LUBINA AL HORNO RELLENA CON GAMBAS

LUBINA AL HORNO RELLENA CON GAMBAS

LUBINA AL HORNO RELLENA CON GAMBAS Y SETAS

Esta lubina al horno rellena con gambas y setas es una receta súper sencilla de preparar e ideal para hacerlo en fechas de celebración. Yo la preparé el día de Navidad y es un plato muy completo, puedes servir de primero un pequeño aperitivo y después esta lubina rellena, te aseguro que os quedaréis bien satisfechos.

La lubina es de la empresa @aquanaria con los que ya preparé la lubina en hojaldre junto con el @blogdeceleste. Esta lubina pesaba 2.400 gr por lo que pude preparar un plato para seis personas.

ingredientes:

  • 1 lubina aquanaria
  • 4 patatas grandes
  • 250 gr de chalotas
  • 250 gr de portobello
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1 vasito de caldo de pescado casero
  • Sal, tomillo y pimienta
  • 250 gr de gambas cocidas peladas
  • 1 paquete de gulas

elaboración:

Para empezar limpia bien la lubina, quitando las escamas y abriendo el interior de la lubina, retira las vísceras y lava un poco su interior para retirar restos de sangre. Añade sal, tomillo y pimiento por encima de la lubina y por su interior y reserva.

Pela y corta las patatas con ayuda de una mandolina, procura que las rodajas no queden muy gordas. Sala las patatas y en una sartén con aceite caliente fríelas, a medida que estén doradas, sácalas y ponlas en un plato con papel de cocina para retirar el exceso de aceite.

Saltea también las setas y en una bandeja de horno donde untarás aceite de oliva, pondrás la capa de las patatas, encima las setas (reserva unas pocas para el relleno) y las cebollas peladas.

En un bol mezcla las gambas, las setas reservadas y las gulas. Con esta mezcla rellena el interior de la lubina.

Pon la lubina encima de la capa de verduras y precalienta el horno a 180ºC.

Añade encima de las verduras un vaso de caldo de pescado casero y otro vaso de vino blanco.

Hornea la lubina durante 30 minutos a 180ºC. Finalizado el tiempo extrae y sirve inmediatamente.

PAN DE JENGIBRE

PAN DE JENGIBRE

PAN DE JENGIBRE

Este delicioso pan de jengibre se caracteriza por su sabor a jengibre y especias como la canela. Es un postre típico del norte de Europa que se suele elaborar en la época de Navidad. La historia cuenta que un  monje armenio fue el primero en hacer un pan de jengibre y tras mudarse a Francia, enseño a elaborarlo a los sacerdotes franceses. Se hizo tan popular que su receta recorrió toda Europa.

INGREDIENTES:

  • 200 gr de miel
  • 200 gr de harina de repostería
  • 50 gr de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 1 cucharada sopera de canela en polvo
  • 1 cucharada sopera de jengibre en polvo.
  • Un poquito de sal
  • 1 sobre de levadura química

elaboración:

Para empezar pon en un robot de cocina o en un cuenco los dos huevos y batir junto con el azúcar moreno hasta conseguir que los huevos espumen y doblen su volumen. Añadir la miel en hilo, si está muy compacta, meter en el microondas para que se quede líquida.

Mientras tamizar la harina, la levadura, la canela y el jengibre en polvo. Añadir todos estos ingredientes secos a la masa y también añade una pizca de sal, esto hará que potencie los sabores.

Mezclar bien con las varillas hasta que quede una masa homogénea y brillante.

Precalentar el horno a 180º.

Cubrir un molde de horno con papel de horno o rocía con spray antidesmoldante. Introduce la masa y hornea durante 35 minutos. Verás que a los quince minutos la capa superior se ha dorado bastante, tapa con papel de aluminio para evitar que se te queme o tueste en exceso.

Acabado el tiempo pincha el centro del pan con un palillo para comprobar que está bien horneado, si saliera con masa hornea 5 minutos más.

Extraer del  horno y dejar enfriar 5 minutos en el molde y después desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Ya tienes listo tu pan de jengibre, acompáñalo de un chocolate caliente o con un buen café.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas la receta de galletas de Navidad, típicas también de esta época.

GALLETAS CON NUTELLA PARA NAVIDAD

GALLETAS CON NUTELLA PARA NAVIDAD

GALLETAS CON NUTELLA PARA NAVIDAD

Estas galletas con Nutella para Navidad es una receta tan fácil, que es ideal para prepararla con los niños. ¿Qué no sabes qué hacer con ellos esa tarde de confinamiento y de frío invierno? ¡Pues todos a hacer galletas, ya verás que tarde más divertida vais a pasar!

La excusa para hacerlas puede ser para dejarles a los Reyes Magos o a Papa Noel para reponer fuerzas, aunque tendrás que vigilarlas porque antes de que lleguen al plato de ofrenda, desaparecerán unas cuantas.

ingredientes:

  • 300 gr de harina
  • 100 gr de almendras molidas
  • 100 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de levadura
  • 1 cucharada de café de canela
  • nutella o crema de cacao

elaboración:

Para empezar pon todos los ingredientes en el robot con la cuchilla de amasar y programa a velocidad 8, durante 5 minutos. Si no tienes robot de cocina puedes hacerlo manualmente en un bol, para ello tamiza la harina y añade el resto de ingredientes, amasando hasta conseguir una masa homogénea y con textura de tierra.

Deja reposar la masa mínimo una hora en el frigorífico, envuelta en papel de film.

Pon la masa entre dos papeles de cocina y extiéndela con ayuda de un rodillo  hasta que quede el grosor adecuado de la galleta. Corta las galletas con un cortador en forma de estrellas grande, después en la mitad de ellas corta el centro con otro cortador de galletas más pequeño.

Precalienta el horno a 180º y pon papel sulfurizado en la bandeja de horno. Pon las galletas encima y hornea durante 10 minutos.

Después sácalas con cuidado y deja enfriar sobre una rejilla hasta que estén totalmente frías. Después sobre la galleta de base y por lo tanto la que está entera, añade un poco de nutella o crema de cacao. Pon encima la otra galleta con la forma de estrella en el centro y ya las tendrás listas.

Si te han gustado no te pierdas estas otras galletas saladas de parmesano.

MANTECADOS CASEROS

MANTECADOS CASEROS

MANTECADOS CASEROS

Que felicidad sientes cuando preparas tus propios mantecados caseros en Navidad y te quedan tan deliciosos. Y lo mejor de todo es cuando tus invitados los prueban y les explicas que los has preparado tú, vamos que ten por seguro que cada año te los van a pedir, porque como los dulces navideños elaborados en casa no hay nada.

La receta es tan sencilla que te vas a sorprender, tanto que estoy segura que en las fiestas navideñas vas a hacer más de una partida de mantecados porque vuelan.

ingredientes:

  • 400 gr de harina de repostería
  • 100 gr de almendra molida
  • 180 gr de manteca de cerdo a temperatura ambiente
  • 150 gr de azúcar glass
  • 2 cucharadas de canela
  • Almendra laminada y azúcar blanco para decorar

elaboración:

Para empezar recuerda que has de tener la manteca de cerdo a temperatura ambiente, si no te has acordado déjala cerca del radiador pero sin que se llegue a poner líquida.

En un bol pon la harina de repostería tamizada, la almendra molida, el azúcar glass y la canela. Mezcla todos los ingredientes y a continuación añade la manteca de cerdo. Mezcla bien todo de nuevo hasta conseguir una masa homogénea.

Envuelve la masa en papel film y guarda en la nevera durante 1 hora, para que la masa podamos trabajarla mejor después.

Pasado ese tiempo, desenvuelve la masa y con ayuda de un rodillo extiende la masa dándole el grosor deseado. Con un cortador de galletas, ves cortando la masa con la forma de los mantecados y los vas colocando sobre la bandeja de horno, sobre la que habrás puesto papel de horno previamente.

Precalienta el horno a 150º.

Espolvorea por encima de los mantecados el azúcar blanco y las almendras laminadas.

Hornea durante 15 minutos y después dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Ya tienes listos tus mantecados caseros para disfrutar estas navidades.

Si te ha gustado esta receta y quieres preparar otro dulce navideño no te olvides de ver la receta de los nevaditos.

SOPA DE CEBOLLA

SOPA DE CEBOLLA

SOPA DE CEBOLLA

Hoy os enseño a preparar una deliciosa receta tradicional francesa como es la sopa de cebolla. Un plato que os vendrá muy bien a los inicios del invierno o incluso para preparar cualquier día de Navidad.

La sopa de cebolla se servía en la Edad Media y era realmente una comida para pobres, ya que precisaba de pocos ingredientes y reconfortaba en los duros días de invierno de aquella época en la que no existía la calefacción. Unos tantos años después, sobre el siglo XIX este plato se puso de moda en Francia, ya que se servía en el mercado parisino de Les Halles para aquellos que venían de trasnochar.

Hoy en día forma parte de nuestra gastronomía y os aseguro que es un plato que no os va a dejar indiferentes.

Esta receta es mejor si la preparas en dos días, el primer día haces el caldo base y el segundo la sopa de cebolla.

Las cebollas empleadas son cebollas dulces, para que las distingas en el supermercado son cebollas blancas y en la etiqueta lo suele poner. Si no encuentras puedes ponerle otro tipo de cebolla pero le añadirás una cucharadita de azúcar entonces.

