FLAMICHE DE PUERROS

FLAMICHE DE PUERROS

FLAMICHE DE PUERROS

Hoy vamos a preparar una flamiche de puerros, es una tarta salada de origen flamenco, se transforma en Picardía (antigua región de Francia) en una especie de torta de puerros que se encuentra en todos los restaurantes tradicionales de la región.La flamiche picarda se compone de una pasta hojaldrada o quebrada (en nuestro caso haremos quebrada), la parte blanca de los puerros cortada en rodajas, que se rehoga en mantequilla, nata, huevos y sal.

Se sirve como entrante con una ensalada verde o como plato principal, con patatas salteadas de guarnición. También se suele tomar fría, como aperitivo, con un buen vaso de vino blanco seco.

Su textura me recuerda a la de la quiché pero en este caso se diferencia que lleva bechamel, por lo que le da una cremosidad muy diferente.

ingredientes para la masa:

  • 200 gr de harina
  • 4 gr de sal
  • 100 gr de mantequilla fría
  • 50 gr de agua

ingredientes para la bechamel:

  • 200 gr de leche
  • 25 gr de mantequilla
  • 25 gr de harina
  • Sal
  • Nuez moscada

ingredientes para el relleno:

  • 250 gr de puerro
  • 100 gr de cebolla
  • 30 gr de mantequilla
  • 70 gr de emmental rallado
  • 1 huevo + 1 yema
  • Sal y pimienta

elaboración de la masa:

Lo primero que haremos es preparar la masa brisa, si queréis podéis ahorraros este paso comprándola ya elaborada en el supermercado, pero no os quedará tan gruesa como la nuestra.

Para empezar mezclamos la harina con la sal en un bol, a continuación haremos el proceso de arenar. Para ello cortaremos la mantequilla en pequeños dados  y la añadiremos al bol. Con las yemas de los dedos, iremos pellizcando esa mantequilla e incorporándola a la harina, mezclándola para conseguir que la harina quede amarilla.

Añadimos el agua, trabajamos todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea. Hacemos una bola con la masa y la envolvemos con papel film. Enfriar en la nevera mientras preparamos el resto de elaboraciones.

elaboración de la bechamel:

Para hacer la bechamel primero fundimos la mantequilla a fuego lento y le añadimos la harina. Removemos con barillas durante unos 10 minutos para obtener un roux blanco, hemos de intentar no pasarnos al cocer la harina sino nos cambiará de color. Al cocer durante estos minutos, deshacemos las moléculas de amilosa de la harina (que tienen el poder espesante pero el gusto harinoso) en azúcares más pequeños (eliminando el sabor harinoso pero manteniendo el poder espesante).

Por otro lado calentamos la leche, añadiendo la sal y la nuez moscada. Antes de que llegue a hervir, añadiremos esta leche al roux blanco que hemos preparado y ligaremos con unas barillas hasta obtener una bechamel no demasiado espesa.

elaboración del relleno:

Limpiaremos los puerros y la cebolla  y los cortaremos en emincé o juliana (tiras largas y finas). Rehogaremos en un cazo, le añadiremos sal y pimienta y lo taparemos para evitar que se nos dore, ya que lo que nos interesa es que se cueza.

Retiraremos del fuego cuando veas que se han cocinado e incorporamos la bechamel, al yema, el huevo y la mitad del queso y mezclaremos bien.

montaje y horneado:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Cocemos en blanco la masa, para ello usamos un molde redondo de unos 20 cms, que engrasaremos con spray antiadherente o mantequilla. Forraremos el molde con la masa brisa, cortaremos la masa que sobresalga del molde y la guardaremos para hacer luego el enrejado.

Tapamos la masa con papel de horno y le añadimos un peso encima, puedes usar garbanzos, judias o cargas aptas para el horno. La hornearemos unos 20 minutos.

Una vez horneada, la sacaremos del horno, retiraremos el peso y el papel de horno y le pondremos el relleno. Añadiremos por encima el resto del queso rallado.

Con la masa que nos ha sobrado haremos un enrejado en tiras, la pondremos sobre el queso y la pincelaremos con la yema de un huevo.

Finalmente hornearemos a 180º C hasta que se dore. Desmoldaremos encima de una reja y serviremos tibia.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas la quiché de champiñones y queso.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

TARTA DE HOJALDRE, BEICON, QUESO Y TOMATES CHERRY

TARTA DE HOJALDRE, BEICON, QUESO Y TOMATES CHERRY

TARTA DE HOJALDRE, BEICON, QUESO Y TOMATES CHERRY

Esta tarta de hojaldre, beicon, queso y tomates cherry queda realmente espectacular. Y además es fácil y rápida de preparar, es ideal para aquellos días que no tienes muchas ganas de estar en la cocina. También si tienes invitados en casa y si no tienes nada preparado, en un momento tienes una tarta salada perfecta.

Puedes sustituir los ingredientes en función de lo que tengas en la nevera, así que imaginación al poder y a versionarla.

ingredientes:

  • 1 masa de hojaldre refrigerada
  • 200 gr de tomates cherry
  • 300 gr de queso manchego con romero
  • 2 cebollas
  • 4 huevos tamaño M
  • 200 gr de tiras de beicon
  • 1 cucharadita de orégano
  • Sal y aceite de oliva

elaboración:

Para empezar lava los tomates y sécalos con un paño. Pela las cebollas y córtalas en juliana. A continuación rehógalas en una sartén con un poco de aceite de oliva, durante 15 minutos. Una vez que cambia el color, agrega el beicon y rehoga otros 5 minutos.

Mientras bate los huevos con una pizca de sal y desmenuza el queso y lo agregas a los huevos. Añade a esta mezcla el orégano y el sofrito de cebolla y beicon. Rectifica de sal y remueve unos instantes.

Engrasa un molde alargado con mantequilla o con spray antiadherente. Pon la masa de hojaldre dentro y adáptala al molde. Pincha con un tenedor la base varias veces para evitar que crezca.

Precalienta el horno a 180ºC.

Agrega la preparación anterior y nivela la mezcla. Pon encima los tomates cherries y hórneala durante 35 minutos o hasta que veas que queda dorada.

Finalizado el tiempo, retírala del horno, desmóldala y ponla en una fuente. Puedes servirla templada o fría, como más te guste.

Si te gustan las tartas saladas no te pierdas otra receta muy sencilla de cheesecake salada con tomates confitados

 

TARTA DE CALÇOTS Y ROMESCO

TARTA DE CALÇOTS Y ROMESCO

TARTA DE CALÇOTS Y ROMESCO

Si te gustan los calçots ya no puedes perderte esta tarta de calçots y romesco. Si te preguntas el porqué, te diré que la vas a hacer más de una vez, pero la has de probar.

Los calçots son una cebolla tierna poco bulbosa que se cultiva en la zona de Cataluña. Es un plato muy típico de la cocina catalana y se suele consumir en la época de invierno. Se suele poner acompañado de carne a la brasa y judías blancas.

Generalmente los calçots se suelen hacer en las brasas, pero ya los podemos encontrar en muchas otras versiones como en tempura, croquetas y como esta tarta.

Para asarlos en casa también los podéis hacer en el horno, aunque realmente como mejor quedan es a la brasa. Eso sí, las manos te quedan negras a más no poder, pero es una comida que además de rica, es divertida.

Ingredientes:

  • 1 manojo de calçots
  • ½ kg de patatas
  • 4 huevos
  • 75 ml de leche evaporada
  • 50 grs de queso emmental rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Salsa romesco (puedes ver como se hace la salsa aquí)

Elaboración:

Pelar y limpiar los calçots quedándonos con la parte blanca y los cortamos en rodajas. Si tienes robot de cocina añadir en el vaso los calçots y con un chorrito de aceite y la sal.  Programa de cocción P2, y durante 20 minutos. Si no tienes robot de cocina, puedes hacerlo en una sartén.

Se pelan y se cortan las patatas muy finas en rodajas, yo he usado una mandolina. Engrasamos un molde horno con aceite y se va forrando con las patatas, primero la base y luego los laterales.

Se introduce el molde tapado con papel de aluminio en el horno precalentado a 170º, calor arriba y abajo durante 30 minutos.

Batimos los huevos y añadimos la leche evaporada en un bol. Añadimos seguidamente el queso rallado y salpimentar.

Sacamos el molde del horno y añadimos la mezcla anterior.

En una manga pastelera introducir la salsa romesco y hacer círculos sobre la tarta o el dibujo deseado.

Introducir en el horno durante 35 minutos y lista para servir caliente.