CREMA DE SETAS, AVELLANAS Y VIEIRAS

CREMA DE SETAS, AVELLANAS Y VIEIRAS

CREMA DE SETAS, AVELLANAS Y VIEIRAS

Qué ganas tenía de hacer esta crema de setas, avellanas y vieiras, y es que le tenía echado el ojo a la receta desde hace un tiempo pero nunca veía el momento de prepararla. Hoy justamente celebro mi santo, así que he decidido que era un buen día para hacerla. El resultado me ha encantado, así que no hay mejor manera de que una celebración salga bien.

Puedes hacer este plato también como entrante de navidad, en vasitos pequeños o si quieres hacerlo como un primer plato. Con esta receta tienes para hacer cuatro copas como las de la foto y si lo pones en vasos más pequeños tendrás más raciones.

Si te gusta esta combinación de ingredientes, en la web también tengo una receta de vieiras con shiitake y jamón ibérico que te va a gustar.

ingredientes:

  • 450 gramos de setas variadas (puedes comprarlas congeladas)
  • 500 ml de caldo de verduras
  • 1 cebolla
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 40 gramos de avellanas tostadas
  • tomillo
  • pimienta negra
  • 2 vieiras por comensal
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • Cebollino y sésamo para decorar

Elaboración

Para empezar en una cacerola pon un chorrito de aceite, pela y corta la cebolla en daditos y rehoga. Cuando comience a transparentar, añade las setas, salpimenta y deja que reduzca todo el agua. Cuando veas que se queda casi sin líquido, añade el vino blanco y deja que reduzca y se evapore el alcohol.

Incorpora el caldo junto con el tomillo y las avellanas, lleva a ebullición. Deja cocer diez minutos, retira la cacerola del fuego y tritura hasta obtener una crema fina y sedosa.

Pon la crema en los vasos que vayas a presentar, puedes ayudarte de una manga pastelera si es necesario.

En una sartén pon un poco de aceite y saltea las vieiras, la cantidad son dos por comensal pero si te gusta puedes poner más. Gíralas para que se hagan por todos los lados y pon un par en cada vaso.

Finaliza la decoración con cebollino picado y algo de sésamo, por encima un fino chorrito de aceite de oliva virgen extra en crudo.

Ya lo tienes listo para servir, procura que no se enfríe.

CREMA DE CACAO Y AVELLANAS CASERA

CREMA DE CACAO Y AVELLANAS CASERA

CREMA DE CACAO Y AVELLANAS CASERA

Esta crema de cacao y avellanas casera queda espectacularmente rica y además es muy sencilla de preparar. Lo más importante en esta receta es que tengas un bun procesador o trituradora porque la avellana ha de quedar muy picada, como si fuera harina.

Nunca me había planteado hacerla en casa, la verdad, es un producto barato y que sueles encontrar en el supermercado. Pero desde que estamos en la situación de confinamiento por el COVID-19, he visto que en los supermercados faltan algunos productos y me he tenido que poner las pilas con algunas recetas.

Esta crema de cacao la preparé para hacer la corona de Mona de Pasqua, pensando en que podíais no encontrar la clásica crema de cacao que solemos ir a buscar al super. La verdad es que me ha dejado sorprendida lo fácil que es elaborarla y desde luego mucho más saludable que la procesada.

Así que me ha convencido tanto que pienso hacer mucha crema de cacao y avellanas casera para mis recetas.

ingredientes:

  • 100 gr de avellanas tostadas sin piel
  • 50 gr de aceite de coco (si no tienes puedes usar un aceite de oliva suave)
  • 30 gr de cacao en polvo
  • 40 gr de azúcar moreno (si no tienes puedes usar azúcar blanco)
  • 100 ml de leche (la que suelas usar, también puedes ponerle leche vegetal)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (es opcional)

elaboración:

Para empezar lo que has de hacer es quitarle la piel a las avellanas que no le aportan nada. Después pon las avellanas en un robot de cocina potente con cuchilla de picar. Pícalas hasta que te quede una especie de harina de avellanas, cuanto más picadas mejor textura te quedará después.

A continuación añade el resto de ingredientes a la avellana picada, el aceite de coco lo puedes calentar un poco en el microondas si está muy sólido y mezcla hasta que todos los ingredientes quedan integrados.

Pon la crema de cacao en unos tarros de cristal con tapa y deja refrigerar en la nevera durante dos horas mínimo.

Ya tienes tu crema de cacao y avellanas lista para cualquier merienda, desayuno o tarta.

 

COOKIES DE CHOCOLATE Y AVELLANAS

COOKIES DE CHOCOLATE Y AVELLANAS

COOKIES DE CHOCOLATE Y AVELLANAS

Estas cookies de chocolate y avellanas quedan tremendamente ricas. Una receta sencilla y deliciosas para los peques y para los mayores. La verdad es que la combinación de los dos ingredientes es maravillosa.
Y no sé si a vosotros os pasa como a mi pero a las galletas de chocolate, me da igual el momento del día que sea para comerlas, son un vicio. Vamos que cuando horneo no duran ni dos días, que en casa parece que tengo duendes y desaparecen.

ingredientes:

  • 100 g de mantequilla
  • 1 Huevo
  • 60 g de azúcar moreno
  • 60 g de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 150 g de harina
  • 50 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 50 g de avellanas

elaboración:

Para empezar has de tener los ingredientes a temperatura ambiente. Es importante para que se mezclen bien y la densidad de la masa sea la correcta.

Bla mantequilla con el azúcar moreno y el blanco hasta que queden bien integrados y quede una crema.

Agrega el huevo, la vainilla y sigue batiendo. Mientras tamiza la harina, el cacao y la levadura. Añade éstos ingredientes al bol de la mantequilla y sigue batiendo a velocidad mínima.

Incorpora las avellanas a la masa y mezcla todo de nuevo.

Mientras precalienta el horno a 180ºC.

Con ayuda de dos cucharas soperas, haz bolitas y ponlas sobre una bandeja de horno, donde previamente habrás puesto papel sulfurizado. Has de ponerlas separadas unas de otras porque luego se expanden y se pueden pegar. Con la palma de la mano aplástalas un poquito porque queremos que queden la forma de cookies.

Hornea durante 10-15 minutos dependiendo del horno y deja que se enfríen por completo sobre una rejilla.

Finalmente sírvelas acompañadas de un café, infusión y un buen zumo, lo que más te guste.
BUNDT CAKE DE AVELLANAS Y CACAO

BUNDT CAKE DE AVELLANAS Y CACAO

BUNDT CAKE DE AVELLANAS Y CACAO

Ya sabéis que todo lo que son tartas y bizcochos, me apasionan. Esta vez, os traigo un riquísimo Bundt Cake de Avellanas y Cacao.

Antes de empezar con la receta me gustaría hablaros de los moldes utilizados para la misma. No me diréis que no quedan bonitos los Bundt cakes con el molde de NordicWare que pude conseguir gracias a Cooking The Kitchen Company.  

A mi me tiene enamorada, lástima no haberlo tenido para estas pasadas navidades para sorprender a la familia.

Si te animas a comprarlo para hacer un regalo o para ti, te podemos ofrecer un descuento por la compra en su tienda online de un 5% utilizando el código IRENECOCINAPARATI, para ello sólo has de entrar en su web y decidir cuantas cosas bonitas quieres comprar.

Y sin más dilación, os explico la receta de este delicioso Bundt Cake de Avellanas y Cacao.

Ingredientes:

  • 260 gr de harina de repostería
  • 200 gr de azúcar
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 75 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 20 gr de cacao en polvo
  • 8 gr de levadura Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 yogures griegos
  • 100 gr de avellanas picadas y peladas
  • Azúcar glass

Elaboración:

Precalienta el horno a 180ºC antes de empezar con la elaboración del Bundt Cake de Avellanas y Cacao.

Bate la mantequilla con el azúcar, añade un huevo y sigue batiendo hasta que se integre, después añadir el otro y seguir batiendo.

Tamiza la harina y el cacao. Añádelos a la mezcla anterior junto con la levadura, la sal y los yogures. Mezcla todo bien.

Añade las avellanas picadas y peladas a la masa manualmente, ayúdate con una espátula y haz movimientos envolventes de abajo a arriba, con cuidado de que no se baje la masa.

Engrasa el molde de Bundt cake. Yo siempre lo hago con un spray desmoldante porque es más rápido pero, si no tienes, también, puedes untarlo con mantequilla.

Ayúdate de un pincel con cuidado de no dejarte ninguna parte sin pincelar, ya que sino se te quedaría pegado y, el desmoldado, no te quedaría igual de bonito.

Añade la masa por uno de los lados del molde. Pon un trapo de cocina sobre la encimera y suavemente le das unos golpecitos al molde para que la masa expulse el aire que tenga dentro.

Hornea durante 45 minutos y sobre la rejilla de horno.

Finalizado el tiempo y antes de desmoldar lo has de dejar enfriar mínimo unos 15 minutos.

Pon un plato y dale la vuelta al molde y deja que se enfríe totalmente antes de comerlo.

Consejo decorativo:

Siempre funciona y queda bien, decora con azúcar glass.

PANNA COTTA DE NUTELLA

PANNA COTTA DE NUTELLA

PANNA COTTA DE NUTELLA

La panna cotta es de los postres más fáciles que hay y esta panna cotta de nutella esta espectacular. Es un postre que te permite prepararlo con antelación y despreocuparte el día que tienes invitados. Incluso si quieres puedes prepararlo un par de días antes y dejarlos en la nevera tapados con film.

Es un postre frío por lo que es ideal para tomarlo después de una comida copiosa, aunque también puedes usarlo para una merienda.

Yo lo he presentado en vasitos individuales pequeños pero puedes también hacer la panna cotta en un molde grande de flan.

La panna cotta es un postre típico de la región italiana del Piamonte (Valle d’Aosta), elaborado a partir de crema de leche, azúcar y gelatificantes, que se suele adornar con mermeladas de frutas rojas, pero que ya se dispone de muchas otras versiones como esta panna cotta de nutella.

Ingredientes:

  • 250 gr de nata de 35% m.g.
  • 25 gr de azúcar blanco
  • 100 gr de Nutella
  • 2 hojas de gelatina
  • Avellanas para decorar

Elaboración:

Para empezar hidrata las hojas de gelatina en un bol con agua fría y déjalas en remojo durante unos 5 minutos. Yo lo que hago es hidratarlas de una en una y cada minuto introduzco una hoja en el agua.

Pon la nata a calentar en un cazo a fuego medio durante 10 minutos y sin dejar que hierva, añade el azúcar.

Una vez integrado el azúcar, añade la nutella y remueve hasta que se integre.

Escurre bien las hojas de gelatina y añádelas al cazo, remueve hasta su disolución.

Reparte la mezcla resultante en los moldes o vasos que quieras para la presentación y guárdalos en el frigorífico cubiertos con papel film durante mínimo 4 horas.

Antes de servir triturar unas avellanas con la túrmix muy brevemente o en un mortero y decorar los vasos.