TORTILLA CANARIA CON ALMOGROTE

TORTILLA CANARIA CON ALMOGROTE

TORTILLA CANARIA CON ALMOGROTE

Tener una buena amiga Chicharrera que me trae productos excelentes de Tenerife y que me permite hacer desde una tortilla canaria con almogrote, unas papas arrugadas o un bizcocho con gofio (próximamente.. no me pidáis aún la receta) pues es un lujo la verdad.

Aunque busque los productos aquí no es lo mismo como poderlos comprar en Güímar su pueblo, así que he de dar las gracias a mi querida María Luis  por volver siempre con cosas ricas para mí y a su madre Blanca, por hacerme el delicioso almogrote y el mojo picón cada vez que viaja.

La receta es muy sencilla, podemos hacer por un lado el almogrote  (es una especie de paté de queso) y después hacer una tortilla tradicional de patatas con tomate.

ingredientes para el almogrote:

  • 350 gr de queso de cabra curado o de oveja seco y duro
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pulpa de pimienta picona o una ñora seca o pimiento choricero
  • 60 ml de aceite de oliva
  • 1 cucharada de tomate concentrado
  • 1/2 cucharada de pimentón picante
  • Pimienta negra molida

ingredientes para la tortilla:

  • 3 patatas grandes
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 6 huevos tamaño L
  • 2 tomates
  • Aceite de oliva y de girasol
  • Sal
  • Cebollino picado

elaboración del almogrote:

Para empezar si vas a usar la ñora o el pimiento choricero hidrátalos en agua caliente. Mientras ralla el queso o pícalo con un robot de cocina y reserva.

Pela el ajo y retira el germen central, pon en el vaso de una túrmix.

Retira la carne de la ñora o el pimiento choricero con ayuda de una cuchara y añádelo al vaso también junto con el concentrado de tomate, la pimienta y el pimentón. Tritura el conjunto y después añade el queso rallado y tritura de nuevo.

Incorpora en un hilo fino el aceite de oliva para que vaya integrándose con el queso y el resto de ingredientes hasta conseguir la textura deseada. Reservar.

elaboración de la tortilla.

Pela la cebolla, los ajos y las patatas. Corta los tres ingredientes a rodajas finas, puedes ayudarte de una mandolina para que los cortes tengan el mismo grosor.

Pon una sartén a calentar con abundante aceite de girasol o aceite de oliva suave. Sala los ingredientes cortados y añádelos a la sartén. Sofrie hasta que las patatas empiecen a dorarse y puedas cortarlas fácilmente con un tenedor (ese es su punto óptimo).

Mientras corta en rodajas los tomates y después en daditos, añádelos a la sartén con las patatas.

Bate los huevos en un bol hondo, pica el cebollino y añadélo a los huevos.  A medida que tengas las patatas y demás ingredientes listos, saca con una espumadera de la sartén, escurre bien de aceite y ponlos en el bol.

Añade al bol unos 50 gr de almogrote y mezcla bien todos los ingredientes para que se integren los sabores.

Pon otra sartén a calentar con un poco de aceite de oliva. Añade los ingredientes del bol y deja cuajar a fuego medio-bajo. Cuando ya empiece a tener la forma de la sartén el huevo, tapa con ayuda de un plato más grande la sartén y gira la tortilla, pesa bastante así que ves con cuidado que no se te caiga toda.

Una vez girada deja cuajar por el otro lado. El punto de cocción lo decides tú, cuanto más tiempo la tengas en el fuego más cuajado te quedará el huevo, pero ojo no la vayas a quemar.

Pon la tortilla en un plato, decora con queso canario de cabra semi curado, si es de la quesería artesanal del Valle de Guimar y elaborado por María y José Elias pues mejor y sino pues el que tengas.

Finalmente espolvorea por encima una pizca de pimentón y cebollino picado. Ya tienes un trocito de canarias en tu mesa listo para degustar.

MONA DE PASCUA TRADICIONAL

MONA DE PASCUA TRADICIONAL

MONA DE PASCUA TRADICIONAL

La mona de pascua tradicional ha ido derivando con el tiempo a las tartas que conocemos actualmente o las figuras de chocolate que regalan en semana santa el padrino a su ahijado. Como tartas hay muchas he querido conservar la esencia de la verdadera mona de pascua.

La receta que os enseño es la básica y a partir de aquí tú puedes rellenarla o decorarla a tu gusto.

Hay que tener en cuenta que se ha de elaborar un fermento el día anterior.

Si quieres ponerle la decoración de un huevo pintado, solo has de cocerlo con agua, un chorrito de vinagre y el colorante alimentario que desees. Dejar cocer 10 minutos y después dejar secar fuera del agua.

Con esta receta salen dos masas, puedes hacer una y congelar la otra masa o hacer las dos, regalar una a tu ahijado y la otra para ti.

ingredientes:

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 25 gr de levadura fresca
  • 60 ml de agua
  • 4 huevos + 1 huevo para decorar
  • 150 gr de azúcar blanco
  • 80 gr de aceite de oliva
  • La ralladura de una naranja
  • 15 ml de agua de azahar
  • Una pizca de sal
  • Almendras filateadas para decorar

elaboración:

La noche anterior preparar el fermento, para ello disolver el agua con la mitad de la levadura, poner en un bol y añadir 100 gr de harina. Mezclar bien y guardarlo tapado en la nevera.

Al día siguiente sacar el fermento de la nevera y dejar que se atempere.

Mezclar en un bol el resto de harina, el resto de levadura desmenuzada, el fermento que preparamos el día anterior, la sal, 3 huevos y una yema (reservar la clara). Amasar con un robot de cocina o a mano hasta integrar bien todos los ingredientes.

Añadir el azúcar, el aceite, el agua de azahar y la ralladura de naranja. Amasar de nuevo hasta que quede todo integrado hasta conseguir una masa elástica. Si vemos que se pega en las manos se puede añadir algo de harina pero sin pasarnos para que la miga quede esponjosa.

Hacer una bola con la masa, enharinar un bol y poner dentro la bola de masa. Tapar con un paño de algodón y dejar levar durante 1 hora en un lugar cálido hasta que doble su volumen.

Mientras cocer en agua el huevo para decorar, si se quiere teñir el huevo, añadir un chorrito de vinagre y el colorante alimentario y dejar que se cueza durante 10 minutos

Una vez doblado su volumen, cortar la masa en dos, dar la forma de bola, hacer un agujero en el medio y con movimientos circulares ir agrandándolo. Poner en el centro el huevo, tapar de nuevo y dejar doblar su volumen de nuevo, dependiendo de la temperatura de tu casa puede estar en una hora o igual necesita algo más. Puedes ponerlo en el horno tapado con un trapo de algodón a 50ºC.

Pincelar toda la masa con la clara de huevo batida, que habíamos reservado.

Mezclar en un platito un puñado de azúcar y unas gotas de azahar, echarlo por encima de la masa junto con las almendras filateadas

Hornear a 180º durante 25 minutos, si es necesario tapar con papel de aluminio para que no se queme la parte superior. Dejar enfriar y servir.

POLLO TERIYAKI CON PANKO

POLLO TERIYAKI CON PANKO

POLLO TERIYAKI CON PANKO

Este pollo teriyaki con panko es de las recetas más fáciles que he podido hacer, la inspiración me vino de un día que fui a comprar a la carnicería y compré unas pechugas de pollo rebozadas en panko. Estaban muy buenas pero me faltaba algo en la receta, me puse a investigar por internet pero no encontré ninguna receta donde combinaran el pollo con la salsa teriyaki y el panko.

Para los que no estáis muy puestos en la gastronomía oriental os diré que la salsa teriyaki es una salsa japonesa, utilizada para marinar y luego hacer a la parrilla carnes, aves o pescado. El panko es un rebozado de pan japonés. Actualmente estos dos ingredientes están tan de moda que podéis encontrarlos en muchos supermercados o grandes almacenes.

La salsa teriyaki ya es salada, por lo que en esta receta no le vamos a añadir más sal al pollo.

Si os gusta la comida asiática, no podéis perderos mi receta de fideos de arroz con secreto y setas.

ingredientes:

  • 400 gr de solomillos de pollo o pechuga
  • Salsa teriyaki
  • Panko
  • 2 huevos
  • Perejil
  • Aceite de oliva suave o de girasol
  • Cebollino picado

elaboración:

Para comenzar con la receta limpiamos bien los solomillos de grasa si la tuviera, ponemos los solomillos en un bol y los cubrimos con la salsa teriyaki. Dejamos reposar el pollo durante almenos tres horas, o incluso puedes dejarlos la noche anterior marinando.

Finalizado el tiempo del marinado, ponemos en un plato el panko, en otro plato batimos los huevos. En una sartén ponemos aceite de oliva suave o de girasol, el que tengáis en casa y en un plato llano pondremos papel absorbente de cocina o servilletas de papel para deshacernos del resto de aceite.

Corta perejil a tu gusto y trocea, añádelo al huevo batido. Pasa las pechugas de pollo por el huevo y después por el panko. Una vez tengas todos los solomillos rebozados, fríe en la sartén hasta que doren por todos lados.

Finalmente déjalos sobre el papel absorbente. Para la presentación puedes ponerle un poco de cebollino picado y servir con un poco de salsa teriyaki a parte.

Se puede comer caliente o se puede llevar de picnic y comer frío.

ASADILLO MANCHEGO CON HUEVO

ASADILLO MANCHEGO CON HUEVO

ASADILLO MANCHEGO CON HUEVO

Este plato de asadillo manchego con huevo es un plato tradicional de la gastronomía de Castilla La Mancha que se puede servir frío o caliente dependiendo de la época del año. En la zona también lo puedes encontrar como tapa.

Su elaboración es bien sencilla y podrás prepararlo con antelación.

ingredientes:

  • 1 kg de pimientos rojos
  • 4 tomates medianos o 500 gr de tomate triturado
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharada de azúcar
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • 2 huevos (opcional)
  • Cebollino picado

elaboración:

Para empezar lava y limpia bien los pimientos, retira el rabito y límpialos por dentro retirando las pepitas y las zonas blancas. Pincela con un poco de aceite de oliva y sala. Lava los tomates y retira el pédicelo y los sépalos (la parte superior verde). Si quieres puedes usar tomate triturado y así te saltas el paso de asar los tomates.

Pon una lámina de papel sulfurizado en la bandeja de horno, pon los pimientos y los tomates  y hornea a 180º de temperatura durante 30 minutos. Puedes ir dándoles la vuelta con ayuda de unas pinzas, una vez asados, déjalos enfriar.

Una vez fríos pela los pimientos y corta en tiras. Retira la piel de los tomates, abre por la mitad y tritúralo con ayuda de una túrmix.

En una cacerola pon un poquito de aceite, añade los ajos pelados y cortados a rodajas, saltea y sin que lleguen a dorarse añade el tomate triturado, el azúcar y el comino en polvo, deja que reduzca el conjunto como si hicieras un sofrito.

Mientras pon a hervir agua y añade los dos huevos, deja cocer diez minutos.

En una fuente pon las tiras de los pimientos y el sofrito de tomate, mezcla bien. Pela los huevos y córtalos a cuartos, decora el plato con ellos y finalmente corta un poco de cebollino y pon por encima con un chorrito de aceite de oliva.

Ya tienes tu asadillo manchego con huevo listo y puedes servir frío o caliente como te guste.

Si te ha gustado esta receta manchega no puedes perderte la sopa castellana

SOPA CASTELLANA

SOPA CASTELLANA

SOPA CASTELLANA

La sopa castellana es una receta tradicional que se elabora desde hace muchos años en el centro de España. Se trata de un plato humilde ya que sus ingredientes son muy básicos y accesibles para la población en épocas de hambruna.

Antiguamente en las bodas se servía con perejil y huevo duro y como curiosidad también os explicaré que si este plato se tomaba en los cafés de Madrid a principios del siglo XX les ponían dos huevos, sin embargo si se tomaba en una taberna solo lo servían con un huevo.

Esta sopa castellana también se suele hacer en época de cuaresma siempre que no uses la carne.

ingredientes:

  • 2 trozos de la carcasa de un pollo (yo he usado media pechuga y el muslo)
  • 1 hueso de jamón carnoso
  • 1 huevo por persona
  • unas rebanadas de pan
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 cabeza de ajo laminado
  • 2 litros de agua
  • Una pizca de sal.

elaboración de la sopa castellana:

Para empezar pon en una olla el agua, una pizca de sal, los huesos de pollo y el hueso del jamón. Dejar que cueza a fuego medio sin que llegue a hervir durante 1 hora.

Pasado ese tiempo colar el caldo y reservar la carcasa y el hueso de jamón.

En la cazuela añadir el aceite y el ajo. Dejar que doren los ajos con cuidado de que no se quemen. Cuando ya estén un poco dorados, añadir la cucharadita de pimentón dulce, remover y retirar del fuego para evitar que se queme el pimentón.

Quita la carne del hueso de jamón y de la carcasa de pollo. Incorpóralo toda la carne a la cazuela con el ajo junto con el caldo. Deja que cueza todo el conjunto unos quince minutos.

Mientras prepara los huevos, para ello coloca film transparente dentro de una taza, cubriendo todo el interior. Agrega unas gotas de aceite y casca el huevo dentro. Junta las cuatro esquinas del film, darle un par de vueltas y cerrar con una pinza, ha de quedar como si fuera un paquetito. Repetir la operación con cada huevo.

Pon a hervir un cazo con agua y cuando comience a hervir introduce los huevos dentro con el film. con una pizca de sal. Deja que se cuezan durante 4 minutos, verás que cambia el color del huevo. Una vez cocidos coger los paquetes con cuidado y ponerlos a refrescar en un bol con agua fría, sin sacar del papel film (esto lo hacemos para cortar la cocción).

Presenta el plato con una base del caldo y trozos de carne y jamón. Añade las rebanadas de pan alrededor y pon un huevo poché en el centro. Espolvorea por encima un poco de pimentón y ya lo tendrás listo para servir.

Si te ha gustado esa receta de sopa castellana no te pierdas la receta de sopa de pescado.

PASTEL DE PATATAS CON SOBRASADA

PASTEL DE PATATAS CON SOBRASADA

PASTEL DE PATATAS CON SOBRASADA

Este pastel de patatas con sobrasada y otras verduritas queda delicioso y lo mejor es que es una receta súper fácil de preparar, tanto que te va a sorprender.

Es ideal para hacerlo y tanto queda bien para comer como para cenar.

ingredientes:

  •  800gr. de patatas
  • 300gr. de champiñones
  • 1 calabacin
  • 150 gr. de sobrasada
  • 250gr de queso fresco tipo philadelphia
  •  2 huevos
  • 100ml. de leche
  • 50gr. de queso rallado emmental
  • Sal, pimienta y cebollino
  • Mantequilla

elaboración:

Para empezar pela las patatas y cortarlas a rodajas muy finas con ayuda de una mandolina.

Limpia muy bien los champiñones para quitarles toda la tierra, quítale la parte de abajo que no nos interesa y contiene restos de tierra y lávalos. Córtalos a rodajas finas y reserva. Si quieres puedes usar otro tipo de setas.

Corta los calabacines en rodajas también con una mandolina y reserva.

Ahora bate los huevos en un bol grande, una vez batidos añade la leche, el queso rallado y el queso fresco. Mezcla todo bien hasta que los quesos queden integrados, añade la sal y la pimienta.

Añade al bol las patatas y deja que se empapen bien con la mezcla de los huevos .

Precalienta el horno a 180º.

En una bandeja de horno, la cual habremos engrasado previamente con mantequilla vamos a ir poniendo una capa de patatas, después una capa de calabacines, después cubriremos con una capa de sobrasada y finalmente con una de champiñones. Repetiremos la misma operación hasta que no nos quede ninguna verdura, acabando siempre con una capa de patata.

Pon encima pon el resto de la mezcla de huevo que tengamos en el bol.

Hornear durante 60-70 minutos a 180º con calor arriba y abajo. Cuando veas que se te empieza a dorar demasiado, puedes cubrir con papel de aluminio.

Sacar del horno y espolvorear por encima cebollino picado. Dejar enfriar un poco y ya lo tendrás listo para servir.

Si te ha gustado este fácil pastel con verduras, no puedes perderte este otro pastel frío de ensaladilla con atún y anchoas

pastel de patatas y sobrasada
CANELONES DE BERENJENAS RELLENOS DE ESPINACAS

CANELONES DE BERENJENAS RELLENOS DE ESPINACAS

CANELONES DE BERENJENAS RELLENOS DE ESPINACAS

Estos canelones de berenjenas rellenos de espinacas es la última receta que he preparado esta semana y os aseguro que me he enamorado de ella. Me ha gustado tanto que he preparado dos bandejas y han sido vistas y no vistas.

Es una receta muy fácil de preparar que además puedes reinventar con otros ingredientes que tengas en casa.

Si te gustan las recetas con berenjenas has de hacerla, igual que la receta de berenjenas a la parmigiana.

ingredientes:

  • 2 berenjenas grandes
  • 200 gr de ricotta
  • 150 gr de mozzarella
  • 70 gr de queso parmesano rallado
  • 250 gr de espinacas congeladas (dejadas que se descongelen)
  • Sal y pimienta
  • 1 huevo duro
  • Tomate frito casero

ELABORACIÓN:

Para empezar precalienta el horno a 200ºC.

Lava las berenjenas, retira las puntas y córtalas en láminas finas por la parte alargada. En una bandeja de horno pon papel sulfurizado y rocía con aceite y sal.

Coloca en la bandeja las láminas de berenjenas, igual has de hacerlo en dos o tres veces ya que no caben todas. Rocía por encima con aceite de oliva y hornea durante 10 minutos.

Mientras se hornean las berenjenas vamos a preparar el relleno, para ello pon un huevo a hervir en agua caliente. Mientras escurre bien las espinacas para que suelten todo el agua, ponlas en un bol y añade el queso ricotta.

Corta la mozzarella a daditos y añade al bol, añade tres cucharadas de tomate frito, el queso parmesano, la sal y pimienta.

Pela el huevo cocido y córtalo a dados, añádelo al bol. Mezcla todos los ingredientes y reserva.

En una bandeja de horno pon una capa de tomate frito, a continuación coge una lámina de berenjena y por la parte más ancha añade una cucharada del relleno. Enrolla la berenjena para darle la forma de canelón. Dispón la berenjena con el cierre hacía abajo en la bandeja del horno.

Repite la operación con todas las láminas de berenjenas, por encima pon queso rallado. Hornea durante 45 minutos a 180º y cubre la bandeja con papel de aluminio, los últimos 15 minutos retira este papel y deja que se dore el queso.

Ya tienes tus berenjenas rellenas de espinacas listas para servir y disfrutar de ellas.

 

CHISTORRA CON HUEVO Y PARMENTIER

CHISTORRA CON HUEVO Y PARMENTIER

CHISTORRA CON HUEVO Y PARMENTIER

Esta receta de chistorra con huevo y parmentier en vasitos es una plato que puedes presentar como aperitivo o como primer plato, todo dependerá del tamaño y la cantidad que le pongas.

La verdad es que es un plato sin mucho misterio y queda realmente delicioso, espero que os guste tanto como a mí. Es ideal para preparar si tienes invitados, ya que el formato vasitos suele gustar mucho y queda muy elegante.

Puedes variarlo también poniéndole otras verduras como setas, calabacín o calabaza, como siempre os digo, imaginación al poder.

ingredientes:

  • 1 chistorra por persona
  • 3 patatas grandes
  • 200 ml de nata de cocinar
  • 1 huevo por comensal
  • Sal, pimienta y cebollino

elaboración:

Para empezar desmiga la chistorra y pásala por la sartén, después ponla en el fondo del vaso o envase donde vayas a presentarlo.

