con la manzana, cómo sabía que nos gustaba tanto, hacia bizcochos o las asaba al horno. Por eso creo que cualquier postre sea strudel de manzana, magdalenas o bizcochos que lleven esta fruta, me pierden.

Espero que os guste esta receta tanto como a mi.

Ingredientes:

  • 1 lámina de masa de hojaldre
  • 3 manzanas Golden
  • 30 gr de mantequilla
  • 1 naranja
  • 40 gr de azúcar moreno
  • 40 gr de nueces peladas
  • 1 cucharadita de canela
  • Azúcar glass para decorar
  • 1 huevo batido

Elaboración:

Para empezar descorazona, pela las manzanas y córtalas a daditos. Ponlas en un cazo junto con la canela, un chorrito de zumo de naranja, la mantequilla, las nueces troceadas y el azúcar moreno. Ponlo a fuego medio hasta que veas que la manzana se queda blanda .

Extiende el hojaldre sobre una fuente de horno y coloca la preparación anterior en el centro. Enrolla la masa y séllala con un poco de huevo batido. Pinta con el huevo la superficie de la masa.

Hornea a 200º durante 25 minutos o hasta que este dorada.

Finalmente deja enfriar y espolvorea con el azúcar glass.

RAVIOLI RELLENOS DE QUESO CON PESTO DI NOCI

RAVIOLI RELLENOS DE QUESO CON PESTO DI NOCI

RAVIOLI RELLENOS DE QUESO CON PESTO DI NOCI

Estos ravioli rellenos de queso con pesto di noci están espectaculares de ricos y es que a mi la pasta me chifla. No sé si os pasa a vosotros igual, pero a mi me da igual si es lunes, martes o domingo pero la pasta nunca falla en casa por lo menos un día a la semana.

Otra de las cosas que me encanta dela pasta es que lleven mucho queso y es que es otro de los ingredientes que en casa no puede faltar.

Sé que hacer pasta en casa es laborioso y ensucia bastante. Pero realmente vale la pena y una vez que pruebas la pasta hecha por ti, es raro que la vuelvas a comprar. Porque la masa cuando es casera se nota, digan lo que digan, por eso te animo a prepararla en casa.

Me pasa lo mismo con las salsas, ya sé que venden elaboradas, pero como la salsa casera no hay nada igual de rico y sabroso.

Ingredientes para la masa:

  • 150 g harina (caputo)
  • 50 g semolina (para pasta)
  • ½ cucharadita sal
  • 2 huevos L

Ingredientes para el relleno:

  • 1 rulo de queso de cabra
  • 80 g nueces
  • miel y ricotta

Ingredientes para la salsa:

  • 5 tomates secos (hidratados en medio vaso de agua)
  • 250 g nueces
  • 3 cucharadas aceite
  • 1 cucharadita ajo picado
  • 60 g ricotta y parmesano rallado para decorar

Elaboración de la masa:

Para empezar mezclar la harina, la sal y la sémola y tamizarlas juntas en la superficie de trabajo. Formar un volcán y añadir los huevos en el centro, poco a poco, e incorporando la harina de dentro hacia fuera, hasta que la mezcla no sea líquida. Añadir toda la harina restante de un golpe y amasar hasta que esté todavía húmeda pero ya no se pegue.

Cubrirla con film  y limpiar la superficie de trabajo hasta eliminar todos los restos. Sacar la masa del film y amasar hasta tener una mezcla lisa, homogénea, de paredes finas. Dejar reposar cubierta de film durante 30 minutos en la nevera.

elaboración del relleno:

Para empezar trabajar el queso de cabra hasta tener una mezcla lisa. Picar las nueces finas y mezclarlas con el queso. Añadir un chorrito de miel y mezclar, para tener una masa brillante y densa. Si es necesario, añadir ricotta para ligar más la mezcla. Cuando esté listo el relleno, colocar en una manga pastelera y reservar.

elaboración de la salsa:

Para preparar la salsa, triturar todos los ingredientes de la salsa para que quede una pasta y si es necesario, añadir el agua de hidratar los tomates.

FORMAMOS LOS RAVIOLIS:

Pasado el tiempo de reposo, cortar la masa en tres o seis porciones (siempre trabajar en grupos de tres), y, si hay más de tres, reservar la parte que no se use en la nevera, cubierta con film. Amasar de nuevo, formar un disco y en la máquina introducir la pasta abierta al máximo. Pasarla una vez, doblarla en tres y volverla a pasar para alisar los pliegues. Repetir la operación tres veces, doblando y girando 90º la masa cada vez. Pasar la masa siete veces, y disminuir un grado la abertura. Vuelve a pasar tres veces, y disminuir uno más. Pasar dos veces más e ir bajando hasta el grueso deseado (o hasta que esté traslúcida).

Cortar tiras de 5 cm de ancho, y colocar, en el centro de la tira, el relleno con la manga (una nuez del relleno), cada 5 cm. Cortar con el cortapastas, hidratar los bordes de las formas y sellarlos, apretando bien contra el relleno para que no quede aire dentro. Ir reservando en un recipiente enharinado hasta finalmente acabar con toda la pasta.

Para cocerlos, hervirlos en abundante agua, salada y durante unos 2-4 minutos, o hasta que estén al dente. Retirar, y mezclarlos con el pesto de nueces y con un poco del agua de hervir.

Ya tenemos listos nuestros ravioli rellenos de queso con pesto di noci.

Si te gustan los raviolis no te pierdas los raviolis de berenjena

MAGDALENAS DE NATA Y NUECES

MAGDALENAS DE NATA Y NUECES

MAGDALENAS DE NATA Y NUECES

Estas magdalenas de nata y nueces son espectaculares, me encanta la textura y la suavidad que tienen. Te animo a que las prepares porque son facilísimas.

Hoy os quiero hablar de Els Noguers. Son una pequeña empresa dedicada a la producción de nueces de alta calidad. Están ubicados en Caldes de Malavella, por lo que se benefician de la climatología y la calidad del suelo de esta zona. Su proceso de selección, cuidado y escrupuloso, se ve reflejado en la calidad de sus nueces, las cuales destacan por su gran sabor y sus propiedades.  Si quieres saber más sobre ellos te recomiendo que entres en su web www.elsnoguers.com 

Ingredientes:

  • 350 gr de harina de repostería tamizada
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 4 huevos tamaño L
  • 200 gr de azúcar
  • 100 gr de nata para montar
  • 250 gr de aceite de girasol
  • Nueces para decorar els Noguers
  • Azúcar granulado

Elaboración:

Para empezar pon en el robot la cuchilla mariposa e introduce los huevos y el azúcar. Programa 7 minutos a velocidad 5 y con temperatura de 35ºC.

Añade la nata y el aceite y mezcla durante 3 minutos a velocidad 4.

Añade la harina y el sobre de levadura tamizados, programa velocidad 6 durante 4 minutos.

Antes de repartir la masa puedes cortar unas nueces en daditos y mezclarlos con la masa, o si lo prefieres solamente poner la nueces para decorar.

Precalienta el horno a 230ºC con calor arriba y abajo o ventilador.

Reparte la masa en papel de molde llenando hasta 3/4 partes de su capacidad porrque luego crecerán. Pon la nuez decorando y el azúcar granulado. Pon las cápsulas en un molde para magdalenas metálico (así evitaras que las magdalenas se deformen).

Deja reposar 20 minutos en la nevera.

Cuando el horno llegue a la temperatura de 230ºC, introduce las magdalenas en el horno y baja la temperatura a 210ºC. Finalmente hornea durante 15 minutos.

RAVIOLIS DE NUTELLA Y NUECES

RAVIOLIS DE NUTELLA Y NUECES

RAVIOLIS DE NUTELlA Y NUECES

Estos raviolis de nutella y nueces además de estar deliciosos son originales. Tengo un molde para hacer raviolis y se me ocurrió de probar de hacer raviolis con hojaldre. La verdad que además de quedar unos bocados deliciosos, es una original manera de presentar unos bocaditos para merendar.

Los rellené de nutella y de nueces pero puedes rellenarlos de muchos otros ingredientes, como mascarpone, mermelada, dulce de leche, fruta….

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre refrigerada
  • Nutella la cantidad necesaria
  • Nueces la cantidad necesaria
  • 1 Huevo para pintar los raviolis
  • Azúcar para decorar

Elaboración:

Para empezar precalienta el horno a 180º.

Extiende la lámina de hojaldre sobre el cortador de pastas para raviolis.  Pasa el rodillo por encima de la lámina de hojaldre de tal manera que se cortará la pasta y quedará la forma de los raviolis.

Trocea las nueces para que te queden en pequeños trocitos y que sean fáciles de comer.

Rellena los raviolis cortados con una cucharadita de café de nutella y con las nueces troceadas. Reserva sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado.

Extiende otra lámina de hojaldre sobre el cortador de pastas para raviolis y corta la pasta con el rodillo de cocina. Ahora estos hojaldres cortados los pones sobre los anteriores y presionas un poco con los dedos por los bordes para que se queden pegados. También puedes utilizar un poco de huevo, extendiéndolo por los bordes para que se peguen, pero a mí no me ha hecho falta.

Bate un huevo y pincela por encima los raviolis. Espolvorea un poco de azúcar por encima.

Finalmente pon la bandeja en el horno durante unos 15 minutos aproximadamente, ya sabes que el tiempo de horno puede variar en función de la marca. Cuando ya estén dorados sacarlos y ponerlos a enfriar sobre una rejilla.

Ya tienes lista una deliciosa y rica merienda para ti y para los peques.

RAVIOLIS DE CALABACíN

RAVIOLIS DE CALABACíN

RAVIOLIS DE CALABACíN

Estos raviolis de calabacín quedan deliciosos para un aperitivo y también si quieres hacerlos como primer plato en una comida. Yo suelo ponerlos en los días de Navidad y así añado algo de verdura al menú festivo.

Esta receta fue una de las que hice en el taller de Navidad y a los asistentes les encantó, después algunos lo hicieron en su casa.

Ingredientes para los raviolis de calabacín:

Ingredientes para el chutney de fresas:

  • 500 gr de fresones limpios
  • 65 gr de cebolla morada
  • 20 gr de jengibre fresco
  • 115 gr de azúcar moreno
  • ½ cucharadita de canela
  • 4 clavos
  • 12 cucharadita de cinco pimientas
  • 50 gr de vinagre de cava o manzana
  • 25 gr de vinagre de Módena
  • 65 gr de agua
  • 5 gr de sal 

Elaboración del ravioli de calabacín:

Para empezar corta las lonchas de calabacín muy finas, puedes ayudarte de una mandolina para que te queden todas del mismo grosor.

Si no tienes vaporera pon una cacerola con agua, llévala a ebullición y pon un colador que se sujete en los bordes de la cacerola, la verdura dentro del colador y tapa para que se cocine al vapor. Es muy importante que el colador no toque el agua porque sino no haría el efecto del vapor. Si te quedas sin agua, vuelve a rellenar con agua muy caliente para no cortar la cocción. Deja hervir durante 15 minutos, retira del fuego y deja airear un par de minutos.

Si tienes un robot de cocina usa el método tradicional, agua hasta la señal que te indique el robo y programa de vapor durante 10 minutos.

Mientras en una sartén tuesta los piñones, al finalizar añade el jamón ibérico y unas cucharadas de queso ricotta. Mezcla todo bien.

Pasados el par de minutos que dejamos airear el calabacín, extiende con cuidado las lonchas de calabacín y pon en el centro la mezcla anterior.

Cierra primero las tiras horizontales y luego las verticales.

Pones en el plato el ravioli y salseas con el chutney de fresa, trozos de fresa y pimienta rosa.

Para preparar el chutney de fresa:

Pela y pica en brunoise (daditos) la cebolla morada, corta el jengibre en dos trozos.

Limpia las fresas, lávalas con agua y retira el pedúnculo. Córtalas en dados y ponlas en una cazuela junto con todos los ingredientes y mezcla bien. Enciende el fuego a temperatura alta y cuando comience a hervir baja la temperatura a media-baja con la tapadera puesta sin encajar. Mueve de vez en cuando y reduce hasta que te quede textura de mermelada, no dejes que reduzca demasiado porque al enfriar queda más espesa.

Una vez hecho el chutney, retira el jengibre y deja enfriar a temperatura ambiente, puedes ponerlo en un tarro de cristal y guardarlo en el frigorífico hasta su uso.

BROWNIE DE CHOCOLATE BLANCO

BROWNIE DE CHOCOLATE BLANCO

BROWNIE DE CHOCOLATE BLANCO

Si todavía no te has animado a hacer un brownie no te pierdas este brownie de chocolate blanco, es una receta muy fácil y rápida de hacer.

El Brownie es un bizcocho de chocolate pequeño con trocitos de nueces y casi o sin levadura, típico de Estados Unidos.  El nombre de este pastel se debe al color marrón oscuro del brownie original “brow” y aunque en este caso lo hacemos con chocolate blanco, lo llamamos igual.

Para que el brownie te quede perfecto ha de ser crujiente por fuera y además húmedo por dentro. Y ahora sin más te explico esta sencilla receta.

ingredientes:

  • 180 gr de chocolate blanco
  • 125 gr de harina de repostería
  • 2 huevos tamaño L
  • 75 gr de azúcar blanco
  • 75 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1/2 cucharadita de café de levadura en polvo
  • Un puñado de nueces peladas
  • Y azúcar glass para decorar

ELABORACIÓN:

Para empezar batimos los huevos junto con el azúcar y la esencia de vainilla. Batimos hasta que los huevos doblen su volumen y queden espumados.

Pon en el microondas la mantequilla y el chocolate blanco y derrite poco a poco. Piensa que el chocolate se quema rápido, por eso ves haciéndolo cada 40-50 segundos, paras el microondas y lo mezclas todo, vuelve a meter en el microondas, así hasta que quede todo completamente derretido.

Mezclamos el chocolate fundido con los huevos batidos y remueve hasta que quede todo bien integrado. Tamiza la harina y la levadura sobre la masa anterior y mezcla de nuevo. Finalmente añade las nueces peladas e integra en la masa.

Mientras precalienta el horno a 180º.

Forra con papel sulfurizado un molde cuadrado y vuelca sobre ella la masa que tenemos preparada. Hornea durante 25 minutos y comprueba con un palillo que la masa este en su punto, ha de quedar un poco húmeda.

Finalmente saca del horno, desmolda tirando del papel sulfurizado y deja enfriar sobre la rejilla. Una vez frío espolvorea con azúcar glass y corta a cuadraditos.

RAVIOLIS DE GORGONZOLA, MANZANA Y NUECES

RAVIOLIS DE GORGONZOLA, MANZANA Y NUECES

RAVIOLIS DE GORGONZOLA, MANZANA Y NUECES

Me encanta la pasta y estos RAVIOLIS DE GORGONZOLA, MANZANA Y NUECES todavía más. Cuando aprendas a hacer pasta en casa, te resistirás a comprarla, porque su sabor cambia una barbaridad.

Si además lo acompañas con una salsa como ésta, ya le da mil vueltas al plato, ¿nos ponemos con la manos a la masa?

Ingredientes para la masa:

  • 500 grs. de harina blanca
  • 5 huevos
  • 6 grs sal y 10 cl. Aceite de oliva

Elaboración de la masa:

Se ponen todos los ingredientes en el robot de cocina, con la cuchilla de amasar y se mezclan a velocidad 5 durante 3 minutos. Retiramos la masa y formamos una bola. Cubrimos en un cuenco con un paño durante 1 hora porque así la masa se enfría y se trabaja mejor.

Enharina la superficie donde vayamos a trabajar y estira la masa con un rodillo. He utilizado la máquina de pasta para estirar la masa y un molde especial para darle forma a los raviolis.

Finalmente poner a cocer en una cacerola con sal gorda unos minutos.

Ingredientes para el relleno y la salsa:

  • 2 manzanas y 12 nueces
  • 150 grs de queso gorgonzola
  • 200 ml de nata de cocina
  • 1 cuchara sopera de mantequilla
  • Sal y pimienta

Elaboración:

Para empezar pelar las manzanas, eliminar el corazón y partir la pulpa en trocitos. Introducir los trozos en el bol junto con la mantequilla y programar cocción P2. Cuando veamos que va cogiendo un color dorado introducimos las nueces partidas en trozos pequeños y 75 grs de queso gorgonzola y mezclar hasta formar una pasta.