Para el agua que le vamos a añadir a la sopa yo he usado un filtro de agua de Tappwater que me asegura un agua limpia de cal e impurezas y con un sabor increíble, además me ayuda a no tener que usar agua embotellada, por lo tanto a ser más sostenible.

ingredientes:

  • 600 gr de cebollas dulces
  • 2 dientes de ajo
  • 1’5 litros de caldo de carne (necesitarás un preparado para carne, sal y agua)
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 30 ml de brandy
  • 70 gr de mantequilla
  • 3 cucharadas de harina de trigo
  • Pan
  • Romero
  • Queso rallado
  • Sal y pimienta negra

elaboración del caldo casero:

Para empezar vamos a preparar el caldo de carne el día anterior. Para ello pondrás en una cazuela grande y honda 2 litros de agua filtrada y el preparado de carne que ya venden en los supermercados donde tendrás verduras frescas como zanahoria, apio, cebolla, etc y además la carne y los huesos en crudo. Pela las verduras, añade una patata sin piel y una pizca de sal y ponlo todo en la cazuela. Deja cocer durante una hora y media, si es necesario puedes ir añadiendo agua a medida que se vaya consumiendo, pero te ha de quedar como resultado el 1’5 litros que necesitas para la sopa.

Si no tienes tiempo de preparar el caldo también puedes comprar uno ya elaborado, pero si lo haces tú siempre te asegurarás un mejor sabor.

Una vez acabado el tiempo del caldo, déjalo enfriar para que la parte grasa se vaya arriba de la cazuela, yo generalmente lo dejo hasta el día siguiente.

Puedes retirar la carne y hacer croquetas  o desmigarla y guardarla para acompañar a la sopa.

elaboración de la sopa de cebolla:

Ahora empezamos la receta de la sopa de cebolla, así que pela la cebolla y córtala en juliana. También pela los ajos y córtalos a rodajas. En una cazuela grande, calienta el aceite y añade la mantequilla, deja que se deshaga la mantequilla con el calor y en ese punto añade la cebolla y el ajo. Remueve bien todo y añade la sal y la pimienta, esto hará que la cebolla sude y suelte su agua y por lo tanto conseguiremos que quede más blandita.

Remueve bien todo porque es muy importante que no se te pegue la cebolla ni te coja color, por lo que el fuego ha de estar muy suave. Este paso dura unos 20 minutos, removiendo de tanto en tanto, si no has usado cebollas dulces ahora puedes añadir el azúcar.

Añade la harina a la cazuela y remueve bien con todos los ingredientes, deja un para de minutos que se integre. Agrega el brandy (si no tienes puedes ponerle coñac o incluso vino blanco) deja que evapore el alcohol un par de minutos.

En este punto ya es el momento de añadir nuestro caldo de carne que tenemos reservado, acuérdate de quitarle todas las grasas de la parte superior. Salpimenta y deja que llegue a ebullición. En ese punto baja el fuego y deja que termine su cocción a fuego suave.

Mientras corta unas rebanadas de pan y tuéstalos, después parte un ajo por la mitad y restrega el ajo por el pan. Añade el queso por encima y corta un poco de romero fresco.

En el momento de servir pon la sopa en las soperas o cuencos, añade por encima un poco de queso rallado y encima el pan que tenemos preparado. Gratina en el horno a 210º durante 6 minutos o hasta que veas que el queso del pan se ha derretido. Sirve inmediatamente y a disfrutar.

¡Bon voyage!

filtro tapp water para la sopa de cebolla
filtro tapp water para la sopa de cebolla
CREMA DE ROQUEFORT Y PERAS

CREMA DE ROQUEFORT Y PERAS

CREMA DE ROQUEFORT Y PERAS

Esta receta de crema de roquefort y peras es el aperitivo ideal para preparar en las fiestas de Navidad, ya que tiene el frescor que le aporta la pera y la suavidad de la crema de roquefort, además queda muy bonita la presentación. La elaboración es tan sencilla que no necesitarás de muchos trucos ni aparatos para hacerlo y además son pocos los ingredientes que lleva.

Así que anímate a prepararla sobretodo si te gustan sus ingredientes principales, y si no te gustan ya sabes que puedes sustituirlos por otro similar, por ejemplo si el roquefort no te gusta busca un queso manchego o incluso un queso brie que le aportará más suavidad aún. Lo mismo te digo con la pera, si no te gusta puedes cambiarlo por manzana, melón (en verano) o incluso con los caquis persimon.

INGREDIENTES:

  • 2 peras
  • 150 gr de roquefort
  • 180 gr de queso ricotta
  • 200 ml de nata líquida para cocinar
  • Nueces

elaboración:

Para empezar pela una pera y córtala en daditos, un truquito para que no se ponga negra la pera es pasar los daditos por un poco de zumo de limón. Reparte los daditos en el fondo de los vasos de cristal donde vayas a servir el aperitivo.

