FLAMICHE DE PUERROS

FLAMICHE DE PUERROS

FLAMICHE DE PUERROS

Hoy vamos a preparar una flamiche de puerros, es una tarta salada de origen flamenco, se transforma en Picardía (antigua región de Francia) en una especie de torta de puerros que se encuentra en todos los restaurantes tradicionales de la región.La flamiche picarda se compone de una pasta hojaldrada o quebrada (en nuestro caso haremos quebrada), la parte blanca de los puerros cortada en rodajas, que se rehoga en mantequilla, nata, huevos y sal.

Se sirve como entrante con una ensalada verde o como plato principal, con patatas salteadas de guarnición. También se suele tomar fría, como aperitivo, con un buen vaso de vino blanco seco.

Su textura me recuerda a la de la quiché pero en este caso se diferencia que lleva bechamel, por lo que le da una cremosidad muy diferente.

ingredientes para la masa:

  • 200 gr de harina
  • 4 gr de sal
  • 100 gr de mantequilla fría
  • 50 gr de agua

ingredientes para la bechamel:

  • 200 gr de leche
  • 25 gr de mantequilla
  • 25 gr de harina
  • Sal
  • Nuez moscada

ingredientes para el relleno:

  • 250 gr de puerro
  • 100 gr de cebolla
  • 30 gr de mantequilla
  • 70 gr de emmental rallado
  • 1 huevo + 1 yema
  • Sal y pimienta

elaboración de la masa:

Lo primero que haremos es preparar la masa brisa, si queréis podéis ahorraros este paso comprándola ya elaborada en el supermercado, pero no os quedará tan gruesa como la nuestra.

Para empezar mezclamos la harina con la sal en un bol, a continuación haremos el proceso de arenar. Para ello cortaremos la mantequilla en pequeños dados  y la añadiremos al bol. Con las yemas de los dedos, iremos pellizcando esa mantequilla e incorporándola a la harina, mezclándola para conseguir que la harina quede amarilla.

Añadimos el agua, trabajamos todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea. Hacemos una bola con la masa y la envolvemos con papel film. Enfriar en la nevera mientras preparamos el resto de elaboraciones.

elaboración de la bechamel:

Para hacer la bechamel primero fundimos la mantequilla a fuego lento y le añadimos la harina. Removemos con barillas durante unos 10 minutos para obtener un roux blanco, hemos de intentar no pasarnos al cocer la harina sino nos cambiará de color. Al cocer durante estos minutos, deshacemos las moléculas de amilosa de la harina (que tienen el poder espesante pero el gusto harinoso) en azúcares más pequeños (eliminando el sabor harinoso pero manteniendo el poder espesante).

Por otro lado calentamos la leche, añadiendo la sal y la nuez moscada. Antes de que llegue a hervir, añadiremos esta leche al roux blanco que hemos preparado y ligaremos con unas barillas hasta obtener una bechamel no demasiado espesa.

elaboración del relleno:

Limpiaremos los puerros y la cebolla  y los cortaremos en emincé o juliana (tiras largas y finas). Rehogaremos en un cazo, le añadiremos sal y pimienta y lo taparemos para evitar que se nos dore, ya que lo que nos interesa es que se cueza.

Retiraremos del fuego cuando veas que se han cocinado e incorporamos la bechamel, al yema, el huevo y la mitad del queso y mezclaremos bien.

montaje y horneado:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Cocemos en blanco la masa, para ello usamos un molde redondo de unos 20 cms, que engrasaremos con spray antiadherente o mantequilla. Forraremos el molde con la masa brisa, cortaremos la masa que sobresalga del molde y la guardaremos para hacer luego el enrejado.

Tapamos la masa con papel de horno y le añadimos un peso encima, puedes usar garbanzos, judias o cargas aptas para el horno. La hornearemos unos 20 minutos.

Una vez horneada, la sacaremos del horno, retiraremos el peso y el papel de horno y le pondremos el relleno. Añadiremos por encima el resto del queso rallado.

Con la masa que nos ha sobrado haremos un enrejado en tiras, la pondremos sobre el queso y la pincelaremos con la yema de un huevo.

Finalmente hornearemos a 180º C hasta que se dore. Desmoldaremos encima de una reja y serviremos tibia.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas la quiché de champiñones y queso.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

HUEVOS RELLENOS DE BACALAO

HUEVOS RELLENOS DE BACALAO

HUEVOS RELLENOS DE BACALAO

Estos huevos rellenos de bacalao y verduras además de ser una receta súper fácil de preparar, puedes usar las verduras que tengas en casa que se estén poniendo un poco pochas.

Para esta receta he usado bechamel, pero si no te gusta puedes sustituirla por una salsa de tomate. Si quieres la receta de bechamel, pincha aquí

Si te sobra algo del relleno puedes batir unos huevos y hacer una tortilla con ellos o servirlo con unos picos de pan.

Si compras bacalao salado, recuerda de ponerlo en agua como mínimo 24 horas antes y cambiar el agua un par de veces antes de usarlo. Después escurre muy bien del agua para que no quede muy húmedo.

ingredientes:

  • 5 huevos
  • 1 tomate
  • ½ calabacín
  • 200 gr de bacalao al punto de sal
  • Bechamel
  • Queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • Orégano

elaboración:

Para empezar prepara la bechamel y déjala enfriar.

Pon a cocer los huevos en agua caliente.

Mientras pica el tomate y el calabacín en dados muy pequeños. En una sartén con aceite sofríe la verdura con una pizca de sal.

Una vez cocidos los huevos, pélalos y pártelos por la mitad, después separa las yemas de las claras y reserva.

Limpia el bacalao de la piel y las espinas, córtalo a daditos pequeños y añádelos a la sartén junto con las yemas de huevos. Remueve bien y cuece durante unos 5 minutos para que se integren todos los ingredientes y se mezclen bien los sabores.

Rellena las claras de los huevos con el relleno que hemos preparado.

Pon una cucharada de bechamel encima de cada huevo y cubre con queso rallado y una pizca de orégano. Pon los huevos en una fuente apta para el horno y gratínalos durante 10 minutos a 180ºC o hasta que veas que se doran.

Sirve los huevos calientes y a disfrutar.

LASAÑA DE FOIE, CHAMPIÑONES Y JAMÓN

LASAÑA DE FOIE, CHAMPIÑONES Y JAMÓN

LASAÑA DE FOIE, CHAMPIÑONES Y JAMÓN

Esta receta de Lasaña de foie, champiñones y jamón ha sido la propuesta que me tenía preparada Dia España con su caja DIA BOX llena de productos deliciosos y de primera calidad. Además de explicaros el paso a paso de la receta en Instagram, quería compartirla con vosotros en la web porque me ha encantado.

Esta receta además de ser súper fácil de elaborar, puedes prepararla un día que tengas invitados o en una celebración ya que queda de lujo.

Y sin más nos ponemos manos a la obra…

Tiempo 45 minutos, para 8 personas, dificultad media

ingredientes:

  • 1 cebolla
  • 1 ajo
  • 2 botes de champiñones DIA
  • 100 gr de jamón ibérico Delicious
  • 50 ml de vino blanco Castillo de Velasco
  • 1 caja de placas de lasaña al huevo DIA
  • Queso curado de oveja en aceite Delicious
  • Aceite de oliva virgen extra Delicious
  • Pimienta negra
  • Sal rosa del Himalaya Delicious
  • 2 paquetes de salsa bechamel DIA
  • 1 lata de foie grass de pato Delicious
  • Orégano

elaboración:

Para empezar vamos a preparar todos nuestros ingredientes, para ello pela y corta la cebolla y el diente de ajo muy fino o si quieres puedes rallarlo.

Por otro lado corta el jamón para que te quede en trocitos y también corta el foie a dados, pon las láminas de la lasaña en agua fría para que se hidraten, reserva todo.

Pon a calentar una sartén con un poco de aceite de oliva y cuando esté caliente, añades la cebolla y el ajo, déjalos dorar.

Una vez que tenemos la verdura dorada, añade los champiñones DIA y salpimenta a tu gusto.

Cuando comienzan a dorarse los champiñones añade el vino y deja que se evapore el alcohol. Una vez evaporado añade el jamón ibérico, retira del fuego porque con el propio calor residual el jamón ya se cuece.

Ahora vamos a montar la lasaña, para ello en una bandeja de horno por una fina capa de bechamel y extiende bien. Pon una primera capa de láminas de lasaña, después añade una capa de champiñones, jamón y dados de foie. Extiende una capa de bechamel encima del relleno, encima otra capa de lasaña y otra vez otra capa de relleno, así hasta agotar todo el relleno que tengas. Siempre has de acabar con una capa de placas de lasaña y encima una capa de bechamel bastante gruesa.

Ralla el queso de queso curado de oveja y espolvorea por encima de la última capa de bechamel, añade por encima un poco de pimienta y orégano.

Pon a calentar el horno a 180º y hornea durante 30 minutos, y ya tienes lista tu lasaña para disfrutarla.

Si quieres ver otra receta con productos DIA no te pierdas estos huevos mejicanos al horno

LASAÑA DE VERDURAS

LASAÑA DE VERDURAS

LASAÑA DE VERDURAS

Esta lasaña de verduras es la versión rápida de las lasañas, queda deliciosa y espectacular. No por hacerlo de manera más rápida has de tener menos sabor y por te recomiendo que la hagas.

Si quieres hacer la masa mira esta receta de lasaña de la huerta que también te va a encantar.

Esta lasaña de verduras es ideal si tienes verdura que empieza a estropearse o que no tiene el crujiente de la verdura recién recogida.

Ingredientes:

  • 1/2 cebolla grande
  • 2 ramilletes de espárragos verdes
  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • 2 zanahorias
  • 1 bolsa de espinacas
  • 1/2 bandeja de champiñones
  • 300 gr de ceps o setas varias
  • 1 paquete de pasta de lasaña de la huerta
  • 1 bote de tomate artesanal
  • Queso rallado parmesano
  • Queso emmental
  • Bechamel
  • Aceite y sal

Elaboración con robot:

En la cuco pones la cuchilla ultrablade y picas la cebolla. A continuación añades aceite y programa de cocción P1, 130 grados, 5 minutos. Cuando acabe le añades todas las verduras, la sal y programa de cocción P2 pero sin cambiar la cuchilla, cuando lleva unos 15 minutos miras como se han picado las verduras, si te parece bien de medida cambias la cuchilla por la mezcladora y continúas hasta que veas las verduras tiernas. Cuela las verduras y añádele bechamel para que queden más jugosas.

Elaboración sin robot:

Picas todas las verduras en daditos. Sofríes en una sartén con un poco de aceite, primero la cebolla a fuego lento, después le añades la berenjena. Cuando ya veas que la cebolla tiene un tono transparente le añades el resto de las verduras excepto las espinacas. Sigues sofriendo y al final le añades las espinacas que verás que en seguida disminuyen de tamaño. Añade la sal a tu gusto.

Cuela las verduras para quitarles el exceso de aceite y las vuelves a poner en la sartén. Añade bechamel a las verduras para que queden más jugosas. Le dejas que de el último hervor y ya puedes empezar a montar las capas de lasaña.

Continuación en ambas recetas:

Mientras en una bandeja de horno engrasada con mantequilla. Pon una capa de tomate, una placa de pasta de lasaña, una capa de las verduras, encima una capa de tomate y finalmente otra encima de bechamel. Así vas formando tantas capas como quieras y para finalizar espolvoreas el queso por encima.

Introducir en el horno y gratinar unos minutos hasta que el queso quede dorado.