BAKLAVA

BAKLAVA

BAKLAVA – pastel TURCO

El baklava o baklawa es un pastel de origen turco que se prepara en Oriente Medio, elaborado a base de una pasta de frutos secos como los pistachos y las nueces entre otros y distribuido sobre una masa filo enmantequillada y bañada en miel.  Generalmente es un postre muy goloso y dulce pero yo he ajustado las cantidades a mi gusto, pero si os gusta más dulce podéis añadirle más miel.

ingredientes:

  • 100 gr de nueces
  • 100 gr de pistachos
  • 20 hojas de pasta filo
  • 200 gr de mantequilla derretida
  • 100 gr de almendras
  • 100 gr de de avellanas
  • 2 cucharaditas de canela
  • 100 gr de azúcar glass
  • 200 gr de miel líquida
  • 200 ml de agua
  • 150 gr de azúcar blanco

elaboración:

Para empezar pica los frutos secos, ponlos en un bol y añade el azúcar en polvo.

Derrite 100 gr de mantequilla, mezcla con los frutos secos y una cucharadita de canela.

Precalienta el horno a 180º c. Prepara un molde rectangular o cuadrado y corta las hojas de pasta filo según las dimensiones de tu molde.

Derrite los otros 100 gr de mantequilla, engrasa tu molde con mantequilla.

Pon una lámina de pasta filo en el fondo del molde y con ayuda de un pincel pinta la lamina con mantequilla, pega una segunda lámina de pasta filo y vuelve a pintar con mantequilla. Has de repetir la operación hasta poner cuatro láminas.

Reparte un cuarto del relleno de frutos secos sobre las láminas de pasta filo y a continuación vuelve a colocar otras 4 láminas de pasta filo untadas con mantequilla. Repite poniendo otro cuarto del relleno y repite otra vez la operación hasta acabar con todas las láminas de pasta filo.

Con ayuda de un cuchillo afilado y puntiagudo, corta en rombos atravesando todas las capas de la baklava.

Hornea a 180º C durante 25 minutos.

En un cazo pon la miel junto con el agua, el azúcar y la otra cucharadita de canela. Deja que hierva y se haga ligeramente densa.

Cuando el baklava esté listo, sácalo del horno y riega por encima con el almibar que quede bien impregnado.

Finalmente decorar con algunos pistachos triturados por encima.

Si te ha gustado esta receta de Oriente Medio no te pierdas como elaborar las samosas de carne y verduras 

 

SALMÓN AL HORNO CON COSTRA DE PESTO

SALMÓN AL HORNO CON COSTRA DE PESTO

SALMÓN AL HORNO CON COSTRA DE PESTO

Ha estas alturas te habrás dado cuenta lo mucho que me gusta el salmón, por eso hoy te enseño a elaborar este salmón al horno con costra de pesto que además de ser una receta súper rápida y fácil de preparar, queda deliciosa.

Como siempre, he usado salmón de Noruega, ya que así me garantizo que en mi mesa el producto es de primera calidad y exquisito. Su color, su tersura y su brillo se debe a las frías aguas de los Fiordos Noruegos, donde se cría y donde es tratado de la manera más sostenible.

Si buscas otras recetas con salmón, no te pierdas también estas otras recetas de lasaña de salmón y ceviche de salmón.

ingredientes:

  • 2 lomos de salmón fresco Noruego
  • Dos rebanadas de pan
  • Un manojo de albahaca fresca
  • 1 diente de ajo pelado
  • 1 puñado de piñones y otro de pistachos
  • Queso parmesano rallado 
  • Aceite de oliva virgen y sal

elaboración:

Para comenzar esta sencilla y rápida receta, pon a calentar el horno a 200º.

En un vaso de la túrmix, añade el pan, un puñado de albahaca fresca, el diente de ajo pelado, los piñones y los pistachos, el queso rallado y un chorrito de aceite de oliva. Tritura todo el conjunto y añade sal, vuelve a triturar.

Corta el lomo de salmón en dos, no le retires la piel y unta la fuente de horno con un poquito de aceite. Pon los lomos en la fuente de horno y con la piel del salmón abajo, tocando la fuente . Encima pon una capa gruesa del pesto que hemos preparado antes y reparte bien con una cucharita.

Hornea durante 15 – 20 minutos, cuando veas que el salmón ya cambia de color y el pesto se vuelve dorado.

Saca del horno con cuidado y sirve caliente. Puedes acompañarlo de una ensalada o de unas verduritas al vapor.

COOKIES DE CHOCOLATE BLANCO Y PISTACHOS

COOKIES DE CHOCOLATE BLANCO Y PISTACHOS

COOKIES DE CHOCOLATE BLANCO Y PISTACHOS

No os podéis imaginar lo ricas que están esta cookies de chocolate blanco y pistachos. Os aseguro que son adictivas, coges una y después otra y no pararías. El toque de los pistachos y del chocolate hace que estas galletas queden realmente suaves.

Si eres tan fan de cookies como yo también te animo a preparar las cookies de oreo y las galletas de chocolate y avellanas.

INGREDIENTES para las cookies de chocolate blanco y pistachos:

  • 350 gr de harina de repostería
  • 180 gr de azúcar moreno
  • 250 gr de mantequilla
  • 2 cucharadas de  levadura Royal
  • 2 huevos talla M
  • 100 gr de chocolate blanco derretido + un poco para la decoración
  • 100 gr de pistachos

ELABORACIÓN:

Precalienta el horno a 180ºC.

Para empezar tritura los pistachos con un robot de cocina o una túrmix y pon al baño María o en el microondas a derretir el chocolate blanco. Ojo si lo ponéis en el microondas, tenéis que calentarlo diez segundos, remover, volver a calentar otros diez segundos, así hasta derretir por completo, si no lo haces así se te quemará el chocolate.

Pon todos los ingredientes en el robot con el accesorio de amasar/triturar durante 2 minutos a velocidad 7. Si no tienes robot, simplemente mezcla todos los ingredientes a mano en un bol.

En una bandeja de horno con papel sulfurizado y con ayuda de una cuchara, ves poniendo montoncitos de masa no muy grandes, ya que al hornearse se expanden bastante, y por ese mismo motivo separa bastante las unas de las otras, sino se te quedaran pegadas entre ellas.

Hornea durante 20 minutos. Verás al finalizar el tiempo que están blandas, pero las has de dejar enfriar sobre una rejilla y se endurecerán.

Finalmente decora con unos hilos de chocolate blanco y unos pistachos rotos a grosso modo.

TIRAMISÚ CON FRAMBUESAS Y PISTACHOS

TIRAMISÚ CON FRAMBUESAS Y PISTACHOS

TIRAMISÚ CON FRAMBUESAS Y PISTACHOS

Este tiramisú con frambuesas y pistachos te va a gustar mucho no, muchísimo. Si eres fan de este postre te recomiendo que pruebes esta otra versión, porque te va a sorprender.

Últimamente estoy versionando mucho este postre y es que lo encuentro fácil y que además te permite prepararlo con antelación si tienes invitados en casa y además ¿sabéis qué? que siempre triunfa.

En este caso la cremosidad del tiramisú en contraste con la dulzor de la frambuesa y el toque crujiente del pistacho hace que sea un postre que llame la atención.

Además este postre fue elegido por la revista maresme gourmet  para su revista del mes de febrero, si aún no te he convencido, sigue leyendo y cuando veas lo fácil que es, estoy segura que te convencerá…

Ingredientes:

  • 200 gr de mascarpone
  • 12 bizcochos de soletilla
  • 2 huevos tamaño L
  • 3 cucharaditas de azúcar
  • 200 gr de frambuesas
  • Pistachos pelados
  • 100 ml de agua

Elaboración:

Para empezar tritura 50 g de frambuesas, añade 1 cucharadita de azúcar y el agua. Mezcla bien y cuela.

Desmenuza los bizcochos y ponlos en remojo con la preparación anterior.

Separa las yemas de las claras y monta las claras con el azúcar restante. Agrega el mascarpone poco a poco sin dejar de batir, añade una yema y cuando este totalmente integrada, añade la otra.

Reparte en el fondo de cada vasito los bizcochos remojados.

Guarda dos frambuesas por vaso y el resto con ayuda de un tenedor cháfalas.

Reparte la mitad de las frambuesas trituradas en cada vasito, pon una capa de la crema mascarpone, trocea unos pistachos y reparte por encima de la crema mascarpone.

Vuelve a poner una capa de frambuesas, otra capa de mascarpone, las dos frambuesas enteras que habíamos reservado y los trocitos de pistachos.

Finalmente reserva en la nevera durante mínimo dos horas.