Pon 120 gr del queso roquefort, el queso ricotta y la nata líquida en un vaso de la túrmix y tritura hasta que quede una crema homogénea. Reparte la crema por los vasitos.

Lava la otra pera y córtala a rodajas finas y después por la mitad, decora cada vasito con tres rodajas de pera. Corta el resto del queso roquefort en dados pequeños y también pica las nueces, decora los vasitos con todo ello.

Guarda en la nevera hasta la hora de servirlo y saca del frigorífico quince minutos antes para que pierda un poco el frío.

Si te ha gustado este aperitivo navideño no puedes perderte pulpo con parmentier 

NEVADITOS

NEVADITOS

NEVADITOS

Los nevaditos es uno de los dulces tradicionales de Navidad, la receta no tiene ningún misterio y la puedes preparar en casa de una manera muy sencilla. Además no tiene muchos ingredientes, así que es mejor poder hacerlos tú en casa que comprarlos hechos.

Yo los he preparado con manteca de cerdo que es como se hacen tradicionalmente pero si no tienes manteca o quieres hacerlos un poco más saludables puedes sustituir los 250 gr de manteca por 250 ml de aceite de oliva.

ingredientes:

  • 425 gr de harina de repostería
  • 170 gr de manteca de cerdo a temperatura ambiente
  • 70 ml de vino blanco
  • 70 ml de zumo de naranja
  • 1 sobre de levadura
  • 30 gr de azúcar blanco
  • La ralladura de media naranja
  • Azúcar glass

elaboración de los nevaditos:

Para empezar con la receta en un bol mezcla la harina con la manteca de cerdo a temperatura ambiente, el vino, el zumo de naranja, el sobre de levadura, el azúcar blanco y la ralladura de la naranja. Solo has de reservar el azúcar glass para el final de la receta.

Mezcla bien todos los ingredientes hasta que te quede una masa compacta y homogénea.  Envuelve la masa en papel fllm y guarda en la nevera durante 4 horas mínimo, de esta manera la masa se quedará dura.

Pasado el tiempo de reposo, saca la masa de la nevera y precalienta el horno a 200º.

Engrasa la superficie de trabajo, estira la masa con ayuda de un rodillo hasta que te quede del grosor de un dedo. Corta la masa con ayuda de un cortador de galletas, dándoles la forma deseada.

Pon papel sulfurizado sobre la bandeja de horno y pon los nevaditos encima. Hornea durante 20 minutos a 200º. Finalizado el tiempo y cuando los nevaditos estén todavía templados, tamizar por encima azúcar glass y dejar que acaben de enfriar antes de servir.

Si te ha gustado esta receta y quieres hacer los clásicos mantecados de Na.vidad no te pierdas la receta aquí.

 

CALDO DE PESCADO

CALDO DE PESCADO

CALDO DE PESCADO

Hoy os enseño a preparar un delicioso y fácil caldo de pescado, es ideal para fiestas de Navidad, para el invierno o para añadir a las paellas de marisco. En verano suelo prepararlo para los arroces o para los fondos de los platos, para ello una vez que lo tengo listo y frío lo meto en un tupper y lo congelo, así cuando tengo que preparar un arroz ya tengo el caldo listo y me ahorro ese paso.

Ingredientes:

  • 500 gr de pescado de roca
  • 1 litro de agua
  • 100 gr de zanahoria
  • 100 gr de cebolla
  • 1 ajo
  • 200 gr de tomate
  • Aceite de oliva
  • Laurel
  • Pimienta
  • Sal

elaboración:

Para empezar limpia el pescado, extrae las tripas y pásalo por agua para quitarle los restos.

Pela la zanahoria, la cebolla y el ajo y trocea todas las verduras en dados, puedes ayudarte de un robot de cocina.

Ahora vamos a preparar el sofrito, para ello pon aceite en una olla y añade el ajo y la cebolla, deja que se doren un poco y cuando la cebolla cambie de color, añade la zanahoria y el tomate. Deja que poche todo el conjunto a fuego bajo durante 10 minutos.

Añade el pescado, el litro de agua, la sal, una hoja de laurel y una pizca de pimienta.

Deja que cueza todo el conjunto 15 minutos, si sale espuma del caldo la vas retirando con una espumadera.

Finalizado el tiempo retira del fuego y prepara una sopera, cuela el caldo con un chino. Si quieres puedes añadirle trozos de la carne de pescado que has usado, pero retira todas las espinas.

Ya tienes listo tu caldo de pescado, en este punto puedes añadirle arroz o fideos de sopa o guardarlo para hacer otras recetas como este arroz con vieiras o estas deliciosas almejas a la marinera.

 

ALMEJAS A LA MARINERA

ALMEJAS A LA MARINERA

ALMEJAS A LA MARINERA

Hoy os enseño a preparar una clásica receta en casa con almejas a la marinera. No sabría decirte cuantos años hace que la preparo pero sí, que es uno de los aperitivos más resultones que hay, ya que la receta es muy fácil de preparar y no necesitas muchos ingredientes.

Es importante que cuando compres las almejas las pongas en agua y sal durante por lo menos un día, yo suelo dejarlas un par de días, cambiando el agua por lo menos dos veces al día. Nos interesa que toda la tierra que pueda tener la almeja la vaya soltando.

Yo suelo usar almejas grandes porque me gustan mucho, pero esta misma receta puedes usarla para cualquier otro molusco.

ingredientes:

  • Almejas
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla grande
  • Perejil
  • 1 cucharada de pan rallado
  • Aceite
  • 1 copa de vino blanco
  • Zumo de medio limón
  • Caldo de pescado (opcional)

elaboracióN:

Para empezar limpia las almejas entrechocándolas entre sí para que suelten lo que pueda quedar de arena.

Pon en una sartén con medio vaso de agua las almejas y deja que se abran a fuego vivo. A medida que se vayan abriendo, trasládalas a una cazuela de barro. Vierte encima el líquido que han soltado durante la cocción, colándolo para que no caigan impurezas.

En otra sartén echar dos o tres cucharadas de aceite. Rallar la cebolla y cortar el ajo a daditos. Añadirlos a la sartén y dejar que se pochen. Cuando ya cambien de color, añadir el perejil muy picado.

Incorpora una cucharadas de pan rallado, remueve y deja que se tuesten ligeramente.

Añade la copa de vino blanco junto con el zumo de medio limón, dar un ligero hervor y añadir un poco de agua o de caldo de pescado si es necesario, o si ves que queda muy espesa la salsa.

Finalmente vierte la salsa sobre las almejas, deja que hierva todo el conjunto y si es necesario añade un poco más de caldo.

Ya tienes tu plato de almejas a la marinera preparado, puedes añadirle por encima un poco de perejil picado.

Si quieres más recetas para preparar un rico aperitivo no te pierdas las cigalitas encebolladas y el buey de mar gratinado

CIGALAS CON CEBOLLA Y BRANDY

CIGALAS CON CEBOLLA Y BRANDY

CIGALAS CON CEBOLLA Y BRANDY

Esta receta de cigalas con cebolla y brandy es una receta tradicional que se hace en casa desde que yo tengo conocimiento. Mi madre por eso solía usar gambas, pero yo lo he variado por unas cigalas pequeñas que he visto en el mercado y que te hacen tocar el cielo.

El brandy le da un sabor muy especial, pero además como la cebolla la caramelizamos, conseguimos darle una redondez al plato, que tu paladar lo va a disfrutar.

ingredientes:

  • 1/2 quilo de cigalas pequeñas
  • 80 ml de brandy Terry Centenario
  • 2 cebollas grandes
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • Sal

elaboración:

Para empezar pela la cebolla y con ayuda de una mandolina haz láminas muy finas de cebolla, yo la pongo en el número 4. Si no tienes mandolina, usa un cuchillo afilado y ha láminas finas.

Pon una sartén al fuego con un buen chorro de aceite, añade la cebolla y deja que se poche poco a poco, no pongas el fuego muy fuerte para que no se queme. En este punto puedes dejar que se caramelice la cebolla en sus propios azúcares, puedes incluso ayudarte de una cucharita de bicarbonato para ayudar al proceso, pero yo lo que hago es ponerle azúcar moreno, para que al deshacerse el azúcar ayude a caramelizar la cebolla y además le de color oscuro a la cebolla. Si no quieres que le de color también puedes usar azúcar blanco.

Cuando el azúcar quede totalmente integrado, añade el brandy y deja que se evapore el alcohol, moviendo de tanto en tanto.

Finalmente añade las cigalas y un poco de sal. Deja que se mezclen todos los sabores y se impregnen bien las cigalas del sabor de la cebolla y el azúcar.

Ya tienes tus cigalas con cebolla y brandy listo para consumir. Mejor servir caliente y si te gusta el pan, va ideal para la salsita que queda.

Si te ha gustado esta receta y quieres probar alguna más de marisco no te pierdas estas navajas con vinagreta.

 

CREMA DE SETAS, AVELLANAS Y VIEIRAS

CREMA DE SETAS, AVELLANAS Y VIEIRAS

CREMA DE SETAS, AVELLANAS Y VIEIRAS

Qué ganas tenía de hacer esta crema de setas, avellanas y vieiras, y es que le tenía echado el ojo a la receta desde hace un tiempo pero nunca veía el momento de prepararla. Hoy justamente celebro mi santo, así que he decidido que era un buen día para hacerla. El resultado me ha encantado, así que no hay mejor manera de que una celebración salga bien.

