QUICHE DE CALABACÍN Y QUESO DE CABRA

QUICHE DE CALABACÍN Y QUESO DE CABRA

QUICHE DE CALABACÍN Y QUESO DE CABRA

Este quiche de calabacín y queso de cabra puedes hacerlo un día que no quieras complicarte con la cena. Es una receta bastante fácil y rápida de elaborar, por lo que estoy segura que la harás más de una vez.

En este caso también le he añadido beicon por darle una textura diferente y el sabor del ahumado también le va muy bien.

Si te gustan las quiches, no te pierdas estas otras recetas de quiche de salmón y gambas, la versión más light de quiche de verduras y quiche de brocoli, gambas y queso tetilla.

Generalmente preparo la quiche los días que estoy muy liada, días de fútbol y días que llego muy tarde a casa. Puedes dejarla preparada por la mañana y dejarla tapada para la noche cuando se haya enfriado. No te recomiendo que la hagas el día de antes, ya que la pasta brisa se puede humedecer y te quedará muy blanda.

ingredientes:

  • 1 lámina de pasta brisa
  • 2 calabacines grandes
  • 200 gr de queso de cabra de rulo
  • 200 gr de beicon en tiras
  • 2 cebollas
  • 3 huevos
  • 200 ml de leche
  • Aceite de oliva, pimienta, sal y nuez moscada

elaboración:

Para empezar precalienta el horno a 180º. Aplica un spray desmoldante al molde y si no tienes puedes untar un poco de mantequilla. Pon la masa de pasta brisa y adapta al molde. Corta el sobrante y con ayuda de un tenedor haz unos dibujos en los extremos.

Pela las cebollas y córtalas en juliana fina. Sofríelas en dos cucharadas de aceite hasta que estén tiernas y escúrrelas. Lava y corta los calabacines en rodajas y en el aceite que te queda en la sartén dóralos. Reserva los calabacines y saltea en esa misma sartén las tiras de beicon.

Bate los huevos con la leche, la sal, la pimienta y una pizca de nuez moscada. Añade la cebolla, el calabacín (guarda algunas rodajas para decorar) y las tiras de beicon.

Vierte la preparación anterior en el molde, agrega las rodajas de queso de cabra y finaliza poniendo las rodajas de calabacín reservadas. Puedes trocear un poco de queso y también ponerlo por encima.

Hornea durante 25 minutos, hasta que la superficie quede dorada y cuajada.

Deja templar y desmolda. Puedes servirla cortada en triángulos y con un poco de orégano por encima.

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *