SOFRITO PARA TUS GUISOS

SOFRITO PARA TUS GUISOS
5 (1)

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

SOFRITO PARA TUS GUISOS

Prepara tu propio sofrito para tus guisos, con muy pocos ingredientes y con muy pocos pasos, conseguirás la base de tus mejores platos como arroces, carnes o pescados.

La receta es muy sencilla de elaborar y te recomiendo que siempre que tengas un ratito la prepares, puedes hacer grandes cantidades y congelarlas de manera individual, de esta manera siempre te asegurarás de tenerlos listos. También puedes hacer conservas del sofrito en tarros de cristal.

Puedes dejarlo en tropezones o puedes triturarlo, eso como a ti te guste y sobre los ingredientes, decirte que puedes añadirle otros como pimiento verde o rojo, pero la base más simple es la que te voy a enseñar.

ingredientes:

  • 1 cebolla grande
  • 3 tomates
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimienta  negra

elaboración:

Para empezar pela y pica la cebolla en daditos (brunoise).

Pela los ajos y déjalos enteros

Pela los tomates, también podrías escaldarlos para sacarle la piel con mayor facilidad, si prefieres hacerlo así, hazles una cruz en la base del tomate y ponlos en agua hirviendo durante 10 segundos, después corta la cocción con agua fría y hielo.

Una vez pelados los tomates, pártelos por la mitad y retira las pepitas de su interior, nos interesa solo la carne que los recubre. Corta el tomate a tiras y después en daditos.

Pon una sartén en el fuego con un poquito de aceite, cuando esté caliente añade la cebolla. Cuando la cebolla cambie de color a blanquecino, añade los ajos sin piel. No pongas el fuego muy fuerte, déjalo que se haga poco a poco hasta que la cebolla se vaya caramelizando.

Después añade el tomate y deja que se cocine unos cinco minutos. A continuación añade el azúcar (con éste reducimos la acidez del tomate). Añade la sal y la pimienta y mezcla bien.

Cuando se reduzca todo el líquido te quedará un sofrito maravilloso que podrás guardar en tarros de cristal. No lo tapes hasta que no esté frío.

 

 

Published by

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.