SOPA CASTELLANA

SOPA CASTELLANA

SOPA CASTELLANA

La sopa castellana es una receta tradicional que se elabora desde hace muchos años en el centro de España. Se trata de un plato humilde ya que sus ingredientes son muy básicos y accesibles para la población en épocas de hambruna.

Antiguamente en las bodas se servía con perejil y huevo duro y como curiosidad también os explicaré que si este plato se tomaba en los cafés de Madrid a principios del siglo XX les ponían dos huevos, sin embargo si se tomaba en una taberna solo lo servían con un huevo.

Esta sopa castellana también se suele hacer en época de cuaresma siempre que no uses la carne.

ingredientes:

  • 2 trozos de la carcasa de un pollo (yo he usado media pechuga y el muslo)
  • 1 hueso de jamón carnoso
  • 1 huevo por persona
  • unas rebanadas de pan
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 cabeza de ajo laminado
  • 2 litros de agua
  • Una pizca de sal.

elaboración de la sopa castellana:

Para empezar pon en una olla el agua, una pizca de sal, los huesos de pollo y el hueso del jamón. Dejar que cueza a fuego medio sin que llegue a hervir durante 1 hora.

Pasado ese tiempo colar el caldo y reservar la carcasa y el hueso de jamón.

En la cazuela añadir el aceite y el ajo. Dejar que doren los ajos con cuidado de que no se quemen. Cuando ya estén un poco dorados, añadir la cucharadita de pimentón dulce, remover y retirar del fuego para evitar que se queme el pimentón.

Quita la carne del hueso de jamón y de la carcasa de pollo. Incorpóralo toda la carne a la cazuela con el ajo junto con el caldo. Deja que cueza todo el conjunto unos quince minutos.

Mientras prepara los huevos, para ello coloca film transparente dentro de una taza, cubriendo todo el interior. Agrega unas gotas de aceite y casca el huevo dentro. Junta las cuatro esquinas del film, darle un par de vueltas y cerrar con una pinza, ha de quedar como si fuera un paquetito. Repetir la operación con cada huevo.

Pon a hervir un cazo con agua y cuando comience a hervir introduce los huevos dentro con el film. con una pizca de sal. Deja que se cuezan durante 4 minutos, verás que cambia el color del huevo. Una vez cocidos coger los paquetes con cuidado y ponerlos a refrescar en un bol con agua fría, sin sacar del papel film (esto lo hacemos para cortar la cocción).

Presenta el plato con una base del caldo y trozos de carne y jamón. Añade las rebanadas de pan alrededor y pon un huevo poché en el centro. Espolvorea por encima un poco de pimentón y ya lo tendrás listo para servir.

Si te ha gustado esa receta de sopa castellana no te pierdas la receta de sopa de pescado.

 

PAN RÚSTICO

PAN RÚSTICO

PAN RÚSTICO

Este pan rústico es ideal para prepararlo en versión de mini bocadillos, para el desayuno, la merienda o un aperitivo. El tamaño del pan lo decides tú en función de tus necesidades. Si por el contrario quieres hacerlo en formato barra también puedes hacerte una deliciosa baguette.

Lo bueno que tiene este pan rústico es que dura muchos días sin ponerse duro, así que puedes hacer pan para varios días. Igualmente a mi me gusta cuando lleva un par de días, abrirlo por la mitad y tostarlo para el desayuno, es ideal para mermeladas, mantequilla o embutidos.

ingredientes:

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 150 gr de leche
  • 1 huevo
  • 125 gr de agua
  • 10 gr de levadura fresca
  • 10 gr de sal
  • 30 gr de aceite
  • Sésamo dorado para decorar

elaboración:

Puedes hacer tu masa con un robot o de forma manual. Si lo haces con robot has de poner la cuchilla de amasar y seguir los pasos igual que si fuera de forma manual.

Para empezar mezcla la harina, la leche, el huevo, el agua, la levadura desmenuzada y la sal. Han de quedar todos los ingredientes integrados y cuando los tengas, añade el aceite e incorpora poco a poco a la masa.

Una vez los tengas todos integrados, coge la masa y ponla en un bol tapado con un paño. Deja fermentar hasta que doble el volumen, aproximadamente 2 horas.

Una vez pasado el tiempo, corta la masa en bolas individuales de unos 80 gr cada una.

Ponlas en una bandeja de horno y deja de nuevo que repose la masa hasta que doble su volumen, entre media hora o una hora.

Precalienta el horno a 190º

Pinta por encima con ayuda de un pincel de silicona un poco de aceite por encima de cada pan y coloca el sésamo por encima.

Introduce en el horno durante 20 minutos o hasta que estén los panecillos dorados.

Dejar enfriar antes de consumir.

Si te han gustado estados panes y quieres hacer un pan diferente no te pierdas este pan de mostaza.

 

PAN RÁPIDO Y FÁCIL

PAN RÁPIDO Y FÁCIL

PAN RÁPIDO Y FÁCIL

Este pan rápido y fácil de preparar llevo años elaborándolo, pero hasta hoy no me he dado cuenta que no tenía la receta en la web. Así que me he puesto manos a la masa y en menos de una hora tenía este pan maravilloso preparado.

La elaboración no puede ser más sencilla y además no necesitas muchos ingredientes, así que con más motivo para hacerlo, sobretodo aquellos días en que la panadería te ha cerrado o no tienes ganas de salir a por el pan.

Esta vez yo tenía levadura fresca, pero suelo congelarla por si algún día tengo algún apuro. La levadura congelada no tiene la misma actividad que sin congelar, pero también te sirve igual.

ingredientes:

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 1 bolsa de asar
  • 15 gr de aceite de oliva y un poquito más para pulverizar dentro de la bolsa de asar
  • 250 gr agua
  • 25 gr de levadura fresca
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 2 cucharaditas de sal

elaboración con robot:

Para empezar poner en el robot el agua y programar temperatura 35º, durante 2 minutos. Añadir la levadura troceada y volver a programar a la misma temperatura, velocidad 4 durante 20 segunods.

Añade el azúcar, las sal, el aceite y la harina y programar 20 segundos a velocidad 6.

A continuación programa Pastry P1 y deja que amase. Una vez finalizado el amasado y sin dejar que fermente, retira la masa, dale forma de pan, hazle unos cortes con ayuda de un cuchillo y ponle harina por encima.

Unta el interior de la bolsa de asar con el aceite y extiende bien frotando la bolsa para que se impregne bien por todos los lados.

Pon la masa en el centro de la bolsa y cierra con la pinza que viene en la bolsa.

Con el horno sin precalentar pon el pan a 220ºC durante 35 minutos. Una vez finalizado el tiempo saca el pan de la bolsa con cuidado de no quemarte con el vapor, ayúdate de unas tijeras para cortar la bolsa y retirarla.

Deja enfriar unos minutos y ya tienes tu pan listo para disfrutar.

Si te ha gustado esta receta y buscas hacer un pan diferente no puedes perderte este pan de mostaza

 

PAN DE MOSTAZA

PAN DE MOSTAZA

PAN DE MOSTAZA

Este pan de mostaza está espectacular y si eres tan panarra como yo te recomiendo que lo hagas porque estoy segura que te va a encantar. Puedes acompañarlo a una comida o simplemente comerlos con un poco de aceite y sal, es delicioso.

La elaboración es muy sencilla, solo has de respetar los tiempos de levado para que el pan te quede perfecto.

ingredientes:

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 30 gr de azúcar moreno
  • 50 gr de mantequilla
  • 300 gr agua
  • 75 gr de leche
  • 15 gr de levadura
  • 30 gr de mostaza antigua
  • 20 gr de mostaza con miel

elaboración:

Para empezar en un bol mezcla la harina, el azúcar, la mantequilla, el agua, la leche y la levadura. Integra bien todos los ingredientes hasta conseguir una masa enganchosa pero bien mezclada. Deja reposar diez minutos tapada con un paño.

Pasado ese tiempo, enharina la superficie de trabajo, estírala la masa, hazle la técnica del pañuelo (dobla cada lado hacia el centro, como si doblaras un pañuelo) y deja reposar otros 10 minutos.

Damos otros amasado y plegado y agrega la mostaza, mezcla todo bien y vuelve a realizar la técnica del plegado, dejando el pliege debajo. Ahora deja reposar otra vez diez minutos. Corta el pan en cuatro trozos de 250 gr. Bolea las masas y deja reposar hasta que doblen su volumen tapados con un paño.

Una vez doblado el volumen, corta el pan con ayuda de una cuchilla o la punta de un cuchillo, pinta con leche y hornee a 200º durante 15 minutos.

Ya tienes un pan listo y delicioso para la hora de la comida.

Si quieres probar otro rico pan no te pierdas el pan con queso comté y beicon.

PALITOS DE OLIVAS NEGRAS Y ACEITE

PALITOS DE OLIVAS NEGRAS Y ACEITE

PALITOS DE OLIVAS NEGRAS Y ACEITE

Estos palitos de olivas negras y aceite son ideales para preparar como parte de un aperitivo. Aunque también puedes acompañarlos de embutidos, hummus, guacamole o simplemente como snack.

Es una receta muy sencilla que no te robará mucho tiempo y siempre es mejor hacerlo tú que comprar esos palitos ya elaborados que venden en los supermercados. Además teniendo como base esta receta puedes cambiar los ingredientes y hacer estos palitos de miles de sabores.

Otras ideas de pan y olivas son estas otras recetas: pan venezolano y pan fougasse

ingredientes:

  • 7 gr de levadura fresca
  • 80 gr de agua
  • 200 gr de harina de fuerza
  • 10 gr de sal
  • 10 gr de azúcar
  • 40 gr de aceite de oliva virgen extra Aubocassa
  • 30 gr de olivas negras deshuesadas
  • Romero en rama

elaboración:

Para empezar pon el agua a calentar en el microondas un minuto, después añade la levadura fresca y mezcla bien para que la levadura se deshaga.

En un bol pon la harina de fuerza, el azúcar, la sal y mezcla todos los ingredientes . Corta con unas tijeras las hojas del romero para que queden en trocitos muy pequeños, añádelo al bol y mezcla de nuevo. Añade el agua con la levadura y el aceite. Amasa todo hasta que no quede harina suelta y una masa lisa.

Cubre con un trapo de cocina y deja que la masa repose, yo la dejé tres horas para que fermentara bien.

Una vez que la masa ha fermentado, corta las olivas en trocitos muy pequeños, puedes hacerlo con una picadora, pero ojo que no se te haga una masa. Mezcla con la masa y amasa de nuevo para que se integre todo.

En la mesa de trabajo, añade un chorrito de aceite de oliva y estira la masa con ayuda de un rodillo. Corta las tiras de los palitos, no han de ser muy gruesos porque todavía nos queda que otra fermentación y volverán a crecer.

Pon en una bandeja de horno, una hoja de papel sulfurizado y a medida que vas cortando la mas en tiras, ves poniéndolas en la bandeja. Pincela las tiras con aceite de oliva y con ayuda de un pincel de silicona. Deja reposar los palitos dentro del horno sin encender, durante una hora.

Finalmente precalienta el horno a 200º y hornea los palitos durante 20 minutos o hasta que te queden dorados.

Déjalos enfriar y finalmente sírvelos acompañando un plato de jamón y unos quesos.

TOSTADAS CON AGUACATE Y BURRATA

TOSTADAS CON GUACAMOLE Y BURRATA

TOSTADAS CON GUACAMOLE Y BURRATA

Estas tostadas con guacamole y burrata quedan realmente deliciosas. La combinación de sabores y texturas se complementan muy bien. Es una receta rápida, fácil y deliciosa de preparar. Además es ideal para el desayuno, brunch y también para la hora de la merienda. Incluso si un día quieres hacer un entrante ligero para compartir y una cena rápida.

Espero que os guste tanto como a mí!

ingredientes:

  • Pan tostado
  • 1 burrata
  • 1 aguacate
  • cilantro
  • 1 lima
  • Sal y aceite de oliva virgen
  • 1 Tomate Rosa
  • Una lata de anchoas
  • Unos brotes de canónigos
  • Anchoas (si no te gustan puedes sustituirlo por atún, caballa y bonito)

Elaboración:

Para comenzar vamos a preparar el guacamole. Abre el aguacate por la mitad, retira el hueso central y con ayuda de una cuchara sopera, despega la pulpa de la piel, ya verás que rápido sale sin casi esfuerzo.

Pica el aguacate a trocitos pequeños, ponlos en un mortero, añade el zumo de media lima, sal y además añade un chorrito de aceite.

Pica las hojas de cilantro fresco, no le pongas los tallos. Tritura bien con el mortero todos los ingredientes, si quieres que te quede una crema lisa puedes hacerlo con la túrmix, pero a mi gusta encontrar trocitos.

Unta las tostadas con este guacamole, poniéndole una gruesa capa. Añade unas rodajas de tomate rosa, si quieres también puedes sustituirlo por unos dados de tomate. Abre la burrata y con ayuda de una cuchara de café, coge una buena cantidad y ponla en una de las esquinas de las tostadas. Añade por encima alguna anchoa de buena calidad, si no te gusta la anchoa también puedes sustituirlo por atún, caballa y bonito.

Finalmente decora con unos brotes de canónigos o brotes frescos. Añade un poco de sal y de pimienta rosa, pero no te excedas con la sal porque las anchoas ya le aportan sal.

Sirve en una pizarra y lista para merendar.

Si buscas otras ideas de tostadas para hacer un brunch no te pierdas las tostadas con huevos benedict

MIGAS ANDALUZAS

MIGAS ANDALUZAS

migas andaluzas

Las migas andaluzas es un plato típico de Andalucía y en casa las hemos comido toda la vida. Mi madre hacía migas para toda la familia y como teníamos una casa grande donde todo el mundo era bien recibido, hacía paellas enteras de migas. Amigos, familiares y algún vecino acaba en nuestras mesas para degustar las migas. Lo mismo nos pasaba cuando mi madre preparaba su rica paella, que por cierto la receta también esta también disponible en paella de marisco de la abuela Antonia.

Nosotros acompañábamos las migas andaluzas con uvas y melón recién cogidos del huerto. Así que imaginaros que sabor y que tradiciones teníamos en casa.

Y ahora sólo me queda animaros para que también vosotros las preparéis.

ingredientes:

  • 1 kg. de pan duro
  • 25 gr. de panceta
  • 3 pimientos verdes
  • 8 dientes de ajos
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimentón

elaboración:

Para empezar corta el pan en dados y rocía con un poco de agua. Espolvorea por encima sal y pimentón. A continuación tapa con un trapo y deja reposar unas horas, puedes dejarlo hasta el día siguiente.

En una paella calienta un chorrito de aceite y fríe los dientes de ajos con piel. Cuando estén fritos, retira y reserva. A continuación añade la panceta y deja dorar, después retira junto con los ajos. Ahora toca turno a los pimientos, los limpias de las semillas y el rabito y corta en cinco trozos. También lo pasas por ese aceite y reserva.

Añade ahora el pan en ese mismo aceite y rehoga a fuego lento, dándole vueltas con una cuchara de madera para evitar que se quemen. Han de quedar bastante fritas, aproximadamente has de estar 25 minutos rehogándolas.  Pasado ese tiempo ya puedes poner el resto de ingredientes que tenías reservados y remueve todo para que se impregne.

Ya están listas para servir y disfrutar de ellas. Acompaña de un buen vino y si quieres además de melón y uvas puedes acompañarlas de sardinas como hacen en Almería.

TORTA SALADA DE GUADIX - GRANADA

TORTA SALADA DE GUADIX – GRANADA

TORTA SALADA DE GUADIX – GRANADA

Esta torta salada de Guadix – Granada es una torta típica del pueblo de mis padres. Cada vez que bajo a Granada siempre las compro en la panadería y también las ponen en los bares como tapas acompañada de atún o jamón.

Generalmente en Guadix le llaman torta para las habas, porque es un pan que acompaña muy bien a esa legumbre.  Pero como os digo podéis acompañarla de embutidos,  yo esta vez la he acompañado de un queso de romero, un buen jamón y un lomo de Trevélez.

He escogido para maridarlo un tinto de Principe de Viana que acompaña muy bien a los embutidos y los quesos.

INGREDIENTES para el prefermento:

  • 400 g de harina de fuerza
  • 350 g de agua
  • Un gramo de levadura fresca

ingredientes para las tortas saladas:

  • El prefermento anterior
  • 200 g de harina de fuerza
  • 8 g de levadura fresca
  • 10 g de aceite de oliva
  • 10 g de sal
  • Aceite de oliva al gusto
  • Sal gorda al gusto

ELABORACIÓN:

Para empezar el día de antes mezclamos la harina junto con el agua y la levadura de los ingredientes del preferemento. Tapa bien con papel film y deja a temperatura ambiente hasta el día siguiente.

Al día siguiente mezcla en un robot de cocina la harina, la levadura desmenuzada y el prefermento. Mezcla bien hasta que se integre todo y a continuación añade los 10 gr de aceite, la sal y amasa de nuevo.

Deja fermentar la masa hasta que duplique su tamaño, yo lo dejé dos horas. Divide la masa en  bolas de 120 gr y ponlas en una bandeja de horno con papel sulfurizado. Cubre con un paño y deja fermentar de nuevo media hora.

Precalienta el horno a 200º.

Finalmente con lo dedos hazle unos surcos, añade por encima bastante aceite de oliva, que se llenen los surcos y espolvorea por encima sal gorda a tu gusto. También puedes ponerle un poco de pimienta, incluso si te gusta unos ajos con piel cortados por la mitad por encima.

Hornea durante 20 minutos aproximadamente, que veas que te quedan doraditas y crujientes. Finalmente deja enfriar y listas para servir.

Si te ha gustado esta entrada, no te pierdas esta otra receta de molletes con carne en salsa granadina.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

PRETZEL O BRETZEL ALEMÁN CASEROS

PRETZEL O BRETZEL ALEMÁN CASEROS

pretzel o Bretzel alemán caseros

Siempre me ha fascinado este pan y hoy os quiero enseñar a elaborar estos pretzel o bretzel alemán caseros de manera fácil y rápida.

He viajado bastantes veces al centro de Europa y siempre me ha llamado la atención y he tenido ganas de elaborarlo. La primera vez que los vi fue en Baviera, y después ya los he visto por diferentes países incluso cuando estuve en Estados Unidos los encontré. Este panecillo se popularizó con la inmigración alemana que llegó a gran parte de las panaderías y puestos callejeros de otros países.

El pretzel o brezel es un panecillo con forma entrelazada, puedes encontrarlos duros cuando son en forma de snack o blandos si su corteza es dura y la miga blanda.

Esa receta tan bonita y crujiente que tiene se debe a la sosa cáustica. Su receta original explica que se sumergen en un baño de sosa con una concentración de sustancia muy baja antes de introducir los pretzels al horno. Nosotros no lo haremos y en vez de eso emplearemos un baño de bicarbonato que también nos va a servir y mejor no arriesgar.

Ingredientes:

  • 360 ml. de agua caliente templada
  • 8 gr. de levadura seca de panadería o 25 gr. de levadura fresca
  • 1 cucharadita de sal
  • 15 gr. de mantequilla derretida
  • 17 gr. de azúcar moreno
  • 500 gr. de harina de trigo normal
  • Semillas de amapola, pipas de calabaza y sal gorda para decorar
  • 1 huevo batido
  • 50 gr. de bicarbonato
  • 2 litros  de agua

Preparación de la masa:

Para empezar diluye la levadura en 360 ml de agua templada dentro de un bol, deja reposar un minuto. Mientras derrite la mantequilla en el microondas y deja atemperar.

En una batidora con gancho pon el agua con la levadura, la harina tamizada, el azúcar y la mantequilla. Mezcla a velocidad baja y sube la velocidad poco a poco. Amasa así durante cinco minutos y hasta que tengas una masa lisa que se despegue de las paredes del vaso. Verás que la masa queda un poco pegajosa pero no pasa nada.

Enharina la mesa de trabajo y pon la masa. Boléala para crear tensión en la masa y forma una bola con ella. Engrasa un bol y deja reposar la masa dentro durante 10 minutos, tápala con un trapo.

Precalienta el horno a 200º, calor arriba y abajo sin ventilador.

formamos los pretzels:

Mientras pesa la masa y divídelas en tantas porciones como grandes quieras hacer los pretzels. Yo lo he dividido en 10 porciones, pero puedes hacer más, dependiendo de su tamaño.

Estira cada porción de la masa en forma de cordón y cuanto más finitos más delgado te quedará el pretzel, pero cuidado que cuesta más de manipular después.

Haz una circunferencia con el cordón y gira la punta de un extremo del cordón alrededor de la otra. Finalmente coge los dos extremos y plégalos hacia el centro de la masa, como si hicieras una lente.  Déjalos sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado y deja que fermenten. No necesitamos que doblen su volumen, pero si que leven un poquito.

Pon mientras los 2 litros de agua y el bicarbonato a hervir. Cuando ya estén levados, sumerge cada pretzel en el baño de bicarbonato y con ayuda de una espátula a los veinte segundos le damos la vuelta. Vuelve a dejarlo en la bandeja de horno y repite este proceso con todos.

Bate un huevo y pincela los pretzels, finalmente decora con semillas de amapola, calabaza o sal gorda.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

PAN FOUGASSE

PAN FOUGASSE

pan Fougasse

Hoy os traigo el pan fougasse, un pan con mucha historia y que proviene de la antigua Roma como un pan que se cocía entre cenizas. Llegó a Francia con el nombre de Fougasse, sin embargo en Italia se le conoce como focaccia y en España como hogaza.

El pan fougasse es un pan característico de la Provenza francesa, con una textura crujiente y con forma triangular. Además también se diferencia por sus cortes característicos como el central y los laterales.

Aunque es un pan que se puede encontrar con especias como el romero, también admite las olivas, tomate seco y frutos secos…

Es un pan ideal para acompañar con unos buenos quesos y maridar con un buen vino.

Recién llegada de Francia gracias a Renfe -SNCF y su tren de alta velocidad, pudimos visitar la ciudad de Narbonne en apenas dos horas y alojarnos en el Château L’Hospitalet.

Allí pude degustar el vino Diving Into Hampton Water, un rosado superior que ha sido el resultado de la alianza entre Jon Bon Jovi y Gérard Bertrand el viticultor emblemático del Languedoc-Roselló. Este vino es agradable al paladar, color rosa salmón y tiene un aspecto floral medio. La mezcla de los Hamptons y el sur de Francia en estado puro, ha creado un rosado fresco y vivo resultado del ensamblaje de garnacha, cinsault y mosastrell.

Me gustó tanto, que no pude evitar traerme alguna botellita para casa y en mi vuelta del viaje con Renfe-SNFC ya comencé a pensar con que maridarlo. Así que no hay mejor plan que hacer este pan y descorchar la botella Diving Into Hampton Water, ¿no?.

Pues vamos con la receta que estoy segura que os va a encantar y os vais a poner a elaborarla ya mismo.

Ingredientes para pan fougasse :

  • 400 gr de harina de fuerza
  • 18 cl de agua
  • 5 cl aceite de oliva
  • 20 gr de levadura fresca
  • 5 gr de sal
  • 20 gr de aceitunas verdes cortadas sin hueso
  • 1 cucharadita de tomillo

Preparación con robot:

Para empezar pon en el robot la levadura y 18 cl de agua. Calienta a velocidad 3, temperatura 35ºC y durante 2 minutos con la cuchilla de amasar/picar.

Añade el resto de ingredientes y a continuación inicia el programa de masa P1. Verás que al principio el robot amasa y luego se queda un tiempo de reposo. Finalizado este tiempo, vuelve a programar P1 y deja que finalice los 40 minutos de nuevo.

Precalienta el horno a 200ºC y mientras pon en una bandeja de horno papel sulfurizado. Estira la masa encima y dale forma ovalada, ya verás como es bastante fácil de manipular . Con ayuda de un cuchillo haz un corte central y seis cortes en diagonal. Hornea durante 25 minutos y comprueba que la masa tiene un tono dorado.

Deja enfriar en una rejilla y ya estará lista para su consumo.

Preparación sin robot:

Para comenzar pon en un bol la harina y la levadura desmenuzada. Con la manos haz un hueco en la harina y añade el agua. Mezcla bien hasta que los ingredientes queden integrados.

Haz un primer amasado estirando las puntas de la masa y doblándola para adentro. Lo dejas reposar 10 minutos y repite la operación tres veces más.

Coloca la bola de la masa en un bol con los pliegues hacia abajo y lo tapas con un paño en un lugar que no le de el aire. Deja reposar (aproximadamente 1h) hasta que doble su volumen, un buen sitio para dejarlo es en horno apagado y tapado con un trapo.

Añade el aceite, las aceitunas, el romero y vuelve a mezclar. Con las yemas de los dedos vas haciendo pequeños hoyos y ayudando a la masa a desgasarla.

Vuelve a poner la masa en el bol y la dejas reposar otra hora más, tapada y sin que le de el aire.

Precalienta el horno a 200ºC.

Precalienta el horno a 200ºC y mientras pon en una bandeja de horno papel sulfurizado. Estira la masa encima y dale forma ovalada, ya verás como es bastante fácil de manipular . Con ayuda de un cuchillo haz un corte central y seis cortes en diagonal. Hornea durante 25 minutos y comprueba que la masa tiene un tono dorado.

Deja enfriar en una rejilla y ya estará lista para su consumo