TARTA DE QUESO CON MERMELADA DE CEREZAS

TARTA DE QUESO CON MERMELADA DE CEREZAS

TARTA DE QUESO CON MERMELADA DE CEREZAS

Aunque en la web ya tenía una tarta de queso con cerezas, me he querido aventurar a hacer una tarta de queso con mermelada de cerezas por hacerla diferente y la verdad es que estoy muy satisfecha con el resultado.

En casa las tartas de queso vuelan, siempre voy repartiendo y ésta también ha tenido quien llevarse un buen trozo.

INGREDIENTES

  • 1 kg de queso Philadelphia
  • 500 ml de nata con un 35% de materia grasa
  • 5 huevos tamaño L
  • 350 gr de azúcar
  • 50 gr de harina de repostería
  • Para la mermelada: 200 gr de cerezas, 50 gr de azúcar y un vasito pequeño de agua (puedes sustituirlo por un licor de cerezas)

ELABORACIÓN

Para empezar precalienta el horno a 200º.

Si no utilizas un molde de silicona, has de engrasarlo primero con mantequilla o con un spray desmoldante.

Tamiza la harina. Mezcla todos los ingredientes de la receta en la batidora hasta que queden totalmente integrados.

Vierte dentro del molde la mezcla anterior y hornea durante 60 minutos a 180º, si ves que finalizado el tiempo no se ha dorado por encima, sube un poco la temperatura, no más de 200º y dórala un par de minutos más.

Cuando saques la tarta de queso del horno, verás que la tarta se mueve, como si estuviera cruda pero no te preocupes que te quedará perfecta. Deja enfriar completamente sin desmoldar, sobre una encimera y finaliza su enfriamiento en la nevera. Yo la consumí al día siguiente.

Puedes hacer la mermelada y ponerla cuando la tarta esté totalmente fría, sino se te hundirá por el peso.

Para empezar lava las cerezas, retira el rabito y retira el hueso, yo para sacar las cerezas enteras tengo un truco. Pongo la cereza en la boca de una botella estrecha y con una pajita rígida, la apoyo en el centro de la cereza, de donde saldría el rabito y empujo hacía abajo. Veréis que el hueso sale solo y sin ninguna dificultad.

Pon en un cazo las cerezas, el azúcar y el vasito de agua o el licor de cerezas, lleva a ebullición y baja el fuego, deja que se reduzca el líquido y finalmente reserva.

Cuando la tarta este fría, pon en el centro la mermelada de cerezas, puedes espolvorear alrededor un poquito de azúcar glass y ya está lista para servir.

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *