CROQUETAS DE CABRALES Y NUECES

CROQUETAS DE CABRALES Y NUECES

CROQUETAS DE CABRALES Y NUECES

¿Puede haber mejor combinación que el queso y las nueces? Pues en esta receta de croquetas de cabrales y nueces la vas a encontrar. Y es que si has mirado mi web, podrás ver que me encantan las croquetas. Hay personas que me dicen que no les salen y yo siempre les digo que no dejen de practicar. Realmente hacer croquetas es facilísimo y a simple vista puedes ver lo que le falta a tu masa.

Para hacer unas buenas croquetas es importante hacer un buen roux que es la mezcla entre la harina y la grasa. En este caso la grasa se la doy con la mantequilla, y con la harina espesaré la masa.

He usado un cabrales Teyedu, un queso que se madura a 1200 m de altura en una cueva natural.  Este queso afinado por Pepe Bada, es untuoso, elegante, dulce y con mucha garra.

Además también he usado las nueces de Els Noguers una empresa dedicada a la producción de nueces de alta calidad. Ubicados en Caldes de Malavella, permite que la calidad del suelo y su climatología influya en su exquisito fruto.

¿Preparados para hacer unas deliciosas croquetas de cabrales y nueces?

Ingredientes:

  • 40 gr de queso cabrales Teyedu
  • 25 gr de nueces peladas
  • 1 escalonia
  • 300 ml de leche
  • 50 gr de harina
  • 50 gr de mantequilla
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración de la masa:

Para empezar corta la cebolla bien fina (brunoise) o la rallas para no encontrar trocitos.

En una sartén pon unas gotitas de aceite de oliva y la mantequilla, evitaremos que se queme. Añade la cebolla y a fuego lento ves dorándola.

Mientras en un cazo calienta la leche y cuando este caliente añade el queso para que se deshaga. Pica las nueces con un cuchillo a trocitos pequeños y recuerda no ponerlas en la batidora o un robot porque te quedará una pasta. Ves añadiendo las nueces a la leche con el queso, siempre a fuego suave.

En este punto la cebolla ya la tendrás a punto, añade la harina tamizada poco a poco (para evitar las impurezas y grumos) . Forma el roux con una cuchara de madera, siempre a fuego lento para evitar la formación de grumos y de forma enérgica mezcla para conseguir una pasta suave y lisa. Esta mezcla ha de cocinarse durante unos minutos para eliminar el sabor de la harina cruda y te ha de quedar de un color dorado. Ojo que no se te queme la harina, sino tendrás que repetir la receta.

Añade la mezcla de la leche caliente y con unas varillas no pares de remover para evitar que se formen grumos. Te quedará una masa que se te irá despegando de las paredes, si ves que te queda demasiado espesa le puedes añadir un poco más de leche pero no te pases o estropearás la masa.

Vierte la bechamel en un bol y tápala con papel film. Déjala enfriar sobre la encimera y acaba refrigerándola en la nevera.

montaje de las croquetas:

Cuando la masa ya este fría veras que es muy manejable y ya puedes hacer bolitas de 25 gramos.

En un plato hondo pondrás el pan rallado y en otro plato pondrás los dos huevos batidos. Pasa las bolitas de croquetas por el pan rallado, luego por el huevo y otra vez por el pan rallado, de esta manera te quedará una capa crujiente y más resistente.

En una sartén con abundante aceite caliente fríe las croquetas, dándoles la vuelta para evitar que se te quemen. Pon un papel absorbente sobre un plato y déjalas que reposen un poco para que el papel absorba el exceso de grasa.

No pueden ser más deliciosas!!

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *