BUNDT CAKE DE AVELLANAS Y CACAO

BUNDT CAKE DE AVELLANAS Y CACAO

BUNDT CAKE DE AVELLANAS Y CACAO

Ya sabéis que todo lo que son tartas y bizcochos, me apasionan. Esta vez, os traigo un riquísimo Bundt Cake de Avellanas y Cacao.

Antes de empezar con la receta me gustaría hablaros de los moldes utilizados para la misma. No me diréis que no quedan bonitos los Bundt cakes con el molde de NordicWare que pude conseguir gracias a Cooking The Kitchen Company.  

A mi me tiene enamorada, lástima no haberlo tenido para estas pasadas navidades para sorprender a la familia.

Si te animas a comprarlo para hacer un regalo o para ti, te podemos ofrecer un descuento por la compra en su tienda online de un 5% utilizando el código IRENECOCINAPARATI, para ello sólo has de entrar en su web y decidir cuantas cosas bonitas quieres comprar.

Y sin más dilación, os explico la receta de este delicioso Bundt Cake de Avellanas y Cacao.

Ingredientes:

  • 260 gr de harina de repostería
  • 200 gr de azúcar
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 75 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 20 gr de cacao en polvo
  • 8 gr de levadura Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 yogures griegos
  • 100 gr de avellanas picadas y peladas
  • Azúcar glass

Elaboración:

Precalienta el horno a 180ºC antes de empezar con la elaboración del Bundt Cake de Avellanas y Cacao.

Bate la mantequilla con el azúcar, añade un huevo y sigue batiendo hasta que se integre, después añadir el otro y seguir batiendo.

Tamiza la harina y el cacao. Añádelos a la mezcla anterior junto con la levadura, la sal y los yogures. Mezcla todo bien.

Añade las avellanas picadas y peladas a la masa manualmente, ayúdate con una espátula y haz movimientos envolventes de abajo a arriba, con cuidado de que no se baje la masa.

Engrasa el molde de Bundt cake. Yo siempre lo hago con un spray desmoldante porque es más rápido pero, si no tienes, también, puedes untarlo con mantequilla.

Ayúdate de un pincel con cuidado de no dejarte ninguna parte sin pincelar, ya que sino se te quedaría pegado y, el desmoldado, no te quedaría igual de bonito.

Añade la masa por uno de los lados del molde. Pon un trapo de cocina sobre la encimera y suavemente le das unos golpecitos al molde para que la masa expulse el aire que tenga dentro.

Hornea durante 45 minutos y sobre la rejilla de horno.

Finalizado el tiempo y antes de desmoldar lo has de dejar enfriar mínimo unos 15 minutos.

Pon un plato y dale la vuelta al molde y deja que se enfríe totalmente antes de comerlo.

Consejo decorativo:

Siempre funciona y queda bien, decora con azúcar glass.

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *