CROQUETAS DE ESPINACAS Y QUESO

CROQUETAS DE ESPINACAS Y QUESO
5 (1)

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

CROQUETAS DE ESPINACAS Y QUESO

Estas croquetas de espinacas y queso son realmente espectaculares, de las más cremosas y jugosas que tengo en la web.

Con esta receta te saldrán unas 14 croquetas de unos 40 gr cada una.

Ingredientes:

  • 250 g rde espinacas
  • 30 gr de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 500 ml de leche entera
  • 40 gr de queso crema
  • 40 gr de queso gouda, emmental o el que os guste rallado
  • 60 gr de mantequilla
  • 15 ml de aceite de oliva
  • 60 gr de harina
  • 2 gr de pimienta blanca
  • 4 gr de sal
  • 40 gr de harina normal
  • 40 gr de pan rallado
  • 2 huevos
  • Aceite para freír

elaboración:

Para empezar preparar el sofrito con la cebolla y los ajos picados en brounoisse (picadito fino) y cuando comience a cocinarse y dorarse agrega las espinacas limpias y troceadas. Rehoga y añade una pizca de sal , deja cocinar unos 4 minutos.

Ahora has de preparar la crema bechamel, para ello en la sartén pon la mantequilla junto con una cucharada de aceite de oliva a fuego medio y deja que se funda.

Una vez líquida la mantequilla, añade la harina y dejas que se cocine sin que coja color la harina. Vierte la leche caliente a la mezcla, poco a poco, y remueve de manera constante.

Mantén la cocción de la bechamel una vez haya comenzado a hervir durante 5 minutos sin dejar de remover.

Agrega las espinacas cocinadas con el sofrito, el queso crema, el queso rallado y mezcla de forma constante hasta que se forme una pasta consistente.

Pon de nuevo a fuego lento la masa, siempre removiendo, 5 minutos más y saca del fuego, vertiendo en una bandeja untada de mantequilla para que se vaya enfriando. Puedes guardarla en la nevera tapada con papel film, procura que el papel toque la masa y así no se formará la costra. Yo las dejo en la nevera hasta el día siguiente.

Cuando la pasta esté totalmente fría empieza a dar forma a las croquetas (redondas o alargadas) y seguidamente las empanamos con harina, huevo batido y pan rallado. Una vez formadas las croquetas, las fríe en aceite caliente, y las déjalas sobre un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

Sirve calientes para que la bechamel y el queso se fundan en tu boca.

Si te han gustado esta croquetas no te pierdas la receta de las croquetas de pollo con curry

Published by

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.