MOUSSE DE PIÑA CON FRUTOS ROJOS

MOUSSE DE PIÑA CON FRUTOS ROJOS

MOUSSE DE PIÑA CON FRUTOS ROJOS

Esta mousse de piña con frutos rojos es una tarta muy fácil de preparar con el contraste del dulzor de la piña y la acidez de los frutos del bosque. La espiral la puedes hacer a mano pero yo he usado el molde de silicona Tourbillon 100.

Te aconsejo que hagas la tarta con un día de antelación para poder congelarla y desmoldarla más fácilmente, sobretodo si haces la espiral con el tourbillon ya que es un poco complicada de desmoldar si no está congelada.

ingredientes:

  • 280 gr de queso de untar
  • 280 ml de nata para montar
  • 120 ml de leche
  • 100 gr de azúcar
  • 200 ml agua
  • 1 sobre de gelatina de piña
  • Frutos rojos
  • 1 hoja de gelatina
  • 50 gr de chocolate blanco
  • la ralladura de una lima
  • Hojas de menta

elaboración de la espiral:

Para empezar pon la hoja de gelatina a hidratar en agua fría. Tritura los frutos rojos (reserva algunos para decorar) y cuela para quitar todas las pepitas.  Pon el zumo de frutos rojos a calentar en un cazo y en el microondas derrite el chocolate blanco, añádelo al zumo y también la hoja de gelatina escurrida. Mezcla todo bien para qué se integre y pon el resultado en el molde turbillón, si no tienes este molde, ponlo en una manga pastelera y deja enfriar, después corta la punta de la manga y haz una espiral. Si tienes el molde, mételo en el congelador.

elaboración de la tarta:

En un bol bate el queso fresco de untar, la nata, el azúcar y la leche, reserva en la nevera.

Mientras en un cazo pon el agua y sin que llegue a hervir añade el sobre de gelatina, con ayuda de una cuchara remueve bien hasta que quede la gelatina totalmente disuelta. Retira del fuego y deja enfriar un poco.

Añade la gelatina a la mezcla de queso, una vez que haya perdido temperatura y mezcla. Vierte el resultado en un molde de 20 cms y deja enfriar en la nevera mínimo 6 horas. Si es un molde entero que no es fácil de desmoldar, puedes meterlo en el congelador.

A la hora de servir poner encima la espiral, rallar la piel de una lima por encima y decorar con los frutos rojos y la menta.

Si te ha gustado esta tarta y quieres hacer una similiar no te pierdas la tarta de limón

PIÑA CON CREMA PASTELERA

PIÑA CON CREMA PASTELERA

PIÑA CON CREMA PASTELERA

Este postre de piña con crema pastelera además de ser súper fácil y rico, queda con una bonita presentación si tienes invitados. Además es un postre muy versátil ya que puedes hacerlo con diferentes tipos de frutas, yo ya estoy pensando cual será mi próxima versión. Puedes hacerlo con la fruta natural o puedes hacerlo también con piña en almíbar como hice yo en esta ocasión, ya que me regalaron unos botes de piña y no sabía que uso darles, así que se me ocurrió hacer esta torre de piña que quedó fantástica.

ingredientes:

  • 1 bote de piña en almíbar o piña natural
  • Para decorar fresas y hojas de menta fresca

INGREDIENTES PARA LA CREMA PASTELERA:

  • 500 ml de leche
  • 3 yemas de huevos
  • 40 gr de maicena
  • 100 gr de azúcar
  • 25 gr de mantequilla
  • 1 ramita de canela en rama
  • La piel de un limón

elaboración de la crema pastelera:

Para empezar vamos a preparar la crema pastelera, para ello lava y pela el limón. En un cazo pon 250 ml de leche menos un vaso que utilizaremos después, la piel del limón y la ramita de la canela. Cuando empiece a hervir apaga el fuego y deja enfriar. Retira la piel de limón y la rama de canela.

Deshaz la maicena en el vaso de leche que teníamos reservado y añádela a la mezcla anterior. Bate las yemas de los huevos junto con el azúcar y añádelos a la mezcla anterior. Pon todo en el cazo a fuego medio y remueve con una cuchara de madera hasta que espese. Vigila que no se pegue.

Finalmente fuera del fuego añade la mantequilla y remueve hasta que quede bien integrada. Deja enfriar la crema en una fuente y cubre con film transparente. El film ha de tocar la crema evitando que el aire entre dentro ya que nos formaría una capa.

montaje de la piña con crema pastelera:

Mientras se enfría la crema pastelera, pela la piña y córtala a rodajas quitándole el centro que es la parte más dura de la piña. Si lo haces con piña en almíbar este paso te lo puedes ahorrar ya que viene toda lista. Pon en ambos casos la piña en una plancha eléctrica o una plancha al fuego y deja que se dore la piña.

Retira y en el plato pon una rodaja de piña. Ahora pon la crema en una manga pastelera y rellena el centro de la piña y haz una circunferencia que cubra toda la superficie de la piña. Pon otra rodaja encima de la piña y vuelve a rellenar con la crema, así sucesivamente hasta que tengas cuatro rodajas de piña.

Finalmente decora con azúcar glass, unas fresas y unas hojas de menta fresca.

Si quieres hacer alguna otra receta con piña no te pierdas la tarta de queso y piña al horno que queda sensacional, para ello pincha aquí.