QUÉ VER EN LISBOA

QUÉ VER EN LISBOA
5 (3)

QUÉ VER EN LISBOA

Este artículo te va a ayudar para saber qué ver en Lisboa para una escapada de dos o tres días y dónde puedes ir a comer.

Se la conoce como la ciudad de la luz o de las 7 colinas y es una ciudad muy animada, con mucho encanto y lleno de monumentos, edificios históricos y miradores.

Así que toma nota de todo lo que has de visitar.

barrio de alfama

Con sus empinadas y laberínticas calles empedradas, ubicadas entre el Castillo de San Jorge y la orilla del Río Tajo, encontrarás la verdadera esencia de Lisboa en este barrio. Te recomiendo que recorras este antiguo barrio de pescadores paseando, si te ves con fuerzas de subir cuestas y parando en los puntos más emblemáticos y después bajando pasando por la Iglesia de San Miguel hasta el bonito Arco de Jesús. Prepara la cámara para hacer fotos de sus callejuelas, sus casas con cierto aire decadente y con los balcones con ropa tendida, sus plazas y tienda… realmente es un barrio encantador para recorrerlo y perderte paseando.

dónde comer en alfama:

Aquí te comparto los restaurantes que nos recomendó nuestro guía y que nos indicó que son los que se come bien y a buen precio:

catedral de lisboa:

Conocida como la Sé, es el edificio religioso más importante y antiguo de la ciudad. Este templo de estilo románico, se construyó a mediados del siglo XII, cuando Alfonso Henríquez y el primer obispo de Lisboa, Gilbert de Hastings, decidieron levantarla sobre una antigua mezquita tras reconquistar la ciudad a los musulmanes durante la Segunda Cruzada. Su interior es una mezcla de diferentes estilos arquitectónicos, en el que destaca una capilla gótica con varias tumbas del siglo XIV, un precioso claustro y la Sala del Tesoro, que guarda objetos valiosos como joyas, manuscritos y reliquias.

Portas do Sol

En el barrio de Alfama encontrarás este mirador que tiene una  vista privilegiada sobre la colina de São Vicente. Desde allí se ven las iglesias de São Miguel y de Santo Estêvão, la iglesia y monasterio de São Vicente de Fora y el laberíntico Barrio de Alfama, con sus calles y callejuelas sinuosas, sus patios y atajos, sus escaleras y desniveles, que se extienden hasta el río Tajo.

Encontrarás varias terrazas desde las que podrás admirar sus vistas tomando un desayuno o un café.

mural de historia de lisboa:

Muy cerca de este mirador (justo a la derecha, verás unas escaleras que van hacia abajo), encontrarás un mural curvo con cómics en la pared, que explican la historia de Lisboa.

Allí el ilustrador luso Nuno Saraiva ha descrito la historia de la ciudad en un cómic pintado en la pared.

Empieza con los fenicios y atraviesa la línea temporal, pasando por figuras míticas, como Vasco da Gama o Eça de Queiroz, y sucesos terribles, como el devastador terremoto de 1755, hasta finalizar ese viaje artístico en la Revolución de 1974.

Mirador de Santa Lucía

Muy cerca de allí encontrarás este precioso mirador decorado con un jardín y azulejos, al lado de . la Iglesia de Santa Lucía. Está considerado otro de los mejores miradores de Lisboa, por lo que es una zona bastante concurrida, para hacer fotos o vas a primera hora o tendrás que armarte de paciencia.

Aunque las vistas son un poco más escoradas, tendrás una buena perspectiva del centro histórico del que sobresale la cúpula del Panteón Nacional y las dos torres de la Iglesia de San Miguel y la Iglesia de San Esteban.

castillo de san Jorge:

El Castillo de San Jorge de Lisboa (Castelo de São Jorge) se encuentra en pleno corazón del barrio de Alfama. Es una fortificación musulmana reconquistada a mediados del siglo XII por Alfonso Henríquez, primer rey de Portugal, tras un cerco de tres meses y con ayuda de los cruzados. De ahí viene su nombre, pues muchos de ellos profesaban devoción al mártir San Jorge. Para acceder a él tendrás que pasar por el arco de San Jorge.

Dentro podrás  pasear entre sus once torres, el patio de armas, los calabozos o la Puerta de Moniz en la Praça Nova, no te pierdas  la Torre de Ulises, desde donde podrás observar una panorámica de la ciudad en 360º gracias al periscopio de Da Vinci que se encuentra instalado en ella.

barrio la baixa

La Baixa es el barrio más céntrico y comercial de la ciudad, por eso sus calles siempre están muy animadas. Fue reconstruido tras el terremoto del siglo XVIII por el Marqués de Pombal, con un estilo clásico y calles geométricas, en él abundan las fachadas cubiertas de azulejos tan típicas de Lisboa.

