TORTILLA DE ESPINACAS CON JAMÓN Y QUESO

TORTILLA DE ESPINACAS CON JAMÓN Y QUESO

TORTILLA DE ESPINACAS CON JAMÓN Y QUESO

Una de las tortillas que más triunfan en casa es esta TORTILLA DE ESPINACAS CON JAMÓN Y QUESO , ya que los ingredientes quedan muy bien acompañados y tiene un sabor espectacular.

Sobre esta receta puedes hacer tu propia versión ya que puedes sustituir el jamón por pavo o jamón cocido, también  cambiar el queso brie por un queso azul u otro tipo de queso que te guste.

Es una receta ideal para consumir caliente porque el queso queda más derretido, pero sino también la puedes consumir fría para un picnic o aperitivo.

 ingredientes:

  • 500 gr de espinacas frescas
  • 6 huevos
  • 100 gr de jamón picado
  • 1 cebolla grande
  • 180 gr de queso brie
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

ELABORACIÓN: 

Lava las espinacas en un colador, escúrrelas y pícalas.

Pela y corta a láminas la cebolla con ayuda de una mandolina.

En una cacerola pon un chorrito de aceite y añade la cebolla con una pizca de sal, déjala que se poche a fuego lento y que suelte toda el agua.

Cuando la cebolla ya este dorada, añade las espinacas por tandas y deja que se cocinen añadiendo sal y pimienta.

Cuando veas que las espinacas se han reducido añade el jamón picado. Deja que cueza un poco todo el conjunto y después ponlo en un escurridor para que suelte toda el agua que no nos interesa.

Retira la costra del queso brie y córtalo a dados.

Bate los huevos con un poco de sal y pimienta. A continuación añade la mezcla de espinacas a los huevos y remueve para que todo el conjunto se integre bien. Añade los dados de queso brie y vuelve a remover para que todo se impregne del huevo.

En nuestra sartén Jata pondremos un chorrito de aceite y la pondremos a calentar.

Cuaja la tortilla durante 4 minutos a fuego bajo, después dale la vuelta con ayuda de un plato y deja cuajar unos 2 o 3 minutos más, dependiendo de cómo te guste de cuajada.

Sírvela caliente acompañada de unas lonchas de jamón.

Si te ha gustado esta tortilla no te pierdas la tortilla de bacalao

 

SETAS PORTOBELLO CON JAMÓN Y PISTACHOS

SETAS PORTOBELLO CON JAMÓN Y PISTACHOS

SETAS PORTOBELLO CON JAMÓN Y PISTACHOS

Hoy vamos preparar un delicioso plato de setas portobello con jamón y pistachos que queda espectacular y es muy sencillo de preparar.

En esta receta yo uso setas portobello pero si no os gusta o no encontráis podéis usar otro tipo de setas, tipo champiñones o rovellones (níscalos).

Puedes hacer esta receta para acompañar a un plato de pescado o de carne o como plato único también es maravilloso.

ingredientes:

  • 500 gr de setas portobello
  • 100 gr de pistachos
  • 80 gr de jamón ibérico en lonchas
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 2 ramas de romero fresco
  • Pipas de calabaza fritas.
  • Zumo de 1 limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

elaboración:

Para empezar lava las setas y pártelas en cuarto partes, reserva.

Pela la cebolla y córtala a finas rodajas (puedes ayudarte de una mandolina para que todos los cortes queden iguales) después reserva.

Precalienta el horno a 220º C y pon en una bandeja una hoja de papel sulfurizado. Pon encima los champiñones y la cebolla cortada.

En otra bandeja de horno pon otra hoja de papel sulfurizado y pon encima las lonchas de jamón.

Introduce las dos bandejas en el horno y hornea unos 25 minutos.

Mientras pela los ajos y retira el germen de su interior. Pícalos finamente y ponlos en un bol junto con un poco de sal, el romero picado, aceite de oliva y el zumo del medio limón. Mezcla bien todo el conjunto y abre el horno y añade esta mezcla por encima de la cebolla y los champiñones.

A los diez minutos mira el jamón y comprueba si han quedado las lonchas crujientes, si es así retíralas del horno, sino déjalas unos minutos más.

Mientras en una picadora pica los pistachos sin cáscara y reserva.

Cuando tengas listas las lonchas de jamón, ponlas en una picadora y tritura también (puedes reservar alguna loncha sin triturar para añadirla a la bandeja después, como ves en la foto).

Pica también las hojas del perejil.