Puedes hacer este plato también como entrante de navidad, en vasitos pequeños o si quieres hacerlo como un primer plato. Con esta receta tienes para hacer cuatro copas como las de la foto y si lo pones en vasos más pequeños tendrás más raciones.

Si te gusta esta combinación de ingredientes, en la web también tengo una receta de vieiras con shiitake y jamón ibérico que te va a gustar.

ingredientes:

  • 450 gramos de setas variadas (puedes comprarlas congeladas)
  • 500 ml de caldo de verduras
  • 1 cebolla
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 40 gramos de avellanas tostadas
  • tomillo
  • pimienta negra
  • 2 vieiras por comensal
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • Cebollino y sésamo para decorar

Elaboración

Para empezar en una cacerola pon un chorrito de aceite, pela y corta la cebolla en daditos y rehoga. Cuando comience a transparentar, añade las setas, salpimenta y deja que reduzca todo el agua. Cuando veas que se queda casi sin líquido, añade el vino blanco y deja que reduzca y se evapore el alcohol.

Incorpora el caldo junto con el tomillo y las avellanas, lleva a ebullición. Deja cocer diez minutos, retira la cacerola del fuego y tritura hasta obtener una crema fina y sedosa.

Pon la crema en los vasos que vayas a presentar, puedes ayudarte de una manga pastelera si es necesario.

En una sartén pon un poco de aceite y saltea las vieiras, la cantidad son dos por comensal pero si te gusta puedes poner más. Gíralas para que se hagan por todos los lados y pon un par en cada vaso.

Finaliza la decoración con cebollino picado y algo de sésamo, por encima un fino chorrito de aceite de oliva virgen extra en crudo.

Ya lo tienes listo para servir, procura que no se enfríe.

BOGAVANTE CON ALMEJAS

BOGAVANTE CON ALMEJAS

BOGAVANTE CON ALMEJAS

Esta receta de bogavante con almejas es ideal para preparar cuando tienes invitados o para las fiestas Navideñas. Es una receta muy fácil de preparar y quedas muy bien, ya que el plato es muy gourmet y además es bajo en calorias.

Lo puedes poner de primer plato o de segundo, todo depende del menú que elabores.

ingredientes:

  • 2 bogavantes crudos
  • 250 gr de almejas grandes
  • 1/2 cebolla y tres dientes de ajo
  • 1 cucharada de harina normal
  • 1 copa de whisky
  • 3 hojas de laurel para la cocción del bogavante
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla
  • Pimienta negra y sal
  • Perejil fresco picado

elaboración:

Para empezar cuando compres las almejas, ponlas en agua y sal, nos interesa que escupan toda la arena que puedan tener dentro. Yo las suelo dejar 24 horas y les cambio un par de veces el agua, así me aseguro de que quedan bien limpias.

Al día siguiente lamina los ajos y la cebolla córtala en daditos. Lava los bogavantes y ponlos en una cacerola grande con agua, sal y las tres hojas de laurel. Ponlos a fuego fuerte a hervir durante 15 minutos. Una vez hervidos, retira del agua para que no sigan cociendo, córtalos por la mitad a lo largo, para ello, justo donde acaba la cabeza pon la punta del cuchillo y corta en vertical hacia la cola, luego gira el bogavante y corta del final de la cabeza hasta la punta. El agua de la cocción no la tires ya que la usaremos luego.

Calienta en una sartén un chorrito de aceite y un dado de mantequilla. Una vez caliente y deshecha la mantequilla, añade los ajos y la cebolla, saltea hasta que veas que la cebolla ha cambiado de color, es muy importante que no se te quemen los ajos. Añade la harina y remueve todo para que la harina se vaya cociendo y no quede cruda. Añade las almejas y remueve todo el conjunto.

Agrega la copita de whisky y deja que se vaya evaporando el alcohol, una vez evaporado añade los bogavantes y medio vasito del caldo de bogavante. Deja cocer durante 5 minutos a fuego medio,  salpimenta todo el conjunto, pica unas hojas de perejil y añade a la sartén. Una vez finalizado el tiempo ya lo tienes listo, para presentarlo pon en un plato medio bogavante y unas almejas, rocía todo el conjunto con la salsa verde.

Si te gustan las recetas con bogavantes no puedes perderte el arroz de bogavante que queda también espectacular

 

ROLLITOS DE CONFIT DE PATO Y MANZANA

ROLLITOS DE CONFIT DE PATO Y MANZANA

ROLLITOS DE CONFIT DE PATO Y MANZANA

Estos rollitos de confit de pato y manzana son ideales para hacerlos en cualquier momento del año, pero especialmente si los hacemos en Navidad estoy segura que vas a sorprender a tus invitados.

Son muy fáciles de preparar pero además puedes hacerlos con antelación y después solo darle un pequeño toque de calor en el microondas antes de servirlos.

ingredientes:

  • 1 confit de pato
  • 1 manzana
  • 1/2 cebolla
  • 40 gr de foie micuit
  • Nata de cocinar
  • Un paquete de láminas de masa filo
  • Sésamo dorado o semillas de amapola
  • Orégano
  • 1 huevo batido

elaboración:

Para empezar corta la cebolla en dados y en una sartén con un poquito de aceite deja que se dore poco a poco. Mientras limpia el pato, quítale la piel y la grasa y corta a dados pequeños la carne. Pela la manzana y córtala a dados también muy pequeños.

Cuando la cebolla quede dorada, añade la manzana y el el pato. Deja que se dore todo el conjunto, añade el foie micuit y deja que se deshaga con todo el conjunto. Retirar del fuego y poner en un colador para deshacernos de toda la grasa que no queremos. Vuelve a ponerlo al fuego y añade un poco de nata de cocinar para que se ligue toda la masa. Reserva.

Bate el huevo y pinta una de las hojas de masa filo, pega encima otra lámina. Dobla la masa por la mitad  para que te quede un rectángulo y corta en tres piezas. El proceso con la masa filo lo has de hacer rápido ya que es una masa que se seca rápidamente y se rompe.

Pon en uno de los lados de la masa filo un cordón de relleno y enrolla sobre sí misma hasta obtener una especie de canelón.

Cierra el canelón con ayuda del huevo batido y pincela por encima toda la masa. Espolvorea por encima un poco de sésamo negro y el orégano.

Calienta el horno a 180º y hornea durante 20 minutos o hasta que veas que la masa queda dorada.

Ya están listos para servir y disfrutar de este fácil y rico aperitivo.

Si buscas más aperitivos para Navidad no te pierdas la espuma de patata violeta con vieiras 

ÁRBOL DE NAVIDAD DE NUTELLA

ÁRBOL DE NAVIDAD DE NUTELLA

ÁRBOL DE NAVIDAD DE NUTELLA

Si has de preparar un postre sencillo y rápido para estas fiestas de Navidad o lo has de llevar a casa de alguien, este árbol de Navidad de Nutella es tu solución. No es solo un postre vistoso, sino que además gusta a todo el mundo, mayores y niños y repararlo es bien sencillo ¿se puede pedir más? Pues además deciros que solo tiene 3 ingredientes, así que no hay excusa para no prepararlo.

ingredientes:

  • 2 láminas de hojaldre
  • Nutella
  • 1 huevo batido

elaboración:

Para empezar extiende una de las láminas de hojaldre, cubre con Nutella toda la masa dejando el grosor de un dedo en horizontal sin la crema de chocolate. Cubre la masa con la otra masa de hojaldre, procura que te queden bien una sobre otra, pero si te sobra por los lados no te preocupes.

Dibuja con ayuda de un cuchillo la forma de un árbol de navidad con el tronco, osea un triángulo y debajo un rectángulo vertical. Guarda la masa restante.

Una vez que tienes la forma del árbol, has de dibujar en vertical lo que sería el tronco del árbol para ello coge de referencia el grosor del tronco del árbol hasta el otro extremo, solo has de marcarlo, no cortarlo. Ahora desde esas líneas que has realizado has de cortar la masa haciendo las ramas del árbol, para ello has de cortar desde el centro hasta la punta del árbol en horizontal, más o menos de un dedo de grosor, desde abajo, hasta casi la punta, dejando un espacio para poderle poner la estrella al árbol. Si no ves claro el proceso mira este vídeo: ÁRBOL DE NAVIDAD DE NUTELLA

A continuación coge el extremo de cada rama y gira sobre sí misma, haciendo que quede una especie de tirabuzón. Con la masa restante puedes hacer estrellas de navidad y engancharlas en el árbol.

Bate el huevo y pinta todo el árbol con él, ayúdate de un pincel para hacerlo. Pon el árbol sobre una bandeja de horno y papel sulfurizado. Hornea a 180 grados durante 20 minutos.

Si quieres puedes ponerle por encima un poco de azúcar glass para simular la nieve y ya tienes tu árbol listo.

ROSCÓN DE REYES CON CREMA DE TURRÓN JIJONA

ROSCÓN DE REYES CON CREMA DE TURRÓN JIJONA

ROSCÓN DE REYES CON CREMA DE TURRÓN JIJONA

Si buscas una receta de roscón de Reyes que te quede bien a la primera y además deliciosa, no puedes perderte este ROSCÓN DE REYES CON CREMA DE TURRÓN JIJONA. Es una buena manera de aprovechar esos turrones que quedan pasadas las Navidades y que sabes que se te van a quedar en la bandeja de dulces días y días. Si no te han sobrado trozos de turrón también puedes hacerlo con crema pastelera, en ese caso pincha aquí.