En él encontrarás las plazas y calles más emblemáticas, comenzando por la Plaza de los Restauradores que, a través de la Avenida de la Libertad, lleva a la Plaza del Marqués de Pombal, donde empieza la moderna Lisboa.

dónde comer en la baixa -chiado:

Como te he comentado antes, este listado nos lo pasó nuestro guía:

  • Otro de los restaurantes a los que fuimos, con un toque más moderno y sotisficado es  Figu’s, El restaurante está situado en el Hotel Boutique Figueira, en la Praça da Figueira.

Plaza de los Restauradores

Llamada así n honor de los que en 1640 se rebelaron contra la dominación española y en cuyo centro se encuentra un obelisco para conmemorar el acontecimiento, está el vistoso edificio del Hotel Edén ocupando lo que fuera un antiguo cine.

Allí encontrarás la estación de tren para ir a visitar Sintra u otros puntos de interés de la costa portuguesa.

Plaça do Rossio

Al lado de la Plaza de los Restauradores encontraréis la Plaça do Rossio, una plaza que ya existía en el siglo XIII. Su verdadero nombre es  Praça de Dom Pedro IV, en honor al primer emperador de Brasil y rey constitucional portugués. Encontraréis su monumento en la columna de la propia plaza, acompañado de cuatro figuras femeninas que representan la Justicia, la Templanza, la Sabiduría y la Fuerza.

En la parte norte de la plaza se encuentra el Teatro Nacional Doña María II, un edificio majestuoso con una fachada neoclásica realmente bonita, con un gran pórtico de columnas jónicas y la figura de Gil Vicente, considerado el fundador del teatro portugués, coronando la entrada.

Aprovecha para tomar algo en el café Nicola,  con su fachada art déco y su larga historia, el Café Nicola se ha convertido en el café más famoso de Lisboa.

elevador de santa justa

El Elevador de Santa Justa es una de las formas más rápidas de llegar de La Baixa al Barrio Alto, aunque se ha convertido una atracción turística y por eso hay siempre grandes colas para ascender por él.

El elevador abrió sus puertas al público el 10 de julio de 1902 con el nombre de Elevador do Carmo. El día de su inauguración se vendieron más de 3.000 tickets. En sus inicios el Elevador do Carmo funcionaba a vapor y el 6 de noviembre de 1907 se completó la instalación de motores eléctricos.

Fue construido en estilo neogótico, con una estructura de hierro inspirada otras construcciones como la Torre Eiffel. En su interior encontramos dos ascensores revestidos que trasportan a los visitantes hasta lo alto, donde espera una amplia terraza con unas vistas espectaculares de la ciudad.

En la parte trasera encontrarás los famosos pelícanos de el artista urbano Bordalo II. Se trata de un par de aves en 3D con su clásica técnica en la que utiliza objetos reciclados y basura.

cómo subir gratis al elevador de santa justa:

Partiendo desde el Elevador de Santa Justa, debemos dirigirnos a la calle de atrás, la Rua do Carmo. Allí, en el número 29 encontraremos unas escaleras que nos llevarán hasta una pequeña esplanada elevada junto al Convento do Carmo. Desde aquí seguiremos subiendo por otras escaleras hasta un último tramo, ya arriba del todo disfrutarás de una de las mejores perspectivas del horizonte lisboeta, ¡¡incluso podrás acceder a la parte de arriba del elevador totalmente gratis y sin colas!!

barrio alto y chiado:

El Chiado es un barrio elegante y bohemio conocido como el “Montmartre” de Lisboa. Fue  reconstruido tras el incendio de 1988 y en él destacan las calles do Carmo, con las ruinas de la iglesia del mismo nombre, y la de Garret. La Praça Luís de Camoes, uno de los escenarios de la Revolución de los Claveles, marca el límite de los barrios del Chiado y del Barrio Alto.

El Barrio Alto representa la Lisboa alternativa y es probablemente el mejor lugar de la ciudad para escuchar fados. Por sus calles abundan los graffitis y la ropa tendida.

libreria bertrand:

La Librería Bertrand es la cadena de librerías más antigua y más grande de Portugal. Fue fundada en 1732 y, por lo tanto, es la librería más antigua y de funcionamiento continuo en el mundo. Te recomiendo que como souvenir compres un libro y cuando vayas a pagar pide que te pongan el sello de la librería dónde indica que está comprado en la librería más antigua del mundo.

CAFETERÍA A BRASILEIRA

A Brasileira es uno de los cafés más antiguos y famosos de la ciudad. Se encuentra en la rua Garrett, en el barrio histórico del Chiado.  El local fue abierto por Adriano Telles el 19 de noviembre de 1905  destinados a la venta del «verdadero café brasileño» originario del estado de Minas Gerais.

En 1997 las autoridades portuguesas decretaron A Brasileira como parte del «Patrimonio arquitectónico portugués», como un «inmueble de interés público».

Siempre ha sido lugar de encuentro de intelectuales, librepensadores y artistas, incluyendo al poeta Fernando Pessoa, del cúal encontrarás una estatua en bronce en el exterior del café en  1988: el poeta sentado en una de las típicas mesas hexagonales del local.

elevador da bica:

El diseño del Elevador da Bica fue el ingeniero portugués Raoul Mesnier du Ponsard, también responsable de muchos proyectos similares, fue inaugurado el 28 de junio de 1892.

Nos acercamos a verlo  por la calle del Largo do Calhariz. Una vez arriba para unos minutos, por lo que en ese momento es ideal si quieres hacerte una foto o subirte a él para hacer este curioso recorrido, que llega hasta la Rua de São Paulo.

dónde comer en el barrio alto:

Las recomendaciones de nuestro guía fueron:

Nosotros comimos en Antonia Petiscos y nos gustó bastante, es un local pequeño, tranquilo, donde te ofrecen comida portuguesa a buen precio.

plaza del comercio:

Construida en el lugar en el que estuvo situado el Palacio Real antes de ser destruido por el Gran Terremoto de 1755. Durante décadas fue la puerta de Lisboa para el comercio marítimo.

Situado en el lado norte de la Plaza encontrás el Arco da Rua Augusta y allí empieza la calle Rua Augusta, una calle muy animada de comercios.

El Arco Triunfal da Rua Augusta fue diseñado por el arquitecto Santos de Carvalho para celebrar la reconstrucción de la ciudad después del gran terremoto. Su construcción finalizó en 1873 y sus estatuas representan, entre otros, a Vasco de Gama y al Marqués de Pombal.

barrio de belém:

El barrio de Belém es famoso por ser de donde partieron los exploradores para conquistar gran parte del mundo.

Para llegar allí os recomiendo coger el tranvía en la Plaza del Comercio. Eso sí tener cuidado con los carteristas que aprovechan este medio de transporte muy concurrido, para hacer de las suyas.

Allí encontrarás puntos de interés que no puedes perderte:

Torre de Belém:

Esta torre de estilo manuelino, fue construida entre 1515 y 1519 por Francisco de Arruda. En el año 1983 fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

La torre está situada en la desembocadura del Tajo. Inicialmente sirvió para la defensa de la ciudad, pero después se convirtió en centro aduanero y faro.

La torre cuenta con cinco pisos y termina en una terraza. Todas las plantas se comunican únicamente por una pequeña escalera de caracol.

Monumento a los Descubrimientos:

Este monumento de 52 metros de altura se construyó en 1960 para conmemorar el quinientos aniversario de uno de los grandes descubridores de Portugal, el infante Henrique el Navegante, descubridor de Madeira, las Azores y Cabo Verde.

Contiene un grupo escultórico con forma de punta de carabela sobre el que el Infante abre camino a numerosos personajes que tuvieron que ver con los grandes descubrimientos de la historia de Portugal.

Monasterio de los Jerónimos:

El Monasterio de los Jerónimos fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983. Fue diseñado por el arquitecto Diogo de Boitaca y la construcción se inició en 1501 y acabó a finales del siglo XVI.

El estilo predominante del monasterio es el manuelino (al igual que la torre de Belém). Se construyó para celebrar el regreso de la India de Vasco de Gama.

Los puntos de interés turístico son las tumbas de Vasco de Gama y de Luís de Camões y el bonito claustro.

pastelería pastéis de belém

Si quieres probar los verdaderos pastelitos que encontrarás en toda la ciudad, el sitio al que has de ir es esta pastelería. Elaboran los Pastéis de Belém desde 1837, siguiendo una antigua receta del Monasterio de los Jerónimos.

La encontrarás en la Rua de Belém nº 84 a 92. Puedes consumirlos en su local o llevártelos para degustar en una cajita que ya te preparan para que no se dañen.

 

 

dónde comer en belén:

De nuevo te comparto los locales que nos recomendó nuestro guía:

Y hasta aquí mi viaje a Lisboa, si quieres ampliarlo te recomiendo una escapada a Sintra, que está a tan solo 30 minutos de la ciudad y que bien merece la pena.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Published by

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.