PISTO CON CARNE

PISTO CON CARNE

PISTO CON CARNE

Esta receta de pisto con carne no puede ser más fácil y es que es otra de las recetas de mamá que incluyo en mi recetario.

Un clásico de casa pero esta vez con carne, porque así el plato es más completo. Además deciros que es una receta que te aseguro que vas a tener que usar una buena barra de pan.

Para esta receta puedes usar cualquier tipo de carne, yo le puse solomillo de cerdo, pero puedes usar cordero, pollo  y conejo.

ingredientes:

  • 1 berenjena
  • 1 cebolla
  • 2 o 3 pimientos verdes
  • 1 pimiento rojo
  • 2 calabacines
  • 1 kg de carne
  • 1 kg de tomate de pera fresco
  • Aceite y sal

elaboración:

Para empezar se pelan los calabacines, la berenjena y la cebolla. Corta todo a dados y después en otro plato corta a dados también los pimientos.

En una sartén pon el aceite a calentar, mientras pon sal a la carne, trocéala a trocitos y después sofríela. Después retira de la sartén y reserva.

En ese mismo aceite añade los pimientos troceados, pasados diez minutos, añade la berenjena, la cebolla y los calabacines. Sofríe todo a fuego lento, mientras pela los tomates de pera, retirando algunas pepitas y tritura en la túrmix.

Añade el tomate triturado a lo que tienes en la sartén, se mezcla todo bien y añade la carne. Cuando lleva media hora friendo, pruébalo y rectifica de sal si es necesario. Ya está lista para servir y disfrutar del plato.

Una idea, si quieres puedes usar esta receta para usarla de relleno a una empanada o encima de una lámina de hojaldre.

Si quieres otras recetas de mi madre puedes ver el pollo en asaillo y la clásica zarzuela

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

PISTO MANCHEGO

PISTO MANCHEGO

pisto manchego

Hoy te traigo un rico y delicioso pisto manchego, un plato clásico de la gastronomía española. Es una especie de fritada de verduras, donde la base es un montón de verduras, un buen tomate y cocinado todo a fuego suave para que los sabores se integren.

Es un plato para acompañar de pan, también como acompañante de otros platos como unos huevos fritos, un pescado a la plancha o un filete de carne.

Esta receta es ideal hacerla cuando las verduras ya se comienzan a estropear y no sabes que hacer con ellas. Además dura bastantes días en la nevera, así que podéis prepararlo con antelación si es necesario.

Ingredientes:

  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • 1/2 pimiento rojo
  • 2 pimientos verdes
  • 1 cebolla grande
  • 500 gr de tomate natural o un bote de tomate frito casero
  • Azúcar en el caso de usar el tomate natural
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Para empezar corta a daditos la cebolla, el calabacín, la berenjena y los pimientos.

Pon en una sartén o cazuela apta para el horno en el fuego. Cubre la base con aceite de oliva.

Saltea la cebolla, cuando comience a estar transparente añade los pimientos, pocha durante 10 minutos.

Añade la berenjena, saltea otros 10 minutos, añade el calabacín y otros 10 minutos. Sazona.

Mientras se cocina todo junto, si has decidido usar tomates naturales, pélalos y tritura la pulpa, cuela el tomate para evitar las pepitas.

Cuando a finalizado el tiempo de cocción de las verduras, añade el tomate triturado, rectifica la acidez con una cucharada de azúcar. Si usas tomate frito casero ya elaborado es el momento de añadirlo. Deja cocer hasta que el tomate este frito y totalmente integrado con las verduras.

Y ya tenemos nuestro pisto manchego preparado ¿a que es fácil?. Pues ahora te recomiendo que hagas una buena barra de pan o la compres si no tienes tiempo y disfrutes del plato.

HUEVOS RELLENOS DE ESCALIVADA, CREMA DE ANCHOAS Y PERLAS DE TOMATE

HUEVOS RELLENOS DE ESCALIVADA, CREMA DE ANCHOAS Y PERLAS DE TOMATE

HUEVOS RELLENOS DE ESCALIVADA, CREMA DE ANCHOAS Y PERLAS DE TOMATE

El domingo en la Fira Àpat elaboramos un taller de tapas catalanas y yo preparé estos huevos rellenos de escalivada, crema de anchoas y perlas de tomate. He de deciros que aunque el título sea largísimo, la receta es la mar de fácil y rápida de hacer.

Creo que es una receta ideal para hacer si tienes invitados y también para las próximas fiestas navideñas. No es una receta cara, ni tampoco complicada y además puedes hacerla como cocina de aprovechamiento si tienes escalivada en casa.

Además puedes preparar la receta con anterioridad y dejarla en la nevera, por lo que es ideal si tienes mucho lío el día que te vengan invitados a casa.

Hay varias elaboraciones, así que voy a ir paso a paso para que te sea bien fácil seguir mis pasos y no perderte en el camino.

ingredientes para la escalivada:

  • 1 pimiento rojo
  • 1 berenjena
  • Sal y aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla

ingredientes para el huevo:

  • La escalivada
  • 1 huevo a temperatura ambiente por persona
  • Crema de anchoas
  • Perlas de tomate
  • Brotes y tostada de pan para decorar

ingredientes para la crema de anchoas:

  • Queso fresco
  • Anchoas de La Escala

ingredientes para las perlas de tomate:

  • 2 tomates maduros grandes
  • 1/2 cucharadita de agar agar en polvo
  • Pimenta y sal
  • Aceite de oliva virgen
  • Cubitos de hielo y agua fría

elaboración de la escalivada:

Para empezar precalienta el horno a 180º y lava mientras la verdura para la escalivada.

Pon la verdura en una bandeja de horno y pincha las berenjenas con un cuchillo para que no revienten. Añade por encima un poco de aceite de oliva y sal. Hornea la verdura durante 50 minutos, a los 25 minutos, da la vuelta a las verduras para que se cocine por todos los lados.

Mientras aprovecha para cocer los huevos y así adelantamos trabajo.

Finalizado el tiempo, saca la bandeja del horno y pela los pimientos, también retira las pepitas de los pimientos.  Corta toda la verdura a daditos y reserva.

elaboración de la crema de anchoas:

Pon en el vaso de la túrmix dos cucharadas de queso fresco y cuatro anchoas. Tritura totalmente hasta que te quede las anchoas totalmente integradas en el queso y guarda en una manga pastelera.

elaboración de las esferas de tomate:

Para empezar pon en una fuente el agua y el hielo. En el centro pon un vaso con aceite y déjalo que se enfríe.

Mientras ralla el tomate  y cuélalo, solo te interesa el líquido del tomate. Pon el zumo de tomate  en un cazo al fuego lento, añade sal y pimienta. Cuando coja calor, añade el agar agar, remueve y pasa la mezcla a la túrmix. Tritura hasta que no quede ningún grumo y pasa esta mezcla a un biberón.

Deja caer pequeñas gotitas de tomate en el vaso con aceite que tenemos en el agua fría, verás como se hacen esferas y a medida que se formen irán bajando al fondo del vaso.

Después con ayuda de una cuchara perforada, recógelas y pásalas a un recipiente con agua, así eliminamos el aceite.

montaje de los huevos:

Pon a cocer los huevos en agua con sal y un chorrito de vinagre. Cuando el agua hierva, pon los huevos dentro con cuidado que no se te rompan, para ello ayúdate de una cuchara y no lo hagas de manera brusca. Remueve el agua para se formen remolinos y los huevos cambien de posición y las yemas queden centradas. Deja cocer durante 8-10 minutos y finalizado el tiempo corta la cocción pasando los huevos a un bol con agua fría.

Deja enfriar y pela los huevos, corta la parte de arriba hasta llegar a la yema. Vacía con una cucharita pequeña las yemas y reserva. Ahora mezcla los daditos de escalivada con las yemas de huevo picadas, añade una pizca de sal, otra de pimienta y un chorrito de aceite. Rellena los huevos con esta mezcla, con una cuchara pequeña y con cuidado que no rompas la clara.

Pon encima la crema de anchoas y decora con las perlas de tomate, una tostadita de pan y unos brotes frescos.

Reserva en la nevera y sirve fríos.

RAVIOLIS DE BERENJENA

RAVIOLIS DE BERENJENA

RAVIOLIS DE BERENJENA

Estos raviolis de berenjena son una versión de los primeros que hice de raviolis de calabacín. Los he preparado especialmente para el showcooking que haré el próximo sábado 29 de Septiembre en L‘Illa Diagonal. Si te animas a venir es totalmente gratuita la entrada y nos verás cocinar al grupo #pasión4cocinar en directo.

Estos raviolis de berenjena quedan perfectos para un aperitivo y también para las fiestas navideñas, que como sabéis siempre os digo que los aperitivos de esos días han de ser ligeros porque no queremos quitarle protagonismo al plato principal.

Ingredientes para los raviolis de berenjena:

  • 1 berenjena que sea pequeña y estrecha
  • Queso ricotta
  • Jamón ibérico en virutas
  • Piñones
  • Fresas
  • Pimienta rosa
  • Chutney de fresas
  • 1 pellizco de mantequilla

Ingredientes para el chutney de fresas:

  • 500 gr de fresones limpios
  • 65 gr de cebolla morada
  • 20 gr de jengibre fresco
  • 115 gr de azúcar moreno
  • ½ cucharadita de canela
  • 4 clavos
  • 12 cucharadita de cinco pimientas
  • 50 gr de vinagre de cava o manzana
  • 25 gr de vinagre de Módena
  • 65 gr de agua
  • 5 gr de sal 

Elaboración del ravioli de berenjena:

Para empezar corta las lonchas de berenjena muy finas, puedes ayudarte de una mandolina para que te queden todas del mismo grosor, yo he usado el número 4 de la mandolina.

Pasa la berenjena por la plancha con un pellizco pequeño de mantequilla, vigila que no se te quemen porque las láminas al ser muy finas, tienden a hacerse bastante rápidas.

Mientras en una sartén tuesta los piñones, al finalizar añade el jamón ibérico y unas cucharadas de queso ricotta. Mezcla todo bien.

Pasados el par de minutos que dejamos airear la berenjena, extiende con cuidado una loncha sobre la mesa de trabajo, luego pon otra encima en forma de cruz y en el centro pon una cucharadita de la mezcla anterior.

Cierra primero las tiras horizontales y luego las verticales.

Pon en el plato el ravioli y salseas con el chutney de fresa, trozos de fresa y pimienta rosa.

Para preparar el chutney de fresa:

Pela y pica en brunoise (daditos) la cebolla morada, corta el jengibre en dos trozos.

Limpia las fresas, lávalas con agua y retira el pedúnculo. Córtalas en dados y ponlas en una cazuela junto con todos los ingredientes y mezcla bien. Enciende el fuego a temperatura alta y cuando comience a hervir baja la temperatura a media-baja con la tapadera puesta sin encajar. Mueve de vez en cuando y reduce hasta que te quede textura de mermelada, no dejes que reduzca demasiado porque al enfriar queda más espesa.

Una vez hecho el chutney, retira el jengibre y deja enfriar a temperatura ambiente, puedes ponerlo en un tarro de cristal y guardarlo en el frigorífico hasta su uso.

ideas:

  • También tienes la opción de hacerlas al vapor si tienes una vaporera, quedan también muy ricas, con un sabor más suave y una textura menos crujiente que a la plancha, también son más fáciles de manipular para hacer la forma del ravioli. Si no tienes vaporera pon una cacerola con agua, llévala a ebullición y pon un colador que se sujete en los bordes de la cacerola, la verdura dentro del colador y tapa para que se cocine al vapor. Es muy importante que el colador no toque el agua porque sino no haría el efecto del vapor. Si te quedas sin agua, vuelve a rellenar con agua muy caliente para no cortar la cocción. Deja hervir durante 15 minutos, retira del fuego y deja airear un par de minutos.Si tienes un robot de cocina usa el método tradicional, agua hasta la señal que te indique el robo y programa de vapor durante 10 minutos.
  • Estos raviolis también los puedes hacer con otras verduras como el calabacín, la calabaza o incluso el boniato.
  • Puedes ponerle otros frutos secos como nueces, avellanas o pistachos.
  • Si quieres también puedes hacer una versión dulce y servirlo como postre.
CHIPIRONCITOS RELLENOS DE PISTO

CHIPIRONCITOS RELLENOS DE PISTO

CHIPIRONCITOS RELLENOS DE PISTO

Estos chipironcitos rellenos de pisto es un plato un poco entretenido de hacer pero el resultado es espectacular y muy vistoso. En casa he elaborado este plato varias veces porque a los invitados les ha gustado tanto que ya me la han pedido varias veces.

Si quieres planificarlo con tiempo, puedes hacer el pisto el día de antes y dejarlo en la nevera. De esta manera a la hora de hacerlo no necesitarás tanto tiempo y no tendrás que esperar a que se te enfríe el pisto.

Y dicho todo esto, vámonos con la receta que seguro que estarás deseando verla!!

Ingredientes:

  • 500 gr de chipirones pequeños
  • Verduras: 100 gr pimiento rojo, 250 gr calabacín, 150 gr cebolla, 250 gr berenjena, 300 gr de tomate
  • 2 dientes de ajo
  • 20 cl de caldo de verduras
  • Aceite, sal y pimienta
  • Tinta de calamar

Elaboración:

Para empezar corta la cebolla y el pimiento en dados. Ponlos en una sartén con aceite y añade los ajos machacados. Los dejas sofreír a fuego lento, que se doren y con cuidado de que no se te quemen. Mientras corta los calabacines, la berenjena y los tomates.

Añade en la sartén el resto de verduras y el caldo. Salpimenta y deja cocinar a fuego lento hasta que veamos que las verduras están tiernas. Aproximadamente unos 30 minutos y después deja enfriar.

Rellena los chipirones con la mezcla anterior y los cierras con ayuda de un palillo. Ponlos sobre una plancha con un poco de aceite y saltéalos.

Con una brocha pinta la base del plato con la tinta de calamar y encima pon unas cucharadas de pisto. Finalmente coloca en los lados del pisto los chipirones, pero antes quítales el palillo.

Listos para servir calientes y acompañados de una buena copa de vino.