Finalmente saca las verduras del horno, ponlas en una bandeja junto con las lonchas de jamón si has reservado alguna. Espolvorea por encima el polvo de jamón y pistacho. Añade las pipas de calabaza y el perejil picado, riega por encima con los jugos que han quedado en la bandeja de las verduras.

Sirve el plato caliente y a disfrutar.

JUDÍAS VERDES CON IBÉRICO Y LANGOSTINOS

JUDÍAS VERDES CON IBÉRICO Y LANGOSTINOS

JUDÍAS VERDES CON IBÉRICO Y LANGOSTINOS

Esta receta de judías verdes con ibérico y langostinos llevo haciéndola muchos años, desde que la ví en el libro de Jordi Cruz. Es un plato lleno de mucho sabor, texturas y colores, así que no te dejes engañar por la sencillez de su exterior. Te aseguro que te va a encantar y te pasará como a mí, lo harás muchas más veces.

Esta receta es para 4 personas.

ingredientes:

  • 800 gr judías peronas
  • 80 gr de beicon
  • 1 l agua
  • 50 ml coñac
  • 8 langostinos
  • 1 cebolla grande
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Jamón ibérico de calidad
  • Hojas pequeñas de ensalada
  • Aceite
  • Sésamo y amapola
  • Tomates cherry

elaboración:

Para empezar retira los extremos de las judías y córtalas en juliana fina. Hierve el agua con una pizca de sal. Cuando esté hirviendo, introduce las judías y deja cocer 3 minutos, después enfríalas en agua con hielo para que no pierdan color.

Pela los langostinos, córtalos en dados.

Pica la cebolla y dórala en una sartén con un poco de aceite. Corta el beicon en dados y cuando la cebolla esté blanquecina, añade el beicon y saltea hasta que quede dorado.

Incorpora los langostinos y ael coñac y deja que se reduzca el alcohol.

Añade las judías y saltea unos minutos más. Agrega unas cucharadas del agua de la cocción de las judías y deja guisar unos minutos, rectifica de sal y pimienta.

Unta con unas gotas de aceite el interior de unos moldes de acero. Forra con las láminas finas de jamón ibérico el fondo del molde, así como los laterales. Deja que asome el ibérico unos 2 cms por la altura fuera del molde, para poder cerrarlo después de rellenarlo.

Rellena los moldes de ibérico con el salteado de judías, apretar ligeramente con ayuda de una cuchara y cierra con el sobrante del jamón ibérico .

Retira el molde con cuidado de que no se te desmonte y pon encima unos brotes de lechuga y medio tomate cherry cortado en dos. Finalmente decora con sésamo y amapola y unas gotas de aceite.

Encuentra otra receta de Jordi Cruz con estos rigatoni con pesto de calabacín

ENSALADA TIBIA DE LENTEJAS

ENSALADA TIBIA DE LENTEJAS

ENSALADA TIBIA DE LENTEJAS

Hoy vamos a llenarnos de vitaminas con esta ensalada tibia de lentejas con huevo escalfado y jamón. Es una ensalada que puedes hacer tanto en verano como en invierno ya que es una ensalada que puedes tomar tibia.

Las lentejas puedes cocerlas previamente o comprarlas ya cocidas. Si no te gustan las lentejas puedes cambiarlas por cualquier otra legumbre.

Con esta receta puedes hacer la receta para dos personas, si sois más puedes duplicar las cantidades.

ingredientes:

  • Brotes de lechugas
  • 2 tomates
  • 1 bote de lentejas cocidas
  • 1/2 aguacate
  • 1/4 de cebolla
  • 1 huevo por comensal
  • 2 lonchas de jamón por cada comensal
  • Maíz dulce
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

elaboración:

Pon las lonchas de jamón sobre papel de cocina y seca en el microondas un minuto, verás que se vuelve crujiente, reserva.

Pon a hervir un cazo con agua y prepara un bol con agua fría y hielo. Añade los tomate y deja cocer 12 segundos, después retira y refresca en el agua fría. Pela los tomates, ábrelos por la mitad y retira las pepitas de su interior, después córtalos a dados.

Corta el aguacate y la cebolla en daditos.

Ahora vamos a preparar el huevo poché. Pon un cazo con agua a calentar hasta que llegue a ebullición, mientras preparamos el saquito donde irá el huevo. Para ello utiliza un vaso o cuenco pequeño, corta un trozo de papel film un poco más grande que el cuenco, que sobresalga por los lados y que nos permita atarlo después. Engrasa el film con aceite de oliva, colócalo cubriendo el cuenco, vuelca el huevo en el interior y salpimenta. Junta las puntas del plástico de tal manera que te quede un saquito, ata con un cordel o pinza e introdúcelos en el cazo con agua hirviendo. Cuece 4 minutos, retira el saquito del agua con ayuda de unas pinzas y retira el plástico con cuidado de no quemarte.

En un bol mezcla los brotes de lechuga, el aguacate, el tomate, el maíz, la cebolla y las lentejas, aliña con sal y pimienta.  Pon encima el huevo escalfado y acompaña del crujiente de jamón.

Si te han sobrado lentejas puedes hacer una crema de lentejas con foie

CROISSANTS DE QUESO Y JAMÓN

CROISSANTS DE QUESO Y JAMÓN

CROISSANTS DE QUESO Y JAMÓN

¿Tienes ganas de un buen desayuno? Pues a preparar todos estos croissants de queso y jamón que te van a quitar el sentido.

Para hacer croissants hay dos maneras, elaborando tú el hojaldre como te explico aquí o de la manera rápida y socorrida para días que no tienes tiempo de nada y comprarte una masa de hojaldre refrigerada. Para algunos hacerlo con este tipo de masa debe de ser un pecado capital, pero que queréis que os diga, a mi me arregla más de un descosido.

Sin enrollarme mucho más y hablando de la receta, yo los he rellenado de 5 clases de queso rallado y un jamón, pero puedes rellenarlo de lo que quieras, incluso variar los tipos de queso.

Puedes consumirlos tanto para el desayuno como para la merienda y si quieres la versión dulce solo has de cambiar el relleno por una crema de cacao, mermelada o fruta confitada.

INGREDIENTES:

  • 1 lámina de masa de hojaldre redonda
  • Queso rallado de diferentes sabores
  • Jamón en dulce o salado
  • 1 huevo
  • Orégano
  • Semillas de sésamo y amapola

elaboración:

Para empezar estira la masa de hojaldre y con un cortador de pizza, ves cortando en triángulos la masa, igual que si cortaras una pizza. La cantidad de triángulos dependerá del tamaño que quieras los croissants.

Enrolla las láminas de jamón sobre un montoncito de queso rallado. Rellena la parte más ancha de los triángulos con el rollito de jamón. Cierra el croissant enrollando de la parte más ancha a la más estrecha, y después enrolla los piquitos de los lados dándole la forma de los cuernos del croissant.

Colócalos sobre papel sulfurizado en una bandeja de horno y precalienta el horno a 180ºC.

Bate el huevo y con ayuda de un pincel, pinta los croissants por encima. Añade por encima, orégano y las semillas de sésamo y amapola.

Hornea durante 20 – 25 minutos según la información que te ponga el fabricante.  Ten en cuenta poner la bandeja los últimos minutos en la parte más baja del horno, así se harán bien por abajo (al estar rellenos el calor no se reparte igual y la masa de abajo del croissant te puede quedar cruda).

Finalmente saca del horno, espera que se enfríen y ya los tendrás listos.

PATATAS RELLENAS DE MAÍZ

PATATAS RELLENAS DE MAÍZ

PATATAS RELLENAS DE MAÍZ

No me diréis que estas patatas rellenas de maíz, queso y jamón no son una tentación. Recién sacadas del horno cuando el queso todavía está fundido, se va a convertir en uno de los mejores momentos de tu comida.

La receta es muy básica y además te animo a que prepares tu propia versión, añadiendo o modificando los ingredientes a tu gusto, como por ejemplo con setas, sobrasada, espárragos…

Lo importante es coger buenas patatas y que sean más o menos del mismo tamaño. Puedes ponerlas como plato único o acompañando a un plato de carne o pescado.

Si te gustan estas patatas no te pierdas las patatas rellenas de brandada de bacalao.

INGREDIENTES:

  • 2 o 3 patatas por comensal dependiendo del tamaño
  • 1 bote de maíz dulce
  • Queso rallado de varias variedades
  • 4 láminas de jamón
  • 1 cebolla
  • 100 gr de nata para cocinar
  • Sal
  • Pimienta

elaboración:

Para empezar limpia muy bien la piel de las patatas, que no queden restos de tierra.