Generalmente el roscón de reyes lo suelo preparar en dos días porque así dejo reposar la masa  toda la noche, pero si no tienes tiempo y lo empiezas a hacer a primera hora de la mañana y con ayuda de un poco de calor como la calefacción de casa, también te queda muy bien.

INGREDIENTES PARA el prefermento:

  • 50 gr de Leche
  • 20 gr levadura fresca
  • 50 gr harina de fuerza

INGREDIENTES PARA EL ROSCÓN:

  • 290 gr de harina de fuerza
  • Ralladura de ½ naranja y de ½ limón
  • 1 cucharadita de café de canela en polvo
  • 90 gr Azúcar
  • 50 gr Leche
  • 8 gr Agua de azahar
  • 2 Huevos talla L
  • 1 pizca de Sal
  • El prefermento
  • 65 gr de mantequilla a temperatura ambiente

INGREDIENTES PARA LA CREMA PASTELERA de turrón:

  • 500 ml de leche
  • 3 yemas de huevos
  • 40 gr de maicena
  • 100 gr de azúcar
  • 25 gr de mantequilla
  • 1 ramita de canela en rama
  • La piel de 1/2 limón y la piel de 1/2 naranja
  • 150 gr de turrón de Jijona

ELABORACIÓN DEl prefermento:

Primero hemos de elaborar el prefermento, para ello lo haremos el día anterior y lo dejaremos reposar toda la noche. Mezcla en un bol la leche leche tibia, añade la levadura desmenuzada y la harina. Mezcla todo bien con ayuda de una espátula y deja reposar tapando con film transparente hasta el día siguiente.

ELABORACIÓN DE LA CREMA de turrón:

Para empezar lava y pela la mitad de un limón y la mitad de una naranja. En un cazo pon 250 ml de leche menos un vaso que utilizaremos después, la piel de los cítricos y la ramita de la canela. Cuando empiece a hervir apaga el fuego y reserva, tapa el cazo para dejar que infusione 5 minutos. Mientras desmiga el turrón de jijona. Bate las yemas de los huevos junto con el azúcar y reserva. Deshaz la maicena en el vaso de leche que teníamos reservado.

Ahora ya puedes colar la leche infusionada, retira las pieles y la canela.

Vuelve a poner la leche en el cazo, añade el turrón de jijona y el vaso con la maicena. Pon todo a fuego medio y remueve con una cuchara de madera hasta que espese, vigilando que no se peque. Cuando veas que empieza a espesar retira del fuego y sigue moviendo hasta que veas que ha quedado la textura deseada, ha de quedar como una crema ni muy clara ni muy densa.

Finalmente fuera del fuego añade la mantequilla y remueve hasta que quede bien integrada. Deja enfriar la crema en una fuente y cubre con film transparente. El film ha de tocar la crema evitando que el aire entre dentro ya que nos formaría una costra. Puedes dejar enfriar en la nevera hasta su uso.

ELABORACIÓN DEL ROSCÓN:

Al día siguiente, en un robot de cocina o una túrmix, pon la ralladura de los cítricos, la canela y el azúcar. Pulveriza hasta que nos quede la piel del limón y naranja bien pequeña. Añade la leche, la sal, los huevos y el agua de azahar. Mezcla todo bien y a continuación añade el prefermento y la harina. Mezcla todo bien, hasta que quede todo integrado y una masa elástica.

Incorpora la mantequilla en pequeños dados y mezcla de nuevo, verás que se vuelve una masa bastante pegajosa. Si te cuesta trabajar la masa, humedécete las manos con aceite. Tapa con un trapo la masa y déjala reposar durante 30 minutos.

Pasado el tiempo, amasa de nuevo y deja reposar otros 30 minutos.

Engrasa un aro de emplatar y un molde redondo para bizcochos con un spray antiadherente o con aceite. Pon la masa alrededor del aro de emplatar en forma de rosco y de forma uniforme. No te olvides de poner por debajo de la masa, el haba y el rey, envuélvelos en papel de plata.

Mete en el horno a temperatura de 40º, tapado con un trapo y deja que crezca durante una hora. Pasado ese tiempo verás que tu roscón ha crecido el doble, ahora pincela con huevo batido y decora. Yo le he puesto trocitos de fruta confitada, láminas y crocanti de almendras y azúcar granulado.

roscón de reyes con turrón jijona:

Hornea a 180º durante 25 minutos y cuando lleve unos 15 minutos, tapa con papel de aluminio para que no se queme.

Cuando finalice de hornearse, dejar enfriar sobre una rejilla, corta en horizontal y rellena con la crema pastelera de turrón jijona.

Y ahora solo queda disfrutar y a presumir en familia de este rico roscón, ¿a quién le tocará el haba?

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]