Una vez estirada la masa, poner una capa de masa y poner montoncitos del relleno en función de cuantos raviolis queramos. Con un pincel de silicona o el dedo humedecer con un poco de agua los puntos de unión de la pasta y colocar la segunda capa de pasta sobre la primera, procurando que todos los montoncitos de relleno queden cubiertos. A continuación cortar los raviolis o con el molde o con un cortapastas, también se puede cortar con un cuchillo y con ayuda de un tenedor hacer la forma de zig-zag en su contorno.

Dejamos secar la pasta una media hora y mientras elaboramos la salsa. En la cuco ponemos los otros 75 grs de queso gorgonzola que nos quedaban y la nata, añadir la sal y la pimienta y lo ponemos en cocción P2 unos 10 minutos.

Para la presentación podemos ponerle unos trozos de manzana y nueces por encima de la pasta, también he puesto una cama de carpaccio de manzana pasada por la plancha.

HOJALDRE RELLENO DE QUESO CAMEMBERT, NUECES Y MERMELADA DE FRAMBUESAS

HOJALDRE RELLENO DE QUESO CAMEMBERT, NUECES Y MERMELADA DE FRAMBUESAS

HOJALDRE RELLENO DE QUESO CAMEMBERT, NUECES Y MERMELADA DE FRAMBUESAS

Este hojaldre relleno de queso camembert, nueces y mermelada de frambuesas os va a dejar impresionados y es que además de ser una receta fácil y deliciosa, la tendrás acabada en un plis-plas.

Para empezar os diré que teniendo en cuenta la forma de hacerlo, puedes rellenarlo de tantas cosas como se te ocurra, yo hice un hojaldre relleno de setas y jamón en otra versión. Apetecible también ¿verdad?

Y sin más dilación os explico esta deliciosa receta:

Ingredientes:

Para la mermelada:

  • 600 gr de frambuesas
  • 400 gr de azúcar
  • 5 cl zumo de limón
  • 1 cucharada de gelatina (2 g)

Para el hojaldre:

  • 1 lámina de hojaldre (también se puede hacer el hojaldre pero yo en esta ocasión no lo hice)
  • Queso Camembert
  • 1 puñado de nueces picadas
  • Semillas de sésamo
  • 1 huevo batido para pintar

Cuchilla de amasar-triturar

Elaboración:

Comenzamos haciendo la  mermelada: Pon todos los ingredientes en el robot de cocina con la cuchilla de amasar-triturar y mezcla a velocidad 7 durante 10 segundos.Inicia el programa de postres a velocidad 5 a 105º durante 40 minutos, con el tapón en el ajuste de vapor alto.

Si no tienes robot pon todos los ingredientes en un cazo, cuece a fuego bajo durante 40 minutos, después tritura con una túrmix.

Deja enfriar y mientras precalienta el horno a 190º.

Extiende la lámina de hojaldre. Corta el queso por la mitad, dejando dos círculos. Sobre uno de los círculos (ha de ser como si hiciéramos un bocadillo) pon unas cucharadas de la mermelada hasta cubrirlo y unas nueces picadas. Cubre con la otra mitad del queso.

Coloca el queso en el centro de la masa de hojaldre y pinchamos la masa con un tenedor para evitar que suba.

Envuelve el queso con el hojaldre, haciendo pequeñas dobleces hacia el centro del queso y en la última doblez, corta el sobrante que nos servirá para decorar.

Acaba de cerrar y dale la vuelta para que el cierre quede debajo y que con su peso haga presión.

Pon papel sulfurizado en la bandeja del horno y el hojaldre encima.

Bate el huevo y pincela el hojaldre. Con la masa sobrante puedes hacer dibujos para decorarlo y también los has de pincelar  con huevo.

Espolvorea por encima del hojaldre las semillas de sésamo.

Hornea unos 20 – 25 minutos o hasta que adquiera el color dorado que desees.