Pon agua y sal en una olla y lleva a ebullición. Añade las patatas y deja que cuezan a fuego suave para que no se rompan, durante 30 minutos si son pequeñas y si son grandes las deberas de dejar más rato hasta que al pincharlas con la punta de un cuchillo puedas atravesarlas.

Una vez cocidas, saca del agua y deja que enfríen un poco, mientras prepararemos el relleno.

Pela y pica la cebolla y el jamón muy menudito.

A continuación en una sartén con aceite saltea la cebolla a fuego lento hasta que te quede dorada, en ese punto retira del fuego y reserva.

Pon en un bol el maíz, la cebolla, el jamón, el queso rallado y la nata de cocinar. Reserva.

Corta la parte superior de las patatas y quita su carne del interior, puedes hacerlo con una cuchara pequeña o una cuchara parisina. No tires el interior de la patata, sino que lo picarás y lo pondrás con todos los ingredientes del bol.

A continuación añade sal y pimienta la bol y remueve todos los ingredientes hasta que queden bien integrados.

Rellena las patatas y coloca en una bandeja de horno. Hornea durante 20 minutos a 200ºC y listas para servir.

PIADINA ITALIANA

PIADINA ITALIANA

PIADINA ITALIANA

La piadina italiana es un pan plano que se elabora con harina de trigo, agua, manteca de cerdo y sal. Antiguamente se cocía en unos platos de terracota llamados teglia, su origen se remonta a los antiguos etruscos, que poblaban la zona central de Italia aún antes que los romanos. Fue durante siglos el alimento de los pobres, que tenían que conformarse con lo que la tierra les ofrecía.

Actualmente es un plato que podrás encontrar en muchos establecimientos italianos que se dedican a preparar comida rápida o street food, ya que es un plato bastante cómodo y rápido de comer.

Hoy en día puedes encontrar el pan en muchos supermercados y si te fijas es muy similar al pan para hacer fajitas o al de las pitas.

Puedes consumirlo como entrante, primer plato o segundo todo depende de lo denso que lo pongas y del tamaño de cada una de ellas.

ingredientes:

  • Pan de piadina
  • Canónigos
  • Tomate cherry
  • 1 aguacate
  • Queso que se funda fácilmente
  • Jamón ibérico
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

elaboración:

La preparación del pan es tan sencillo como calentar una plancha o sartén grande, si es posible con el fondo grueso para que mantenga y distribuya bien el calor, y que sea antiadherente. Sin engrasar la plancha, cuando esté bien caliente, cocina durante dos minutos las piadinas  por cada lado, hasta que estén apenas doradas.

Puedes servirlas en ese momento calientes y que cada comensal se las rellene a su gusto o guardarlas hasta su consumo, si es éste el caso, solo tendrás que pasarlas de nuevo por la sartén 1 minuto para que la masa no se vuelva tan quebradiza.

Para la elaboración yo he aprovechado cuando la piadina estaba caliente y le he puesto en la mitad del pan el queso (una vez dada la vuelta) para que se funda bien.

La he rellenado con canónigos, tomates cherry cortados por la mitad, medio aguacate por cada piadina, después he añadido sal, un chorrito de aceite y finalmente he añadido el jamón ibérico. Aunque puedes rellenarla de pollo, verduras asadas, salmón con queso fresco…. los ingredientes que más te gusten.

CREMA DE CEBOLLA CON HUEVO Y JAMÓN

CREMA DE CEBOLLA CON HUEVO Y JAMÓN

CREMA DE CEBOLLA CON HUEVO Y JAMÓN

Prepárate para alucinar con esta crema de cebolla con huevo y jamón, un plato delicioso y lleno de vitaminas.

La receta es muy fácil de preparar, aunque vas a necesitar preparar un fondo blanco de ave antes, (puedes ver la receta aquí).

ingredientes:

  • 500 gr de cebolla blanca
  • 30 gr de mantequilla
  • 10 ml de aceite de oliva
  • 750 ml de fondo blanco de ave
  • Tomillo fresco
  • 1 huevo por persona
  • Vinagre blanco o de manzana
  • 4 lonchas de jamón
  • Semillas de amapola
  • Sal

elaboración:

Para empezar corta la cebolla blanca en contra de la fibra, de esta manera soltará más agua.

En una cazuela pon el aceite y la mantequilla a calentar y cuando la mantequilla esté deshecha añade la cebolla blanca y rehoga.

Cuece a fuego lento hasta que evapore todo su jugo y suelte todo el agua, para ello añade sal para que la cebolla suelte más agua aún. Pon la tapa a la cazuela parra que así la cebolla se vaya cociendo y no se dore.

Añade el fondo de ave y deja cocer unos 45 minutos.

Pasado ese tiempo añade una ramita de tomillo y vuelve a tapar para que infusione unos minutos.

Saca la rama de tomillo y tritura con un robot.

Prueba y rectifica de sabor y textura si fuera necesario, debe de quedar como una crema ligera.

Pon el jamón sobre papel de cocina y mételo en el microondas durante 2 minutos, de esta manera se secará. Después tritura con un robot hasta que quede como arena.

Por último prepara el huevo poché, para ello pon agua con vinagre blanco en el fuego medio, cuando comience a burbujear como si fuera un cava, mete una cuchara y remueve enérgicamente para que el agua haga un remolino. Casca un huevo en un cuenco y mételo en el agua justo en el centro donde está el remolino. Deja cocer sin tocar durante 2 minutos 30 segundos.

Saca el huevo con ayuda de una espumadera y reserva.

Sirve en un plato hondo, poniendo una buena base de crema de cebolla, el huevo en el centro, la tierra de jamón a un lado y un poco de semillas de amapola.

SALMÓN CON BERENJENA ASADA Y JAMÓN

SALMÓN CON BERENJENA ASADA Y JAMÓN

SALMÓN CON BERENJENA ASADA Y JAMÓN

Este salmón con berenjena asada y jamón es uno de los platos más espectaculares que he preparado últimamente y que creo que voy a repetir en más de una ocasión.

Su preparación es bien sencilla, pero puedes preparar la crema de berenjena asada con antelación que es lo que yo hice. La crema de berenjena queda espectacular y si te sobra puedes ponerla para picar con unos crudités de zanahoria o calabacín.

ingredientes:

  • 2 berenjenas grandes
  • 2 cebollas dulces
  • 1 diente de ajo
  • 1 calabacín
  • 4 zanahorias
  • 4 lomos de salmón de 150 gr cada uno
  • 8 lonchas de jamón ibérico
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
  • Brotes de guisantes

elaboración:

Para empezar has de asar las berenjenas, puedes hacerlo directamente al fuego hasta quemar la piel o asarlas en el horno durante 30 minutos, girándolas constantemente hasta que veas que queda totalmente cocida. Después retira, deja entibiar y retira la piel.

Pela las cebollas y el ajo, córtalos a daditos y rehógalos en una sartén con aceite a fuego bajo hasta que caramelicen.

En el vaso de la túrmix pon la mezcla de la sartén junto con las berenjenas, salpimenta y turbina hasta conseguir una crema homogénea. Reserva esta crema.

Corta los calabacines, puedes tornearlos o cortarlos a tiras. Pela las zanahorias y córtalas por la mitad y luego en tres trozos. Asa los calabacines y la zanahorias en una sartén con aceite. Salpimentar y reservar.

Pon el jamón en un plato y seca en el microondas a toda potencia durante dos minutos. Deja enfriar y tritura en la túrmix.

Asa el salmón 2 minutos por cada lado en una plancha o una sartén con aceite. Salpimentar.

Para la presentación, en un plato llano pon una cucharada generosa de crema de berenjena. Encima pon los tacos de salmón y las verduras en los laterales, añade la tierra de jamón y finalmente unos brotes frescos.

Si te ha gustado esta receta de salmón prueba a preparar el salmón a la sidra

COCIDO ANDALUZ - RECETA DE MAMÁ

COCIDO ANDALUZ

COCIDO ANDALUZ

Hoy os traigo una receta clásica de casa, el cocido andaluz, el de toda la vida que han preparado mi madre y mi abuela. La receta es muy fácil de preparar, lo único es que su elaboración es un poco larga, pero el resultado vale la pena.

La noche de antes has de dejar los garbanzos en remojo.

ingredientes:

  • 400 gr de garbanzos crudos
  • 2 muslos de pollo
  • 1 hueso de espinazo
  • 1 trozo de costilla
  • 1/4 de kg de carne de ternera
  • Un trozo de tocino mediano
  • 1 trozo de jamón
  • 1 hueso blanco salado
  • 2 zanahorias
  • 2 patatas
  • 300 gr de judías verdes
  • 1 morcilla
  • Sal
  • Agua unos 4 l. aproximadamente

elaboración:

Para empezar pon los huesos y la carne en agua una hora antes y cambia el agua un par de veces (esto se hace para desangrar los huesos). Después desecha ese agua.

