LANGOSTINOS CRUJIENTES CON CREMA DE CALABAZA

LANGOSTINOS CRUJIENTES CON CREMA DE CALABAZA

LANGOSTINOS CRUJIENTES CON CREMA DE CALABAZA

Hoy os traigo una súper y deliciosa receta con estos LANGOSTINOS CRUJIENTES CON CREMA DE CALABAZA. Estos días previos a la Navidad, vamos buscando recetas fáciles y resultonas para poner en nuestra mesa.

En casa nos encanta la crema de calabaza y también los langostinos, así que la mezcla de los dos ni te cuento. Los langostinos además le dan un toque de ligereza a los platos y con ese toque crujiente y saladito de los kikos, le queda espectacular.

Otra de las cosas que más valoro es poder preparar con antelación las comidas y ese día dedicarle el tiempo justo y necesario. Por eso no os podéis perder esta receta navideña, que seguro que va a encantar y os la podéis dejar medio hecha.

En esta ocasión he usado los Rodolfos langostinos por todas las propiedades que tienen, ricos en proteínas, alto contenido en Omega 3, bajos en grasas si quieres informarte más, pincha aquí.  Por otro lado la calabaza contiene un 90% de agua y muy pocas calorías e hidratos de carbono. En cambio, tiene altos contenidos de fibra. Sus vitaminas son la A y la C principalmente además de las vitaminas E y las del grupo B. Es rica en potasio, calcio, magnesio, hierro y zinc, entre otros. Rica en ácidos linoleico, aspártico, oleigo y palmítico. Finalmente añadir que también es rica en aminoácidos.

Creo que es un aperitivo de lo más aconsejable para estos días que se tiende a abusar de las grasas y de las grandes comidas.

Ingredientes:

  • 500 gr de calabaza
  • 1 caja de langostinos Rodolfos
  • 100 gr de cebolla
  • 150 gr de patata
  • 800 ml de agua
  • 1/2 pastilla de caldo de pollo
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • 1 paquete de kikos

Elaboración de la crema de calabaza:

Pela y corta las verduras en dados. Reserva las pepitas de calabaza para hacer un snack (buscar la receta de pipas de calabaza)

En una cacerola con un chorrito de aceite saltéalas durante 10 minutos, añade sal y pimienta al gusto. Después de ese tiempo cúbrelas con el agua y la pastilla de caldo desmigada (si no tienes pastilla puedes ponerle directamente caldo de pollo y sin añadir el agua) tapa y deja cocer durante unos 60 minutos a fuego medio.

Pasado ese tiempo, retira del fuego y tritura con ayuda de una túrmix.

Finalmente dispón en los vasitos donde los vayas a presentar y mientras vamos a preparar los langostinos. Para ello, pela los langostinos y pásalos por la plancha con un chorrito de aceite, unos tres minutos.

Mientras tritura los kikos con ayuda de la túrmix y hasta que quede en formato grano de arena.  Reboza los langostinos por esta tierra y pínchalos con una brocheta mini. Finalmente apóyalos en los vasitos y finaliza la decoración con unos brotes frescos.

¿Has visto que sencilla es esta receta de langostinos crujientes con crema de calabaza? Pues anímate a prepararla y me cuentas que te ha parecido.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

DENTELLE DE BERBERECHOS

DENTELLE DE BERBERECHOS

DENTELLE DE BERBERECHOS

Esta dentelle de berberechos esta espectacular y además es súper fácil de preparar. Esta fue una de las tapas que preparamos con #pasión4cocinar en el directo que grabamos ayer en @gadgetscuina y que tanto ha gustado. Además no te pierdas las propuestas navideñas de @art_by_sue, @mariacosbel y @cocina_tu_imaginacion en su instagram.

Dentelle significa encaje, puntilla o tapete y es por la forma que adquiere en la sartén. Cuando la prepares  te enamorarás de ella de inmediato, queda tan bonita y delicada que da pena hasta de comerla.

Muchos me pedís ideas para las próximas fiestas de Navidad y aperitivos fáciles. Pues esta es una de las recetas que no te llevará mucho tiempo de preparar y que queda muy vistosa.

Si te animas a hacerla, no te olvides de enviarme una foto y explicarme tu experiencia.

ingredientes:

  • 200 ml de agua
  • 125 gr de aceite
  • 25 gr de harina
  • 1 lata de berberechos pequeños
  • 100 gr de perejil y 25 gr de ajo sin germen
  • 200 ml de zumo de tomate
  • 8 gr de gelcrem
  • 0,2 gr de xantana
  • Aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal

elaboración:

Para empezar en el vaso de una túrmix ponemos el agua, el aceite y la harina. Tritura todo bien hasta que todos los ingredientes queden mezclados y pasa la mezcla a un biberón.

Lava el vaso de la túrmix y pon el zumo de tomate con el gelcrem. Tritura todo bien hasta que queden los dos ingredientes integrados y pasa a una manga pastelera sin boquilla.

Escalda el ajo y el perejil con 50 gr de agua. Déjalo enfriar y tritura junto con el agua de la cocción y la xantana. Cuela y emulsiona este caldo con el aceite y una pizca de sal.  Ponlo en una manga pastelera y reserva.

En una sartén antiadherente pon una base de la mezcla que tenemos en el biberón, has de hacer una circunferencia y lo de dentro como si hicieras una espiral. Deja que se evapore el agua y cuando deje de crujir, pon los berberechos encima. Retira la sartén del fuego y con ayuda de una espátula retira de la sartén. Pon la dentelle sobre un papel absorbente para que recoja el aceite que pueda soltar y reserva.

Finaliza toda la masa del biberón y decora con unos puntos de tomate y otros de perejil para adornar la dentelle.

Sirve caliente y a disfrutar!!!

ideas y consejos:

  • Puedes utilizar otros frutos del mar y verduras.
  • Siempre has de acompañarlo de alimentos pequeños y que no pesen para evitar que se rompa la dentelle.
  • Añade algún otro fruto del mar para decorar la dentelle y presentarla llena de color.
  •  Cuando haces la dentelle, suele salpicar bastante porque le añadimos agua a la sartén, pero es inevitable, por lo que te recomiendo que protejas el suelo y los mármoles con papel de periódico.
  • Puedes hacer esta dentelle aromatizándola con hierbas secas y también añadirle color si lo mezclas con colorante en polvo.
  • Haz tamaños más pequeños y acompáñalo a un plato de vieiras o de pescado.
  • Puedes tener las elaboraciones preparadas del día anterior y reservadas en la nevera. Después solo tienes que agitar el biberón para que se mezcle todo de nuevo y usarlo.
MINI CHEESECAKE DE SALMÓN

MINI CHEESECAKE DE SALMÓN

MINI CHEESECAKE DE SALMÓN

Este aperitivo de mini cheesecake de salmón es ideal para preparar si tienes invitados y para las próximas fiestas navideñas. Es de aquellas recetas muy fáciles de elaborar y que además quedan muy vistosas.

Cuando quiero usar salmón ahumado siempre compro la marca de Ahumados Dominguez ya que es la que siempre se ha usado en casa y su calidad es excelente.

ingredientes:

  • 150 g de salmón Ahumados Dominguez
  • 50 g de galletas congeladas saladas
  • 80 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 gr de ricotta
  • 160 g de queso crema
  • 1 cucharadita de café de pimienta rosa
  • 2 cucharadas de cebollino fresco picado
  • 1 cucharadita de café de eneldo seco
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • Salsa de eneldo de Ahumados Dominguez
  • Huevas y esferas de aceite
  • pimienta negra y  sal

elaboración:

Para empezar precalienta el horno a 180ºC. Tritura las galletas saladas y añade la mantequilla. Mezcla todo bien y en un molde de silicona de magdalenas, pon la base de las galletas, si no tienes molde puedes hacerlo con unos aros metálicos. Presiona la masa para que se quede bien enganchada y nivelada. Hornea durante 10 minutos, reserva y deja enfriar.

Mientras en un bol pon la ricotta y el queso crema. Añade el cebollino picado, la pimienta rosa picada, el eneldo, el aceite y el salmón ahumado picado a tiras pequeñas. Mezcla todo bien y añade la sal y una pizca de pimienta.

Rellena hasta arriba los moldes y presiona para que quede todo integrado, alisa la superficie para que te quede recta. Finalmente decora con un rollito de salmón, unas tiras de cebollino, las huevas y las esferas de aceite.

Reserva en la nevera mínimo dos horas, yo lo suelo tapar bien y lo dejo para el día siguiente. Saca con cuidado de los moldes y listo para servir!!!

CROQUETAS DE CALABAZA Y PARMESANO

CROQUETAS DE CALABAZA Y PARMESANO

CROQUETAS DE CALABAZA Y PARMESANO

No puedes imaginarte que receta fácil y deliciosa te traigo con estas croquetas de calabaza y parmesano. Es una receta ideal para preparar como receta navideña, aperitivo, para comer con amigos y también como capricho de otoño.

Esta receta se la vi a mi querido amigo Juan Gurgui y no pude evitar poner a hacerla. Y es que uno uno de los ingredientes que más me gustan en otoño es la calabaza, sin duda. Si además le pones queso, yo que me considero medio ratona, pues ya son las croquetas mejor del mundo mundial. ¿Y tú que opinas? Supongo que si has llegado hasta aquí es porque a ti también te gustan los ingredientes.

ingredientes:

  • 500 gr de calabaza
  • 70 gr de queso parmesano rallado
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 huevos
  • 1 cc de jengibre
  • Harina
  • Pan rallado
  • Aceite, sal y pimienta

elaboración:

Para empezar pela y limpia la calabaza. Córtala a daditos y reserva. Pela y corta la cebolla y el ajo. En una sartén con un chorrito de aceite, sofrie la lalabaza, la cebolla y el ajo. Añade la sal, la pimienta y la cucharada de jengibre molido. Retira cuando la calabaza ya esté blanda y añade el queso parmesano. Mezcla todo bien y deja enfriar, yo lo he dejado de un día para otro en la nevera.

Al día siguiente monta la croquetas, para ello haz bolas y pésalas para que todas sean del mismo tamaño. Yo suelo hacerlas de 20 gr., pásalas por harina, huevo batido y finalmente por pan rallado.

Una vez que ya las tengas todas montadas y rebozadas, solo te queda freírlas. Para ello, pon una sartén con aceite bien caliente. Dóralas por todos los lados y resérvalas sobre papel absorbente. Deja que se enfríen ligeramente, por lo menos unos diez minutos, para que se asiente la masa. Después ya están listas para consumir y maravillar a tus invitados.

TARTAR DE ATÚN CON CREMA DE AGUACATE

TARTAR DE ATÚN CON CREMA DE AGUACATE

TARTAR DE ATÚN CON CREMA DE AGUACATE

Este tartar de atún con crema de aguacate es ideal para hacerlo en días de fiestas, Navidades y una cena romántica. Fue una de las recetas que elaboré en mi taller de platos de Navidades y a los asistentes les gustó mucho.

Para empezar tenéis que hacer es congelar el pescado entre 24-48 horas para evitar el anisaki. Para los que no lo conocéis os diré que es un parásito que se encuentra a veces en el pescado crudo y que produce problemas digestivos a nivel de gastroenteritis o incluso más graves si existe un problema de alergia. ¿Cómo evitar este tipo de problema? Pues simplemente es congelándolo si vas a consumirlo crudo porque así evitarás su contagio.

Otros pescados que deberías de congelar son los boquerones que usarás para hacer en vinagre, el sashimi, sushi, carpaccios, pescado marinado tipo ceviche y pescados en salmuera.

Finalmente pon a descongelar el atún en la nevera para que el descongelado no sea tan agresivo.

Ingredientes para la crema de aguacate:

Ingredientes para el tartar de atún:

  • 400 gr de atún
  • Salsa de soja
  • 1/2 lima
  • Aceite de oliva, sal y pimienta

Elaboración:

Para empezar con la receta prepara el tartar de atún, para ello corta el atún en daditos, lo pones en un bol y añade la soja, el zumo de 1/2 lima, sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva. Deja macerar diez minutos, escurre bien y dispónlo en el fondo de las copas.

Parte los aguacates, retira el hueso y vacía los aguacates con una cuchara. Pon la pulpa en el vaso de una túrmix y rocia con el zumo de la lima. Añade unas hojas de cilantro picado, el queso Philadelphia y una pizca de sal. Tritura todo y pon la mezcla en una manga pastelera.

Encima del atún pon la crema de aguacate haciendo movimientos circulares ascendentes y decora con alguna hoja de cilantro.

Finalmente reserva en la nevera.