PIZZA DE MANZANA, QUESO AZUL Y NUECES

PIZZA DE MANZANA, QUESO AZUL Y NUECES

PIZZA DE MANZANA, QUESO AZUL Y NUECES

¿Te gustan las pizzas? Pues no resistas a esta pizza de manzana, queso azul y nueces que está espectacular. Lo bueno de esta pizza es que puedes sustituir los ingredientes a tu gusto, por ejemplo la manzana por la pera, el queso azul por queso de cabra, las nueces por avellanas… imaginación al poder.

ingredientes para la masa:

  • 300 gr harina de fuerza
  • 1 sobre Levadura de panadería
  • 200 ml Agua caliente 
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 chorrito Aceite de oliva

ingredientes para el relleno:

  • 3 manzanas
  • 50 gr de queso azul
  • Miel
  • Nueces picadas
  • Cebolla caramelizada

Elaboración paso a paso

Para empezar vamos a preparar la masa. Para ello en un bol mezcla la harina, la sal y la levadura. Haz un agujero en el centro e incorpa el agua templada y el aceite de oliva.  Mezcla bien con las manos o si quieres con un robot de cocina usando el gancho en este caso.

Espolvorea con harina la superficie de trabajo y amasa ligeramente la masa. Ha una bola lisa y ponla en el bol untado con aceite. Cubre con un paño y deja levar unos 45 minutos  o hasta que doble su volumen. Puedes ayudar al levado si la pones cerca de un radiador o en el horno a una temperatura de 30ºC.

Finalizado el tiempo del levado, pon la masa en la superficie de trabajo y desgasifica la masa con los nudillos y amasando suavemente. Forma de nuevo una bola, cubre y deja fermentar 15 minutos más.

Estira la masa con un rodillo sobre un papel de horno, hasta que quede bien fina.

Precalienta el horno a 220º.

Pon una capa generosa de cebolla caramelizada sobre la masa.

Lava las manzanas, córtalas por la mitad y retira el corazón con la punta del cuchillo. Con la ayuda de una mandolina o cuchillo muy afilado, lamina la manzana y ves disponiéndola encima de la cebolla.

Corta el queso en dados y ponlos de manera desordenada encima de las manzanas.

Añade las nueces picadas por encima.

Introduce en el horno con la masa sobre la rejilla más inferior y con calor abajo durante unos 15 – 20 minutos, hasta que veas que la masa quede dorada.

Una vez fuera del horno, añade un chorrito de miel por encima sin pasarnos para que no quede excesivamente dulce.

Y ya la tienes lista para servir.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas la pizza de huevo, jamón y setas

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *