SOCCA CON CALABACIN Y QUESO DE CABRA

SOCCA CON CALABACIN Y QUESO DE CABRA

SOCCA CON CALABACIN Y QUESO DE CABRA

Esta socca de calabacin y  queso de cabra es ideal para dietas veganas y sin gluten. La socca es una receta perteneciente al sureste de Francia.

Su ingrediente principal es la harina de garbanzos y el aceite de oliva, se forma una masa que se estira como si fuera una pizza y después se rellena con los ingredientes que más nos gusten.

Con esta receta te saldrán tres soccas.

ingredientes:

  • 250 gr de harina de garbanzos
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 100 ml de agua
  • 150 gr de queso crema tipo Philadephia
  • 1 calabacín en láminas
  • 50 gr de queso de cabra
  • 20 gr de tomates secos en aceite
  • Orégano
  • Frutos secos
  • Una pizca de sal

elaboración:

Para realizar la receta empezamos poniendo la harina de garbanzos, las dos cucharadas de aceite de oliva y el agua. Amasamos con ayuda de un robot de cocina o a mano, hasta obtener una masa homogénea y un poco granulosa.

Hacer una bola con la masa y formar un disco extendiendo la masa sobre una hoja de papel de horno, usar un rodillo para darle la forma y con un grosor de 1 cm. Para que queden perfectas también se puede usar un cortador de bizcochos grande.

Untar la masa con el queso crema, cortar el calabacín con ayuda de una mandolina y añadir encima del queso crema.

Cortar en rodajas el queso de cabra y añadir encima del calabacín.

Cortar el tomate queso y disponer encima del queso de cabra. Finalmente espolvorear unos frutos secos por encima y una pizca de orégano.

Hornear a 180º C durante 40 minutos. Regar con un chorrito de aceite de oliva antes de servir.

Si te ha gustado esta receta y te gustan las pizzas sin gluten y saludables, no puedes perderte la pizza de coliflor.

GOUGÈRES DE QUESO COMTÉ

GOUGÈRES DE QUESO COMTÉ

GOUGÈRES DE QUESO COMTÉ

Estos gougères de queso comté son espectaculares, es una especialidad gastronómica de la región francesa de Borgoña. Es una mezcla de queso en dados que se ralla y se agrega a la pasta choux caliente. La masa choux es la que se hace para los profiteroles o éclairs.

Son un aperitivo o snack delicioso que te va a enganchar y lo más importante es usar un buen queso, así que como era una receta francesa pensé en el queso comté que me encanta. Ya lo había usado antes en el pan de queso comté y beicon  y entonces ya me conquistó, así que esta es una buena receta para volverlo a utilizar.

ingredientes:

  • 300 ml de leche
  • 140 gr de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 140 gr de harina de repostería
  • 4 huevos de tamaño L
  • 200 gr de queso comté rallado más el que usarás para rallar por encima
  • Orégano

ELABORACIÓN:

Para empezar ralla el queso comté y divide en 130 gr para el interior de los gougères y el resto para espolvorear por encima.

En un cazo pon la leche, la mantequilla y la cucharadita de sal y ponlo a fuego medio, hasta que llegue a ebullición, en ese punto retira del fuego.

Echa de golpe la harina y remueve vigorosamente hasta que la masa se haga una bola y se despegue de las paredes del cazo.

Deja templar unos cinco minutos la masa y después ves añadiendo los huevos de uno en uno, removiendo bien entre uno y otro hasta que la masa los vaya absorbiendo.

A continuación añade el queso rallado y vuelve a mezclar bien.

Pon la masa en una manga pastelera, puedes ponerle una boquilla redonda pero a mí no me hizo falta. Dejé la masa una media hora en la nevera para que la masa estuviera más compacta, pero si no tienes tiempo pruébala a hacerlo directamente.

Precalienta el horno a 180ºC.

Pon en la bandeja de horno el papel sulfurizado, pon la boquilla de la manga a 1 cm de la bandeja y pon una bolita de masa, deja un espacio y vuelve a repetir la operación. Verás que te saldrán unas dos o tres bandejas, dependiendo del tamaño que las hagas.

Una vez que tengas la primera bandeja, pon por encima el queso rallado y un poco de orégano. Hornea durante 25 minutos, después saca del horno y déjalas enfriar encima de una rejilla y sigue con la segunda tanda de gougères.

Ya tienes tu aperitivo perfecto, puedes conservarlos en una caja de galletas.

CLAFOUTIS DE CEREZAS Y CHOCOLATE BLANCO

CLAFOUTIS DE CEREZAS Y CHOCOLATE BLANCO

CLAFOUTIS DE CEREZAS Y CHOCOLATE BLANCO

Hoy os enseño a elaborar esta sencilla tarta francesa, una clafoutis de cerezas y chocolate blanco. En la receta original no lleva chocolate, pero a mi me había sobrado de hacer unas cookies de chocolate blanco y pistachos y como en casa no se tira nada, pues he preparado esta tarta.

Originario de Lemosín en el centro del país Galo, el nombre del plato procede del occitano clafotís, del verbo clafir, “rellenar la masa con cerezas”. El clafoutis se extendió aparentemente por toda Francia durante el siglo XIX, adquiriendo una gran popularidad.

INGREDIENTES para el cafloutis de cerezas y chocolate blanco:

  • 450 g de cerezas
  • 30 g de azúcar de caña
  • 3 huevos
  • 300 ml de leche entera
  • 100 gr de chocolate blanco
  • 100 g de azúcar
  • 60 g de mantequilla + un poco más para el molde
  • 50 g de harina de almendras
  • 50 g de harina de repostería

ELABORACIÓN:

Para empezar lava las cerezas, retira el rabito y retira el hueso, yo para sacar las cerezas enteras tengo un truco. Pongo la cereza en la boca de una botella estrecha y con una pajita rígida, la apoyo en el centro de la cereza, de donde saldría el rabito y empujo hacía abajo. Veréis que el hueso sale solo y sin ninguna dificultad.

Reservamos y mientras untamos con mantequilla el molde donde vayas a preparar tu cafloutis, espolvoreamos azúcar moreno por los laterales y el fondo de la tarta.

Ponemos a batir los huevos con el azúcar hasta que queden espumosos y mientras en el microondas derretimos el chocolate junto con la mantequilla.  Una vez derretido, remueve para que pierda calor, porque el siguiente paso es poner esta mezcla con los huevos y no queremos que se nos cuajen.

Una vez juntas las dos elaboraciones y sin parar de remover, agrega la leche. Remueve y añade las dos harinas, sigue removiendo hasta que te quede una masa homogénea.

Cubre la superficie del molde con las cerezas y rellena con la mezcla que tenemos preparada.

Hornea durante 60 minutos a temperatura de 150º, después deja enfriar y lista para servir.