Pon al fuego una olla grande con abundante agua y cuando empiece a hervir añade los garbanzos. Incorpora el tocino, los huesos blancos salados, el jamón, el espinazo y las zanahorias peladas y troceadas, se deja hervir 45 minutos.

Pasado ese tiempo se le añade el pollo, la costilla y la judía verde limpia y troceada. Deja cocer durante una hora a fuego medio, retirando con una espumadera la espuma oscura que se forma en la superficie de la olla. Si ves que te quedas sin agua puedes añadirle un poco más.

Prueba los garbanzos para ver si están tiernos, si ves que no, deja cocer un poco más.

Lava, pela y trocea las patatas.

Pasada la hora se añaden las patatas, rectifica de sal si hace falta. Deja cocer 20-25 minutos.

En el último momento se añade la morcilla que con el calor residual se cocinará sola.

Ya puedes servir el cocido andaluz.

Si te sobra carne del cocido recuerda que puedes hacer unas buenas croquetas .

MEJILLONES CON PICADILLO DE JAMÓN

MEJILLONES CON PICADILLO DE JAMÓN

MEJILLONES CON PICADILLO DE JAMÓN

Esta receta facilona que traigo hoy de mejillones con picadillo de jamón te puede servir para cualquier día de aperitivo, antes de hacer un arroz los domingos o como parte de un pica-pica. Otras recetas con mejillones que también me gustan mucho para hacer el aperitivo son los mejillones a la crema  receta que me traje de un viaje que hice a Bélgica y también otra de las recetas clásicas españolas son los mejillones tigres  que aunque dan un pelin más de trabajo también gustan mucho.

Esta receta puedes adaptarla y hacerla también con almejas o con navajas, simplemente cambiando el ingrediente principal.

ingredientes:

  • 500 g de mejillones
  • 100 gr de daditos o virutas de jamón serrano
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla roja
  • 100 ml de vino blanco
  • Perejil picado

elaboración:

Para hacer esta fácil receta prepara primero los mejillones, para ello límpialos de las barbas que tengan y con un cuchillo limpia un poco las impurezas que tenga en la cáscara. Si compras mejillones de roca siempre están un poco más limpios, aunque éstos son de menor tamaño. Si esta receta la haces para las almejas o navajas este paso lo puedes saltar, pero recuerda poner las almejas un día antes agua y sal para que suelten la arena que pueden tener dentro.

Una vez limpios los mejillones ponlos en una olla y tápalos con la tapa. Deja cocer hasta que se abran, no es necesario que añadas nada a la olla ya que ellos mismos soltarán agua.

Mientras aprovecha para hacer la salsa, para ello pela el ajo y córtalo a rodajas. Pela y pica la cebolla a daditos. En una cacerola sofríe la cebolla y el ajo a fuego lento.

Cuando la cebolla cambie de color añade el vino blanco y el jamón, deja cocer todo el conjunto unos minutos. Si los mejillones ya los tienes listos, añade un poco del agua que hayan soltado a la salsa, pero pásala por un colador por si hay alguna impureza.

Deja que reduzca la salsa y mientras retira una de las cáscaras a cada mejillón y pon los mejillones en una bandeja o en un plato de servir.

Pon por encima de cada mejillón una cucharada de salsa y pica un poco de perejil y espolvorea por encima.

PIPERRADA CON HUEVOS

PIPERRADA CON HUEVOS

PIPERRADA CON HUEVOS

Este plato de piperrada con huevos es ideal para hacer si tienes pimientos que ya empiezan a ponerse un pelín pochos. Y os aseguro que os va a quedar tan rico que una barra de pan entera la vais a gastar.

La piperrada es un plato de acompañamiento tradicional vasco, se suele usar para acompañar carnes o pescados, pero en el caso de esta receta como le ponemos huevos y taquitos de jamón, ya podemos comerlo como plato único.

ingredientes:

  • 1 pimiento rojo, otro verde y otro amarillo ( si no tenéis amarillo ponerle otro rojo)
  • 1 cebolla grande
  • 4 tomates maduros grandes
  • 1 diente de ajo
  • 5 cl de aceite de oliva
  • 10 cl de caldo vegetal
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Sal y pimienta

elaboración:

Para empezar pela el ajo y la cebolla, corta la cebolla a daditos y el ajo a láminas. En una cacerola de barro o de hierro, pon el aceite de oliva y añade la cebolla y el ajo. Saltea hasta que la cebolla comience a cambiar el color y ponerse blanquecina. Añade una pizca de sal para hacer que la cebolla sude y suelte el agua.

