POLLO EN ASAILLO

POLLO EN ASAILLO

POLLO EN ASAILLO

Esta receta de pollo en asaillo es una receta típica de Granada, y como no podía ser de otra manera es mi madre la que me explica como se hace este pollo tan rico. Queda tierno y con un sabor a piñones picados que me encanta. La receta es fácil y no tardas nada en elaborarla.

ingredientes:

  • 1 pollo
  • Aceite de oliva, pimienta y sal
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cebolla
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 cabeza de ajo
  • dos ñoras
  • 20 gr de piñones si no tienes puedes sustituirlo por almendras

elaboración:

Para empezar limpia el pollo de las vísceras o pide a la carnicera que te lo limpie y te lo trocee. Corta el pollo en trozos, salpimenta y reserva.

Parte la cebolla en juliana, lava la ñora en dos trozos, quita las semillas de dentro. Quita la primera piel de la cabeza de ajo y lávala.

En una cazuela pon el aceite a calentar y cuando ya coja temperatura pones el pollo, lo salteas un poco, añades la cebolla y las ñoras, deja que se saltee todo un poco. Añade la hoja de laurel y la cabeza de ajo. Remueve todo el conjunto y mientras en el vaso de la túrmix, pon los piñones y el vino, tritura todo.

Añade el vino y los piñones al pollo, añade dos vasos de agua a la cazuela y lo dejas hervir. Deja que se reduzca el vino y el agua y prueba como está de sal, si le hace falta añade más.

Deja a fuego medio durante media hora a partir de cuando empiece a hervir y  cuando la salsa ya quede reducida el plato ya lo tienes listo.

Acompaña el pollo con un poco de pan para mojar esa salsa rica que ha quedado y si quieres con un poquito de vino.

Si quieres ver más recetas tradicionales de mi madre no te pierdas las croquetas de mi madre y el estofado de carne con patatas, además me dice mi madre que esta misma receta la puedes hacer con conejo.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

PIONONOS DE GRANADA

PIONONOS DE GRANADA

PIONONOS DE GRANADA

Cada vez que bajo al pueblo era obligatorio comer los piononos de Granada y es que es un postre que te hace poner los ojos en blanco. Pequeños placeres para el paladar que no hemos de dejar de lado y si encima tienes la receta ya ni te cuento.

INGREDIENTES para la crema:

  • Cuatro huevos talla M
  • El mismo peso de los huevos en azúcar (pesados sin cáscara)
  • 15 g de maicena
  • 90 g de agua
  • Azúcar adicional para quemar

ingredientes para el almíbar:

  • 100 g de azúcar
  • 100 g de agua

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

  • Dos huevos medianos
  • 40 g de azúcar
  • 15 g de harina de repostería
  • 20 g de maicena
  • 40 g de leche
  • Una pizca de canela molida

ELABORACIÓN de la crema y el almíbar:

Para empezar prepara la crema porque se ha enfriar para poderla trabajar. Para empezar casca los huevos y pésalos, el mismo peso lo has de poner de azúcar en la receta.

Mezcla en agua con los huevos y la maicena con el azúcar. Y a continuación mezcla todo. Ponlo en un cazo y a fuego bajo, ves removiendo. Verás como comienza a espesa, deja que llegue a hervir y en ese momento retira del fuego. Mueve rápidamente para que espese y no queden grumos, hazlo con unas varillas de cocina ya verás como te queda la crema perfecta.

Reserva tapada con film transparente y deja enfriar.

Ahora vamos a preparar el almibar, para ello pon en un cazo el agua con el azúcar y lleva a ebullición. Cuece a fuego bajo unos cinco minutos para que espese y retira del fuego.

elaboración del bizcocho:

Ahora vamos a preparar el bizcocho para ello pon papel sulfurizado en un abandeja de horno. Tamiza la harina y la maicena. Separa las yemas de las claras y reserva las  claras. Bate las yemas con la harina y la leche hasta que quede todo integrado.

En un robot de cocina monta las claras junto con el cremor tártaro y cuando comiencen a montar, ves integrando el azúcar. Bate hasta que quede bien firme el merengue. Mezcla el merengue con la crema de yemas, de manera envolvente, de abajo hacia arriba.

Vierte la mezcla sobre el papel sulfurizado y extiéndela bien para que quede todo nivelado.  Cuece a 180ºC durante 12 minutos, hasta que veas que queda doradito. Saca el bizcocho del horno y deja enfriar sobre una rejilla.

Espolvorea el bizcocho con una pizca de canela molida y despega el papel de hornear. Ahora con un pincel de silicona pinta todo el bizcocho para empaparlo. Extiende una capa de yema pastelera, dejando un pequeño margen sin tapar por los bordes del bizcocho.

montaje de los pionos de granada:

Enrolla el bizcocho como si fuera un brazo de gitano, apretando para que quede bien pequeño, pero cuidado de no romper el bizcocho. Corta el brazo de gitano en tantas porciones como quieras de altos los pionos.

Dales la vuelta para que te quede la forma enrollada arriba y con ayuda de una manga pastelera donde habrás puesto la crema pastelera ya fría. Aplica una capa gruesa sobre cada piono. Espolvorea por encima un poco de azúcar y con un soplete de cocina dora hasta que se deshaga el azúcar.

Y ya tenemos listos nuestros piononos de Granada, solo has de guardarlos en la nevera hasta la hora de su consumo.

Si te gustan los productos de Granada, no te pierdas las las tortas saladas y mollete de carne en salsa granadina

TORTA SALADA DE GUADIX - GRANADA

TORTA SALADA DE GUADIX – GRANADA

TORTA SALADA DE GUADIX – GRANADA

Esta torta salada de Guadix – Granada es una torta típica del pueblo de mis padres. Cada vez que bajo a Granada siempre las compro en la panadería y también las ponen en los bares como tapas acompañada de atún o jamón.

Generalmente en Guadix le llaman torta para las habas, porque es un pan que acompaña muy bien a esa legumbre.  Pero como os digo podéis acompañarla de embutidos,  yo esta vez la he acompañado de un queso de romero, un buen jamón y un lomo de Trevélez.

He escogido para maridarlo un tinto de Principe de Viana que acompaña muy bien a los embutidos y los quesos.

INGREDIENTES para la masa madre:

  • 400 g de harina de fuerza
  • 350 g de agua
  • Un gramo de levadura fresca

ingredientes para las tortas saladas:

  • La masa madre anterior
  • 200 g de harina de fuerza
  • 8 g de levadura fresca
  • 10 g de aceite de oliva
  • 10 g de sal
  • Aceite de oliva al gusto
  • Sal gorda al gusto

ELABORACIÓN:

Para empezar el día de antes mezclamos la harina junto con el agua y la levadura de los ingredientes de la masa madre. Tapa bien con papel film y deja a temperatura ambiente hasta el día siguiente.

Al día siguiente mezcla en un robot de cocina la harina, la levadura desmenuzada y la masa madre. Mezcla bien hasta que se integre todo y a continuación añade los 10 gr de aceite, la sal y amasa de nuevo.

Deja fermentar la masa hasta que duplique su tamaño, yo lo dejé dos horas. Divide la masa en  bolas de 120 gr y ponlas en una bandeja de horno con papel sulfurizado. Cubre con un paño y deja fermentar de nuevo media hora.

Precalienta el horno a 200º.

Finalmente con lo dedos hazle unos surcos, añade por encima bastante aceite de oliva, que se llenen los surcos y espolvorea por encima sal gorda a tu gusto. También puedes ponerle un poco de pimienta, incluso si te gusta unos ajos con piel cortados por la mitad por encima.

Hornea durante 20 minutos aproximadamente, que veas que te quedan doraditas y crujientes. Finalmente deja enfriar y listas para servir.

Si te ha gustado esta entrada, no te pierdas esta otra receta de molletes con carne en salsa granadina.

MOLLETE DE CARNE EN SALSA GRANADINA

MOLLETE DE CARNE EN SALSA GRANADINA

MOLLETE DE CARNE EN SALSA GRANADINA

Y lo que me gusta a mi cuando llego al pueblo pedirme un mollete de carne en salsa granadina, no lo sabes tú bien!! Y es que hasta que no me como uno, no me da la sensación de haber llegado a Guadix.

Primero vamos a elaborar el pan y después el relleno.

INGREDIENTES PARA la masa:

  • 2 gr de levadura fresca de panadería
  • 150 de harina panadera recia
  • 100 gr de sémola
  • 250 gr de harina panadera ecológica
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 325 ml de agua
  • 10 gr de sal

ingredientes para el relleno:

  • 1/2 kg de tomate
  • 1/2 cebolla
  • 2 ajos
  • 300 gr de carne picada de ternera

elaboración del pan:

Para empezar mezcla todos los ingredientes de la masa en un bol y amasa hasta que quede todo bien integrado. Deja reposar la masa diez minutos para que fermente. Amasa de nuevo y vuelve a dejarla reposar otros diez minutos.  Repite de nuevo la acción y deja la masa que doble su volumen en un bol engrasado y tapado.

Una vez que ha doblado su volumen, aplasta la masa sobre la encimera enharinada y desgasifica. Corta el pan en ocho bolas y aplasta hasta que te quede una masa de 1 cm de grosor aproximadamente.

Pon los molletes en la bandeja del horno con papel sufurizado y deja que fermenten de nuevo tapados.

Hornea a 220º sin aire durante 12 minutos, deben de quedar blancos y finalmente deja enfriar.

Cuando estén fríos, corta los molletes y vamos a hacer el relleno.

elaboración del relleno:

En una sartén pon un chorrito de aceite de oliva, añade la cebolla y el ajo picados a daditos. Dora hsta que la cebolla quede transparente y después añade los tomates troceados. Añade un poco de sal y deja que cueza todo hasta casi llegar al punto de ebullición. Ves moviendo para que no se pegue y cuando veas que la salsa espesa, retira del fuego y pasa por un pasapurés. Puedes rectificar la acidez con una cucharadita de azúcar y también rectifica de sal.

Ahora vamos con carne, para ello, pon en la sartén un chorrito de aceite y añade la carne, salpimenta y cuando ya tenga color, añade el sofrito. Deja a fuego lento que se termine de hacer la carne, para que coja todos los sabores del tomate.

Rellena los molletes con la carne en salsa y pica un poco de cebollino.

Finalmente ya están listos para servir!! Te aseguro que te van a encantar y van a volar!!!!

PANNA COTTA CON MERMELADA DE GRANADA

PANNA COTTA CON MERMELADA DE GRANADA

PANnA COTTA CON MERMELADA DE GRANADA

Esta PANNA COTTA CON MERMELADA DE GRANADA  es deliciosa y fácil de hacer.  Es ideal prepararla porque combina muy bien con la granada, así que igual que os expliqué con la panna cotta de cerezas, hay que aprovechar la temporada de granada para hacerla.

Ingredientes para la panna cotta:

  • 300 gr de nata (ha de tener un 30% de materia grasa)
  • 200 gr leche
  • 50 gr azúcar
  • 7,5 gr hojas de gelatina

Ingredientes para la mermelada de granada:

  • 1 granada
  • Azúcar
  • el zumo de un limón

Elaboración:

Para empezar hidrata las hojas de gelatina en agua muy fría sin que se peguen entre ellas. El truco es ponerlas dentro del agua fría y añadirlas de una en una para que se hidraten perfectamente.

Calienta la leche, la nata y el azúcar al fuego hasta que llegue a hervir. Añade las hojas de gelatina ya hidratadas, bien escurridas y secadas con papel.

Con una varilla remueve hasta que las hojas se fundan completamente en la mezcla. Ponerlo en el molde deseado y dejar enfriar en la nevera.

PREPARA LA MERMELADA DE GRANADA:

Ahora haz la mermelada para ello limpia la granada dejando solo los granos y eliminando la parte amarilla que amarga mucho.

Pon los granos en el vaso de una túrmix y tritura. Pon el zumo de granada en un colador para extraer todo el líquido y que nos quede bien limpio, ayúdate con una cuchara aplastando bien para que aproveches todo el zumo.

Pesa el zumo y añade la mitad de ese peso en azúcar, si te pesa 200 gr de zumo pones 100 de azúcar. Añade el zumo del limón y deja reducir al fuego hasta que evapore el líquido. Ves removiendo para que no se queme. Piensa que al enfriar espesará.

Finalmente pon la mezcla sobre la panna cotta y termina de decorar con unos granos de granada. Dejar enfriar completamente en la nevera.

Consejos:

  • Podemos hacer una panna cotta de café si infusionamos el café en grano 24 horas antes con la nata.
  • Podemos infusionar la salsa de frutos rojos con  menta, albahaca, romero, jengibre, tomillo… para ello lo que has de hacer es poner la hierba fresca y tapar mientras hierve la fruta, después la retiramos antes de triturarla.
  • La panna cotta se puede congelar, por lo que si tienes invitados puedes prepararla unos días con antelación y sacarla del congelador unos 30 minutos antes de tenerla que usar.
ENSALADA DE ESPINACAS, HIGOS, QUESO Y PISTACHOS

ENSALADA DE ESPINACAS, HIGOS, QUESO Y PISTACHOS

ENSALADA DE ESPINACAS, HIGOS, QUESO Y PISTACHOS

Esta rica ensalada de espinacas, higos, queso y pistachos es ideal para el verano, la puedes dejar preparada, irte a la piscina o a la playa y a la vuelta ya tienes todo preparado.

No sé si a vosotros os pasa pero a mi en verano lo que más me apetece es comer este tipo de platos, frescos, rápidos y con productos de temporada. También otra de las cosas que me gusta mucho en las ensaladas es el contraste del dulce y el salado, por eso esta ensalada me gusta tanto.

¿Porqué hacer la ensalada con espinacas? Pues por las muchas propiedades y beneficios para la salud debido a la presencia de minerales, vitaminas, pigmentos y fitonutrientes. Tampoco podemos olvidar el  potasio, manganeso, zinc, magnesio, hierro y calcio que esta contiene.

Ingredientes:

  • 500 gr de espinacas frescas
  • 200 gr de queso rulo de cabra
  • 100 gr de pistachos pelados
  • 1 granada
  • 8 higos
  • 1 cebolla pequeña morada
  • 100 gr vinagre balsámico de Módena
  • 50 gr de azúcar blanco

Elaboración:

Para comenzar mete el queso en el congelador para que luego sea más fácil de cortar.

Limpia, seca las espinacas y corta las hojas en trozos más pequeños. En el mismo plato donde vayas a servir la ensalada, pon el centro el aro de emplatar y pon unas hojas de espinacas para dar volumen a la ensalada.

Trocea los pistachos y reserva. Limpia la granada y saca todas sus semillas y mezcla con los pistachos reservados. Corta la cebolla en juliana fina y mezcla con los ingredientes anteriores.

Preparamos la reducción poniendo el vinagre y el azúcar en un cazo a calentar, removiendo de vez en cuando hasta conseguir una salsa suave y brillante, aproximadamente ha de reducir su líquido a la mitad. Dejar templar esta mezcla y mientras corta los higos en cuartos.

Saca el queso del congelador, córtalo a rodajas de un centímetro de grosor, cubre con azúcar y con ayuda de un soplete carameliza.

Pon sobre las espinacas la mezcla de pistachos, granada y cebolla. Decora con los higos y salsea la ensalada con la reducción de vinagre. Finalmente corona la ensalada con el queso caramelizado de cabra.

CARNE EN SALSA A LA GRANADINA

CARNE EN SALSA A LA GRANADINA

CARNE EN SALSA A LA GRANADINA

Esta carne en salsa a la granadina es típica de Granada y cada vez que bajo a visitar a mi familia, pido que me la hagan. Y es que no hay nada como las comidas de tu pueblo. No sé si alguna vez os lo he comentado, pero mi familia viene de un pueblo de Granada, se llama Guadix y que os voy a decir, pues que si tenéis oportunidad, deberíais de visitarlo.

Para hacer esta receta he aprovechado los conocimientos de mi madre  y lo comparto con vosotros, que estoy segura que os va a encantar.

Es una carne con un intenso sabor, sabrosa y muy gustosa, ideal para acompañar con pan. Se suele hacer con cabrito o cordero lechal, pero si no encontráis podéis usar cerdo y también conejo.

ingredientes:

  • 1 kg de cordero lechal o cabrito, deshuesado
  • 1 rodada de pan y 2 dientes de ajos
  • 17 almendras peladas
  • 1 Tomate de pera
  • Ñora o pimiento choricero
  • Vino blanco
  • Aceite, Sal y pimienta

elaboración:

Para empezar pon la carne con la sal y la pimienta para que vaya cogiendo sabor. Mientras en una sartén con aceite, fríe una rodaja de pan, un diente de ajos y las almendras. Cuando esté frito (cuidado no se te quemen las almendras) ponlo todo en un vaso de túrmix, añade medio ajo crudo y un buen chorro de vino. Tritura y reserva.

En un cazo pon el tomate y la ñora o el pimiento choricero con agua y lo dejas cocer. Una vez cocido, lo trituras y lo cuelas.

Fríe la carne en la misma sartén donde habías frito el pan y las almendras, hasta que quede bien sellada y ha soltado el agua. Cuando comience a estar dorada añade la primera salsa del pan y almendras y si es necesario pon un poco más de vino.  Remueve y deja cocer unos minutos.

Ahora añade la mezcla del tomate y el pimiento colado.  Remueve, prueba de sal, añade un poquito más de agua y deja hervir durante 15 minutos.

Y listo para comer. Ya verás que olor y sabor desprende tan maravilloso. Estoy segura que será un plato que querrás repetir con diferentes carnes y se quedará en el recetario de tu casa.