RISOTTO DE PATO Y SETAS

RISOTTO CON PATO Y SETAS

risotto con pato y setas

De los platos que más triunfan en casa son los risottos y este risotto con pato y setas no podía ser menos. Realmente el risotto es un plato muy agradecido, que con un poquito de cariño solamente te sale espectacular.

Si te sobra arroz, además puedes guardarlo para el día siguiente porque queda igual de rico. Así que te animo a que lo hagas porque estoy segura que te van a felicitar.

Si buscas otros platos de arroz no te pierdas el risotto de calabaza y risotto verde con gambas

INGREDIENTES:

  • 300 gr de arroz carnaroli o arborio
  • 1 muslo de confit de pato
  • 250 gr de setas frescas laminadas
  • 80 gr de queso parmesano
  • 3 dientes de ajo y una cebolla grande
  • 1 L de caldo de pollo
  • 250 ml de vino blanco
  • Sal, pimienta y aceite de oliva
  • Trufa
  • Brotes frescos

ELABORACIÓN:

Para empezar pela la cebolla y los ajos. Pica los ajos y la cebolla rállala. Pon en una cacerola un buen chorrito de aceite de aceite de oliva y añade los ajos. Al minuto añade la cebolla y deja que poche todo y se vaya dorando a fuego medio. En otra cacerola mientras, pon el caldo de pollo a calentar.

Cuando la cebolla y el ajo comiencen a dorarse, agrega las setas para que se vayan haciendo poco a poco. Añade un poco de sal y pimienta. Cuando todo coja un tono dorado, añade el arroz y que cueza 3 o 4 minutos sin dejar de remover. Añade el vino blanco y remueve bien el arroz con el resto de ingredientes. Deja que se consuma el alcohol y sigue moviendo. Mientras desmiga el pato, retira la piel y la grasa que tiene y haz pequeñas tiras, resérvalas.

Cuando reduzca el vino, añade un par de cucharones del caldo caliente. No pares de mover el arroz, porque lo que nos interesa es que suelte todo el almidón. Vas a ir añadiendo el caldo con un par de cucharones y mueve hasta que se consuma, así hasta agotar el caldo. En este punto añade el pato y remueve con todo el arroz.

En este punto pruébalo y comprueba que el arroz esté en el punto exacto de cocción, si ves que te ha quedado duro y ya no te queda caldo, pon a calentar rápidamente un poco de agua y haz el proceso anterior. Retira el arroz del fuego y ralla por encima el queso parmesano y remueve para que se funda con el calor.

Ya es el momento de servir, ralla por encima un poco de trufa y lámina una parte de ésta.

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *