CALDO DE POLLO Y VERDURAS

CALDO DE POLLO Y VERDURAS

CALDO DE POLLO Y VERDURAS

Esta receta de caldo de pollo y verduras es una receta clásica de nuestra gastronomía. Puedes usarla para ponerla como primer plato acompañada de unos fideos, sémola o huevo dura o incluso puedes tenerlo en el congelador para usarlo después como base de otras recetas.

Una de las cosas que yo suelo hacer es preparar una buena cantidad y congelar la mitad en porciones, de esta manera si he de preparar una paella otro día o un guiso que precise de caldo, ya tengo mi propio caldo casero.

ingredientes:

  • carcasas de pollo
  • nabos
  • chirivía
  • zanahorias
  • 1 ramita de apio
  • ½ puerros
  • 1 cebolla
  • 1 patata
  • sal

elaboración:

Para empezar a elaborar este caldo de pollo y verduras, has de limpiar las carcasas retirando toda la piel, la rabadilla y el máximo de grasa. Limpia todas las verduras, trocéalas y ponlas en una olla grande con las carcasas.

Cubre las verduras y el pollo con 4 litros de agua, añade una cucharada de sal y lleva a ebullición. Deja hervir a fuego medio durante 90 minutos. A medida que las impurezas y las grasas suban a la superficie del caldo, retíralas con una cuchara o una rasera.

Retira la olla del fuego, rectifica de sal si fuera necesario y deja enfriar. Luego, reserva el caldo en la nevera de un día para otro para poder desgrasar fácilmente la superficie con ayuda de una cuchara.

Una vez desgrasado el caldo, cuélalo. Desmenuza las carcasas y trocea las verduras en daditos. A continuación, utiliza una parte del caldo para hervir unos fideos de pasta.

Sirve el caldo con los fideos, los daditos de verduritas y el pollo que has obtenido de las carcasas. Si no quieres poner los trocitos de pollo en la sopa también puedes aprovechar para hacer croquetas, si quieres la receta de las croquetas que hace mi madre, la puedes ver aquí.

blank

 

SOPA CASTELLANA

SOPA CASTELLANA

SOPA CASTELLANA

La sopa castellana es una receta tradicional que se elabora desde hace muchos años en el centro de España. Se trata de un plato humilde ya que sus ingredientes son muy básicos y accesibles para la población en épocas de hambruna.

Antiguamente en las bodas se servía con perejil y huevo duro y como curiosidad también os explicaré que si este plato se tomaba en los cafés de Madrid a principios del siglo XX les ponían dos huevos, sin embargo si se tomaba en una taberna solo lo servían con un huevo.

Esta sopa castellana también se suele hacer en época de cuaresma siempre que no uses la carne.

ingredientes:

  • 2 trozos de la carcasa de un pollo (yo he usado media pechuga y el muslo)
  • 1 hueso de jamón carnoso
  • 1 huevo por persona
  • unas rebanadas de pan
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 cabeza de ajo laminado
  • 2 litros de agua
  • Una pizca de sal.

elaboración de la sopa castellana:

Para empezar pon en una olla el agua, una pizca de sal, los huesos de pollo y el hueso del jamón. Dejar que cueza a fuego medio sin que llegue a hervir durante 1 hora.

Pasado ese tiempo colar el caldo y reservar la carcasa y el hueso de jamón.

En la cazuela añadir el aceite y el ajo. Dejar que doren los ajos con cuidado de que no se quemen. Cuando ya estén un poco dorados, añadir la cucharadita de pimentón dulce, remover y retirar del fuego para evitar que se queme el pimentón.

Quita la carne del hueso de jamón y de la carcasa de pollo. Incorpóralo toda la carne a la cazuela con el ajo junto con el caldo. Deja que cueza todo el conjunto unos quince minutos.

Mientras prepara los huevos, para ello coloca film transparente dentro de una taza, cubriendo todo el interior. Agrega unas gotas de aceite y casca el huevo dentro. Junta las cuatro esquinas del film, darle un par de vueltas y cerrar con una pinza, ha de quedar como si fuera un paquetito. Repetir la operación con cada huevo.

Pon a hervir un cazo con agua y cuando comience a hervir introduce los huevos dentro con el film. con una pizca de sal. Deja que se cuezan durante 4 minutos, verás que cambia el color del huevo. Una vez cocidos coger los paquetes con cuidado y ponerlos a refrescar en un bol con agua fría, sin sacar del papel film (esto lo hacemos para cortar la cocción).

Presenta el plato con una base del caldo y trozos de carne y jamón. Añade las rebanadas de pan alrededor y pon un huevo poché en el centro. Espolvorea por encima un poco de pimentón y ya lo tendrás listo para servir.

Si te ha gustado esa receta de sopa castellana no te pierdas la receta de sopa de pescado.

 

CALDO DE PESCADO

CALDO DE PESCADO

CALDO DE PESCADO

Hoy os enseño a preparar un delicioso y fácil caldo de pescado, es ideal para fiestas de Navidad, para el invierno o para añadir a las paellas de marisco. En verano suelo prepararlo para los arroces o para los fondos de los platos, para ello una vez que lo tengo listo y frío lo meto en un tupper y lo congelo, así cuando tengo que preparar un arroz ya tengo el caldo listo y me ahorro ese paso.

Ingredientes:

  • 500 gr de pescado de roca
  • 1 litro de agua
  • 100 gr de zanahoria
  • 100 gr de cebolla
  • 1 ajo
  • 200 gr de tomate
  • Aceite de oliva
  • Laurel
  • Pimienta
  • Sal

elaboración:

Para empezar limpia el pescado, extrae las tripas y pásalo por agua para quitarle los restos.

Pela la zanahoria, la cebolla y el ajo y trocea todas las verduras en dados, puedes ayudarte de un robot de cocina.

Ahora vamos a preparar el sofrito, para ello pon aceite en una olla y añade el ajo y la cebolla, deja que se doren un poco y cuando la cebolla cambie de color, añade la zanahoria y el tomate. Deja que poche todo el conjunto a fuego bajo durante 10 minutos.

Añade el pescado, el litro de agua, la sal, una hoja de laurel y una pizca de pimienta.

Deja que cueza todo el conjunto 15 minutos, si sale espuma del caldo la vas retirando con una espumadera.

Finalizado el tiempo retira del fuego y prepara una sopera, cuela el caldo con un chino. Si quieres puedes añadirle trozos de la carne de pescado que has usado, pero retira todas las espinas.

Ya tienes listo tu caldo de pescado, en este punto puedes añadirle arroz o fideos de sopa o guardarlo para hacer otras recetas como este arroz con vieiras o estas deliciosas almejas a la marinera.

 

SOPA DE TOMATE CON HUEVO POCHÉ

SOPA DE TOMATE CON HUEVO POCHÉ

SOPA DE TOMATE CON HUEVO POCHÉ

Esta SOPA DE TOMATE CON HUEVO POCHÉ además de ser una receta muy fácil de preparar y que además puedes preparar con antelación, queda delicioso.

No necesitas muchos ingredientes, eso es lo mejor, y consigues un plato lleno de color y sobretodo de sabor.

Además de este plato base si te sobra, que lo dudo puedes darle otra utilidad, haciendo una reducción para acompañar a arroz a la cubana o a pasta.

ingredientes para la sopa de tomate con huevo poché:

  • 6 tomates maduros
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 huevo por comensal
  • Pan frito
  • Pimienta, Sal y cebollino
  • Caldo de verduras: puerro, cebolla, nabo, zanahoria y apio

elaboración: de la sopa:

Para empezar prepara el caldo de verduras, para ello lava todas las verduras en una olla, cubre de agua y deja hervir durante una hora. Si quieres puedes saltarte este paso comprando un caldo de verduras que sea un poco bueno, pero nunca te quedará como si lo hicieras tú.

Cuela el caldo y reserva.

Pon agua en un cazo a hervir y haz una cruz en la piel de los tomates, escáldalos en agua hirviendo y pásalos por agua helada, así se pelarán de forma más fácil. Una vez escaldados, pélalos y córtalos en cuartos.

En un olla haz un sofrito con la cebolla y el pimiento rojo. Rehógalos, añade el tomate, la sal y la pimienta y sofríe todo el conjunto unos cinco minutos.

Finalmente añade el caldo de verduras, aproximadamente unos 200 ml y deja que cueza todo el conjunto durante 20 minutos.

elaboración del huevo:

Cubre el interior de un vaso con film transparente, añade un chorrito de aceite, casca un huevo y ponlo en el film, añade un poco de sal y cierra el film formando un saquito. Puedes cerrarlo con una tira de film transparente o un cordón.

Pon un cazo con agua a hervir y con cuido introduce los saquitos de huevos que tengas preparados. Deja que se cuezan hasta que veas que la clara queda blanca y sin que se cuaje la yema, ya que ha de quedar algo cruda.

montaje del plato:

En el fondo del plato pon la sopa de tomate caliente, en el centro un huevo poché por comensal y finalmente adorna con unos trocitos de pan frito y un poco de cebollino.

Si te gustan este tipo de sopas no te pierdas otra receta de sopa caprese ideal para el verano.