BUÑUELOS DE CALABACÍN Y QUESO DE CABRA

BUÑUELOS DE CALABACÍN Y QUESO

BUÑUELOS DE CALABACÍN Y QUESO

Hoy os enseño a preparar una rica receta con estos buñuelos de calabacín y queso. Todo un aperitivo perfecto para poder disfrutar como entrante o para acompañante de un aperitivo.

La receta es para cuatro personas, si sois menos solo tendrás que reducir la cantidad. Ten en cuenta también que la masa necesitará 30 minutos de reposo en la nevera, así que puedes prepararla con antelación.

ingredientes:

  • 1 cebolla
  • 2 calabacines
  • 150 gr de harina
  • 3 huevos grandes
  • 120 gr de queso de cabra
  • 1/2 cucharada de levadura
  • Aceite, sal y pimienta

elaboración:

Para empezar pela y pica la cebolla. En una sartén pon un chorrito de aceite y sofríe la cebolla hasta que esta cambie de color y se vuelva transparente. Después saca la cebolla con ayuda de una cuchara y ponla en un escurridor para que suelte el resto del aceite.

Lava y seca los calabacines. Con ayuda de la parte más gruesa del rallador, ralla los calabacines (no es necesario que los peles)

Coloca la harina con la levadura en un cuenco.

Bate los huevos y añádelos al cuenco donde tienes la harina, mezcla todo bien hasta conseguir una masa homogénea y sin grumos.

Añade a la masa, el calabacín crudo, la cebolla que teníamos reservada y el queso de cabra que habremos desmenuzado previamente. Mezcla todo el conjunto y añade sal y pimienta.

Guarda la masa tapada en la nevera mínimo media hora.

Pon en una sartén o un cazo bastante aceite, piensa que ahora pondremos los buñuelos y han de flotar, por lo que hemos de dejar una base de aceite para que la masa no toque el fondo.

Coge la masa con una cuchara sopera y con otra cuchara ayúdate a que la masa baje hacía el aceite caliente. Cuando veas que se han dorado por una lado si ves que no se dan la vuelta solos, ayúdales tú a que se frían por el otro lado.

Escurre los buñuelos en papel absorbente y sirve calientes. Puedes acompañarlos con la salsa que más te guste.

Si te ha gustado este aperitivo no te pierdas los buñuelos de bacalao

TARTA DE QUESO DE CABRA

TARTA DE QUESO DE CABRA

TARTA DE QUESO DE CABRA

Esta tarta de queso de cabra me ha sorprendido por lo buena que ha quedado. La primera vez que se me ocurrió hacerla no me quedó todo lo deliciosa que quería y en un segundo intento, he conseguido la tarta tan maravillosa que ha quedado y que os he querido compartir.

ingredientes:

  • 1 paquete de galletas tipo chiquilin
  • 60 gr de mantequilla
  • 80 gr de azúcar
  • 450 gr de queso crema de untar
  • 70 gr de queso de cabra
  • 3 sobres de cuajada
  • 500 ml de leche
  • 200 gr de frambuesas
  • 200 gr de arándanos
  • 2 hojas de gelatina
  • 50 ml de agua

elaboración:

Para empezar tritura las galletas con ayuda de un robot de cocina y mientras derrite la mantequilla en el microondas. Mezcla los dos ingredientes y ponlos en la base del molde de la tarta. Ayúdate de una cuchara para alisar esta mezcla y que te quede toda homogénea.

Para preparar el relleno, bate el queso de untar, el queso de cabra sin la capa exterior, la leche y los sobres de cuajada, te ha de quedar una crema lisa y sin grumos.

Vierte esta mezcla sobre la base de galleta y calienta el horno a 180º. Cuando llegue la temperatura, introduce en el horno y hornea durante 30 minutos.

Finalizado el tiempo deja enfriar totalmente y después reserva en la nevera hasta el día siguiente.

Para la cobertura, hidrata las hojas de gelatina en un poco de agua fría. Pon las frambuesas y los arándanos en un cazo con el agua, deja que reduzca el líquido, puedes añadirle unas cucharadas de azúcar para que quede más dulce. Cuando llegue al hervir, deja un par de minutos y finalmente retira del fuego.

Cuando los frutos rojos alcance una temperatura de 50º, escurrir la gelatina y añadirlo a la mezcla. Remover para que se disuelva totalmente y tritura con la túrmix.

Una vez que el pastel ya esté frío pon una capa gruesa de esta mermelada. Decora con algunos frutos, hojas de menta y algunas flores comestibles.

Ya tienes la tarta lista para servir y disfrutar.

Si quieres otras tartas de queso no te pierdas la tarta de queso y plátano

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

QUICHE DE CALABACÍN Y QUESO DE CABRA

QUICHE DE CALABACÍN Y QUESO DE CABRA

QUICHE DE CALABACÍN Y QUESO DE CABRA

Este quiche de calabacín y queso de cabra puedes hacerlo un día que no quieras complicarte con la cena. Es una receta bastante fácil y rápida de elaborar, por lo que estoy segura que la harás más de una vez.

En este caso también le he añadido beicon por darle una textura diferente y el sabor del ahumado también le va muy bien.

Si te gustan las quiches, no te pierdas estas otras recetas de quiche de salmón y gambas, la versión más light de quiche de verduras y quiche de brocoli, gambas y queso tetilla.

Generalmente preparo la quiche los días que estoy muy liada, días de fútbol y días que llego muy tarde a casa. Puedes dejarla preparada por la mañana y dejarla tapada para la noche cuando se haya enfriado. No te recomiendo que la hagas el día de antes, ya que la pasta brisa se puede humedecer y te quedará muy blanda.

ingredientes:

  • 1 lámina de pasta brisa
  • 2 calabacines grandes
  • 200 gr de queso de cabra de rulo
  • 200 gr de beicon en tiras
  • 2 cebollas
  • 3 huevos
  • 200 ml de leche
  • Aceite de oliva, pimienta, sal y nuez moscada

elaboración:

Para empezar precalienta el horno a 180º. Aplica un spray desmoldante al molde y si no tienes puedes untar un poco de mantequilla. Pon la masa de pasta brisa y adapta al molde. Corta el sobrante y con ayuda de un tenedor haz unos dibujos en los extremos.

Pela las cebollas y córtalas en juliana fina. Sofríelas en dos cucharadas de aceite hasta que estén tiernas y escúrrelas. Lava y corta los calabacines en rodajas y en el aceite que te queda en la sartén dóralos. Reserva los calabacines y saltea en esa misma sartén las tiras de beicon.

Bate los huevos con la leche, la sal, la pimienta y una pizca de nuez moscada. Añade la cebolla, el calabacín (guarda algunas rodajas para decorar) y las tiras de beicon.

Vierte la preparación anterior en el molde, agrega las rodajas de queso de cabra y finaliza poniendo las rodajas de calabacín reservadas. Puedes trocear un poco de queso y también ponerlo por encima.

Hornea durante 25 minutos, hasta que la superficie quede dorada y cuajada.

Deja templar y desmolda. Puedes servirla cortada en triángulos y con un poco de orégano por encima.