BATIDO DE FRESA Y PLÁTANO

BATIDO DE FRESA Y PLÁTANO

BATIDO DE FRESA Y PLÁTANO

Hoy voy a preparar una receta muy sencilla con este batido de fresa y plátano, pero que queda súper deliciosa y además muy saludable.

Hacer batidos no tiene ningún misterio, simplemente es mezclar tus ingredientes favoritos y darle algo de textura. Ahora parece que están muy de moda los batidos saludables y detox, así que no hay mejor manera que hacerlo en casa. Por supuesto puedes cambiar los ingredientes a lo que tengas en casa o según tus gustos y darle tu propio toque personal.

Con esta receta te saldrán unas 6 – 8 raciones y te durará unos días en la nevera, pero recuerda que cuanto más tiempo pase, más propiedades va perdiendo.

Si es verano puedes utilizar fruta congelada también y así te dará una textura muy agradable.

Verás que no utilizo nada de azúcar porque la fruta ya tiene su propio dulzor, pero si quieres añadirle o ponerle miel, sirope de agave u otro endulzante es a tu gusto. Lo mismo que la leche, yo le he puesto una leche de vaca, pero puedes usar leche vegetal o sin lactosa para los intolerantes.

Este batido puedes usarlo como desayuno o merienda y si le das el toque final con nata como verás en la foto puedes ponerlo hasta de postre.

ingredientes:

  • 500 ml de leche fría
  • 1 Plátano grande
  • 250 gr de fresones
  • 1 yogur griego sin azúcar
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Si lo deseas 250 gr de nata de montar con el 35% de m.g. en este caso si que le puedes añadir a la nata 1 cucharada sopera de azúcar.

elaboración:

Para empezar lava y corta las fresas por la mitad. Pela el plátano y córtalo a rodajas.

Añade a la batidora la leche, el plátano, los fresones, el yogur y el extracto de vainilla. Tritura hasta que te quede una crema homogénea. Guarda en el frigorífico hasta el momento de servir.

Si quieres monta la nata, ha de estar muy fría por lo que tenla en la nevera y antes de empezar la receta métela en el congelador. Bate con unas varillas eléctricas y cuando veas que empieza a espesar, añade el azúcar. Sigue batiendo hasta montarla totalmente, después ponla en una manga pastelera con boquilla rizada.

En el momento de servir pon el batido, encima la nata y decora con fruta fresca y alguna ramita de menta.

VASITOS DE FRESAS Y MASCARPONE

VASITOS DE FRESAS Y MASCARPONE

VASITOS DE FRESAS Y MASCARPONE

Estos vasitos de fresas y mascarpone son ideales para preparar cualquier día de la semana, ya que su preparación es súper sencilla y no te llevará mucho tiempo prepararlos.

Puedes elaborar este postre también con otro tipo de frutas que encuentres en el mercado o los que estén de temporada.

ingredientes:

  • 300 g de Fresas
  • 3 mandarinas
  • 15 ml de Vinagre balsámico
  • 10 g de Azúcar moreno
  • 200 ml nata líquida con el 35% de m.g. bien fría
  • 250 gr queso mascarpone
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 30 g de azúcar glass
  • Pistachos

elaboración:

Para empezar lava bien las fresas y después quítales el pédiculo y el sépalo (la parte verde). Después trocea las fresas en cubos pequeños y ponlas en una fuente.

Haz un zumo con las tres mandarinas y añádelas a las fresas, junto con el vinagre balsámico y un poco de azúcar moreno.

Deja reposar  la mezcla durante 1 hora en la nevera.

Mientras monta la nata batiéndola con una batidora de varillas hasta que quede bien firme, para que te monte bien ha de estar bien fría, puedes meterla en el congelador una media hora si hiciera falta.

Una vez montada, mezcla la nata con el mascarpone batido, el azúcar glass y la vainilla. Intenta mezclar con cuidado para que la nata no se baje, consiguiendo una crema homogénea, sin grumos.

Pon la mezcla en una manga pastelera y guarda en la nevera hasta que pase la hora de reposo de las fresas.

Prepara las copas alternando las capas con la mezcla de nata y mascarpone y con las fresas y un poco de su líquido de su maceración. Repetir la operación hasta llenar las copas por completo.

Finalmente decorar con unos pistachos picados y dejar enfriar en la nevera hasta el momento de servir.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas el tiramisú de fresas.

TARTA PASIEGA CON PIÑA

TARTA PASIEGA CON PIÑA

TARTA PASIEGA CON PIÑA DEL MONTE

Esta tarta pasiega con piña Del Monte es una tarta tradicional que hacemos en casa siempre que nos juntamos toda la familia y que queremos un postre fresquito y ligero después de una gran comida. Sobretodo la solemos hacer para las fiestas navideñas, que después del festín parece que apetece algo fresquito, ligero y saludable.

Para hacer esta receta he usado la piña Del Monte, una piña con el dulzor natural de sus plantaciones, sin aditivos y súper saludable. La encontrarás en lata, ya cortada y totalmente natural, mucho más práctica y cómoda ya que siempre puedes tenerla en tu despensa sin que se caduque.

Generalmente esta tarta la hacemos sin base de bizcocho para que quede más ligera, pero para la receta de hoy, he decidido darle ese toque para redondear más el postre.

ingredientes:

  • 1 lata de piña Del Monte
  • Caramelo líquido
  • 400 mililitros de nata con 35% m.g.
  • 30 gramos de azúcar
  • 1 sobre de gelatina de piña
  • 250 ml de agua
  • Sobaos pasiegos
  • Menta y grosellas para decorar

elaboración:

Para empezar en un molde de silicona vierte el caramelo líquido para cubrir todo el fondo (puedes usar un molde rectangular o redondo). Añade unas rodajas de piña hasta cubrir la base de la tarta.

Preparar la gelatina, para ello pon a hervir 250 ml de agua y añade la gelatina, remueve bien hasta que quede integrada.

Añade la nata, el azúcar, 4 rodajas de piña troceadas y el agua de la lata de la piña. Vuelve a poner en el fuego, remueve y retira antes de que comience a hervir.

Con cuidado pon esta mezcla dentro del molde, ten en cuenta que has de dejar espacio para los sobaos pasiegos, así que no lo llenes hasta arriba si quieres acabarlos con este bizcocho.

A continuación ponle los sobaos de tal manera que te quede totalmente cubierto, para ello tendrás que ir cortando algunos en trozos más pequeños para cubrir los huecos.

Después tapa con papel film y guarda en la nevera unas 4 horas.

Finalmente desmolda sobre una bandeja y acaba decorando con unas grosellas y unas hojitas de menta.

PANNA COTTA DE CAFÉ

PANNA COTTA DE CAFÉ

PANNA COTTA DE CAFÉ

Esta Panna cotta de café no puedes perdértela, ya sabes a estas alturas que es uno de mis postres favoritos y que lo he versionado un montón de veces. Realmente pienso que para hacer un buen postre no necesitas complicarte mucho la vida y este postre no puede ser más sencillo.

ingredientes:

  • 150 ml de café recién elaborado
  • 400 ml de nata con el 35% m.g.
  • 5 hojas de gelatina
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 150 ml de leche
  • 1 cucharadita de café soluble
  • 1 cucharadita de azúcar glass
  • 1 cucharadita de cacao en polvo

elaboración:

Para empezar pon 4 hojas de gelatina en remojo en agua fría durante unos minutos para que se hidraten bien, yo las pongo de una en una dejando entre ellas un minuto para que nos e peguen.

Prepara un café expreso y reserva.

En un cazo pon la nata a calentar, añade el azúcar blanco y el aroma de vainilla, cuando empiece a hervir retira del fuego. Añade a la mezcla el café expreso y las hojas de gelatina que ya estarán hidratadas y bien escurridas del agua. Mezcla bien todo el conjunto con unas varillas hasta que veas que se disuelven las hojas de gelatina.

Pon la mezcla en vasos individuales de cristal y resérvalos en la nevera durante mínimo 6 horas.

Una vez que el postre ha gelificado, pon la otra hoja de gelatina que nos había quedado en agua a hidratar.

Vierte la leche en un cazo y caliéntala hasta que empiece a humear.

Añade el café soluble, el azúcar glass, la cucharadita de cacao y remueve hasta integrarlos.

Retira el cazo del fuego, añade la gelatina bien escurrida y mezcla bien, reparte en los vasitos sobre la gelatina de café y resérvalos mínimo 2 horas en la nevera.

Puedes decorarlos con un poco de chocolate picado y unos granos de café.

Si te ha gustado esta receta, no te pierdas la panna cotta de nutella

TARTA DE QUESO Y FRUTOS ROJOS

TARTA DE QUESO Y FRUTOS ROJOS

TARTA DE QUESO Y FRUTOS ROJOS

Esta tarta de queso y frutos rojos es ideal para cualquier celebración. Yo la he preparado para celebrar mi cumpleaños y el de mi página web, que ya son unos cuantos.

Lo mejor de la tarta es que puedes dejarla preparada con antelación, ya que necesita unas horas de reposo para que la gelatina haga su efecto, así que no te va a traer mucho trabajo. Otra de las ventajas que tiene es que puedes usar frutos rojos congelados, por lo que te permite hacerla durante todo el año ya que hoy en día puedes encontrar en los grandes supermercados bolsas congeladas.

Recuerda tener la nata muy fría para que te pueda montar bien, también puedes enfriar los accesorios con los que vayas a montarla.

Para hacer esta tarta he usado un molde de 23 cms.

ingredientes:

  • 130 g de galletas tipo María
  • 80 g de mantequilla derretida
  • 10 gr de vainilla
  • 750 g de queso crema
  • 100 gr de azúcar
  • 10 gr de gelatina
  • 90 g de agua
  • 600 g de frutos rojos, frescos o congelados + algunos para decorar la tarta
  • 600 ml de nata con un mínimo 35% grasa
  • 2 cucharadas de azúcar glass
  • Natafix

elaboración:

Para empezar haremos la base de galleta. Primero trituramos las galletas en un robot o dentro de una bolsa de plástico, aplastándolas con un rodillo.

Derretimos la mantequilla en el microondas y la añadimos a las migas de galleta junto con la vainilla. Mezclamos bien y ponemos esta masa en el fondo del molde de la tarta hasta cubrir todo por completo y aplanando con una cuchara. Guardar el molde en la nevera para que se solidifique la base.

Poner a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.

Tritura con ayuda de un robot o la túrmix los frutos rojos congelados, añade el queso crema y el azúcar y vuelve a triturar.

Pon a calentar en el fuego 200 ml de nata, cuando este caliente sin que llegue a hervir retira del fuego y añade las hojas de gelatina bien escurridas. Mezcla hasta que las hojas de gelatina se fundan. Añade esta nata a la mezcla de queso anterior e integra.

Monta 200 ml de nata con el robot de cocina. Después añade esta nata a la mezcla de la crema de queso y con ayuda de una espátula y movimientos envolventes intégrala.

Pon toda la mezcla de queso encima de la base de galleta que tienes reservada en la nevera y con una espátula iguala la superficie.

Reserva la tarta en la nevera mínimo 6 horas, yo la dejé hasta el día siguiente.

Para decorar solo tienes que montar los 200 ml de nata restantes con el azúcar glass y el natafix. Ponla en una manga pastelera con boquilla rizada y decora la tarta. Finaliza con algún fruto rojo fresco y unas hojas de menta y ya puedes servirla.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas otra tarta fresca ideal como es la tarta de limón.

TARTA HELADA DE GALLETAS

TARTA HELADA DE GALLETAS

TARTA HELADA DE GALLETAS

Ya empieza el buen tiempo y esta tarta helada de galletas es ideal para las meriendas de las tardes de primera y de verano. La receta es tan sencilla que no te va a costar nada prepararla.

Puedes usar las galletas que más te gusten siempre y cuando sean rectangulares para guardar la forma típica de la tarta. También puedes sustituir la crema de chocolate negro por chocolate blanco.

ingredientes:

  • 200 gr de queso crema
  • 200 gr de crema de cacao
  • 25 galletas rectangulares
  • 200 gr de nata para montar con el 35% de m.g.
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Almendras crocanti

elaboración:

Para empezar en un cuenco bate el queso crema junto con la crema de cacao, también puedes usar un robot de cocina para hacerlo.

Unta las galletas que te gusten con la mezcla de queso y crema de cacao. Une las galletas como si fueras a preparar un gran sándwich.

A continuación coloca las galletas unidas en una bandeja forrada con papel vegetal.

Cubre todas las galletas con el resto de la crema de queso y chocolate. Reserva en el congelador durante 15 minutos.

Pasado el tiempo si te ha sobrado crema de queso y chocolate puedes ponerle otra capa extra a tus galletas y volver a meter en el congelador durante otros 15 minutos.

Mientras vamos a preparar la nata, para ello en un cuenco pon la nata de montar muy fría (puedes meterla unos minutos en el congelador) y comienza a batir con unas varillas, es mejor hacerlo con un robot o varillas eléctricas. Pasado un par de minutos añade el azúcar y bate hasta que la nata monte totalmente.

Saca la tarta del congelador y cubre con la nata todas las galletas. Finalmente decora con la almendra crocanti.

Vuelve a poner la tarta en el congelador durante 4 horas y ya la tendrás lista para servir.

Si te ha gustado esta tarta fresquita no te pierdas la refrescante tarta de limón

VASITOS DE KINDER BUENO

VASITOS DE KINDER BUENO

VASITOS DE KINDER BUENO

Estos vasitos de kinder bueno no te van a dejar indiferentes, sobretodo para los amantes del chocolate o los más golosos de la casa. También puedes hacerlos para una fiesta de niños, te aseguro que este postre os va a hacer triunfar.

Los postres en vasito además es una forma muy cómoda de presentar cualquier postre y ya sabéis que yo me decanto siempre por esta manera de hacerlos.

La elaboración es muy sencilla, lo único que has de tener en cuenta es que han de estar fríos a la hora de consumir, así que puedes hacerlos con antelación.

Con esta receta te salen unos seis vasitos, dependiendo del tamaño que tengan éstos.

ingredientes para la base:

Si unas restos de bizcocho no hace falta que le añadas la mantequilla ni el cacao en polvo, yo siempre suelo tener congelado y para estos casos me viene genial. Si no tienes restos de bizcocho puedes hacer la base de galletas con estos ingredientes:

  • 60 gr de galletas
  • 30 gr de mantequilla
  • 1 cucharada sopera de cacao en polvo

ingredientes para la crema de kinder bueno:

  • 4 barritas de kinder bueno + alguna para decorar
  • 125 gr de queso Mascarpone
  • 125 gr de queso de untar tipo philadelphia
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 40 gr de azúcar glas
  • 125 gr de chocolate con leche especial para postres

elaboración:

Si haces la base con galletas has de triturarlas y después añadir la mantequilla derretida con el cacao, mezclar bien hasta conseguir una masa. Tanto si usas las galletas como el bizcocho, ponerlos en la base de tus vasitos y aplanar con ayuda de una cuchara.

Cortar con ayuda de un cuchillo las cuatro barritas de kinder bueno y trocearlas.

En un bol poner los dos quesos, la nata y el azúcar, mezclar con unas barillas.

En el microondas deshacer el chocolate con leche, para ello ves haciéndolo cada 20 segundos, remueve y vuelve a calentar, así evitaras que se te queme el chocolate. Has de conseguir que quede totalmente deshecho. Dejar templar un poco y añadir al bol donde tenemos el resto de ingredientes.

Con ayuda de unas varillas mezclar bien todos los ingredientes del bol, finalmente añade los trozos de kinder bueno.

Rellena los vasitos con esta mezcla y finalmente decora con un poco de chocolate rallado y unas barritas de kinder bueno. Mete en la nevera y sirve frío.

Si te gustan este tipo de postres no te pierdas el clásico petit suisse

BAMBAS DE NATA O CRISTINAS

BAMBAS DE NATA O CRISTINAS

BAMBAS DE NATA O CRISTINAS

No sé si recordaréis estas bambas de nata o cristinas de comerlos todos los domingos en casa o cuando había alguna celebración. Yo lo recuerdo como los postres típicos de cualquier pastelería y que en su época se puso de moda.

El nombre varía en función de la zona de España donde te encuentres pero la elaboración es la misma. También puedes encontrarlas bañadas en una capa de chocolate por la parte de arriba y rellenas con trufa en vez de con nata, pero yo hoy voy a enseñaros las clásicas bambas.

Con esta receta te saldrán unas 12 bambas o cristinas, yo he horneado la mitad y el resto de la masa la he congelado para el próximo domingo.

ingredientes para las bambas de nata o cristinas:

  • 200 gr de prefermento
  • 400 gr de harina de fuerza
  • 100 gr de azúcar
  • 75 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 5 gr de sal
  • 2 huevos + 1 pintar
  • 125 ml de agua

ingredientes para el prefermento:

  • 125 g de harina de fuerza
  • 75 ml de agua
  • 25 g de levadura fresca

ingredientes para el relleno:

  • 300 ml de nata para montar del 35% m.g. muy fría
  • 50 gr Azúcar glas

elaboración:

Para empezar prepara el prefermento, para ello en un bol añade la harina y la levadura deshecha con las manos. Calienta en el microondas un poco el agua y añádelo. Mezcla bien hasta integrar todos los ingredientes. Tapa con un trapo y deja levar durante 1 hora.

Pasado el tiempo prepara la masa. En un bol añade todos los ingredientes menos la mantequilla, también el prefermento. Puedes amasar a mano o con ayuda de un robot. Una vez mezclados todos los ingredientes, añade la mantequilla poco a poco que se vaya integrando hasta conseguir una masa elástica y homogénea.

Echa la masa sobre una superficie enharinada y acaba de amasar hasta obtener una masa lisa y que no se pegue. Forma una bola y deja reposar tapado con un trapo durante 2 horas en un lugar cálido pero sin aire. Ha de doblar su volumen.

Pasadas las dos horas, clava los dedos y desgasifica la masa. Enharina la superficie de trabajo y pon la masa encima. Corta en porciones de 60 gr cada una. Forma unas bolitas y déjalas sobre la bandeja de horno que habrás puesto papel de sulfurizado sobre ella. Deja las bolas tapadas con un trapo durante treinta minutos.

Precalienta el horno a 180º.

Bate el huevo que te queda y pinta con ayuda de un pincel las bambas. Hornea durante 10 – 15 minutos dependiendo del horno y si ves que se doran demasiado tápalas con papel de aluminio.

Déjalas enfriar sobre una rejilla, después córtalas por la mitad y prepara el relleno.

RELLENO:

Para el relleno recuerda que has de tener la nata muy fría, puedes meterla unos minutos en el congelador si hace falta.

En un bol limpio y si puede ser frío, bate la nata y ves añadiendo poco a poco el azúcar glass hasta que veas que se dibujan las líneas de las varillas en la nata. Si ves que le cuesta te recomiendo un truquito que es añadirle una cucharada de queso fresco tipo Philadelphia, de esta manera coge más textura. También otro truco es añadirle a la nata un producto que se llama Natafix y que ayuda a que la nata se quede más consistente y dure más.

Pon la nata en una manga pastelera con boquilla rizada y rellena las bambas.

Finalmente espolvorea por encima azúcar glass, déjalas un rato en la nevera enfriar y ya puedes servirlas.

Si quieres otro de los postres clásicos no te pierdas los conos de hojaldre con crema pastelera

PETIT SUISSE DE FRESA CASERO

PETIT SUISSE DE FRESA CASERO

PETIT SUISSE DE FRESA CASERO

Este petit suisse de fresa casero es más fácil de preparar de lo que te imaginas y además lo puedes preparar con aquellas fresas que estéticamente no son tan atractivas o que se están empezando a poner un poco feas.

Con las cantidades que te pongo puedes hacer 6 petit suisse, todo dependerá de la medida del vaso que utilices. Si quieres usar los envases de plástico del petit suisse entonces te saldrá más cantidad, ya que los tarros de cristal son más grandes.

Aprovecha para mezclar también otro tipo de frutas como el plátano cuando esté maduro.

Para que la textura te quede perfecta lo que he hecho después de triturar la fresa es colarla y así eliminas todas las pepitas y te quedará el zumo de fresas totalmente limpio. Pero ojo no tires esa parte si te gusta puedes aprovecharla y mezclarla con un yogur griego o hacer una mermelada, ya sabes que aquí no se tira nada.

ingredientes:

  • 500 gr de fresas
  • 250 gr de queso crema tipo Philadelphia
  • 100 gr de nata
  • 80 gr de azúcar
  • 6 gr de gelatina en polvo neutra

elaboración:

Para empezar lava las fresas y retira el péndulo y la parte que lo rodea que es más dura. Ponlas en el vaso de la túrmix o en un robot de cocina. Tritura totalmente hasta que no queden trozos y quede como un puré.

Pasa el puré por un colador de tal manera que te quede solamente el zumo de fresas, el resto que te queda sin colar no lo tires, ya te he explicado que puedes hacer una mermelada o acompañarlo a tu yogur griego.

Guarda un poquito de ese zumo en un vaso y añade la gelatina en polvo, deja que se hidrate y reserva.

Pon el resto del zumo de fresas en un cazo y al fuego medio, hasta que comience a hervir. En ese momento retira del fuego y vierte el vaso que tenías reservado con la gelatina. Remueve bien con unas varillas y vuelve a ponerlo al fuego por dos minutos más sin dejar de remover. Añade el azúcar y la nata y mezcla bien los ingredientes.

Deja templar la mezcla en el cazo durante algunos minutos.

Añade el queso crema y mezcla hasta que te quede una crema suave y homogénea.

Rellena los envases de los petit suisse y deja enfriar sobre la encimera una hora y después en la nevera.

Si te ha gustado este postre clásico no te pierdas la receta del arroz con leche 

BRIOCHE DE UVAS DE LA SUERTE

BRIOCHE DE UVAS DE LA SUERTE

BRIOCHE DE UVAS DE LA SUERTE

Este brioche de uvas de la suerte creo que es la receta ideal para celebrar que finaliza el año 2020, un año complicado por el covid-19 y del cual todos tenemos ganas de pasar página. Así que no se me ocurre una mejor manera que hacerlo de la manera más dulce posible y empezar el 2021 como se merece.

La receta es muy sencilla lo único es que has de dejar que fermente la masa para que crezca el bizcocho y sea más tierno.

ingredientes para el brioche de uvas de la suerte:

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 75 gr de azúcar
  • 10 gr de sal
  • 60 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 huevos talla L + 1 huevo para pintar
  • 25 gr de levadura fresca
  • 125 gr de leche entera
  • la ralladura de medio limón
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de canela
  • Azúcar glass

ingredientes para el relleno:

  • 400 ml de nata para montar
  • 3 cucharadas soperas de azúcar blanco
  • 1 cucharada sopera de queso crema

elaboración del prefermento:

Para empezar has de preparar el prefermento, para ello pon en un bol 125 gr de harina con la leche y la levadura fresca desmenuzada.  Mezcla todo bien hasta conseguir una masa homogénea, tapa con un trapo y deja reposar durante 1 hora.

elaboración de la masa:

Al cabo de una hora verás que el prefermento ha crecido y su textura ha cambiado. En un bol pon el prefermento con el resto de la harina, el azúcar, la sal, tres huevos, la ralladura del limón, la vainilla y la canela y mezcla todo bien. Puedes usar un robot para hacer este paso y ves añadiendo la mantequilla en daditos poco a poco para que se vaya integrando con la masa.

Deja reposar la masa otra hora más, tapada con un paño para que no se seque recuerda poner el paño pegado a la masa.

Finalizado ese tiempo enciende el horno a 50ºC. Corta la masa en porciones de 75 gr y bolea la masa, disponlas en la bandeja donde vayas a hornearlas, dibujando la forma del racimo.

Bate un huevo y pinta la masa con ayuda de un pincel. Apaga el horno y deja la masa dentro durante otra hora, verás como dobla su volumen.

Hornea durante 15 minutos a 180 grados y después deja enfriar sobre una rejilla.

Una vez frío el brioche, monta la nata con ayuda de unas varillas eléctricas, para que te monte bien la nata ha de estar muy fría, por lo que puedes meterla en el congelador veinte minutos.

Pon la nata montada en una manga pastelera con boquilla rizada. Corta por la mitad el bizcocho y separa con cuidado, rellena con la nata y pon la  parte superior encima del brioche. Espolvorea por encima azúcar glass y añade el número del año.

BRIOCHE DE UVAS DE LA SUERTE
BRIOCHE DE UVAS DE LA SUERTE

 

MOUSSE DE FRAMBUESAS

MOUSSE DE FRAMBUESAS

MOUSSE DE FRAMBUESAS

Esta mousse de frambuesas es tu postre definitivamente, además de quedar riquísimo, suave y sedoso, la presentación es impecable. Desde luego que puedes darle tu toque personal, pero con este postre te aseguras que te va a quedar bonito siempre.

La receta es súper sencilla de preparar, lo único a tener en cuenta que has de tener una batidora eléctrica para montar la nata y las claras. Claro que puedes hacerlo a mano, pero te espera un buen rato de sudar hasta conseguir montarlo todo, así que si quieres evitarlo mejor usa una batidora eléctrica de varillas y si no tienes, pídesela prestada a tu vecina o a tu amiga.

Otro consejo antes de empezar la receta, mete la nata en el congelador al inicio de la receta, así te aseguras que esté bien fría y que te monte bien la nata.

ingredientes:

  • 200 gr de frambuesas
  • 200 ml de nata líquida para montar (35% de materia grasa)
  • 6 gr de gelatina
  • 1 clara de huevo
  • 30 gr de azúcar blanco
  • Frambuesas y coco rallado para decorar

elaboración:

Para empezar lo que has de hacer es hidratar la gelatina en agua fría.

Mientras tritura los 200 gr de frambuesas (recuerda guardar alguna para decorar). A continuación pasa el zumo de frambuesas por un colador para descartar las pepitas. Pon el zumo en un cazo y calienta la frambuesa sin que llegue a hervir. Escurre las hojas de gelatina y añádelas al cazo, remueve bien hasta que queden totalmente disueltas. Retira del fuego y reserva.

Continuamos montando la nata, ¿ya te acordaste de meterla en el congelador antes? es importante que esté bien fría para que te monte bien. Si te olvidaste de este paso pasa al siguiente paso, que el ordenes de factores no altera el producto. Si por el contrario te acordaste, pon la nata en un bol con 15 gr de azúcar y bate hasta que veas que se monta la nata. No es necesario que quede demasiado dura o nos costará más mezclarla con el merengue. Una vez montada reserva.

Limpia bien el bol y las varillas donde has montado la nata y pon la clara de huevo y el azúcar restante (otros 15 gr). Monta el merengue hasta que te quede bien firme. Sabrás que está bien montado si al darle la vuelta al bol, el merengue no cae. ¡Ojo donde haces esa prueba que no te quedes sin merengue!.

Finalmente vamos a mezclar el zumo de frambuesa con la nata con movimientos envolventes, siempre de abajo hacia arriba. Después lo mezclaras con el merengue montado, de igual manera, con movimientos envolventes.

Pon la mezcla en una manga pastelera y rellena los vasitos donde vayas a presentarlos. Guarda en la nevera durante 4 horas.

Finalmente decora con una pizca de coco rallado, unas frambuesas y unas hojas de menta. Ya tienes tu postre listo para servir.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas otra receta muy similar con la tarta nube de fresas

BICA BLANCA DE LAZA

BICA BLANCA DE LAZA

BICA BLANCA DE LAZA

La bica blanca de laza es un postre típico de Galicia, principalmente de la provincia de Orense, de elaboración artesanal, similar a un bizcocho, equilibrado en huevo y azúcar. Con ligero sabor a canela.

Su origen es incierto, aunque se cree de su existencia en el siglo XIX, elaborándose en las casas para su consumo en festividades. La bica originaria de la comarca de Terra de Trives es dulce, de textura abizcochada y con una corteza superior tostada.

ingredientes:

  • 9 claras de huevo a temperatura ambiente
  • 400 gr de azúcar
  • 1 pizca de sal y unas gotas de vinagre de arroz
  • 400 gr de harina
  • 200 ml de nata para montar 35% M.G.
  • 1 cucharada de queso philadelphia
  • Azúcar blanco
  • Canela en polvo

elaboración:

La elaboración de este bizcocho no puede ser más sencillo. Para empezar comienza batiendo con unas varillas eléctricas las claras con una pizca de sal y unas gotas de vinagre de arroz, de esta manera ya verás que te subirán muy bien y se montan más rapidamente. Cuando empiecen a espumar las claras, puedes añadir poco a poco el azúcar y deja que se vaya integrando todo el conjunto hasta que te queden las claras a punto de nieve.

Tamiza la harina encima del merengue poco a poco, ves integrándola con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, hasta que la tengas totalmente integrada.

A continuación monta la nata, para ayudarte a montar puedes ponerle una cucharada de queso philadelphia, es muy importante que la nata este muy fría para que te monte bien, si no has tenido tiempo de ponerla en la nevera, métela unos minutos en el congelador y junto con el queso, ya verás como te monta sin problemas.

Integra la nata montada con las claras y la harina, lo mismo con movimientos envolventes.

Precalienta el horno a 180º.

En el molde que vayas a hornearla, pon spray antiadherente, si no tienes puedes ponerle papel sulfurizado en cruz para que puedas desmoldarla bien. Añade la masa a tu molde y alisa la superficie, por encima pon una ración generosa de azúcar blanco y canela en polvo.

Hornea durante 45 minutos, comprueba finalizado ese tiempo que el bizcocho esta bien cocido pinchando con un palillo, ha de salir limpio.

Una vez finalizada la cocción, deja enfriar fuera del horno y ya la tienes lista para probar, es ideal para la merienda o el desayuno, acompañada de un buen café o un chocolate caliente.

Si te ha gustado este bizcocho con claras, no te pierdas el bizcocho de claras de huevo queda espectacular también.

BATIDO DE CHOCOLATE Y OREO

BATIDO DE CHOCOLATE Y OREO

BATIDO DE CHOCOLATE Y OREO

Cuando empieza a hacer calor nos apetece tomar cosas que nos refresquen y este batido de chocolate y oreo es ideal desde luego. Para los amantes de este tipo de galletas que sé que sois unos cuantos y además del chocolate, pues no podéis perderos esta fácil y rápida receta de preparar.

Cuando lo hice la primera vez no tenía intención de escribir la receta porque me parecía tan sencilla que no estaba segura de que a nadie pudiera interesarle. Pero cuando lo preparé por segunda vez pensé “está demasiado bueno como para no compartirlo” y así es como ahora mismo estoy en el sillón de casa escribiendo esta receta con la esperanza de que os guste tanto como a mi.

Y es que últimamente las recetas que estoy publicando con oreo sé que os están gustando mucho, por eso me animo a compartiros algunas de ellas como estas magdalenas de oreo y el brownie de oreo que ha triunfado.

Y ahora vamos con la receta que en dos minutos tendrás preparada.

ingredientes para el batido de chocolate y oreo:

  • 400 ml de batido de chocolate
  • Nata montada
  • Galletas oreo
  • Hielo

elaboración:

Para empezar quita el relleno de las galletas oreo y tritura las galletas en un robot hasta que queden del tamaño de granitos de arena. Reserva un poco de esta tierra que la usaremos después para decorar.

En un robot de cocina con una cuchilla potente o una batidora, ponemos el batido de chocolate, cuatro cubitos de hielo y el resto de galletas oreo y trituramos hasta que el hielo quede a trozos pequeños.

En un vaso alto rellena con el batido y deja un poco para rellenar con la nata montada que la has de poner primero haciendo el círculo exterior y vas rellenando hacia el centro para que quede en forma de flor.

Finalmente decora con el resto de galletas que teníamos reservadas y ya tienes tu batido listo para servir.

BATIDO DE CHOCOLATE Y OREO

 

FLAN DE QUESO

FLAN DE QUESO

FLAN DE QUESO

Esta receta de flan de queso casero no puede ser más fácil y rápida de hacer. Lo que más tiempo te va llevar es el del horno, porque la elaboración se hace en un momento. A mi me encantan los flanes aunque siempre me he resistido a prepararlos, la verdad es que no sé muy bien el porqué pero ahora que ya me he lanzado, creo que los probaré de todos los sabores.

También he de reconocer que el caramelo no me va mucho, pero como los hago yo no hay problema, le pongo menos cantidad o simplemente no le pongo y arreglado. Si es que no hay nada como hacerse uno mismo el postre ¿verdad?

ingredientes para el caramelo:

  • 100 gr de azúcar
  • 20 gr de agua

ingredientes para el flan:

  • 500 ml de leche entera
  • 5 huevos talla L
  • 240 gr de queso crema a temperatura ambiente
  • 1 vaina de vainilla
  • 120 gr de azúcar
  • la piel de un limón
  • 200 ml de nata para montar con 35% m.g.

elaboración del flan de queso:

Para empezar vamos a preparar el caramelo para ello pon el agua y el azúcar en un cazo y deja que se funda el azúcar a fuego medio, remueve con una cuchara de vez en cuando hasta que veas que coge color dorado, en ese momento no dejes de remover y si hace falta retira del fuego en algún momento, es importante que no se te pase el punto del azúcar para que no amargue. Una vez tengas el caramelo ponlo en los moldes para flanes y reserva.

Por otro lado pon a calentar la leche con la piel del limón y las semillas de la vaina de vainilla. Para ello abre la vaina en vertical con la punta de un cuchillo y con ayuda de una cucharita pequeña, extrae todas las semillas de su interior. Deja que hierva y deja infusionar unos minutos, después retira la piel del limón.

Mientras se infusiona, bate los huevos con el azúcar y después añade el queso crema, bate bien con unas varillas hasta que el queso se mezcle bien, te será más fácil si lo tienes a temperatura ambiente. Después añade la leche a esta mezcla y ves moviendo, es importante que la leche no esté muy caliente o se te cuajaran los huevos.

Pon toda la mezcla en los moldes que tenías preparados y prepara el horno a 180º. En una bandeja de horno, llena de agua hasta la mitad, pon los moldes de las flaneras dentro y tapa con papel de plata. Los tapamos para evitar que el agua salpique dentro de los flanes. Deja en el horno durante 1 hora.

Una vez finalizado el tiempo deja enfriar sobre la encimera y una vez fríos guarda en la nevera hasta su consumo.

Para montar la nata recuerda que ha de estar muy fría, incluso las varillas con las que vayas a montarla, usa un poco de azúcar para montarla. Una vez montada, métela en una manga pastelera y ponle un punto de color al flan o si lo prefieres hazle una gran torre de nata.

Para la presentación, añade color también con alguna fruta y una hoja de menta.

Si te gustan los postres tradicionales no te pierdas la crema catalana  y el arroz con leche

 

 

TARTA MOUSSE DE COCO

TARTA MOUSSE DE COCO

tarta mousse de coco

Otra de las frutas que me apasionan es el coco y esta tarta mousse de coco es espectacular. La receta es ideal para hacerla en verano y no encender el horno. Así que os animo a prepararla porque os aseguro que os va a encantar.

ingredientes para la base:

  • 100 gr de galletas (yo he usado unas con sabor a canela)
  • 60 gr de mantequilla
  • 30 gr de coco rallado

ingredientes para la tarta:

  • 500 ml de nata para montar
  • 400 ml de leche de coco
  • 100 gr de queso crema
  • 5 hojas de gelatina
  • 150 gr de azúcar
  • 100 gr de coco rallado
  • 100 gr de pasta de coco Home Chef

elaboración de la base:

Para empezar vamos a elaborar la base de la tarta, para ello tritura las galletas y derrite la mantequilla en el microondas. Mezcla la mantequilla con el coco y las galletas. Verás que se forma una pasta y pon la mezcla en la base del molde. Con ayuda de una cuchara extiéndela y déjala lo más lisa posible. Guárdala en la nevera y mientras prepara el relleno.

elaboración del relleno:

Pon la nata a enfriar en el congelador y si puedes pon también los accesorios con los que vas a montar la nata también en el congelador.

Mientras pon la gelatina a hidratar en agua fría. Calienta la leche de coco en el microondas y cuando la gelatina esté hidratada (aproximadamente 5 minutos), escúrrela,  añádela a la leche y mezcla bien para que se deshaga. Reserva en la nevera.

Saca la nata del congelador y los accesorios y monta la nata. Una vez que esté montada añade el azúcar y termina de montarla. Bate el queso para que no este duro y se mezcle bien con el resto de ingredientes. Añade la pasta de coco y el coco rallado, mezcla la nata con todos los ingredientes con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba para evitar que la nata se baje.

Finalmente añade la leche de coco al resto de ingredientes y mezcla bien. Vierte dentro del molde y alisa un poco la superficie. Reserva en la nevera hasta el día siguiente.

Una vez que este fría la tarta desmolda con cuidado y ya puedes decorarla, para ello usa coco rallado y alguna fruta para darle color.

Ya verás que deliciosa tarta queda, sobretodo su textura es deliciosa y sorprende a todos los comensales.

Si buscas otras recetas de tartas frías no te pierdas la tarta de mousse de fresa y la tarta de limón