VENDIMIA EN CHÂTEAU L’HOSPITALET

VENDIMIA EN CHÂTEAU L’HOSPITALET

VENDIMIA EN CHÂTEAU L’HOSPITALET

Qué maravillosa experiencia ha sido vivir la vendimia en Château l’Hospitalet, un hotel del que ya te hablé en otro artículo (puedes leerlo aquí) y que me tiene enamorada. Cuando viajo a Narbonne me gusta pasar allí alguna noche, ya que es un hotel con mucho encanto. Levantarte con el sonido de los pájaros, en plena naturaleza, puestas de sol espectaculares, campos para pasear… es que lo tiene todo.

A nuestra llegada nos esperaba Katia Daguet, Directora de relaciones exteriores y el gerente Alexandre Agop para darnos la bienvenida. Fuimos a la cima de la montaña que hay detrás del hotel donde hay unas vistas magníficas a los viñedos y al mar Mediterráneo. Allí nos habían preparado una botella de Ballerine un Brut Étoile Rosé y el delicioso vino de Cote des Roses en hielo con unas copas. Nos enseñaron un rinconcito escondido detrás de la montaña “el de los enamorados” y bien se merece ese nombre ya que las vistas son magníficas desde allí.

Ver anochecer desde este punto o desde las viñas es todo un espectáculo que no podéis perderos. Paseamos por sus viñedos, el huerto, la zona de la piscina y la tranquilidad que se respira es ideal para hacer boca antes de la cena.

la habitación:

La habitación donde nos alojamos tiene mucho encanto, una estancia amplia de 30 m2, muy luminosa y con vistas al jardín. Una decoración exquisita, con maderas nobles, colores relajantes que invitan al descanso.

Al día siguiente el único sonido que te llega del exterior es el de los pájaros que saludan al nuevo día.

Bajamos a desayunar temprano ya que nos esperaba un gran día, el desayuno buffet es muy completo y con unos productos de primera. A pesar de que me gusta mucho desayunar salado, cuando voy a este hotel me decanto por desayunar sus croissants, ¡son exquisitos! Y tampoco puedes perderte la miel que producen ellos mismos, un producto de alta calidad.

VENDIMIA EN CHÂTEAU L’HOSPITALET:

Después del desayuno nos vinieron a buscar para acompañarnos a ver como se hacía la vendimia. Llegamos justo a la hora del bocadillo de los trabajadores, unos minutos después vemos como llega una furgoneta llena de cajas grises y todo el mundo se pone en marcha. Los vendimiadores se despliegan en la parcela para empezar a recoger los frutos de las vides.

Los trabajadores se ponen a vendimiar, realizan la vendimia de forma manual, de esta manera la fruta se mantiene más intacta y llega en mejores condiciones.  Cortan el racimo con tijeras , de esta forma van despojando a las cepas de sus racimos y los depositan en los cubos. Éstos se descargan en capazos que llevan a cuestas otros mozos.

Cuando los capazos están llenos se vuelcan dentro de unos pequeños contenedores, ladeándose el trabajador que tiene el capazo sobre él mismo y depositando toda la uva en ellos. Estos contenedores se cargan en la furgoneta.

Del camión se lleva a la bodega, donde se descarga la uva en una cinta que rodeada de trabajadores, se encargan de limpiar de ramas y hojas las uvas. De allí caen en un depósito de acero inoxidable y comienza el proceso del vino.

Fuimos a ver las bodegas donde guardan y preparan el vino, nos enseñaron un bidón con el que están experimentando para elaborar nuevos vinos.

Y después de ver todo el proceso llega el momento de acercarnos a la tienda y hacer una cata de algunos de sus mejores caldos.

la cata:

Lo difícil cuando entras en la tienda es decidir que vinos quieres probar para la cata. Esta vez nos decantamos por los vinos rosados.

  • GRIS BLANC:

    Un vino con un original perfil, de color rosa muy pálido con matices grises y blancos (ese color se debe a su variedad de garnacha gris que tiene una piel muy clara y fina). En nariz se mezclan aromas muy dulces de frutas rojas. En boca, un ligero perlado otorga al vino toda su frescura y exalta el sabor de la fruta. El final, elegante, se desarrolla con una nota fresca y mineral. Este vino es un rosado a base de garnacha, variedad rey del Roussillon utilizada en los vinos dulces naturales (Banyus, Riversaltes)

  • DIVING INTO HAMPTON WATER: 

    Fruto de la colaboración de Jon Bon Jovi y Gérard Bertrand, Hampton Water captura el arte de vivir y la convivencia común de los Hamptons y el sur de Francia.

    Este vino rosado, fresco y vivo de color rosa salmón tiene un aspecto floral medio. Con aromas frutales y minerales, ofrece una textura esbelta.  Se utilizan la garnacha, cinsault y monastrell para sacar este maravilloso caldo. Como característica su vibrante mineralidad y un final acentuado debido a la crianza en barrica de roble francés.

  • COTÉ DES ROSES: Es el vino que más me sorprendió, no solo por la estética de su botella que imita en su base la forma de una rosa, diseñada por una joven de la Escuela Bulle, sino que creo que es un vino que apetece tomar a cualquier hora.  Se trata de un rosado suave, pálido y brillante con reflejos azulados que con el tiempo evolucionan hacia matices más anaranjados. Ofrece aromas de fruta roja y grosella. Completan esta paleta las notas florales de rosa y las notas cítricas de pomelo. Final fresco con notas de caramelo inglés. En boca es un vino fresco, goloso, dotado de una gran persistencia aromática y un armonioso equilibrio.

COMO LLEGAR al hotel:

Gracias a Renfe -SNCF y su tren de alta velocidad, pudimos llegar a la ciudad de Narbonne en apenas dos horas. Este tren te ofrece la posibilidad de viajar cómodamente, sin esperas y haciendo el trayecto del centro de la ciudad de origen, al centro de la ciudad de destino.

En sus vagones hay acogedores asientos, algunos con mesas para trabajar cómodamente, también cuenta con un vagón restaurante y movilidad entre los coches.

Una vez que llegas a Narbonne has de coger un taxi en la misma estación, para recorrer los 11 kms entre campos, pinares y viñedos hasta llegar al hotel. En la ciudad no hay taxis por lo que te recomiendo que si en ese momento no encuentras uno, te esperes o llames por teléfono a uno.

DATOS DE CONTACTO:

CHÂTEAU L`HOSPITALET

Route de Narbonne Plage
11100 NARBONNE
http://www.chateau-hospitalet.com/en/

Telf.: +33 (0) 4 68 45 28 50

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

COCA DE BRIOCHE CON CREMA PASTELERA

COCA DE BRIOCHE CON CREMA PASTELERA

COCA DE BRIOCHE CON CREMA PASTELERA

Esta coca de brioche con crema pastelera es la tradicional para hacerla en la festividad de San Juan. También para hacerla un día para merendar o desayunar es un ideal.

Puedes hacer otras cocas que preparo para ese día como la de hojaldre con chocolate, la enrejada o la de chicharrones.

Esta coca de brioche con crema pastelera fue todo un éxito en el taller que impartí de cocas de San  Juan.

Lo único que has de tener en cuenta que para hacer esta coca de brioche con crema de pastelera necesitas toda una mañana o una tarde.

Ingredientes para el prefermento:

  • 140 gr de harina de fuerza
  • 25 gr levadura de panadero
  • 80 ml agua templada

Ingredientes para la coca:

  • 90 grs de azúcar
  • 3 huevos
  • 500 gr de harina de fuerza
  • 90 gr de mantequilla pomada
  • la ralladura de medio limón
  • 10 grs de sal
  • 25 gr de levadura de panadero
  • 75 ml leche
  • Piñones o almendras fileteadas
  • 500 grs de crema pastelera

Ingredientes para la crema pastelera:

  • 500 ml de leche
  • 3 yemas de huevos
  • 40 gr de maicena
  • 100 gr de azúcar
  • 25 gr de mantequilla
  • 1 ramita de canela en rama
  • La piel de un limón

Elaboración del prefermento:

Para empezar preparamos el prefermento, juntando todos los ingredientes y amasar hasta que quede todo integrado.

Finalmente dejamos reposar la masa dentro de un bol durante treinta minutos tapada con un paño.

ELABORACIÓN DE LA CREMA PASTELERA:

Para empezar lava y pela el limón. En un cazo pon 250 ml de leche menos un vaso que utilizaremos después, la piel del limón y la ramita de la canela. Cuando empiece a hervir apaga el fuego y deja enfriar. Retira la piel de limón y la rama de canela.

Deshaz la maicena en el vaso de leche que teníamos reservado y añádela a la mezcla anterior. Bate las yemas de los huevos junto con el azúcar y añádelos a la mezcla anterior. Pon todo en el cazo a fuego medio y remueve con una cuchara de madera hasta que espese. Vigila que no se pegue.

Finalmente fuera del fuego añade la mantequilla y remueve hasta que quede bien integrada. Deja enfriar la crema en una fuente y cubre con film transparente. El film ha de tocar la crema evitando que el aire entre dentro ya que nos formaría una capa.

ELABORACIÓN DE LA COCA DE BRIOCHE CON CREMA PASTELERA:

Una vez que la masa ha doblado su volumen, se le añade la leche y los huevos y mezclamos bien la masa para que se hidrate. Después le añadimos el azúcar, la ralladura del ½ limón y la sal. Lo amasamos para que quede todo integrado.

Añadimos la harina tamizada y amasaremos durante siete minutos aproximadamente. Agregamos la levadura desmenuzada y con un poco de agua caliente nos mojamos las manos y le ayudamos a deshacerse en la masa. Dejamos reposar unos 5 minutos.

Finalmente añadimos la mantequilla y seguimos amasando durante unos ocho minutos hasta que la masa quede elástica. Le damos un poco de forma y la dejamos reposar otros 5 minutos tapada.

Ponemos un poco de aceite en la mesa de trabajo y con ayuda de un rodillo engrasado con aceite estiramos la masa hasta darle la forma deseada. La ponemos en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado.

La dejamos reposar hasta que fermente aproximadamente entre una a dos horas, ha de doblar su volumen. Para el reposo déjala dentro del horno apagado y cerrado. Tener en cuenta que dependiendo de la temperatura de la cocina, la fermentación se hará más o menos rápida.

MONTAJE:

Una vez fermentada la masa, le ponemos aceite por encima y lo extenderemos por toda la superficie de la masa. Con la mano untada en aceite haremos unos surcos diagonalmente para que queden unos cuadrados.

Con ayuda de una manga pastelera rellenaremos los surcos con la crema pastelera y la dejaremos acabar de fermentar bien tapada en el horno sin encender. Aproximadamente una media hora.

Finalmente le pondremos los piñones y abundante azúcar por encima.

Tendremos el horno precalentado a 250º C calor arriba y abajo, y al introducir la coca lo bajaremos a 200º y la dejaremos cocer unos 20-25 minutos aproximadamente, dependiendo del horno.

Consejos:

  • Si queréis hacer la coca con fruta confitada, la técnica es la misma, lo único que cuando le ponéis a la masa la leche y los huevos es cuando le tenéis que añadir 20 ml de anís. Además cuando decores la coca con ayuda de un vaporizador lleno de anís, vaporiza la coca para que cuando la metas en el horno, el alcohol se evapore y el anís se cristalice, le dará un color muy bonito a tu coca.
  • Los piñones ponerlos en remojo antes de usarlos, de esta manera no se quemarán en la cocción. Antes de ponerlos sobre la coca, secarlos con un papel de cocina.
  • El prefermento puedes prepararlo el día de antes y guardarlo en la nevera. Con el frío se ralentizará su levado pero tendremos algo de trabajo adelantado.
  • La crema pastelera también podemos prepararla el día anterior, puede durar hasta dos días en la nevera. Pero no la congeles.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]