RISOTTO DE CEPS, CALABAZA Y PARMESANO

RISOTTO DE CEPS, CALABAZA Y PARMESANO

RISOTTO DE CEPS, CALABAZA Y PARMESANO

Este risotto de ceps, calabaza y parmesano la he adaptado de una receta de Joan Gurguí . Como base de su receta y añadiendo la calabaza ha quedado un risotto de temporada maravilloso.

La claves de esta receta están en no parar de remover en el momento que añadas el arroz. Observar el arroz para ir añadiendo el caldo necesario, no puede quedar ni muy caldoso ni muy seco. Si sigues los pasos tal y cuál te quedará un arroz un risotto de ceps, calabaza y parmesano de diez.

Ingredientes:

  • 320 gr de arroz carnaroli o arborio
  • 1/2 calabaza
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 30 gr de ceps deshidratados
  • 150 gr de queso parmesano rallado
  • 1 vaso de vino blanco
  • Mantequilla
  • 1,2 l de caldo de verduras
  • Cebollino
  • Queso parmesano en lascas

Elaboración:

Para empezar hidrata las setas dentro del caldo de verduras, se han de dejar hidratar como mínimo una hora.

Limpia la calabaza y la cebolla. Las cortas en dados pequeños y las sofríes en la cazuela donde vayas a hacer el risotto con un chorro de aceite de oliva. Pica el ajo en láminas finitas y cuando la cebolla empiece a blanquear añádelo. Sigue sofriendo y cuando ya este cogiendo un color dorado, añade los ceps escurridos y reserva el caldo. Sigue salteando, añade la sal y la pimienta.

Mientras calienta el caldo en el fuego, ya que luego lo vas a usar.

Cuando este todo bien salteado añade el vino blanco y deja evaporar el alcohol con fuego intenso, remueve todo bien y cuando veas que ya se ha evaporado añade el arroz.

Remueve bien todo para que el arroz se fría un poco y absorba los sabores del sofrito. Añade la mitad del caldo caliente, sin parar de remover y añade caldo a medida que veas que el arroz lo va absorbiendo. El tiempo estimado de este proceso será el que te marque en el envase del arroz, igualmente por el color y el grosor del grano verás cuando el arroz estará casi listo.

Cuando veas que las puntas del grano ya ha cambiado de color y no es blanco como el centro (aproximadamente habrá pasado unos 15 minutos) añade el queso parmesano rallado y la mantequilla. También puedes añadir taquitos de queso parmesano si quieres encontrarte trozos a la hora de comer el plato.No pares de remover hasta que quede todo bien integrado y el grano este en su punto óptimo.

Sirve el risotto con cebollino picado y lascas de parmesano por encima.

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *