RISOTTO DE PECORINO Y GUANCIALE

RISOTTO DE PECORINO Y GUANCIALE
4 (1)

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 4)

RISOTTO DE PECORINO Y GUANCIALE

Este risotto de pecorino y guanciale es una auténtica delicia, no puedes perdértelo por nada del mundo. Lleva un trocito de Italia a tu mesa.

INGREDIENTES:

  • 200 gr de guanciale
  • 80 gr de queso pecorino
  • 300 gr de arroz carnaroli o arborio
  • 3 dientes de ajo y una cebolla grande
  • 1 L de caldo de pollo
  • 100 ml de vino blanco
  • Sal, pimienta y aceite de oliva
  • Cebollino para decorar

ELABORACIÓN:

Para empezar corta el guanciale bien pequeñito y en la cacerola donde vayas a preparar el risotto saltéalo sin ponerle ningún tipo de aceite, ya que irá soltando su propia grasa y se cocinará en ella. Una vez que lo tengas crujiente, retira y reserva.

Pica el ajo y la cebolla y añádelos en la cazuela donde tienes la grasa del guanciale, si ves que ha soltado mucha grasa, quita una parte. Deja que poche la cebolla y el ajo, que  se vaya dorando a fuego medio y añade una pizca de sal para que la cebolla sude. En otra cacerola mientras, pon el caldo de pollo a calentar.

Cuando veas que la cebolla se vuelve traslúcida, añade el vino blanco y deja reducir el alcohol.

Una vez reducido añade el arroz y deja que cueza y se impregne del resto de ingredientes un minuto, añade también un poco de pimienta.

A continuación incorpora un par de cucharones del caldo caliente. Remueve de vez en cuando el arroz para que vaya soltando el almidón, no hace falta que te quedes pegado a la cacerola todo el rato, solo de vez en cuando. Vas a ir añadiendo el caldo a medida que el arroz lo vaya absorbiendo.

En este punto pruébalo y comprueba que el arroz esté en el punto exacto de cocción, si ves que te ha quedado duro y ya no te queda caldo, pon a calentar rápidamente un poco de agua y haz el proceso anterior. Retira el arroz del fuego y ralla por encima el queso pecorino, removiendo bien para que se mezcle con el resto de ingredientes y se funda con el calor. Puedes añadir un trocito de mantequilla para que le de más cremosidad y brillo.

Finalmente emplata poniendo encima del risotto queso pecorino rallado, encima el guanciale y finalmente un poco de cebollino cortado.

Si te ha gustado este plato te invito a que pruebes elrisotto de remolacha, espectacular también.

Published by

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.