Mientras lava los pimientos, retira los rabitos y las pepitas y córtalos a dados. Cuando la cebolla ya esté blanquecina, añade los pimientos y saltea. Mientras ves cortando los tomates a dados.

Cuando veas que los pimientos ya están salteados o blanditos, añade los tomates y deja reducir durante 5 minutos. Después añade el caldo vegetal, el pimentón, el azúcar, una pizca de pimienta y una pizca de sal. Remueve todo el conjunto y deja reducir el caldo durante 15 minutos.

Precalienta el horno a 180º.

Retira del fuego la piperrada y con ayuda de una cuchara haz unos huecos para los huevos, casca los huevos y con cuidado de no romperlos ponlos en cada orificio. Añade por encima de cada huevo una pizca de pimienta y de sal.

Introduce en el horno hasta que los huevos cuajen. Saca con cuidado del horno, recuerda que está caliente. Añade por encima los taquitos de jamón y unas hojitas de perejil o cebollino para decorar (opcional). El jamón con el propio calor del plato se cocerá.

Si te ha gustado este plato, no te pierdas la merluza a la vasca con espárragos

SOPA CASTELLANA

SOPA CASTELLANA

SOPA CASTELLANA

La sopa castellana es una receta tradicional que se elabora desde hace muchos años en el centro de España. Se trata de un plato humilde ya que sus ingredientes son muy básicos y accesibles para la población en épocas de hambruna.

Antiguamente en las bodas se servía con perejil y huevo duro y como curiosidad también os explicaré que si este plato se tomaba en los cafés de Madrid a principios del siglo XX les ponían dos huevos, sin embargo si se tomaba en una taberna solo lo servían con un huevo.

Esta sopa castellana también se suele hacer en época de cuaresma siempre que no uses la carne.

ingredientes:

  • 2 trozos de la carcasa de un pollo (yo he usado media pechuga y el muslo)
  • 1 hueso de jamón carnoso
  • 1 huevo por persona
  • unas rebanadas de pan
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 cabeza de ajo laminado
  • 2 litros de agua
  • Una pizca de sal.

elaboración de la sopa castellana:

Para empezar pon en una olla el agua, una pizca de sal, los huesos de pollo y el hueso del jamón. Dejar que cueza a fuego medio sin que llegue a hervir durante 1 hora.

Pasado ese tiempo colar el caldo y reservar la carcasa y el hueso de jamón.

En la cazuela añadir el aceite y el ajo. Dejar que doren los ajos con cuidado de que no se quemen. Cuando ya estén un poco dorados, añadir la cucharadita de pimentón dulce, remover y retirar del fuego para evitar que se queme el pimentón.

Quita la carne del hueso de jamón y de la carcasa de pollo. Incorpóralo toda la carne a la cazuela con el ajo junto con el caldo. Deja que cueza todo el conjunto unos quince minutos.

Mientras prepara los huevos, para ello coloca film transparente dentro de una taza, cubriendo todo el interior. Agrega unas gotas de aceite y casca el huevo dentro. Junta las cuatro esquinas del film, darle un par de vueltas y cerrar con una pinza, ha de quedar como si fuera un paquetito. Repetir la operación con cada huevo.

Pon a hervir un cazo con agua y cuando comience a hervir introduce los huevos dentro con el film. con una pizca de sal. Deja que se cuezan durante 4 minutos, verás que cambia el color del huevo. Una vez cocidos coger los paquetes con cuidado y ponerlos a refrescar en un bol con agua fría, sin sacar del papel film (esto lo hacemos para cortar la cocción).

Presenta el plato con una base del caldo y trozos de carne y jamón. Añade las rebanadas de pan alrededor y pon un huevo poché en el centro. Espolvorea por encima un poco de pimentón y ya lo tendrás listo para servir.

Si te ha gustado esa receta de sopa castellana no te pierdas la receta de sopa de pescado.

HIGOS CON QUESO BRIE Y JAMÓN IBÉRICO

HIGOS CON QUESO BRIE Y JAMÓN IBÉRICO

HIGOS con QUESO BRIE Y JAMÓN IBÉRICO

Hoy os enseño una fácil y deliciosa receta de higos con queso brie y jamón ibérico. En si la receta no tiene nada de especial solamente montarlo y al horno, pero el resultado es delicioso. Yo soy muy amante de los higos, por lo que siempre me va bien ponerlo en una receta de postre o en este caso combinando el dulce y el salado.

Los higos me traen recuerdos de mi infancia, ya que mis padres tenían una casa en el campo y tenían una gran higuera. En esta época, ayudábamos a mi padre a recoger los higos maduros y tal cual como los cogíamos, nos los íbamos comiendo. Imaginaros lo dulces que eran, solo de pensarlo ya se me hace la boca agua.

Para hacer esta receta, intentar coger higos que no estén muy maduros, para que te aguanten bien a la hora de pelarlos y la horneada.

Y ahora vamos con la receta, que estoy segura que os va a gustar.

INGREDIENTES:

  • 1 bandeja de higos o brevas
  • Queso brie
  • Jamón ibérico
  • Miel
  • Hojas de menta

elaboración de la receta de higos con queso brie y jamón:

Para empezar con la receta, vas a quitarle la piel a los higos, hazlo con cuidado porque si están muy maduros se te romperá la carne.

Hazles una cruz pero sin llegar a la parte inferior del higo y estira un poco de cada punta del higo para que te quede la forma como de una flor y te deje espacio en su interior.

Quítale al queso brie la corteza exterior y quédate solamente con el interior. Este punto lo has de hacer cuando el queso esté frío del frigorífico, así podrás manipularlo mejor. Corta tantas rodajas como higos tengas y ponlas en el interior.

Finalmente rodea cada higo con un par de lonchas de jamón.

Por encima ponle un poquito de miel y hornea a 180º unos quince minutos. Procura que no se queme el jamón y que el queso quede derretido.

Y ya tendrás tu receta lista para servir, añade unas hojitas de menta y a disfrutar.

consejos:

  • He usado queso brie pero podéis usar cualquier queso que se pueda fundir y que os guste. Lo mismo digo con el jamón ibérico, si prefieres puedes ponerle beicon que también le queda muy bien.
  • Si te gustan las recetas con higos no te pierdas estas otras recetas de galette de higos y queso de cabra o la ensalada de calabacín con higos

 

CROQUETAS DE JAMÓN

CROQUETAS DE JAMÓN

CROQUETAS DE JAMÓN

Estas croquetas de jamón has de tener que probarlas, te aseguro que quedan espectaculares, un aperitivo ideal para preparar de manera sencilla.

Es una receta tradicional en casa, las hace mi madre y yo he aprovechado para prepararlas con ella.

INGREDIENTES para las croquetas de jamón:

  • 250 gr de jamón
  • 1 cebolla
  • 6 0 7 cucharas soperas de harina (unos 75 gr de harina aprox)
  • Leche entera (la que admita dependiendo de la harina, unos 400 gr aproximadamente)
  • Pan rallado
  • Huevos
  • Aceite de oliva suave o de girasol
  • Sal

ELABORACIÓN:

Empieza pelando y rallando la cebolla. En una sartén pon la cebolla y sofríe.

Añade la harina y tuesta junto a la cebolla, no dejes de moverla, evitaras que se queme.

Cuando ya tenga un color doradito, añade la leche hasta que la pasta este dura.

Ahora añade el jamón que lo cortaras en daditos, mezcla todo el conjunto.

Guarda la masa en un plato hondo o un bol y tápalo con film de tal manera que el film toque la masa para evitar que se ponga dura. Has de dejar enfriar la masa, así que por la tarde puedes hacerlas o dejarlas en la nevera hasta el día siguiente.

Una vez fría la masa, pon en un plato el pan rallado, en otro plato hondo bate el huevo.

Con ayuda de dos cucharas coge una cucharada de la masa y boléala hasta que tenga la forma deseada, alargada o redonda. También puedes hacerlo con las manos.

Pasa la croqueta por el huevo batido y después por el pan rallado. Ves poniendo todas las croquetas rebozadas en otro plato hasta acabar la masa.

En una sartén con abundante aceite pon a freír las croquetas, ves dándoles la vuelta y cuando ya estén doradas por todos los lados.

Finalmente pon en un plato cubierto con papel absorbente las croquetas ya doradas, de esta manera irán expulsando el aceite sobrante.

CONSEJOS:

Si haces muchas no hagas una pila con ellas, ponlas en diferentes platos porque necesitan expulsar el aceite que te comentaba antes.

Déjalas reposar un par de minutos para que la masa se asiente y comer calientes.

Ponles una lámina pequeña de jamón encima y pínchalas con un palillo.