Pon a cocer las patatas peladas y troceadas en agua hirviendo. Una vez hervidas, retira el agua, añade la nata, un poco de sal y pimienta y tritura todo el conjunto. Añade esta parmentier a los vasos haciendo una segunda capa.

Finalmente, fríe un huevo por cada comensal y después tritura hasta obtener una salsa de huevo frito. Añade este resultado encima de la parmentier.

Finalmente decora con un poco de cebollino cortado y una pizca de sal. También puedes tostar un poco de pan y ponerlo para decorar o algún pan diferente.

Ya tienes tus vasitos de chistorra con parmentier y huevo frito listos para servir.

Si te gustan este tipo de propuestas tengo en la web varios platos en vasitos que también pueden interesarte: langostinos crujientes con crema de calabaza y panna cotta de parmesano con mermelada de tomate.

Espero que te gusten y si lo haces me encantaría que lo compartieras conmigo en alguna de tus redes sociales o por un mensaje privado.

SOPA DE TOMATE CON HUEVO POCHÉ

SOPA DE TOMATE CON HUEVO POCHÉ

SOPA DE TOMATE CON HUEVO POCHÉ

Esta SOPA DE TOMATE CON HUEVO POCHÉ además de ser una receta muy fácil de preparar y que además puedes preparar con antelación, queda delicioso.

No necesitas muchos ingredientes, eso es lo mejor, y consigues un plato lleno de color y sobretodo de sabor.

Además de este plato base si te sobra, que lo dudo puedes darle otra utilidad, haciendo una reducción para acompañar a arroz a la cubana o a pasta.

ingredientes para la sopa de tomate con huevo poché:

  • 6 tomates maduros
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 huevo por comensal
  • Pan frito
  • Pimienta, Sal y cebollino
  • Caldo de verduras: puerro, cebolla, nabo, zanahoria y apio

elaboración: de la sopa:

Para empezar prepara el caldo de verduras, para ello lava todas las verduras en una olla, cubre de agua y deja hervir durante una hora. Si quieres puedes saltarte este paso comprando un caldo de verduras que sea un poco bueno, pero nunca te quedará como si lo hicieras tú.

Cuela el caldo y reserva.

Pon agua en un cazo a hervir y haz una cruz en la piel de los tomates, escáldalos en agua hirviendo y pásalos por agua helada, así se pelarán de forma más fácil. Una vez escaldados, pélalos y córtalos en cuartos.

En un olla haz un sofrito con la cebolla y el pimiento rojo. Rehógalos, añade el tomate, la sal y la pimienta y sofríe todo el conjunto unos cinco minutos.

Finalmente añade el caldo de verduras, aproximadamente unos 200 ml y deja que cueza todo el conjunto durante 20 minutos.

elaboración del huevo:

Cubre el interior de un vaso con film transparente, añade un chorrito de aceite, casca un huevo y ponlo en el film, añade un poco de sal y cierra el film formando un saquito. Puedes cerrarlo con una tira de film transparente o un cordón.

Pon un cazo con agua a hervir y con cuido introduce los saquitos de huevos que tengas preparados. Deja que se cuezan hasta que veas que la clara queda blanca y sin que se cuaje la yema, ya que ha de quedar algo cruda.

montaje del plato:

En el fondo del plato pon la sopa de tomate caliente, en el centro un huevo poché por comensal y finalmente adorna con unos trocitos de pan frito y un poco de cebollino.

Si te gustan este tipo de sopas no te pierdas otra receta de sopa caprese ideal para el verano.

CREMA DE SHIITAKE CON HUEVO POCHÉ Y JAMÓN CRUJIENTE

CREMA DE SHIITAKE CON HUEVO POCHÉ Y JAMÓN CRUJIENTE

CREMA DE SHIITAKE CON HUEVO POCHÉ Y JAMÓN CRUJIENTE

Esta crema de shiitake con huevo poché y jamón crujiente hará que te quieran en casa más aún si cabe. Es un plato que no resulta nada difícil y que está lleno de sabores y matices que harán que tu paladar disfrute como nunca. Te aseguró que va a ser un plato que se te va a quedar en la mente durante un tiempo y estoy segura que vas a repetir, porque cuando algo sale bueno ¿como no vamos a querer repetirlo, verdad?

ingredientes:

  • 400 gr de setas shiitake
  • 1 huevo por persona
  • 1 puerro
  • virutas de jamón ibérico
  • Cebollino
  • Aceite y sal
  • 1 ajo
  • 200 ml de nata para cocinar o evaporada

ELABORACIÓN de la crema de shiitake:

Para empezar pela el ajo y la primera capa del puerro. Trocea todo y ponlo en un robot de cocina o en la sartén con un poco de aceite. Saltea y mientras ves cortando las setas en daditos (reserva algunas para decorar), cuando veas que el puerro empieza a transparentar, añade las setas y deja que se sofrían con todo el conjunto, pocha a fuego no muy fuerte.

Cuando veas que las setas ya están bien cocidas y si lo estás haciendo en un robot de cocina, añade la sal y la nata y si lo estás haciendo en la sartén, pásalo todo al vaso de la túrmix añade la sal y la nata y tritura el conjunto. Te ha de quedar una especie de puré no demasiado denso ni tampoco líquido como una sopa, puedes cambiar la consistencia poniéndole más nata aunque yo te aconsejo que te quede más espesito para que aguante al huevo sin que se hunda.

Ahora en un plancha poner láminas de setas o si te quedan setas enteras chiquititas saltea y reserva para decorar.

elaboración del huevo poché:

En un cazo pon agua a hervir, coge un vaso alto y cúbrelo con film transparente, añade un chorrito de aceite de oliva. Ahora casca un huevo y ponlo en el film , añade un poquito de sal y cierra el film en forma de saquito. Intenta que no te quede aire dentro y cierra bien para que la clara no se escape o entre agua dentro.

Pon el saquito dentro del agua hirviendo y déjalo cocer durante 4-6 minutos, ha de quedar una película blanca por todos los lados.

Si no tuvieras film transparente también puedes hacerlo con agua hirviendo, solo has de añadirle un chorrito de vinagre blanco y mover el agua haciendo un torbellino con una cuchara, introducir el huevo en ese torbellino y así girará el huevo y se hará el saquito solo.

elaboración del jamón:

Pon el jamón sobre un papel sulfurizado y seca en el horno hasta que quede crujiente, ojo de no quemarlo.

montaje de CREMA DE SHIITAKE CON HUEVO POCHÉ Y JAMÓN CRUJIENTE:

Pon la crema en el plato, en el centro del plato pon el huevo con cuidado de no romperlo, decora con las setas que habías pasado por la plancha y el jamón. Pica un poco de cebollino y decora el plato. Puedes añadirle un chorrito de aceite, una pizca de pimienta rosa y un poco de sal del Himalaya.

Si te ha gustado esta crema y quieres hacer alguna otra crema original no te pierdas la crema de espárragos y calabacín.

 

PASTEL FRÍO DE ENSALADILLA DE ATÚN, RECETA FÁCIL Y RÁPIDA

PASTEL FRÍO DE ENSALADILLA DE ATÚN, RECETA FÁCIL Y RÁPIDA

PASTEL FRÍO DE ENSALADILLA DE ATÚN, RECETA FÁCIL Y RÁPIDA

Hoy te traigo una receta sin horno, ideal para el verano, este pastel frío de ensaladilla de atún, receta fácil y rápida donde las haya .

Ahora que empieza la calor no apetece meterse en la cocina con el horno y que mejor que preparar un plato frío, que además puedes preparar con antelación y marcharte a la piscina o a la playa.

Para elaborar esta receta he usado atún y las anchoas del Grupo Consorcio, ya que me da la garantía de calidad y confianza. CONSORCIO elabora este atún claro de forma artesanal, según los viejos cánones de fabricación. 100% natural y de máxima calidad.  El atún claro que CONSORCIO comercializa procede exclusivamente de aguas del Atlántico, un origen de reconocido prestigio por su alta calidad.

Y ahora vamos a por la receta que estoy segura que te va a encantar:

ingredientes:

  • 1 paquete de pan de molde sin corteza
  • 1 bolsa de hojas de lechugas diversas
  • 3 huevos cocidos
  • 1 lata de anchoas del Grupo Consorcio
  • 1 lata de atún en aceite de oliva del Grupo Consorcio
  • Tomates cherries
  • 1 bote de mayonesa
  • 1 lata pequeña de olivas rellenas
  • Cebollino fresco
  • 1 tomate grande
  • Bolitas minis de mozzarella
  • 1 paquete de rábanos
  • 1 aguacate y 1 zanahoria

elaboración:

Para empezar corta el pan de molde con un aro de pasteles, yo he usado para cada capa cuatro rebanadas y las he unido después con una capa de mayonesa. Si no tienes un aro tan grande puedes usar un molde rectangular y cortar el pan en la medida. He cortado cuatro capas y los sobrantes los he guardado para los desayunos, aquí no se tira nada.

Pon a hervir los huevos y después retira la cáscara, haz daditos de los dos huevos y el tercero reserva la yema, la clara de éste la puedes picar también. Pon todo en un bol y reserva.

Corta el tomate grande, las aceitunas, el aguacate y la lechuga, todo bien picado y añádelo al huevo que tenemos en el bol. Añade el atún del Grupo Consorcio escurrido y desmenuzado. Añade varias cucharadas de mayonesa y remueve todo el conjunto.

Reserva la mezcla del bol y tapa con papel film, mientras con ayuda de una mandolina, haz rebanadas finas de la zanahoria pelada y el rábano.

montaje:

Donde vayas a emplatarlo, pon una cucharada de mayonesa y a continuación una capa de pan bimbo. Cubre con una capa de mayonesa fina y pon encima una capa de la mezcla que tenemos en el bol. Repite esta operación hasta finalizar on una última capa de pan de molde.

Con ayuda de una espátula o una pala alisadora, cubre toda la tarta con una fina capa de mayonesa.

La yema de huevo que tenemos reservada, rállala por los bordes de la tarta y ahora solo te queda decorarla. Enrolla las anchoas, corta los tomates cherry por la mitad y añade las rebanadas de rábano y de zanahoria.

Finalmente decora la tarta con cebollino en rama y por encima un poco de cebollino picado. Reserva en la nevera y sirve fría.

recomendaciones:

Si buscas otros platos fríos para acompañar a esta tarta puedes preparar un tartar de fuet con yema curada  y unos nachos caseros con pico de gallo

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

GUISANTES CON HUEVO POCHÉ Y PULPO

GUISANTES CON HUEVO POCHÉ Y PULPO

GUISANTES CON HUEVO POCHÉ Y PULPO

Este plato de guisantes con huevo poché y pulpo es de lo más completo y rico que he probado últimamente. He usado los guisantes perlas porque ahora es época y están en un punto excepcional.

No os creáis que es un plato complicado todo lo contrario, es una receta bastante sencilla que merece la pena probar.

Si te gustan los guisantes no puedes perderte también estas otras recetas guisantes con butifarra y huevos de codornizguisantes con gambas y huevos

INGREDIENTES:

  • 500 gr de guisantes perla
  • 1 pata de pulpo cocido
  • 1 huevo por comensal
  • Aceite de oliva, sal y pimentón
  • 1 trufa (opcional)

elaboración:

Para empezar pon a hervir en una olla, agua y sal. Una vez que el agua comience a hervir, introduce los guisantes dentro y deja hervir si son guisantes perla unos 5 minutos y si son guisantes frescos del tamaño habitual, quince minutos serán suficientes, pruébalos antes de retirarlos y ves que no están de tu agrado, deja cinco minutos más.

Mientras cuecen los guisantes puedes ir cortando la pata de pulpo a rodajas y reservar.

En un cazo pon agua a hervir, coge un vaso alto y cúbrelo con film transparente, añade un chorrito de aceite de oliva. Ahora casca un huevo y ponlo en el film , añade un poquito de sal y cierra el film en forma de saquito. Intenta que no te quede aire dentro y cierra bien para que la clara no se escape o entre agua dentro.

Pon el saquito dentro del agua hirviendo y déjalo cocer durante 4-6 minutos, ha de quedar una película blanca por todos los lados.

En una plancha o sartén, pasa un poco el pulpo cocido y reserva.

Ahora vamos a montar el plato, pon una base de guisantes, el huevo poché por encima, el pulpo alrededor y corta unas láminas de trufa y disponlas alrededor también.

Finalmente salpimenta y añade un chorrito de aceite de oliva.

 

EMPANADA DE ATÚN

EMPANADA DE ATÚN

EMPANADA DE ATÚN

Si buscas una receta fácil, no puedes perderte esta empanada de atún. Queda realmente deliciosa y además es ideal para preparar una cena rápida. También puedes prepararla cuando tengas invitados en casa y ponerla como parte del aperitivo o si tienes una comida informal.

ingredientes:

  • 2 masas para empanadas
  • 1 cebolla grande
  • 5 huevos
  • 1 pimiento rojo pequeño
  • 1 pimiento verde pequeño
  • 4 latas de atún
  • 1 diente de ajo
  • Sal y pimienta
  • 1 bote de tomate frito

elaboración:

Para empezar picar y limpiar las verduras en daditos. Ponerlas en una sartén, con aceite  y saltearlas, primero la cebolla, el ajo y después los pimientos.

Poner a calentar agua, cuando comience a hervir poner cuatro huevos a cocer. Deja cocer diez minutos y después refresca con agua fría para cortar la cocción.

Cuando la verdura esté en su punto, los huevos ya estarán cocidos, así que retira las cáscaras de los huevos y cortarlos a rodajas. Añade el atún sin el aceite de la conserva y agrega el bote de tomate. Salpimenta y mezcla todo.

En una bandeja de horno, pon el papel sulfurizado y encima una de las láminas de masa para empanadas. Encima de la masa, pon la mezcla de verduras y atún, dejando dos dedos de grosor sin el relleno, ya que esta parte la enrollaremos después.

A continuación pon la otra masa de empanada encima del relleno, intenta que te quede justo encima de la otra masa. Cierra las dos masas haciendo pliegues hacia arriba. Pinta todo con un huevo batido y un pincel de silicona. Puedes hacer dibujos para decorar la empanada y también puedes pintarlo con huevo.

Hornear a 200º durante 30 minutos y deja enfriar un poco antes de servir. En el caso de que te sobre empanada puedes guardarla en la nevera hasta el día siguiente que está igual de rica.

Si te gustan las empanadas, no te pierdas esta otra versión de empanadillas capreses y empanada de carne

GUISANTES CON BUTIFARRA Y HUEVOS DE CODORNIZ

GUISANTES CON BUTIFARRA Y HUEVOS DE CODORNIZ

GUISANTES CON BUTIFARRA Y HUEVOS DE CODORNIZ

No os podéis imaginar lo bueno que ha quedado este plato de guisantes con butifarra y huevos de codorniz. He querido aprovechar que los guisantes ahora están de temporada y en su punto óptimo.

Aunque os parezca que tiene muchos ingredientes, os aseguro que la receta es muy sencilla y rápida de elaborar. En casa me han pedido que este plato se quede como un clásico, porque les ha encantado.

Así que os animo a prepararla y a comentar como os ha quedado.

INGREDIENTES:

  • 1 kg de guisantes frescos
  • 2 cebolletas
  • 4 dientes de ajo
  • ½ vaso de vino blanco
  • Harina
  • 4 salchichas
  • Media butifarra de huevo
  • 2 ramitas de menta fresca
  • 8 huevos de codorniz
  • Aceite de oliva y sal

elaboración:

Para comenzar prepara los guisantes, para ello desgránalos y cuécelos en agua con sal durante 10 minutos. Después escúrrelos  (reserva un vaso del agua de cocción) y refréscalos con agua para parar la cocción.

Mientras limpia las cebolletas y pícalas. Pela los ajos y pícalos también. Corta la butifarra de huevo en rodajas y las salchichas en dados pequeños.

En una olla, calienta un fondo de aceite y añade los ajos, sofríe durante 1 minuto. Añade la cebolleta picada y los tacos de salchicha. Saltea hasta que la cebolleta quede blandita y la salchicha bien cocinada.

Espolvorea por encima media cucharada sopera de harina, remueve y añade el vino blanco. Deja cocer unos minutos y hasta que el vino reduzca. Corta y pica unas hojas de menta y añádelas en la olla.  Sazona y añade el vaso del agua de cocción que teníamos reservado. Deja cocer hasta que comience a espesar.

Añade los guisantes y por encima pon las rodajas de la butifarra de huevo. Deja que se mezclen los sabores y mueve la cazuela por el asa, para que no desmontes el plato.

Mientras en una sartén, fríe los huevos de codorniz y ves reservándolos. Finalmente añade los huevos de codorniz a la cazuela y decora con unas hojitas de menta.

Listo para servir caliente y disfrutar.

Si quieres ver otras recetas de guisantes: guisantes con gambas y huevos y lenguado con crema de guisantes

Sobre la butifarra de huevo que muchos me preguntáis sobre ella, yo la compro en Salgot

 

QUICHE DE CALABACÍN Y QUESO DE CABRA

QUICHE DE CALABACÍN Y QUESO DE CABRA

QUICHE DE CALABACÍN Y QUESO DE CABRA

Este quiche de calabacín y queso de cabra puedes hacerlo un día que no quieras complicarte con la cena. Es una receta bastante fácil y rápida de elaborar, por lo que estoy segura que la harás más de una vez.

En este caso también le he añadido beicon por darle una textura diferente y el sabor del ahumado también le va muy bien.

Si te gustan las quiches, no te pierdas estas otras recetas de quiche de salmón y gambas, la versión más light de quiche de verduras y quiche de brocoli, gambas y queso tetilla.

Generalmente preparo la quiche los días que estoy muy liada, días de fútbol y días que llego muy tarde a casa. Puedes dejarla preparada por la mañana y dejarla tapada para la noche cuando se haya enfriado. No te recomiendo que la hagas el día de antes, ya que la pasta brisa se puede humedecer y te quedará muy blanda.

ingredientes:

  • 1 lámina de pasta brisa
  • 2 calabacines grandes
  • 200 gr de queso de cabra de rulo
  • 200 gr de beicon en tiras
  • 2 cebollas
  • 3 huevos
  • 200 ml de leche
  • Aceite de oliva, pimienta, sal y nuez moscada

elaboración:

Para empezar precalienta el horno a 180º. Aplica un spray desmoldante al molde y si no tienes puedes untar un poco de mantequilla. Pon la masa de pasta brisa y adapta al molde. Corta el sobrante y con ayuda de un tenedor haz unos dibujos en los extremos.

Pela las cebollas y córtalas en juliana fina. Sofríelas en dos cucharadas de aceite hasta que estén tiernas y escúrrelas. Lava y corta los calabacines en rodajas y en el aceite que te queda en la sartén dóralos. Reserva los calabacines y saltea en esa misma sartén las tiras de beicon.

Bate los huevos con la leche, la sal, la pimienta y una pizca de nuez moscada. Añade la cebolla, el calabacín (guarda algunas rodajas para decorar) y las tiras de beicon.

Vierte la preparación anterior en el molde, agrega las rodajas de queso de cabra y finaliza poniendo las rodajas de calabacín reservadas. Puedes trocear un poco de queso y también ponerlo por encima.

Hornea durante 25 minutos, hasta que la superficie quede dorada y cuajada.

Deja templar y desmolda. Puedes servirla cortada en triángulos y con un poco de orégano por encima.