cheesecake salada con tomates confitados

CHEESECAKE SALADA CON TOMATES CONFITADOS

cheesecake salada con tomates confitados

Si creías que las cheesecake siempre ha de ser dulce, te acabo de romper todos los esquemas con esta cheesecake salada con tomates confitados. Es un plato que te aseguro que cuando lo pruebes lo recordarás durante tiempo. Además es muy vistoso y si tienes invitados es un éxito asegurado.

Espero que si la haces me cuentes que te ha parecido porque me encanta saber vuestras opiniones.

Ingredientes para la base:

  • 200 gr de galletas saladas
  • 100 gr de mantequilla sin sal

Ingredientes para el relleno:

  • 300 gr de queso mascarpone
  • 150 gr de queso parmesano rallado
  • 2 huevos M
  • Sal y pimienta negra

Ingredientes para la cobertura:

  • 460 gr de tomates cherrys
  • 25 gr de azúcar
  • 25 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 chorrito de vinagre de Módena
  • Albahaca fresca y albahaca seca

Elaboración:

Para empezar tritura las galletas hasta que queden totalmente trituradas. Añade la mantequilla deshecha, para ello métela unos segundos en el microondas y remueve para que deshaga por igual toda, si es necesario vuelve a meter en el microondas. Mezcla los dos ingredientes hasta obtener una textura terrosa y húmeda.

Pon un poco de  mantequilla en todos los bordes del molde y cubre el fondo y las paredes con la mezcla de galletas preparada anteriormente. Reserva en la nevera mientras que preparas el relleno, así se quedará dura la galleta .

Prepara el relleno, para ello mezcla el queso mascarpone, el parmesano rallado, los huevos, la pimienta negra y la sal. Bate hasta que quede todo integrado y obtengas una masa brillante.

Precalienta el horno a 180º y mientras se calienta, rellena el molde con la mezcla y alisa el relleno. Introduce la tarta y hornea durante  50 minutos. Si ves que se os dora mucho la parte de arriba, cúbrela con papel de aluminio.

Con la cobertura de tomates confitados podemos hacer dos cosas: una primera opción es que partas el tomate cherry por la mitad y aderezados en crudo, ponerlos en el molde directamente y al horno o como yo lo hice.

A mi manera, puse en una bandeja de horno los tomates, el aceite, el vinagre y la albahaca seca. Se mezcla bien y al horno también, mientras se hace el pastel, se van haciendo los tomates.

Finalmente desmolda la tarta y la pones en el plato de presentación. Con ayuda de unas pinzas vamos poniendo los tomates cherrys confitados. Salseamos el cheesecake con el jugo sobrante y lo decoramos con la albahaca fresca.

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *